EscepticismoSpanish Inquisition

Tercer Grado: ¡No toques mi D20!

El viernes pasado estuve jugando con mi grupo habitual una partida de rol. Hay tardes enteras en las que en cada tirada de dados triunfas espectacularmente y otras en las que no hay manera de pasar ni una sola.

El pasado viernes fue una de ésas en las que las tiradas no se portaban y, en un momento, otra jugadora me ofreció el dado que le estaba dando muchas alegrías. Sin embargo, como todo jugador de rol sabe:

«¡No se tocan los dados de los demás! A ver si se los vas a “gafar”».

Mi dungeon master me acusó recriminatoriamente: ¿Cómo es posible que una colaboradora de esceptica.org pueda decir eso?

Sí, lo sé, pero todos tenemos ciertos “hábitos” o pequeñas manías, sabemos que son irracionales y estúpidas, pero ahí están.

En el episodio 309 de The Skeptics Guide to the Universe, en la sección Questions and Emails, se trata este tema. Os lo recomiendo porque da una visión muy interesante de lo que nos sucede a los escépticos a este respecto y, sobre todo, que no debemos obsesionarnos con estos temas mientras sepamos identificarlos y relativizarlos.

¿Qué hay de vosotros? ¿Tocáis madera? ¿Hay algún hábito absurdo del que no os podáis librar? ¿Os atrevéis a usar los dados de vuestros amigos?

Imagen: aranarth

Previous post

Fugaces 15/08/11

Next post

El origen del mal

Angela

Angela

Angela es una licenciada en Física nacida en España que trabaja en el campo del Space Weather, más concretamente estudiando el efecto de la radiación espacial en satélites y misiones diversas. Cree que el mundo sería un lugar mejor si las Leyes de Newton fueran consideradas cultura general básica. Participa en la organización de la edición de Madrid de Escépticos en el Pub. En su tiempo libre le encanta leer fantasía, comics, H. P. Lovecraft, ver Doctor Who, rolear, cualquier cosa relacionada con Firefly, jugar a la consola, trastear con GNU/Linux, programar, hacer ganchillo y perder el tiempo en Internet.

6 Comments

  1. August 16, 2011 at 9:43 am —

    Yo, más que no tocar el dado del prójimo, lo que no haría sería prestarte mis dados roleros si han demostrado dar buenos resultados. Sin querer hablar con rigor científico, en mi experiencia rolera tuve la mala fortuna de encontrarme con compañeros con ciertos dados que tenían cierta tendencia a dar buenos resultados. Nunca lo consideré algo mágico, sino que directamente algún defecto de fabricación nos estaba jodiendo al resto XP.

    • August 16, 2011 at 10:07 am —

      Sí, eso es cierto, pero nosotros hemos empezado a usar desde hace tiempo los dados de GameScience, que son más feos pero no tienen este problema 🙂

  2. August 16, 2011 at 9:03 pm —

    Yo, de natural caótico bueno, los que tuve buenos los regalé…

  3. August 17, 2011 at 10:38 am —

    Cojo todos los dados del tipo que vaya a utilizar y los lanzo sobre la mesa, según el sistema, voy eliminando los que dan del 0 al 4 si necesito números altos o del 5 al 9 si necesito números bajos (si hablamos de d10, claro, el resto se repartiría más o menos igual: de 1 a 10 en d20, 1-2 en d4, etc…), hasta que sólo queda uno. Es un ritual en toda regla, y mis compañeros de mesa están de mí hasta las narices XDDDD porque si estás jugando al Cthulhu o a Rolemaster, sólo tienes que hacerlo una vez y ya escoges 2d10… pero en una partida de D&D la cosa se puede alargar hasta el infinito seleccionando un dado de cada tipo.

  4. August 17, 2011 at 12:33 pm —

    Mira, ahí si que confieso que no tengo manías de la suerte.

  5. August 18, 2011 at 8:08 pm —

    Yo tampoco tengo manías de la suerte. De hecho, en mi grupo de rol usamos habitualmente los dados de los demás, y hasta entonces la suerte ha estado bastante bien repartida.

    /Excepto aquella vez que un malkavian de nuestro grupo logró tal éxito que consiguió realizar un ritual de hombres lobo.

Leave a reply