Cosas que te van a interesarFugacesRecomendaciones

Fugaces 12/09/2011

Estoy un poco decepcionada con el futuro. El científico o científica loca que ha de inventar el teletransporte no lo ha hecho aún; la única máquina del tiempo que he usado hasta ahora ha sido el mando del aire acondicionado de mi oficina. No he visto tampoco la tan ansiada ropa plateada ligera y suave, casi inteligente, con la que deberíamos vestir. Pero a pesar de todo me alegro de poder decir que vivo en el año 2011. Llámenlo fetichismo si quieren, o tonterías que le dan a una, pero de pequeña no era capaz de imaginar más allá de 2000, una fecha tan mágica en mi mente infantil. Sí, lo que pasa es que he visto muchas películas y leído muchas novelas, eso también. Pero hoy también he visto un robot que aprende, un cruce biomecánico hecho a mano, construcciones extraterrestres, la razón venciendo a la creencia y una guía para que no nos engañen y aprender a pensar. Así que 2011 no está tan mal, a veces puedo imaginar que es mi propia pelicula de ciencia ficción, y tal vez no es una idea tan descabellada.

  • Piezas únicas creadas con cuerpos de invertebrados unidos a partes de relojes o de componentes electrónicos: Insectos-reloj espeluznantemente bellos. No sé si me gustaría tener uno decorando mi dormitorio, pero no sé qué tienen que resulta difícil dejar de escudriñarlos con la mirada. ¿Objeto ideal para decorar en el baño, tal vez?
  • Esceptiquísimo México comienza una serie dedicada a las distinguir y descubrir las falacias lógicas. Una guía indispensable para aprender a detectar estos errores de la lógica, útil para todos los que quieran evitar caer en los engaños de los charlatanes: Introducción a las falacias lógicas
  • La Operación Bata Blanca ha desmantelado varios centros médicos fraudulentos gracias a las denuncias de los pacientes estafados. Un artículo sobre la creencia en la bondad de la naturaleza: Batas sucias
  • Reconozco que a mí me habrían dado dado ganas de ayudarle, si hubiera estado cerca: El robot que aprende a dar la vuelta a la tortilla. Pero es que siempre he querido que mi compañero de piso fuera un robot, y claro, entre compañeros hay que ayudarse.
Previous post

La Tierra se... ¿despierta?

Next post

Primera Entrega de los Innobles de Pseudociencia

sovcolor

sovcolor

Tan escéptica que no me lo puedo creer.

2 Comments

  1. September 12, 2011 at 5:07 pm —

    Pues ve haciendo acopio y vete estudiando las falacias lógicas que enlazan en ese artículo, que luego surgen discusiones de grupo y te pones a roncar en cuanto sacamos una falacia pedante de esas de nombre rimbombante en latín xP. Eso sí, te reto a que descubras por qué el razonamiento que plantea en esa entrada -el de la ballena- es incorrecto.

    El vídeo del robot me encanta. En informática estudiábamos técnicas de aprendizaje de este estilo, es decir, indicando cuándo el robot -o el programa- lo hace bien y cuándo lo hace mal para que corrija su comportamiento acordemente. Snif, qué refuerdos. De todos modos te digoo que ya es sorprendente que con tan pocos ensayos lo aprenda bien. En la facultad, nuestros programas podían requerir miles de pruebas antes de que acabasen aprendiendo a hacer las cosas correctamente.

    Quiero aprovechar para mostrar mi indignación para con el blog. Se hace realmente incómodo tener que usar la contraseña que se generó automáticamente, por no decir lo de no poder añadirlo a un lector de feeds : (. Deberíais arreglar eso cuanto antes.

    • September 12, 2011 at 9:36 pm —

      Justo ahora estoy intentado corregir ambas cosas. Para la contraseña, lo que puedes hacer es decir que la perdiste y te manda a una página para cambiarla. De todas formas, estamos intentando darle una mejor solución.

Leave a reply