EscepticismoEspañaLatinoaméricaPregunta EscépticaPsicologíaReligión y espiritualidad

Gnosis, magia sexual, porros, rumbas y cumbias

¿Alguna vez han visto que tenemos un formulario de contacto? Ahí arriba, entre el Escéptica verde y las fotos, ¿lo ven? Bueno, pues es un botón que funciona y nos manda un mail con sus preguntas, sugerencias y comentarios. A los que ya lo han usado, aprovecho para agradecerles y a los que no, animarlos a que lo usen.

Fue a través de este formulario que recibimos la siguiente pregunta que intentaré contestar de la mejor forma posible:

Hola, soy atea porque no creo en nada que no pueda ser comprobado científicamente y agnóstica porque no creo en un ser creador del universo, pero últimamente estoy leyendo sobre algo que se llama gnosis y por lo que entiendo habla sobre el poder de nuestro propio ser. Llegue a este punto porque estaba buscando formas de relajación o meditación ya que de tanto trabajo, ciudad y burocracia me encuentro muy agobiada. Investigando esto creo que si puedo comenzar a creer en eso, pero ahí esta el problema, tengo miedo a que sean manipulaciones de un tipo que no pueda deducir y caiga en una red de mentiras. No soy científica, ni me muevo entre científicos y tuve la suerte de dar con esta pagina que seguro me podrá explicar algo más sobre este asunto, apoyar o refutar sobre este tema. Desde ya muchas gracias y me alegro de haberlos encontrado, pasare a menudo por aquí.
Saludos cordiales.
Inés

Estimada Inés: El tráfico, el trabajo y las complicaciones de la vida diaria pueden causarnos un estrés difícil de manejar. Yo trabajo unas 12 horas al día y paso, por lo menos, una hora en el coche diariamente. Tengo un estrés que hasta parecen dos, así que entiendo que los problemas que puede causarte.

Primero que nada, aclararemos un poco los términos. Los dos primeros los tomo de esta entrada de Creareify:

Ateo (a-, -theos): es aquel que “no cree”; que rechaza la afirmación de que dios existe; que carece de creencia en la existencia de ningún dios

Agnóstico (a-, -gnosis) es aquel que “no sabe”. El que no tiene certeza absoluta de si algún dios existe o no, y por tanto no afirma saber que dios existe o no.

Para el tercer término, voy al diccionario de la RAE:

Gnosis: Conocimiento absoluto e intuitivo, especialmente de la divinidad, que pretendían alcanzar los gnósticos

Vale, entonces tenemos, por un lado, que el ateo no cree que exista un dios y el agnóstico no sabe si existe un dios. Y, por otro lado, que la gnosis es el conocimiento absoluto de la divinidad que pretendían alcanzar los gnósticos. Espera, ¿pretendían? ¿Así, en pasado? Vuelvo al diccionario y la definición de gnóstico no está, pero sí de gnosticismo:

Gnosticismo: Doctrina filosófica y religiosa de los primeros siglos de la Iglesia, mezcla de la cristiana con creencias judaicas y orientales, que se dividió en varias sectas y pretendía tener un conocimiento intuitivo y misterioso de las cosas divinas.

Esta definición es ampliada en la Wikipedia:

El gnosticismo es un conjunto de corrientes sincréticas filosófico-religiosas que llegaron a mimetizarse con el cristianismo en los tres primeros siglos de nuestra era, convirtiéndose finalmente en un pensamiento declarado herético después de una etapa de cierto prestigio entre los intelectuales cristianos. En efecto, puede hablarse de un gnosticismo pagano y de un gnosticismo cristiano, aunque el más significativo pensamiento gnóstico se alcanzó como rama heterodoxa del cristianismo primitivo.

Y sigue:

Su carácter iniciático, por el cual ciertas doctrinas secretas del Cristo o el “ungido” estaban destinadas a ser reveladas a una élite de iniciados. De esta forma, los gnósticos cristianos reclaman constituir testigos especiales de Cristo, con acceso directo al conocimiento de lo divino a través de la gnosis o experimentación introspectiva a través de la cual se podía llegar al conocimiento de las verdades trascendentales. La gnosis era pues la forma suprema de conocimiento, solamente al alcance de iniciados.

Dadas estas definiciones, es difícil imaginarse que a un ateo le interese el gnosticismo. Al no creer en dios, el ejercicio de introspección para acceder al conocimiento divino parece un poco ocioso, ¿no?.

En todo caso, estoy bastante segura de que no son los gnósticos herejes del siglo III los que te están ofreciendo cursos de meditación. Podrían ser los neognósticos que surgieron en el S.XX:

Algunos movimientos espirituales, místicos y esotéricos que retomaron total o parcialmente los postulados de los antiguos gnósticos, se hicieron llamar «neognosticismo»

Eso ya suena más relevante, pero tampoco creo que sean ellos sino alguna agrupación del Movimiento Gnóstico fundado por el colombiano naturalizado mexicano Víctor Manuel Gómez Rodríguez.

Este señor, quien en 1954 “…declaró que Samael, el Genio de Marte, había encarnado en él, y desde ese día se hizo llamar «Samael Aun Weor, Buda, avatar Kalki de la Nueva Era de Acuario»” se “inspiró”(*) en diversas teorías religiosas y esotéricas y creó su propia secta.
*fue acusado de plagio

En la página de gnosis.es encontramos esta definición:

“La Gnosis es una filosofía perenne y universal; es la Religión-Sabiduría de los primeros tiempos de la humanidad; es el sistema metafísico y oculto de las religiones, sólo visible a los Iniciados…”

Lo único que queda muy claro en esta página es el cóctel de pseudociencias que están promoviendo: chacras, karma, reencarnaciones y desdoblamientos astrales, entre otros. Vamos, el esoterismo místico-mágico de toda la vida, ¿o no?

No. Y aquí es donde se pone interesante la historia.

El tal Samael exigía a sus seguidores la “castidad científica”, que es algo aún peor de lo que suena. En sus propias palabras:

El Iniciado no cohabita jamás, y sólo engendra un hijo, cuando recibe órdenes de la Logia Blanca. Entonces fecunda a su esposa bajo la dirección de la blanca hermandad, y esto como un sacrificio en el altar del matrimonio, muy rara vez en la vida.

Y según la Wikipedia:

Su enseñanza se basa fundamentalmente en la práctica del Gran Arcano ―o sea la práctica de la magia sexual dentro del matrimonio― rechazando la homosexualidad, la prostitución, la masturbación, el orgasmo y la eyaculación.

El método de reclutamiento es mediante cursos o conferencias gratuitos con títulos como “Psicología del trabajo interior” o “La meditación como fuente de equilibrio psíquico y mental”. Después se comienza a introducir la doctrina gnóstica y, finalmente, se llega a los ritos de iniciación.

Lo que me pide el cuerpo es entrar más en detalles en algunas de las afirmaciones más divertidas de Samael:

“El Iniciado ama la música de los grandes clásicos y siente repugnancia por esa música pueril de ciertas gentes vulgares, tal como los porros, rumbas, cumbias, y demás, que sólo denigran la personalidad humana”

y

“…ya existen grupos selectos de personas que están en directo contacto con los habitantes de Marte, Mercurio, Venus, etc.”.

pero creo más importante dejarte con algunos enlaces a información preocupante sobre este grupo:

Las sectas preocupan a la Policía Nacional española

Gnosis – Una de las principales sectas destructivas en España

Nota sobre la Asociación de Afectados por la Secta Gnosis (tercera noticia)

Foro de apoyo a afectados por esta secta

Desvelando los secretos de la Gnosis – Escépticos de la AECH intentan infiltrarse a un centro de gnosis.

Si piensas ir a alguna de sus charlas o cursos, por favor lee los enlaces. En ellos encontrarás detalles sobre las técnicas de manipulación y control que utilizan.

No te extrañará que mi recomendación es que tengas mucho cuidado con este grupo. Como método para lidiar con el estrés te sugiero que mejor intentes alguna otra cosa como inscribirte a un gimnasio o que busques una clase de Pilates. Incluso podrías probar una clase de yoga, teniendo en cuenta que posiblemente te hablen de conceptos pseudocientíficos como el prana o “energía vital”, pero no suelen ir más allá. La meditación también es una opción, pero busca otro sitio e intenta tomarlo como ejercicios de relajación y no como filosofía de vida o fuente de sabiduría.

Por último, en tu pregunta mencionas “el poder de nuestro propio ser”. No estoy muy segura a qué te refieres con eso, pero cuando yo busco un sentimiento “espiritual”, ver una serie como Cosmos de Carl Sagan siempre logra maravillarme e inspirarme.

Suerte y déjanos saber si te hemos ayudado.

La imagen es de aquí

Previous post

Machospace

Next post

Creacionistas, respirad profundo, es el Día del Orgullo Primate

Daniela

Daniela

Born and raised in Mexico City, Daniela has finally decided to abdicate her post as an armchair skeptic and start doing some skeptical activism. She is currently living in Spain after having lived in the US, Brazil and Italy. You can also find her blogging in Spanish at esceptica.org.

1 Comment

  1. November 23, 2011 at 6:22 pm —

    Siento discrepar de tus definiciones sobre “ateo” y “agnostico”

    Según Ferrater Mora “Ser ateo, o abrazar el ateísmo, es negar que haya Dios, o negar que haya dioses, o negar que haya … alguna realidad que pueda llamarse divina, o todas estas cosas a un tiempo.” Y agnostico no es el que “no sabe” si existen dioses, sino el que, como define el RAE, ” … declara inaccesible al entendimiento humano todo conocimiento de lo divino y de lo que trasciende a la experiencia” lo que se expresa mucho más correctamente como que “El agnóstico se despreocupa de la posibilidad de la existencia de Dios porque no admite la posibilidad de verificarlo. Niega la posibilidad de verificar la posibilidad, con lo que la propia posibilidad pierde también todo interes estetico …” [Enrique Tierno Galván “¿Qué es ser agnóstico?” pg. 30]

    El agnostico, según la definición de Thomas Huxley (inventor del termino), sigue su razón tan lejos como le lleva y no pretende que ninguna conclusión sea cierta si no esta demostrada o no es demostrable y en este sentido representa ” …, por tanto, la más depurada posición del positivismo frente a la metafísica, cualquiera que fuera el signo de esta (espiritualista o materialista). ” [Gustavo Bueno “Ignoramus Ignorabimus”] No se puede decir, por lo tanto que “no sabe” sino que “no reconoce” la existencia de ninguna realidad transcente y, por lo tanto, no puede creer en un dios para cuya existencia es necesaria la existencia de dicha realidad.

    Si proponemos una definición de ateo según la cual lo es todo aquel que no cree, entonces y en este contexto, el agnostico es ateo; aunque el verdadero problema está en que ateismo y agnosticismo no se pueden comparar ya que el ateismo es una posición ante los dioses y el agnosticismo es una posición ante el conocimiento, es decir, los dioses son solo un aspecto parcial y no la causa que dota de sentido el pensamiento agnostico a diferencia del ateismo, al menos según la opinión de Tierno Galvan: “Este compromiso define al ateo, que, en resumen, es un hombre que niega la existencia de Dios, permanentemente comprometido con la hipótesis de la posibilidad de la existencia de Dios.” [Enrique Tierno Galván “¿Qué es ser agnóstico?” pg. 12]

Leave a reply