Cosas que te van a interesarFeminismo

¿Hay sexismo en la industria tecnológica?

Así se titula la nota que preparó BBC en Español con su correspondiente video sobre el uso de promotoras en el evento Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas, la feria tecnológica más importante del mundo.

En dicho video se puede observar una veintena de mujeres ligeras de ropa sonriendo a los posibles clientes, siendo encantadoras y complacientes. Incluso, podemos ver a uno de los concurrentes coqueteando con una de las modelos, pidiéndole, en tono de broma y rodeado por otros entusiastas varones, su número de teléfono y haciendo aluciones claramente sexuales. La modelo, debe mantener su papel de chica sexy y sonreir.

Viendo el video me pregunté ¿cuál es el mensaje que una promotora entrega cuando se exhibe junto a un producto? ¿Es necesario y deseable que se usen estos recursos publicitarios en el mundo de la tecnología o en cualquier otro? ¿No habla mal de un producto que se necesite el uso de chicas livianas de ropa para atraer a quienes cubren el evento?

Lo que yo percibo con incomodidad, y quizás de una manera parecida a las mujeres del área tecnológica entrevistadas, es que en un sector donde las féminas son cada vez más numerosas, que una compañia use promotoras como objetos sexuales me indica que no les intereso como cliente. Tal como dice Molly Mc Hugh, Redactora de Tecnología en Digital Trends, el mensaje que se percibe es que el papel de las mujeres en la feria está lejos de ser el de clientas.

A propósito de este video, me acordé de algo que me dijo una prima de mi edad hace casi 15 años atrás cuando éramos adolescentes. No recuerdo el contexto de nuestra conversación, solo recuerdo que comentando el trabajo de promotora ella me dijo que mejor que no trabajara como tal, porque era prostitución visual.

Prostitución visual. ¿Existe algo como eso? Otra vez, al ver el video se puede observar que las promotoras explotan un look que grita sexo a kilómetros. Me gustaría hacer un experimento: pedirle a los varones concurrentes a la feria que usen un sensor en la base del pene y monitorear si al ver a ciertas modelos se producen cambios en su diámetro. Y de producirse, si es que dichos cambios de diámetro inciden en sus desiciones. Quizás la exitación no incida para nada en su desición final y las chicas estén solo como parte del paisaje. Sea como fuere ¿Te gustaría trabajar en algo donde tu tarea es despertar la líbido de los clientes?

La imagen de cabecera fue sacada de aquí.

Previous post

Fugaces 16/01/12

Next post

Una historia de fantasmas

Lulú

Escéptica gracias a Google, pasó su infancia discutiendo con sus profesores de Historia y Religión. Ahora que encontró amigos de su misma especie, dedica sus horas libres al activismo escéptico y a discutir con profesores de Historía y Religión (cuando no está perdiendo el tiempo en google)

9 Comments

  1. January 17, 2012 at 1:20 pm —

    Podría ser una de las consecuencias de la democratización de la tecnología: cuando los aparatejos eran ‘cosa de ejecutivos’ y también cuando pasaron a ser ‘cosa de frikis’, los cambios en el diámetro de la base del pene derivaban exclusivamente de la expectativa de posesión de un tesoro que los situaría por encima de los mortales. Ahora todo el mundo consume tecnología, así que se busca emular aquella sensación por los métodos que han funcionado toda la vida. Por supuesto, la base de esta estrategia descansa sobre la idea del varón como consumidor principal de tecnología innovadora, así que si fuese mujer y me fuese a comprar una tablet de última generación trataría de buscar la empresa que me ofreciese las prestaciones y el precio que busco “y” no utilizase estrategias de venta orientadas a potenciar erecciones.
    También se me ocurre una explicación ‘todavía más sexista’: antes, quien explicaba al usuario el potencial del aparatito milagroso era un ‘técnico’. El técnico es una figura que puede despertar recelo (“si me lo tiene que explicar un técnico es que es difícil”), así que la figura arquetípica de una promotora-florero puede resultar menos agresiva para clientes -y clientas- con poca seguridad en sus habilidades tecnológicas.
    Lo de la prostitución visual me parece un enfoque un tanto fundamentalista, ¿cuánta gente hace entonces prostitución intelectual empleando sus facultades mentales en un trabajo que no le satisface? Mientras que cada uno aproveche sus ventajas dentro de la ley y de sus esquemas morales, ¿quiénes somos los demás para juzgar?

  2. January 17, 2012 at 2:21 pm —

    Hola:

    Muy bueno el artículo, como siempre. Muy lógico.

    Supongo que las promotoras sirven para “viralizar” el evento, para que lleguen más hombres y así hayan más potenciales compradores.

    ¡Si todavía somos monos!

    Saludos.

    Bayo

    • January 17, 2012 at 2:48 pm —

      Pero eso es lo que no me hace ningún sentido. Es un evento de grandes empresas, dirigido a para reporteros de la industria y que va a salir en todos los medios. Misma industria que cada vez tiene más presencia de mujeres (en las empresas y como clientes). En mi opinión, esa estrategia los “abarata” y aleja a un porcentaje creciente de clientes femeninos. Si de verdad Sony (o cualquiera) necesita chicas ligeras de ropa para que los reporteros cubriendo el evento hablen de su nuevo producto, yo no podría mi pasta en ellos.

  3. January 17, 2012 at 10:32 pm —

    Lo siento, pero no lo entiendo.
    Hace mucho que se usa las “promotoras sexys” tanto para anunciar tecnología, coches o videojuegos. Es una manera especialmente fácil (y sexista) de llamar la atención del géero masculino y se lleva haciendo desde hace decadas.
    No veo el porqué el revuelo de ahora.
    Un saludo

    • January 18, 2012 at 1:13 am —

      Es cierto. Esto se viene haciendo hace mucho. Y yo vengo teniendo problemas con ello desde pequeña. Ahora, que escribo para escéptica, me di el gusto de hablar sobre el tema, con el gatillo del video.
      Que se haga desde siempre no significa que sea deseable, correcto, etc.

    • January 18, 2012 at 9:57 am —

      “No veo porqué el revuelo ahora”
      Las sociedades avanzan. Que se venga haciendo de siempre no es excusa para seguirlo haciendo ni para no denunciarlo. Podría dar muchos de ejemplos de esto, pero creo que no es necesario.
      En el caso específico de este video, parece contradictorio que la industria de la tecnología, una industria de vanguardia, recurra a métodos de promoción que parecen de 1950.

  4. January 18, 2012 at 6:15 am —

    Yo opino como dijo uno de los hombres en la entrevista: si veo un producto que necesita a mujeres con poca ropa para lograr atención, entonces es un mal producto…

    Esos “expertos en marketing”, aunque lo encuentran poco relevante el comentario, debieran considerar que la gente IT es altamente educada, es un error de mercadotecnia basar estrategias de venta en base a prejuicios especialmente en una industria que rompe con los prejuicios. Definitivamente no hay excusa:

    .-El prejuicio que la industria está dominada por hombres: Falso!. La empresa digital más grande de Chile y de mayor crecimiento, Digitaria.cl, está liderado por dos Mujeres. Es la mejor empresa de IT donde trabajé por lejos!

    El prejuicio de que solo hombres participan del negocio: conozco a muchas mujeres en la industria y al menos 4 de ellas estaban mejor calificadas que todos sus demás pares masculinos. Si, Dije MEJOR!, gracias a la ayuda de dos de ellas llevé adelante muy buenos trabajos, cosa que no podía hacer con mis pares masculinos.

    En el IT duro es lo mismo, la persona más calificada que conocía era mujer… y si, ella es la jefasa y los niños le hacen caso.

    …. me encantó el artículo!!! Grande Lulú!

  5. January 18, 2012 at 8:44 pm —

    vale, voy a hacer de abogado del diablo:
    El sexo vende, en el hombre es fácil y claro, poner chica sexy = aumentan las ventas para hombres babeantes.

    Forma de conseguir igualdad, mujeres aumentado ventas por hombres vendiendo artículo en tanga.
    Si les sale restable, le faltara tiempo a la industria para poner “chulazos” por doquier

  6. January 20, 2012 at 6:33 pm —

    Hola Lulú. Me gusta tu enfoque feminista, pero pese a que puede resultar bastante denigrante para la mujer el ser empleada como un mero objeto decorativo, es un trabajo bien remunerado que muchas mujeres están dispuestas a hacer. Dudo que ellas lo consideren un trabajo indigno, porqué si fuera así, no habría tantas muchachas guapas dispuestas a realizarlo. Estos eventos están claramente orientados a un público masculino (en el video lo puedes ver claramente), y estos tienen la tendencia animal de dejarse seducir por los encantos de las promotoras mientras toman la decisión de compra, y en esto creo que una promotora no hace mayor diferencia, como tampoco creo que un cliente base sus preferencias en el atractivo de una recepcionista o la secretaria de un proveedor. Es más bien una cuestión ornamental, y es natural que resulte chocante para una mujer que lo racionalice, pero no es una cuestión que deba ser racionalizada, porque no se trata de sexismo es sólo marketing. Esto ocurre en todas las ferias, tecnológicas, de minería, de automóviles, y es parte del atractivo de las ferias. ¿Te imaginas una feria de productos orientada a un público femenino donde los promotores sean hombres atractivos con poca ropa? No verdad, y es porque la mujer no piensa como el hombre, no es tan animal. No lo tomes a personal. No es como las diferencias de remuneraciones en iguales cargos o la segregación laboral de altos cargos ejecutivos y políticos, donde existe una clara tendencia sexista.
    Saludos.

Leave a reply