CienciaCosas que te van a interesarSpanish Inquisition

Tercer Grado: Vegetarianismo ¿Sí o no?

Hace pocos días participé en un intenso debate en una red social acerca del vegetarianismo. La cosa se inició cuando un defensor de esta tendencia alimenticia colgó un vídeo que trataba de concienciar sobre lo que comemos y sobre cómo lo conseguimos. Más concretamente el vídeo se centraba en el maltrato animal y afirmaba que debíamos hacernos vegetarianos para combatirlo.

El problema es que el grupo en el que colgó dicho vídeo está formado principalmente por gente bastante escéptica y racional, y el desafortunado activista encontró pocos aliados.
El principal motivo fue que el vídeo en cuestión era falaz y sesgado. En él se mostraban escenas de granjas en malas condiciones, cámaras ocultas de granjeros pillados apaleando pollos, perros desnutridos y abandonados, mataderos en países poco desarrollados con técnicas más que dudosas… Todo muy cuidadosamente seleccionado, montado y narrado para hacernos creer que esas son las formas habituales de hacer las cosas en todas partes y que el vegetarianismo es un método eficaz de lucha contra todo aquello. La mayoría de los debatientes que no estuvimos de acuerdo con aquella manera de razonar alegábamos que no era muy honesto apelar a nuestro sentido de culpa de manera tan sesgada para tratar de establecer una relación directa entre maltrato animal y consumo animal, para intentar conseguir así adeptos a un movimiento como el vegetarianismo, que de por sí no es una solución al problema. Después de sentirse atacado por quienes no estábamos de acuerdo con él (una actitud típica de muchos activistas radicales de según qué clase de ideas, de los que a mí en más de una ocasión me han llamado asesina porque consumo carne) y acusarnos de estar destruyendo el mundo, desapareció sin más. A veces se comportan como auténticas religiones organizándose para difundir el vegetarianismo y hasta dando reglas básicas sobre cómo hablar con los carnívoros para convertirlos (me encanta ese de “habla a los carnívoros como hablarías a un animal salvaje”). No digo que todos sean así, ojo. Ni mucho menos. Yo conozco muchos vegetarianos majos como soles, discretos y respetuosos. Solo digo que el extremismo organizado tiene siempre esa pinta sectaria que tan poco me gusta. Y tipos como este hacen flaco favor a la imagen de los vegetarianos en general.

Pero aquel debate me hizo pensar y empecé a informarme mejor sobre el vegetarianismo y el veganismo. Sus porqués, sus inicios, diferentes modalidades, organizaciones actuales y sus ideologías… Y como veis, vi cosas que no me gustaron nada, y cosas que me parecieron muy respetables. Consulté a expertos en nutrición, así como a vegetarianos y veganos, para tratar de comprender las varias posturas. Como casi siempre que se trata de temas de nutrición hay mucha magufada circulando por ahí. Muchas hasta peligrosas. En este tema, como en todos, me gusta hacer un análisis basado en la racionalidad y la ciencia, para poder separar el grano de la paja. Pero vayamos por partes.

A grandes rasgos, existen dos principales motivos por los que los vegetarianos/veganos eligen serlo: de salud y éticos.

En el mundo del vegetarianismo argumentado por motivos de salud se dicen muchas sandeces, sobre todo en internet. Algunas tan absurdas como que comer carne produce esquizofrenia o leucemia. Y otras realmente peligrosas, como los que aseguran que la dieta vegana radical es saludable para bebés y niños en desarrollo, o como la afirmación de la Unión Vegetariana Argentina de que se debe incluir orina en la dieta ya que la orinoterapia, junto con la dieta vegetariana, cura el cáncer. A pesar de estas salidas de tono puntuales, los que alegan que ser vegetariano es más sano que comer carne tienen algunos puntos interesantes en los que llevan razón. Las dietas vegetarianas no contienen colesterol y normalmente son más bajas en grasas saturadas y calorías, lo que reduce mucho el riesgo de enfermedades cardiovasculares, sobrepeso o problemas de tensión arterial. Pero mantener una dieta con restricciones también puede tener efectos negativos en la salud, sobre todo si se es muy extremo, como los veganos (que no consumen ningún producto de origen animal, incluidos leche, huevos o miel), los crudívoros (que solo comen comida cruda y sin procesar de ninguna manera) o los frutarianos (que solo comen fruta). Las principales carencias con las que se puede enfrentar un vegetariano son las de aminoácidos esenciales, fundamentales para la síntesis de proteínas, vitaminas D y B12, muy infrecuentes en el mundo vegetal, ácidos grasos esenciales y micronutrientes como el hierro y el zinc, que aunque estén presentes en muchas plantas son dificilmente asimilables por nuestro organismo cuando no tienen origen animal. Una dieta ovo-lacto-vegetariana (la que excluye la carne y el pescado pero incluye leche y huevos) no tiene por qué suponer peligro alguno para la salud, ya que bien equilibrada, subsana la mayoría de las posibles carencias.

De modo que aunque un vegetariano será menos propenso al sobrepeso (aunque la bollería y las patatas fritas engordan de lo lindo), a la gota y a la hipertensión que un omnívoro, también será más propenso que este a la anemia, las piedras en el riñón y a la fatal carencia de aminoácidos esenciales o vitaminas. Sobre todo los veganos, que si no planifican o complementan su dieta muy cuidadosamente pueden estar jugándose la salud. Igual que quien abusa de la carne roja y nunca come fruta. (Más información en esta entrada de JM Mulet.) En mi humilde opinión lo mejor es comer un poco de todo y no abusar de nada. ¿Qué opináis?

Y por otro lado tenemos los argumentos éticos, los de los que afirman que no comen carne por estar en contra del maltrato animal, o que no admiten que se tenga que matar o hacer sufrir a seres vivos para poder comer. En este caso el vegetarianismo es más una filosofía o una postura ideológica que otra cosa. Es una opción personal, basada en la empatía y la compasión que, aunque todos las sentimos en mayor o menor medida, son sentimientos irracionales. Por lo tanto es cuestión de opiniones, y no es tan fácil usar la razón o la ciencia para dilucidarlos. ¿O sí? Voy a intentarlo.

Yo estoy en contra del maltrato animal, por supuesto, como cualquier persona medianamente decente. Estoy totalmente en contra de matar por deporte o diversión, no soporto ver a alguien hacer sufrir innecesariamente a ningún animal, y sé que en muchas granjas y mataderos no se hacen las cosas de la manera mas ética posible, y creo que eso debería cambiar. Pero también creo que el ser humano es un animal más en este rico reino animal de nuestro planeta, y omnívoro a todas luces. Pienso que matar para comer no solo no está mal, sino que es biológicamente natural. Nosotros mismos éramos parte del menú hace no mucho, y éramos igualmente cazados y comidos. El hecho de que hayamos aprendido a evitarlo no nos convierte en los malos de la película. Todos los animales que comen otros animales, incluidos nosotros, han tenido que matarlos primero, y no por ello son malvados. Matar para comer no es (o no tiene por qué ser) maltratar. En mi opinión, para luchar contra el maltrato animal no hace falta dejar de comer animales, sino hacerlo con respeto, con el minimo sufrimiento posible… Personalmente creo que dejar de comer animales no es una forma efectiva de luchar contra el maltrato animal. Que quede claro que respeto todas las posturas y opiniones. Simplemente yo creo que no es acertado ni justo generalizar equiparando el matar para comer con el maltratar.

Y es que esto de la empatía con los animales es un fenómeno curioso. Evolutivamente hablando es beneficioso preocuparnos por los nuestros (y que estos se preocupen por nosotros). Cuidar de nuestros semejantes aumenta nuestras posibilidades de supervivencia, y más por los cercanos que por los lejanos. Y hemos extendido esta empatía a otros seres que, no siendo de nuestra especie, se nos parecen en ciertas caracteristicas y rasgos que somos capaces de reconocer en nosotros mismos. Por eso tendemos fuertemente a sentir empatía por tiernos gatitos, leales perros, e inteligentes delfines, antes que por cucarachas, mejillones o levaduras. Empatizamos con los animales antropomorfoseables y cotidianos que nos rodean desde hace generaciones, como vacas, pollos y cerdos, y nadie parece acordarse de los derechos de las babosas, las ladillas o los pulgones, que son poco achuchables. ¿No es esa una manera un poco injusta e interesada de decidir qué animales se pueden matar y cuales no? Porque los insecticidas, raticidas y plaguicidas que se emplean casi sin excepción en nuestra agricultura, agarraos a la silla… ¡matan animales! Pero como son feuchos, pequeñajos y molestos, pues nadie se acuerda de sus derechos. De hecho parece que sólo se mata si se matan animales. Todo lo que comemos, ya sea animal o vegetal, ha estado vivo antes y hemos tenido que matarlo para poderlo comer. ¿O es que las plantas no son seres vivos? Los vegetarianos suelen alegar que las plantas no sufren y los animales sí. Bueno, lo que sucede es que los animales (al menos los vertebrados) sufren más como nosotros porque tienen un sistema nervioso central muy semejante al nuestro, y por eso nos provocan empatía sus reacciones. Lo que no quiere decir que las plantas (los insectos o los moluscos) no tengas su propio mecanismo de detección de peligro y reacción ante él, aunque no lo llamemos “sufrir”. Principalmente porque no nos conviene, ¡que algo hay que comer! De hecho hay varias iniciativas que parodian esta argumentación vegetariana tratando de “luchar” por los derechos de los vegetales. Estamos en el terreno de lo filosófico, lo psicológico, lo ético y a menudo lo místico, por lo que es casi imposible trazar racionalmente una línea divisoria clara sobre donde esta el límite de lo admisible. Es una cuestión de opinión personal, todas igual de respetables, basada en los sentimientos, así que allá cada cual.

Por otra parte, lo que a mí el sentido común me dice es que no comer animales no es una manera efectiva de evitar que se los maltrate. No comer animales es como rezar: te hace sentir mejor a ti, pero no soluciona el problema en absoluto. Si realmente queremos luchar contra el maltrato y el sufrimiento animal lo que de verdad habría que hacer es asegurarse que las leyes que regulan los procesos y condiciones en los que se crian y sacrifican animales para consumo humano sean las mejores posibles y que se cumplan estrictamente; en las que se garantice a los animales vidas lo mas dignas y naturales posibles, y que los métodos para sacrificarlos sean rápidos e indoloros. Eso sí es una lucha efectiva con la que estoy totalmente de acuerdo. Temple Grandin, por ejemplo, es una científica odiada por los veganos porque modificó el diseño de las granjas de Mc Donalds para hacerlas más “llevaderas” para el ganado, evitando estrés y sufrimiento. En mi opinión su labor es admirable, pero los veganos por regla general no la soportan, pues creen que es parte del “enemigo”, ya que ayuda a matar animales y por eso es mala. Pero yo creo que ese tipo de acciones son pasos en la dirección correcta. También hay que tener en cuenta, como bien explica JM Mulet en esta otra entrada de su blog, que comer solo vegetales no te garantiza que no se haya matado o perjudicado a ningún animal en el proceso. La manera que tenemos de cultivar vegetales para nuestro consumo implica en casi todos los casos acciones como deforestaciones de terrenos de cultivo que antes fueron salvajes, plaguicidas e insecticidas… En los últimos tiempos la agricultura ha puesto en peligro más especies animales que muchos otros procesos humanos, incluida la caza furtiva. Para llevarte la lechuga al plato algún animal ha caído por el camino seguro. Hoy en día es imposible comer sin matar. La cuestión es dónde cada uno quiera poner sus límites y cómo quiera justificarlos.

Tambien he oido decir a varios veganos que no quieren comer nada que ellos mismos no sean capaces de matar. Hemos crecido en una sociedad donde ya no tenemos que matar con nuestras propias manos lo que comemos, y eso nos ha hipersensibilizado ante ese tipo de acciones que ya no queremos tener que llevar a cabo. Pero también opino que todos los que tendríamos reparos en matar nosotros mismos a un animal, yo incluida, acabaríamos haciéndolo si nos viéramos en la necesidad para sobrevivir. Y dejaría de ser el problema que es hoy si formara parte de nuestras rutinas. Para nuestros antepasados era parte del día a día y estoy segura que no le daban la importancia que le damos ahora. Y no hay que remontarse demasiado. Nuestras abuelas y bisabuelas sabían perfectamente cómo matar y desplumar a un pollo para echarlo a la cazuela; era parte de la receta y no era para tanto. Y las familias se juntaban en el campo en un ambiente festivo para realizar las matanzas del año que les darían de comer durante mucho tiempo. No estoy diciendo que este excesivo escrúpulo recién estrenado en estas últimas generaciones sea ni bueno, ni malo. Quizá nos encamine a un futuro más civilizado y sensible; o quizá eso de matar para comer no tiene tanta importancia como le damos ahora en esta sociedad actual cada vez más avanzada en unas cosas y más remilgada en otras.

El último argumento ético empleado por los vegetarianos que quería analizar con vosotros, de hecho el más convincente y aun así el menos frecuente, es que la dieta vegetariana es menos agresiva con el medio ambiente. Los seres vivos somos máquinas de consumir energía y recursos para generar materia y llevar a cabo nuestras funciones vitales. Pero una planta lo hace mucho más eficientemente que un animal. Las plantas emplean energía solar, limpia e inagotable, y no dejan residuos ni contamina en absoluto. En comparación los animales somos muy poco eficientes en nuestro aprovechamiento de energía, y la ganadería emite grandes cantidades de metano y de otros productos residuales contaminantes. Pero no es lo mismo una planta silvestre que la agricultura a gran escala. Cultivar plantas para consumo también tiene un coste ambiental considerable, si tenemos en cuenta la maquinaria industrial empleada, los abonos y fitosanitarios que añadimos al campo previamente deforestado… De modo que sí, cultivar vegetales es bastante menos agresivo para el medio ambiente que criar animales para consumo, pero igualmente hay que vigilar sus procesos y las normativas que los regulan. Y dicho sea de paso, la última vez que oí blandir este argumento fue de boca de una vegana muy radical que conducía un viejo coche diesel bastante destartalado. En esto, como en todo, es muy difícil ser extremista sin acabar cayendo en alguna contradicción.

Concluyendo, en mi opinión (y siempre en mi humilde opinión), empleando la razón y lo que a mí me dicta el sentido común, creo que lo mejor es comer moderadamente de todo, no abusar de nada, y procurar que los métodos por los que nos llega la comida al plato sean lo más respetuosos posible con todas las especies implicadas, tanto animales como vegetales, así como con el medio ambiente. Sin radicalizar, sin hipocresía y sin piradas de pinza. Y que cada cual haga lo que mejor le parezca, y deje a los demás hacer lo mismo en paz.

Aunque claro, esta no es más que mi opinión. ¿Qué opináis vosotros? ¿Vegetarianismo sí o no?

Especiales agradecimientos a Jose Miguel Mulet y a su blog, a Jose Antonio Osuna (Tay), a Jose Jesus Gallego, a Mauricio Schwarz, a Alvaro Sánchez y a los chicos de la A.A.E. por la inspiración y la información.

Previous post

Una historia de fantasmas

Next post

Fugaces 23/01/12

creareify

creareify

Infografista de profesión, escéptica de mente y científica de corazón. Estudié arquitectura pero el 3D y el diseño audiovisual me enamoraron rápidamente. ¿Mis pasiones? La ciencia, el cine y los zapatos de tacón. Pero ante todo la ciencia. En estos años de profesión he trabajado en diseño, animación 3D para cine, TV, publicidad... y he colaborado en cualquier proyecto o idea que me permitiera divulgar. Creadora de las iniciativas “Atheist World” y "Creareify", coordinadora de la Asociación de Ateos Españoles (A.A.E.), colaboradora de Amazins.es y miembro del Círculo Escéptico.

44 Comments

  1. January 20, 2012 at 11:08 am —

    Muy buen artículo! Yo no soy vegetariano, pero de cuando en cuando me planteo el último argumento ético del post: Que en un mundo cada vez más superpoblado, pronto habrá que pensar en reducir la ingesta de carne por persona, dado que el requerimiento energético de producir la misma cantidad de calorías es mucho mayor en forma de carne que mediante vegetales.

    Dicho de otra manera, cuando el combustible y otros recursos empiecen a escasear (más), el hecho de invertir meses criando y engordando ganado con vegetales, con todos los gastos extra que ello implica, en lugar de alimentarse directamente de esos vegetales, parecerá algo redundante, un despilfarro energético.

    Por esta y otras razones, hay que conseguir pronto una variedad de brocoli que sepa a pollo.

    Un saludo

  2. January 20, 2012 at 11:23 am —

    En cuanto a los vegetarianos por salud nada que comentar, la verdad es que sus argumentos y pruebas son magufadas sin sentido.

    En cuanto al vegetariano ético su actitud es muy, pero que muy respetable, y en tus argumentos vienes a decir que “¿¡paqué!?” si total los bichos van a sufrir comas o no comas carne. Bien, puede ser cierto ahora, pero ¿y si se apunta más gente al carro y deja de haber demanda de tanto pollo “torturado”? el resultado lógico es que habría menos granjas de ese tipo y menos bichos en pésimas condiciones y ese es el objetivo de muchos de ellos.

    Luego, en cuanto al impacto ecológico de la ganadería este es mucho mayor que el de la agricultura y, como bien ha dicho Filostro, en un mundo cada vez más sobrepoblado quizá deje de ser una opción para ser una necesidad.

    Y en cuanto al brócolí con sabor a pollo ¿para que? si bien hecho puede ser una auténtica delicia, aunque me gusta la carne, cada vez estoy descubriendo más y más recetas y sitios donde la verdura se convierte en protagonista de lujo, quizá lo que falta es una buena cultura culinaria de los vegetales en nuestra sociedad.

    • January 20, 2012 at 3:20 pm —

      “¿y si se apunta más gente al carro y deja de haber demanda de tanto pollo “torturado”? el resultado lógico es que habría menos granjas de ese tipo y menos bichos en pésimas condiciones y ese es el objetivo de muchos de ellos.”

      El resultado es que aumentarían considerablemente la extensión para cultivos, mucho más que la que actualmente se usa para ganado. Vamos, que los animalitos estarían igualmente perdidos.
      A menos que se de luz verde a los cultivos transgénicos, cosa que parece incompatible con la “ética” del vegetarianismo 😛

  3. January 20, 2012 at 11:30 am —

    Sólo una puntualización al tema del gasto en recursos. Los veganos siempre dan el dato de los 10 kg de vegetales para producir un kg de carne. Eso no es exactamente así. Primero, buena parte del ganado se alimenta con productos que no son aptos para el consumo humano, hierba, heno, alfalfa, desechos de huerta… sólo el ganado vacuno y ovino de alto rendimiento usa cereales y piensos compuestos. Por otra parte si bien es cierto que las vacas tienen esa eficacia de transformación del 10% (no en vano los rumiantes son animales especializados en alimentos de muy baja calidad) otros animales dan tasas de aprovechamiento muy superiores. El cerdo blanco roza el 35% y el pavo y el cerdo ibérico llegan al 40%, es decir, de cada 10 kg de alimentos vegetales obtenemos 4 de carne.

    Pero no mencionéis ese dato a los militantes veganos, si no queréis que os escupan y os insulten.

    Por otra parte, al mezclar el vegetarianismo con el ecologismo tiran por tierra sus argumentos ahorrativos, porque la agricultura “orgánica” tiene una productividad inferior a la normal, y no un poco inferior, sino hasta de dos tercios inferior, lo que supone que para alimentar a la población del planeta con agricultura orgánica habría que triplicar las tierras de labor, lo que sólo puede hacerse arrasando todos los espacios no cultivados, bosques, praderas… para plantar soja, maíz…

    Ah, y otra cosa que suelen olvidar en sus planes es ¿qué sucede con los animales domésticos? porque si no usamos las gallinas para comer, ¿para qué las usamos? De hecho algunos absurdos radicales quieren impedir que se use lana, por considerarlo una agresión a las ovejas. ¡Si el uso de cochinilla para tinte alimentario les parece un crimen! Pero si no puedes comerte las ovejas, ni beber su leche, ni usar su lana ¿para qué criarlas? luego el veganismo se traduce en la extinción de las ovejas, las vacas, las gallinas… lógico por otra parte ya que vamos a quitar los pastos para poner soja, y las ovejas no viven del aire (y si las sueltas en el monte, se mueren, y si sueltas las cabras para que vivan a su aire, lo arrasan)

    • January 20, 2012 at 2:12 pm —

      Si que es cierto que el ganado consume alfalfa, hierba, etc… pero también hay que cultivarla para de forma indirecta darnos de comer dando un rendimiento muy bajo (aunque rico).

      Y mezclar vegetarianismo y ecologismo no es descabellado, ahora bien, “cualquiercosa” con ecolatrismo se convierte en descabellada, pero no confundamos ecologismo con ecolatrismo.

  4. January 20, 2012 at 12:46 pm —

    “Si vinieran los extraterrestes y fuesen 100 veces más inteligentes que tú….,
    ¿Aceptarían que se tomasen sobre tí las libertades que tú te tomas sobres los animales?”

    Los argumentos de los animalistas son muy faciles de ridiculizar pero dificiles de rebatir.

    • January 22, 2012 at 2:15 am —

      ¿El resto de los animales se preguntan si deben o no comerse entre ellos?

  5. January 20, 2012 at 12:56 pm —

    Yo fui vegetariano.
    Lo fui durante un año y medio, y dejé de serlo porque notaba que a mi cuerpo le faltaba algo, y más siendo como soy corredor de larga distancia.

    Michio Kaku y otros cientificos han hablado de que muy pronto estará disponible la carne “artificial”.
    Alternativa a la yo me cambiaré si llega a estar disponible durante el tiempo en el que yo esté vivo.

    Por otra parte decirle a Carolina, ya que eres presidenta de una asociación de ateos, deberías saber que la mayoría de los animalistas son ateos. Muy ateos, si se me permite la expresión. Y lamentan profundamente que ni Mahoma, ni Jesús, ni casi ningún Gurú ni fundador de religión alguna haya dicho nunca una palabra de respeto por los animales.

    Al menos, algunos de los vuestros, ateos, como Richard Dawkins, Christopher Hitchens, Sam Harris, o Carl Sagan…quienes sin ser vegetarianos han hablado públicamente de la bancarrota moral que signifca considerar a un gato igual que a una silla o a una vaca igual que una piedra.

    • January 20, 2012 at 2:34 pm —

      “…la mayoría de los animalistas son ateos.”

      Este es un momento perfecto para un juego de “Adivina la falacia lógica”

  6. January 20, 2012 at 1:14 pm —

    No son “los nuestros”, masamune. No somos una secta, ni una sociedad secreta. Y ser ateo y/o escéptico no significa más que dos cosa, que no buscamos explicaciones sobrenaturales a hecho naturales y que no aceptamos argumentos no verificables. Por cierto, eso excluye a los animalistas, dado que profesan de forma fanática una fe, sin aceptar jamás una argumentación racional en contra.

    Comer carne no supone despreciar al animal que crías para comer. Debe tratársele con respeto, es más, con agradecimiento, dado que nos alimenta. Y eso implica una crianza saludable, sin maltrato ni estrés, y un sacrificio lo más rápido e indoloro posible.

  7. January 20, 2012 at 2:58 pm —

    Muy buen artículo, y totalmente de acuerdo.
    En este sentido, hace poco leí el libro de un profesor de la politécnica de Valencia con el que empecé mi tesis: “Ética y bienestar animal” de Agustín Blasco, que es muy interesante y objetivo. Os lo recomiendo. Analiza todas las relaciones hombre-animal, desde los deportes y espectáculos (caza, toros), hasta los animales de compañía, pasando por la producción de carne o la eliminación de plagas y viéndolo desde el punto de vista de animalistas, pro-derechos de los animales y especialistas en bienestar animal (veterinarios).

    Yo trabajo en granjas, y una de mis tareas es asegurarme de que los animales que se crían ahí están en buenas condiciones, no sólo de salud, también de bienestar. Entiendo que criar animales para comer no implica que tengan que sufrir, ya que durante toda la vida son tratados con respeto y en el momento del sacrificio se los aturde primero para que no sientan dolor. Y estos métodos de aturdimiento se han estandarizado por métodos científicos, estudiando los niveles de hormonas del estrés (las que produce el eje hipotálamo-adreno-cortical).

    No estoy exenta de restricciones por razones morales: no como foie-gras porque entiendo que los métodos con que se obtiene van en contra del bienestar de esos animales (son forzados a comer por medio de sondas gástricas hasta provocarles degeneración del hígado) ni carne halal ni kosher porque son sacrificados sin aturdir, con lo que sufren dolor durante el sacrificio. Pero de ahí a generalizar el sufrimiento en todos los ámbitos de la producción animal me parece muy bestia.

    Hace poco medio vi un video de esos que entran en una granja para enseñar lo mal que están y tal, y una de las cosas que decían es que si fuéramos vegetarianos, esos animales tendrían la posibilidad de vivir libres y en paz. Eso no es cierto. Si todos fuéramos vegetarianos, esos animales no existirían, porque son el resultado de la selección por parte de los humanos desde hace millones de años. Son domésticos. Sin nadie que críe cerdos, los cerdos no existirían, habría jabalís, que son la misma especie, pero salvaje. Y lo mismo pasa con las vacas, ovejas, gallinas o conejos. Son lo que son porque los hemos creado nosotros, y sin nosotros, desaparecerían.

    Toma tocho! XDD

  8. January 20, 2012 at 3:54 pm —

    Buena entrada Creareify, y buen tocho, elara (gracias por la información sobre el foie-gras; no lo sabía). Ambos muy interesantes 😉

    A causa de una anemia congénita mis padres, por probar algo nuevo, me llevaron a una nutricionista especializada en dietas vegetarianas cuando tenía unos 6 o 7 años. La señora me puso una dieta estricta a base de vegetales y tisanas. Por suerte, la dieta no llegué a seguirla más de tres meses; mis constantes rabietas y el buen juicio de mis padres les permitió darse cuenta de que la dieta no solo no hacía mejorar mi salud, si no que la debilitaba.

    Y, a pesar de sufrir de sobrepeso (moderado, eso sí), para nada se me ocurre volver a probar una dieta vegetariana. Por un lado, la verdura no me agrada demasiado y, por otro, los vegetales a penas aportan una cantidad ínfima de los nutrientes necesarios para nuestro organismo.

    Sí, vale, llevan carbohidratos que nos dan energía. Pero sólo eso: dan energía, y por muy poco tiempo. Los carbohidratos se queman rápidamente, y nuestro cuerpo necesita de proteínas y grasas para mantener el buen funcionamiento de todos los sistemas, y además son fundamentales para que las vitaminas ingeridas con los vegetales puedan ser utilizadas. No me parece nada loable que ciertas personas sacrifiquen su salud por el supuesto bien de cualquier otra cosa; ¿qué utilidad tienes así, fofo y enfermo? Así no se puede ayudar a nadie.

    De todas maneras, lo mejor es tomar las cosas en su justa medida: no es bueno tomar demasiadas proteínas animales (lo que aconsejan los expertos: una ración de carne al día es suficiente, con otra de pescado, un par de raciones de marisco semanales, y unos 3 huevos semanales; por poner un ejemplo…), pero eliminarlas por completo de la dieta es una aberración.

    Por cierto, me ha hecho gracia la conclusión de masamune sobre los animalistas. Por si pudiese servir para las estadísticas, me considero atea y siento un gran respeto por los animales y los demás seres vivos; pero mi alimentación es básicamente carnívora y no siento ningún reparo al comer un buen filete o unas pechugas de pollo 😛

    PD: si conocen a alguien con algún problema anémico que decide probar una dieta vegetariana, impídanselo.

  9. January 20, 2012 at 6:10 pm —

    Yo soy vegetariano (ovo-lácteo) pero más que venir a defender mi dieta paso a notar varias falacias en el artículo (¡que sería excelente para un “adivina la falacia”!)

    “Pienso que matar para comer no solo no está mal, sino que es biológicamente natural”
    Falacia naturalista. Que sea “biológicamente natural” no significa que sea aceptable.

    “Si realmente queremos luchar contra el maltrato y el sufrimiento animal lo que de verdad habría que hacer es asegurarse que las leyes que regulan los procesos y condiciones en los que se crían y sacrifican animales para consumo humano sean las mejores posibles”
    Falsa dicotomía. No comer carne no implica no apoyar las regulaciones que reduzcan o eliminen el maltrato y el sufrimiento animal. Una cosa no quita la otra.

    “Por otra parte, lo que a mí el sentido común me dice es que no comer animales no es una manera efectiva de evitar que se los maltrate.”
    Como estamos en “escéptica.org” me parece que la apelación al “sentido común” es más que transparente para la mayoría de los lectores. Pero también es (si interpreto bien el argumento) una tragedia de los comunes.

    “… comer solo vegetales no te garantiza que no se haya matado o perjudicado a ningún animal en el proceso”
    Tu quoque (“vos también”).
    Si bien la agricultura tiene sus efectos perjudiciales, la cría de ganado tiene los mismos (porque hay que cultivar para alimentar al animal) más la matanza del animal. A menos que se haga un estudio cuantitativo (que la entrada que linkeas no hace ni cita), que compare ambas actividades, esto no es más que una premisa no declarada.

    Finalmente, ¡seguro que le vegetarianismo implica una postura filosófica y ética! Qué se creen que es, ¿una teoría científica? Uno puede informar sus decisiones en la ciencia pero siempre se hace un juicio de valor. Ser escéptico es una postura filosófica, ética e ideológica también.

    Dije que no iba a defender el vegetarianismo pero no puedo conmigo mismo. Ahí va el argumetno simplificado:
    1. Si es posible, es preferible una dieta que reduzca el sufrimiento y muerte animal <– Acá está el juicio de valor, pero creo que sea uno demasiado controversial.
    2. Una dieta vegetariana es posible <– Esta es una premisa basada en ciencia.
    3. Una dieta vegetariana reduce el sufrimiento y la muerte animal <– Acá es lo que critica JM Mulet en el link de arriba pero, como dije, es un argumento muy rebuscado tratar de decir que el vegetarianismo causa más o igual daño que una dieta que incluya carne.
    4. Una dieta vegetariana es preferible <– conclusión de las premisas.

    Obviamente hay complejidades. El vegetarianismo no es lo mismo que el veganismo o los "crudívoros"… no estoy seguro cuan saludable y/o factible es esa última dieta, por ejemplo. También puede haber ciertos productos específicos que causen más muerte animal que otros (tanto productos vegetales como animales), por lo que se puede ir hilando fino en la dieta de cada uno según cuánto quiere esforzarse. Alguien que come carne puede decidir dejar de comer Vaca, por ejemplo, por la alta ineficiencia (que comentaban más arriba) y comer cerdo. O comer pescado, que probablemente tenga un sistema nervioso demasiado simple como para sentir dolor. También un vegetariano (como mi novia) puede decidir no comer queso producido por cuajo vacuno.
    Yo, por ejemplo, no tendría problema en comer insectos, salvo por el asco que me daría. Tampoco estrellas de mar o medusas, que son bichos sin Sistema Nervioso Central que es lo que, en principio, tomo como linea divisoria.

    Eso sí, me dan por las pelotas los que equiparan la carne con el asesinato o los que dicen que comer carne directamente está mal. Mi afirmación es que ser vegetariano es PREFERIBLE a comer carne. Pero hay un montón de cosas que son preferibles que otras pero no las hago.

  10. January 20, 2012 at 7:19 pm —

    Muy buen artículo,completamente a favor ¿pero soy un insufrible o todos los comentarios de los visitantes son excesivamente largos?

  11. January 21, 2012 at 2:42 am —

    “Qué opináis?”

    Que tu discurso es ignorante, malaleche y cargado hasta la madre de sofismas, tía.

    Mira, el documental EARTHLINGS que por cierto dura HORA Y MEDIA, explica puntual y racionalmente algunas de las motivaciones del veganismo y del vegetarianismo. Hay que sentarse más de 5 minutos para informarse, vs repetir criminalmente como perico sandeces a cual más de estrámboticas y deshonestas.

    Tampoco es obligación mirar todo el documental y mucho menos dejar de explotar al resto de los TERRÍCOLAS, pero que nadie venga a decir que “sabe” sin rebatir lo que en este se presenta, presentando en cambio hombrepajazos necios y macuarros.

    http://www.youtube.com/watch? v=FHA4HNbmDLg&feature=youtube_gdata_player

    Saludos.

    • January 21, 2012 at 11:25 am —

      Interesante comentario, vigoratus. Afirmas saber que solo he dedicado 5 minutos de mi tiempo a informarme (O_o) y que solo repito sandeces deshonestas (y no dices ni cuales ni por qué), y luego sueltas que lo único que tenemos que hacer para saber sobre el tema es VER UN SOLO DOCUMENTAL, que además “no es obligatorio ver entero”. Interesante.

    • July 3, 2016 at 3:58 pm —

      He defendido siempre que las personas tengan valor civil y no se oculten en el anonimato para ofender, atacar y lastimar a las personas. Llegué aquí por el blog vericuetos humanistas que dirige un tal Vigoratus, el cual escribe con otros nicks en otros blogs presentándose como Selfruled también.
      Vigoratus ataca en su blog a la autora de este blog con sus nombres y apellidos, y lo hace porque él acostumbra a resolver sus diferencias maltratando a las personas y utilizando el ciberterror como lo hace en muchos otros lugares como Univisión desaparecidos ya y en foros Hispanos. ¿Quién es Vigoratus? Un mexicoamericano de Santa Cruz California que odia a los mexicanos y a los latinoamericanos porque se siente superior al vivir en Estados Unidos. Enel foro Tapatíos nos presumió que era empresario y que tenía tres licenciaturas estudiadas, en realidad el tipo no pasó de la educación media.
      Es un tipo intolerante con las personas, se dedica al físico culturismo y se cree nutricionista. Oscar F. Ibarra Romero es su nombre real y tiene un largo historial de agresión contra las personas a través de Internet.

  12. January 21, 2012 at 4:20 am —

    excelente artículo en todo ámbito, desde el lugar del que se aborda a la investigación hecha, muy bueno

  13. January 21, 2012 at 5:45 pm —

    Señorita…

    El punto de mi comentario es el hecho que usted salpica su discurso de las mismas falacias con las que comienza acusando al Movimiento Vegan, esto es, alega que el video que se presentó en un debate (no proporciona el enlace) incluye la sesgada selección de escenas donde un tío aparece apaleando pollos, pero al mismo tiempo no tiene ningún empacho en presentar enlaces a todo color que nos llevan a la “ORINOTERAPIA”, por mencionar sólo un ejemplo. Lo que usted hace entonces es conocido como “hombrepajazos”, sirvase buscar en Google “falacia de hombre de paja” y verá usted de lo que hablo. Por otro lado, el maltrato a los animales SÍ sigue siendo la norma de la industria a nivel mundial, por más que gracias en gran parte a nuestro activismo es que en ALGUNOS lugares ya se lleve a cabo procedimientos más humanos. Recuerde usted: la NORMA sigue siendo el maltrato criminal.

    Respecto a los efectos en la nutrición humana, usted del mismo modo convenientemente ignora presentar enlaces que demuestren las “deficiencias” que de manera por demás irresponsable acusa a los vegetarianos de padecer, cuando lo opuesto es lo correcto, a saber, instituciones como el FDA de Los Estados Unidos avalan la solvencia nutricional de las dietas vegetarianas bien planeadas, lo cual es lo estándar entre nosotros los vegetarianos, basada como está nuestra postura en decisiones PREMEDITADAS vs la inercia cultural del consumidor de carne promedio.

    Respecto a cuestiones éticas:

    Es muy fácil apelar al “orden natural” cuando uno se arremolina magnánimamente en la cima de dicho orden. Obvio es que desde dicha perspectiva nuestras conclusiones sufrirán de cierto sesgo convenenciero por lo menos. El veganismo es en ese sentido un nivel de conciencia superior pues intenta ver más allá de lo aparente, es nuestra visión y ética un paso adelante del “como debe ser y como siempre ha sido”.

    La mentalidad “como debe ser y como siempre ha sido” ya ha sido derrotada una y otra vez en una y mil facetas de la actividad y mentalidad humana, llamese sistemas de gobierno, filosofías, políticas económicas o el simple y mundano hecho de “aprobar” quién le da por cu** a quién. La resistencia al CAMBIO, el temor a hacer las cosas DIFERENTE, la incertidumbre de dejar atrás lo cómodo y lo conocido atormentan la mente humana una y otra vez pero invariablemente, los cambios llegan y se quedan y también invariablemente volvemos la vista atrás una y otra vez y reconocemos lo obvio de haber seguido el camino que nos encaminó a nuestra realidad actual.

    Los mismos argumentos de los ESPECISTAS son los que los racistas, los sexistas o los clasistas han esgrimido antes, y todo por qué? Todo por la pueril satisfacción de ciertas sensaciones gustativas basadas en la mencionada inercia cultural del “como debe ser y como siempre ha sido”. 🙁

    A veces, se le ha presentado al Movimiento Vegan la pregunta:

    Si ningún animal fuese lastimado o explotado, y si ningún efecto adverso tuviera en el organismo, y si su consumo y producción no afectase la armonía y sustentabilidad del medio ambiente… Habría algún problema con comer carne?

    Ahora veamos la respuesta vegana:

    Si la ciencia agrícola desarrollara una serie de productos que EXACTAMENTE tuvieran el sabor, olor, consistencia y presentación de tus alimentos favoritos de origen animal… Habría algún problema con dejar de usar a los animales como alimento?

    Las respuestas a ambas preguntas ciertamente demuestran de donde es que en realidad partimos cada quien.

    Ya ve? No es lo mismo hablar con un vegan que presentar en su lugar un malaleche muñeco de paja ad hoc.

    Saludos.

  14. January 21, 2012 at 7:53 pm —

    Es curioso como un comentario, yo creo que “Vigoratus” es el que expuso el citado video de maltrato animal que del que se habló al principio del artículo.

    Y además autentifica y sirve como ejemplo lo expuesto por creareify y la actitud de algunos veganos.

  15. January 21, 2012 at 8:23 pm —

    Juan Carlos ahora recurre al ad hominem, o sea, ataca a la persona y pasa por alto los argumentos presentados, ni hablar de sus calumnias descaradas al mencionar que he sido yo quien expuso el video que se menciona al principio del tema.

    Escribe “Vigoratus” en Google junto con “vegetarianismo” o “ateísmo” Juanito. Descubre quién soy yo en realidad y constata si alguna vez alguien me ha hecho correr de veras…

    • January 22, 2012 at 2:46 am —

      Tú utilizas el término especistas para hacernos ver que discriminamos entre especies animales y de algún modo equipararnos a racistas, sexistas, etc. Quizá deberíamos acuñar el término “reinista” para ti ya que discriminas entre el reino animalia y el resto.

      Lo que quiero decir es, ¿dónde está el límite, quien o que criterio moral lo decide? Si no es moral utilizar a otro ser vivo para nutrirse debería aplicarse también al reino vegetal, al de los hongos, las bacterias, los protozoos?

      Una cuestión por la que siento curiosidad es como actúa un vegano cuando su hogar sufre una plaga de ratas, cucarachas u otros animales, o si sólo consumen vegetales cultivados sin matar animales (estos deben de ser muy muy escasos).

  16. January 22, 2012 at 3:22 am —

    Triskel…

    Ciertos argumentos del veganismo, ciertamente no tendrían demasiado peso si EN MEDIDA se hicieran muchas cosas relacionadas con el consumo de carne.

    Pero mira, en ése sentido el veganismo es como el marxismo, pues ambos se basan en la crítica de desmanes, abusos y situaciones que en su momento llegaron a níveles insoportables. Ante tales señalamientos, tanto el capitalismo brutal de entonces como la explotación criminal de los animales y el medio ambiente, han tomado (no exactamente de buena gana) medidas para remediar las características más nefastas de sus prácticas, y está muy bien que así sea, pero que no venga luego a decirse en este caso que “el veganismo está en contra del consumo de carne mesurado”, pues esos serían otros veinte pesos por completo.

    Yo personalmente al menos, ningún problema tendría con modificar mi retórica al respecto y reducirla incluso a cuestiones puramente éticas y/o filosóficas, esto es, dejaría a un lado tanto las cuestiones ambientalistas como las relacionadas con el organismo humano y su más óptimo aprovechamiento de nutrientes si en efecto la NORMA fuera el balance y las medidas racionales sopesadas a largo e inmediato plazo.

    El veganismo por otro lado no es otra orden de San Francisco de Asís, ni ponemos nuestro propio bienestar por DEBAJO de animal alguno. Entiéndase, en juego siempre estará nuestra propia supervivencia y nuestro bienestar, pero también el de la mayor parte de especies cuyo sufrimiento sea realista evitar en relación a nuestra interacción con ellas. Así que si mi casa se infesta de cucarachas, lo siento pero no vamos a tenderles sus camas ni agregarles cubiertos en nuestra mesa, ni tampoco vamos a organizar el rescate de gacelas de las garras de los leones. El mundo es lo que es y quién sabe si para un observador externo nuestra especie viniera a ser la más nociva de las plagas tomando en cuenta nuestro impacto en el planeta.

    No tengo todas las respuestas mi estimad@, pero ciertamente es menester por lo menos comenzar por un intercambio honesto de opiniones, y en especial tener el valor de aceptar lo que resulte racional o verdadero, vs discursos cargados de sofismas y conclusiones precipitadas basadas en lamentables confirmation bias o lo que nos dicta el juanete izquierdo.

    Saludos.

  17. January 22, 2012 at 1:07 pm —

    _”Hace pocos días participé en un intenso debate en una red social acerca del vegetarianismo.”

    R. Indique por favor dónde y un enlace para revisar dicho debate.

    _”La cosa se inició cuando un defensor de esta tendencia alimenticia colgó un vídeo que trataba de concienciar sobre lo que comemos y sobre cómo lo conseguimos. Más concretamente el vídeo se centraba en el maltrato animal y afirmaba que debíamos hacernos vegetarianos para combatirlo.

    El problema es que el grupo en el que colgó dicho vídeo está formado principalmente por gente bastante escéptica y racional, y el desafortunado activista encontró pocos aliados. ”

    R. Sus palabras implican que los vegetarianos no somos escépticos o racionales, lo que acusa el prejuicio y los esquemas con que usted inició su “investigación”.

    _”El principal motivo fue que el vídeo en cuestión era falaz y sesgado. En él se mostraban escenas de granjas en malas condiciones, cámaras ocultas de granjeros pillados apaleando pollos, perros desnutridos y abandonados, mataderos en países poco desarrollados con técnicas más que dudosas… Todo muy cuidadosamente seleccionado, montado y narrado para hacernos creer que esas son las formas habituales de hacer las cosas en todas partes…”

    R. Aquí ya comienza usted con sus hombrepajazos. La reto a que presente usted UN SOLO VIDEO que afirme que las prácticas condenadas ocurren en “todas partes”. :-/

    _”…y que el vegetarianismo es un método eficaz de lucha contra todo aquello. La mayoría de los debatientes que no estuvimos de acuerdo con aquella manera de razonar alegábamos que no era muy honesto apelar a nuestro sentido de culpa de manera tan sesgada para tratar de establecer una relación directa entre maltrato animal y consumo animal, para intentar conseguir así adeptos a un movimiento como el vegetarianismo…”

    R. Señora mía, si dejamos de alimentarnos de animales y de usar sus pieles y demás se acaba el maltrato relacionado con su crianza, por más que quizás usted consuma jamón de granja como los que pintan las caricaturas de Walt Disney. No convierta usted las excepciones en la norma, que la norma a nivel mundial son los criaderos industriales donde los infelices bichos no pueden ni echarse ni darse la vuelta ni se asolean ni respiran aire limpio NUNCA.

    _”Después de sentirse atacado por quienes no estábamos de acuerdo con él (una actitud típica de muchos activistas radicales de según qué clase de ideas…”

    R. Quiénes? Si son muchos mencione por lo menos DOS.

    _…”A veces se comportan como auténticas religiones organizándose para difundir el vegetarianismo y hasta dando reglas básicas sobre cómo hablar con los carnívoros para convertirlos (me encanta ese de “habla a los carnívoros como hablarías a un animal salvaje”). No digo que todos sean así, ojo. Ni mucho menos.”

    R. Entonces NO lo incluya en su discurso. Vio cómo se sintió usted indignada por la “cuidadosa selección” de imagenes negativas del video? Entonces no caiga en el mismo error. A ver, por qué su investigación no la llevó a LA VEGAN SOCIETY de Inglaterra? O a VEGETARIANISMO.NET?

    _”Yo conozco muchos vegetarianos majos como soles, discretos y respetuosos. ”

    R. Y por qué no los invitó para que la asesoraran en este artículo? El título del mismo implica una invitación para debatir, sin embargo su contenido demuestra que usted cree que ya tiene todas las respuestas.

    _”Solo digo que el extremismo organizado tiene siempre esa pinta sectaria que tan poco me gusta. Y tipos como este hacen flaco favor a la imagen de los vegetarianos en general.”

    R. Eso mismo pensé de usted cuando vino y colgó el enlace que lleva a la ORINOTERAPIA. :'(

    _”Pero aquel debate me hizo pensar y empecé a informarme mejor sobre el vegetarianismo y el veganismo. Sus porqués, sus inicios, diferentes modalidades, organizaciones actuales y sus ideologías… Y como veis, vi cosas que no me gustaron nada, y cosas que me parecieron muy respetables. ”

    R. Sin embargo no hace mención de ninguna de esas cosas “muy respetables” del vegetarianismo, lo que permite la duda que siquiera opine eso de verdad.

    “Consulté a expertos en nutrición, así como a vegetarianos y veganos, para tratar de comprender las varias posturas. ”

    R. Aquí hace falta enlazar las credenciales de dichos “expertos”.

    _”En el mundo del vegetarianismo argumentado por motivos de salud se dicen muchas sandeces, sobre todo en internet. Algunas tan absurdas como que comer carne produce esquizofrenia o leucemia. Y otras realmente peligrosas, como los que aseguran que la dieta vegana radical es saludable para bebés y niños en desarrollo…”

    R. De qué edad estamos hablando específicamente? Durante la lactancia, un bebé se alimenta de eso, de leche materna. De ahí en más, COMO EL RESTO DE MAMÍFEROS DEL PLANETA, a cierta edad ya no es necesario seguir tomando leche, mucho menos la de otras especies.

    Ahora especifique usted cuáles nutrientes son esenciales para niños en desarrollo que NO sean proporcionados por una dieta vegana.

    _”…o como la afirmación de la Unión Vegetariana Argentina de que se debe incluir orina en la dieta ya que la orinoterapia, junto con la dieta vegetariana, cura el cáncer.”

    R. Bueno, muchos argentinos también creen que Maradona es Dios y… Cualquiera que beba orina como “terapia”, vegetariano o no, merece cualquier desgracia que le genere… Estúpidos.

    _”A pesar de estas salidas de tono, los que alegan que ser vegetariano es más sano que comer carne tienen algunos puntos interesantes en los que llevan parte de razón. Las dietas vegetarianas no contienen colesterol y normalmente son más bajas en grasas saturadas y calorías, lo que reduce mucho el riesgo de enfermedades cardiovasculares, sobrepeso o problemas de tensión arterial.”

    R. Ajá…

    _…” Pero mantener una dieta con restricciones también puede tener efectos negativos en la salud, sobre todo si se es muy extremo, como los veganos (que no consumen ningún producto de origen animal, incluidos leche, huevos o miel)…

    R. Por qué? De cuáles nutrientes estamos hablando?

    _…” los crudívoros (que solo comen comida cruda y sin procesar de ninguna manera) o los frutarianos (que solo comen fruta).

    R. Los crudívoros y los frutarianos no entran en este tema. Abra usted un tema aparte preguntando, “Crudivorismo, sí o no” y que se les juzgue sin que nos salpiquen a los demás.

    _”Las principales carencias con las que se puede enfrentar un vegetariano son las de aminoácidos esenciales, fundamentales para la síntesis de proteínas…”

    R. CUÁLES aminoácidos esenciales no son proporcionados por una dieta libre de animales?

    _…”vitaminas D y B12, muy infrecuentes en el mundo vegetal, ácidos grasos esenciales y micronutrientes como el hierro y el zinc, que aunque estén presentes en muchas plantas son dificilmente asimilables por nuestro organismo cuando no tienen origen animal.”

    R. Cuál es el sustento de esto? Cuál de los expertos en nutrición que se consultaron para este artículo expresó tan extraordinaria aseveración?

    _…”Una dieta ovo-lacto-vegetariana (la que excluye la carne y el pescado pero incluye leche y huevos) no tiene por qué suponer peligro alguno para la salud, ya que bien equilibrada, subsana la mayoría de las carencias.”

    R. De nuevo, de qué carencias estamos hablando? Quién lo afirma? Basados en qué?

    _”De modo que aunque un vegetariano será menos propenso al sobrepeso (aunque la bollería y las patatas fritas engordan de lo lindo)…”

    R. Los vegetarianos promedio no se atascan de comida como las personas que se alimentan de animales lo hacen. Un vegetariano come mejor no sólo por lo que sirve en su mesa sino por cómo lo prepara.

    _…”también será más propenso que este a la anemia, las piedras en el riñón y a la fatal carencia de aminoácidos esenciales o vitaminas. Sobre todo los veganos, que si no complementan su dieta muy cuidadosamente pueden estar jugándose la salud. ”

    R. Mostrar la estadística que esto señala. Indique además la relación entre “saludable” y comer “de todo”. Lo más risible de todo esto, es que el vegetariano promedio planea y balancea su alimentación mejor que la persona que come animales promedio, de hecho, la persona promedio en el mundo occidental tiene o peligra de sobrepeso y seguramente morirá a causa de alguna enfermedad degenerativa causada por su pésima alimentación cuando no sea por accidente, crímen, o algún desastre… 🙁

    • January 23, 2012 at 11:32 am —

      Querido vigoratus. Quiero recordarte que esto no es un paper científico, es un artículo de opinión de estilo libre. Lo cual quiere decir que plasma mi opinión personal sobre una materia concreta después de haberme informado al respecto de la manera que a mí me ha parecido mas conveniente, escrito en el estilo y tono que yo he considerado adecuado. Cualquiera es libre de leer mi artículo, hacer sus propias averiguaciones, formarse una opinión personal y compartirla aquí con todos. Es obvio que mi opinión no solo es contraria a la tuya, sino que además te molesta. Ese es tu problema. En cuestión de opiniones no hay verdades absolutas y tienes que respetar (te guste o no) que otros saquemos conclusiones diferentes e incluso opuestas a las tuyas. Eso sí, procuremos todos mantener un tono respetuoso y cordial, para tratar de favorecer diálogos productivos y debates enriquecedores, manteniendo al margen las menciones o críticas personales. Gracias.

  18. January 22, 2012 at 10:37 pm —

    “El resultado es que aumentarían considerablemente la extensión para cultivos, mucho más que la que actualmente se usa para ganado”

    Puede que sea así, pero ¿seguro? ¿tienes algunas cifras?

  19. January 23, 2012 at 12:38 am —

    Sobre este punto, consideremos la siguiente analogía:

    Mi esposa, dos hijos y yo vivimos en dos acres de terreno, de los cuales un acre se dedica la agricultura y a árboles de sombra y/o bosque, medio acre para cada uno. Mi familia crece, más hijos, y estos a la vez crecen y tienen a sus hijos. Mientras más crecemos, más recursos consumimos, y nuestros 2 acres cada día son más y más insuficientes.

    Por otro lado, Carolina y su familia viven en la granja contigua, sólo que ellos aparte de los 4 miembros de familia tienen que hacer espacio para dos vacas, cuatro puercos y diez gallinas. Su familia crece al mismo ritmo que la mia, sólo que sus dos acres también sufren el impacto del crecimiento del número de animales.

    Ambas granjas (planetas) necesitan hacer algo diferente, obvio, mas la situación de la casa de Carolina alcanzará niveles críticos mucho antes. Ni hablar, tienen que comer MÁS BOCAS.

    En la casa de Carolina eso sí, son muy ingeniosos: le han metido un segundo piso a su casa, el agua de su bañera usada la filtran y es la que beben sus animales, pero aún así, los números son frios y es cada día más obvio que sus 2 acres muy pronto van a colapsar.

    Entonces:

    Millones y millones de animales son criados y sacrificados cada año. Millones y millones que consumen recursos SIN que realmente siga teniendo la urgencia que se ha venido argumentando. Podemos sacar a los animales de la ecuación, podemos ahorrarnos ese paso de la cadena alimenticia, podemos darle a nuestros 2 acres por lo menos un momento de respiro… 🙁

    Saludos.

    • January 23, 2012 at 11:16 am —

      Debo ser muy burro, no logro entender la analogía, lo siento.

    • January 23, 2012 at 11:45 am —

      ¿Por qué no haces tu propio post con la información que creas relevante, las fuentes que creas conveniente y el máximo nivel de detalle y rigor? Nos mandas el enlace y quien quiera seguir esta conversación que lo haga ahí. Dices que falta información. Proporciónala.

      Por cierto, cada vez que usas ese tonito condecendiente, Carolina se come una hamburguesa y yo un McNugget.

  20. […] la misma manera que se podrían fabricar órganos para transplantes, evitando así algunos de los dilemas éticos que algunas personas tienen con el consumo de […]

  21. January 29, 2012 at 11:52 pm —

    Solo para dejar constancia que he leído los comentarios sobre los que el forista vigoratus anda haciendo escandalos por otros lados.
    Me parece que Vigoratus no entiende muy bien lo que es propiciar una buena conversacion y su vegetarianismo o veganismo es algo parecido a una doctrina.
    Saludos.

    • July 3, 2016 at 4:08 pm —

      Saludos amigo Rosca haciendo otra vez aquí de las suyas

  22. January 30, 2012 at 9:00 am —

    Sin mencionar lo prohibitivamente caro que resulta mantener una dieta vegana y que los ingredientes de muchas recetas suelen ser difíciles de encontrar. Qué gusto haber leído una perspectiva escéptica acerca del vegetarianismo, ya valía la pena.

  23. February 5, 2012 at 11:30 pm —

    Bueno, como sabes soy vegetariana (en concreto ovo-lácteo-vegetariana) desde hace año y medio y en este tiempo me he dado cuenta de que los omnívoros siempre utilizan las mismas palabras y argumentos a la hora de criticar el vegetarianismo. Posiblemente la mayoría de los vegetarianos hagan lo mismo, pero yo nunca me he incluído en “la mayoría” en ningún aspecto de mi vida, y de hecho nunca he intentado convencer a nadie de que deje la carne o similares.

    He leído cosas en este artículo que JAMÁS habia oído/leído de ningún vegetariano/vegano (como lo de la orina), y aunque para muchos estas personas puedan ser “pirados”, todos los que conozco son personas increíbles y de lo más sensatas (no me gusta utilizar la palabra “normales”).

    Yo mis motivos por los que soy vegetariana simplemente no los cuento ni aquí ni en ninguna parte porque es una decisión personal que sólo me afecta a mí. Si alguien me pregunta realmente con interés y no para mofarse o soltar sandeces ofensivas, pues puede que responda (según me pille). Es un poco cansino que la gente te pregunte continuamente por qué comes lo que comes. Si alguien no come carne (por el motivo que sea) es un escándlo, pero si alguien no come NADA de fruta (que tengo una amiga a la que no le gusta NINGUNA fruta) no es tan raro, o al menos nadie se echa las manos a la cabeza.

    Obviamente no estoy de acuerdo con muchas cosas del artículo, pero no voy a discutirlas porque cada uno lleva la vida que quiere llevar y opina libremente. Lo que si quiero comentar es que no es comparable el matar un mosquito que tienes en el brazo y que por reflejo aplastas con la mano, que encerrar conscientemente a un animal en unas condiciones lamentables, drogarlo, cebarlo, matarlo fria y cruelmente y luego triturarlo. Que si vas a matar al pobre animal para comértelo, por lo menos que tenga una vida digna.

    That’s all folks!

  24. February 8, 2012 at 8:03 pm —

    Justamente hoy he visto este documental:

    Tiene apenas un año y está realizado en granjas de España. Por supuesto, debe ser la excepción a la regla(por no mencionar que es sesgada, vil y manipuladora la perspectiva desde la que se ha realizado), ya que en España todos sabemos lo bien que viven -y mueren- los animales destinados a consumo humano (y los que no están destinados a ser comida, sino a ser nuestra compañía también viven cojonudamente, sólo asomarnos para ver como son gestionadas la mayoría de las perreras españolas y veremos que son tratados como marqueses).

    Me hace gracia el siguiente punto: cuando se descubre que Nike explota a críos para coser balones, todo el mundo grita “boicot a Nike”. Cuando la crueldad es hacia los animales, otro gallo nos canta.

    • February 8, 2012 at 8:36 pm —

      Pensar que si no eres vegetariano entonces estás a favor del maltrato a los animales de consumo es una falsa dicotomía.

  25. February 8, 2012 at 8:52 pm —

    Nadie ha dicho eso Daniela: un leitmotiv del artículo era la circulación de un vídeo sobre como viven animales destinados para consumo humano en otros países. La respuesta fue que el vídeo era sesgado y sensacionalista.
    Yo he visto otro vídeo sobre cómo los tratan en España, lo comparto y me parece una situación lamentable, seas vegetariano, omnívoro o católico apostólico romano. 🙂

    • February 8, 2012 at 11:07 pm —

      Ah, vale, no había entendido tu punto. Es que soy malísima interpretando el tono sarcástico.

      No dudo que el maltrato animal sea un problema grave en España y en muchos otros países (por no decir todos o casi todos), pero que un video presente un problema real no quita que pueda hacerlo de manera sesgada y/o sensacionalista (y no hablo en particular del video que menciona Carolina en su introducción al tema del post porque no lo he visto). Eso también es falsa dicotomía.

  26. February 9, 2012 at 12:59 pm —

    1)Te propongo usando todo tu espíritu científico, que busques el número que aparece en la cáscara de los huevos que cuestan un euro la docena, y que investigues a ver cuáles son las condiciones en las que están las gallinas.)

    2)En efecto hay mucha gente que dice estupideces sobre los motivos de salud. Señalas bien los aspectos positivos de una dieta vegetariana. La dieta ovolactovegetariana es perfectamente sana, porque como bien dices, hay que comer de todo, y como tenemos la suerte de qe las proteínas del huevo y de la leche son tan estupendamente bien metabolizables como las de la carne, somos felices, y tenemos una forma supersencilla de minimizar el sufrimiento.

    Y ahora pasamos a lo bueno. Dices ante mi mayor sorpresa que el vegetarianismo no está basado en argumentos racionales, sino que está basado en sentimientos irracionales y es una preferencia personal! como al que le gustan los pantalones anchos o de pitillo. Me decepciona profundamente que siendo colaboradora de amazings no te hayas leído este hilo, http://amazings.es/2011/06/10/los-derechos-de-los-animales/ y que tampoco siendo “escéptica activa” te hayas leído este otro: http://lacienciaysusdemonios.com/2011/10/24/¿son-imprescindibles-los-animales-de-experimentacion/ En esta última puedes empezar a leer a partir del comentario 70 o así ;)) Ahí tienes unos cuantos argumentos racionales, que por cierto, son los que deberías considerar y o mencionar cuando hablas de vegetarianismo, porque quizá tu opinión sobre el vegetarianismo está sesgada, puesto que sólo das los argumentos más débiles (si esq se pueden llegar a llamar argumentos).

    Lo que haces en el párrafo que comienza con “yo estoy en contra del maltrato animal” se llama falacia naturalista. También violar mujeres es biológicamente natural. También la ley del más fuerte es biológicamente natural. Que algo sea biológicamente natural no significa que sea bueno, así que no das un buen argumento para sostener que comer animales sea bueno.

    Lo que nos convierte en los malos de la película es el hecho de que somos capaces de ver por qué (con razones) está mal, y seguir haciéndolo.

    Dices que matar para comer no es (o no tiene por qué ser) maltratar. En negrita. Vayamos al significado de las palabras… maltratar significa tratar mal. Maltratar a un niño o a una mujer es causarle sufrimiento o no respetar su interés en no sufrir dolor o en continuar viviendo. Aceptamos esa dificinición? Si la aceptas (y si no lo haces debes mostrarme por qué el caso de los animales es diferente) entonces es evidente que matar implica maltratar. Podrías intentar defender que un animal no tiene interés en seguir viviendo o en evitar el dolor… Go on…

    Después dices que en tu opinión para luchar contra el maltrato animal no hace falta dejar de comer animales sino hacerlo con respeto. Me puedes explicar como es posible respetar el interés en vivir del animal si se le mata? Yo respeto tu opinión, pero agradecería que estuviera asentada sobre argumentos racionales que espero que me des. Supongo que de tu argumento se derivará la explicación de por qué dejar de comer animales no es efectivo para luchar contra el maltrato animal. 🙂

    Hablas después de la empatía. Tienes toda la razón en que la empatía (la compasión en realidad) está basada en sentimientos, pero no sólo en sentimientos sino en una percepción adecuada de los demás. Si alguien no siente compasión por un judío en un campo de concentración decimos que es un monstruo, y que no tiene ética. La compasión, entonces, sale a la luz cuando consideramos que alguien no merece el tratamiento que se le está dando. Merecer o no merecer, esa es la cuestión. Y en base a qué se merecen ciertos tratamientos u otros? pues creo yo que en base a ciertas características de cada tipo de ser. Se suele decir que la característica que hace que no merezcamos un trato inhumano es la racionalidad. Pero resulta que los irracionales (como los magufos, hablando de coña, y las personas en coma o discapacitados mentales profundos, por ejemplo, hablando en serio) también merecen no ser maltratados. Y por qué? Aquí tienes dos caminos: el primero es decir “esq son personas en potencia” o cualquier esencialismo de estos nada fundamentado. Como somos personas racionales que no nos dejamos engatusar por esencialismos magufo-religiosos, asumimos que este camino está vedado. Bien. El segundo es decir “Esq le duele”. Si decimos que torturar a alguien que carece de razón es malo, será porque tiene capacidad de sentir dolor. Si la capacidad de sentir dolo es lo fundamental, hay BUENOS ARGUMENTOS RACIONALES para considerar moralmente los intereses de los animales.

    Una persona inteligente y buen educada moralmente es capaz de sentir compasión por aquellos seres que tiene características adecuadas y son merecedores de compasión. Los cacho de bestias de los encomenderos que convivían cn bartolomé de las casas no era inteligentes ni estaban bien educados moralmente, y no eran capaces de ver las características en los indios que les hacían merecedores de buen trato.

    Después traes el argumento de “esq no se puede ser puro y vivir sin matar animales” lo cual se complementa con “Como no se puede ser puro, y ellos que van de puros por la vida no lo son, estoy justificado para comer animales”. Interesante. Primero, todo el argumento completo es un claro caso de falacia two wrongs don’t make a right, o en cristiano: porque otro haga algo que esté mal, tu no estás justificado para hacer otra cosa que esté peor. Y ahora voy a la base No se puede ser puro. Esto plenamente de acuerdo. Lo que se puede hacer es minimizar, y es lo que siempre he defendido. Claro que para comer verduras hace falta usar insecticidas y plaguicidas y todo eso, pero comer sólo verduras minimiza el sufrimiento que causas. Del mismo modo que comprarte ropa que sabes que no está hecha en régimen de explotación es recomendable si consideras que no se debe explotar a la gente, aunque es posible que tu actividad cause algo de sufrimiento, pero para mi desgracia cada cierto tiempo se me rompe la ropa y me tengo que comprar más.

    Jajaja, y ahora me sales con por qué las plantas que también son seres vivos se las puede matar… bueno… como debes de ser una chica lista, supongo que con lo que te he dicho hasta ahora es suficiente… pero por si acaso, repito: por qué una planta se puede comer y un animal no? Porque lo que importa es el sufrimiento… su-fri-mien-to. Hay razones para pensar que una planta sufre? Bien, para que sufra necesita 1) ser consciente del sufrimiento y 2) tener un sistema que transmita ese sufrimiento hasta su consciencia (nociceptores hablando de forma muy burda, y SNC). Tiene una planta SNC? No parece, ni tampoco parece que tenga nociceptores. Pero incluso aunque algunos estudios en fisiología señalaran que tienen ciertas estructuras análogas de algún tipo, y puesto que la naturaleza sigue la ley del mínimo esfuerzo…. necesita para algo la consciencia la planta? No se puede mover, no necesita un sistema de recompensa basado en el placer y en dolor para sobrevivir en la tierra, no parece que le vaya a servir para demasiado ser consciente no? Y claro, efectivamente, algo hay que comer, minimizando a ser posible el sufrimiento que se causa (en realidad, siendo razonables, podemos asumir que las plantas no sufren).

    Estamos en el terreno de lo filosófico, sin duda, y de lo ético sin duda. Es IMPOSIBLE RACIONALMENTE trazar una línea divisoria clara sobre dónde está el límite de lo admisible? Bueno, espero haberte dado algún argumento racional, y si te parece incorrecto, que me digas por qué. Ah, y por cierto, es completamente inadmisible desde tu propio punto de vista tu propia teoría. Si REALMENTE creyeras que en e terreno de lo ético es casi imposible trazar racionalmente una linea divisoria y que es realmente una opinión personal todas IGUAL de respetables, te parecería perfecto el racismo, el machismo, el sectarismo, el tribalismo, las guerras de religión…. porque no se puede trazar una línea clara de dónde está la división entre si es bueno matar a un musulmán o no, y por tanto… bueno… hay gente que dice que matarlos está mal, y parece que me da razones, pero el realidad se basa en sus sentimientos, y todo esto es una cuestión de sentimientos, como a mí me parecen unos perros infieles asquerosos, mola matarlos 🙂

    De nuevo vuelves a que no comer animales no es una manera efectiva de que no se los maltrate… seré un poco más caritativa contigo y interpretaré lo que quieres decir: Podemos seguir comiendo animales si se los trata adecuadamente en las granjas, y no se les causa dolor en su muerte. Esa interpretación caritativa que hago de lo que dices no me muestra porque no es un método efectivo… Y además, teniendo en cuenta la definición de maltratar es dudoso que eso sea así…

    Respecto a lo de las leyes estoy completamente de acuerdo, y los animalistas listos actúan en dos frentes: 1) tratar de convencer a la gente de la necesidad de minimizar el sufrimiento de los animales y 2) tratar de cambiar las leyes. Una cosa no quita a la otra

    Ah, y por cierto, otro motivo por el cual justificar a decisión de comer carne con la necesidad de comer vegetales no es adecuado es que en realidad, si computas la vida que matas comiendo carne (asumiendo que la vaca es matada para tu consumo) el resultado es: para que tu consumas se mata la vaca y todos los vegetales que la mata comió. Si sólo comes directamente vegetales, la cantidad de vida matada (que además como hemos visto no es consciente) es mucho menor, y como el principio es la minimización, es más aceptable. Y aquí podemos aceptar el argumento de jose antonio, el principio de minimización sigue siendo aplicable. (aunque sea 10 a 4, y no 10 a 1, sigue siendo mucho menor)

    No cabe duda de que la cuestión es dónde quiera uno poner sus límites y cómo quiera justificarlos. Pero como bien sabes, hay buenos y malos argumentos, y en general, cuando un argumento es bueno y no se te ocurre como contestarlo, conviene hacerle caso. Nadie dijo que ser realmente científico fuera fácil.

    Hablas de la sociedad hipersensibilizada… y cometes de nuevo otra falacia: poner el ejemplo de alguien que no era sensible al dolor de los demás no es un argumento para apoyar que matar animales sea bueno. De nuevo una versión de la falacia del naturalista. La gente hace 200 años maltrataba a los niños, a las mujeres y a los esclavos. Pero eso no hace que esos comportamientos estén bien o que no sean rechazables. Sin duda la gente era mucho más burra, y de nuevo, si somos adecuadamente sensibles o inadecuadamente sensibles, depende de cómo sea la realidad, lo cual se averigua empíricamente (no experimentalmente). Tener compasión por un pedazo de plástico no parece que esté demasiado justificado, pero por el negro esclavo parece que sí….

    Respecto al último argumento, es un argumento pero no me parece de los fundamentales, porque lo que realmente me importa es el individuo.

    Respecto a lo de dejar a cada cual que haga lo que mejor le parezca estoy completamente de acuerdo. De hecho vivo con un carnívoro sin que se me caigan los anillos.

    Puesto que últimamente me he dedicado en varias ocasiones a defender este tipo de cosas, creo que en algún momento voy a tener que componer una argumentación bien hecha y colgara en algún lugar, para que se vaya borrando progresivamente esa idea tan extendida (y que en muchos casos responde a la verdad) de que los vegetarianos son un tipo más de magufo, radical y anticiencia.

    (Y todo eso sin mencionar la graaaan cantidad de argumentos basados en la ciencia que se pueden dar para considerar moralmente a los animales. Eso como que es otro capítulo, y ya que has planteado la disusión en términos de argumentos éticos, pues te contesto en esos términos).

    PD: En tu entrada de la homeopatía hablas del “escepticismo activo”. Escepticismo significa “Desconfianza o duda de la verdad o eficacia de algo.” en su acepción actual (que en realidad no es la buena). Me temo mucho que un anticiencia también puede ser escepticismo activo. Así que mejor hablar de racionalidad, o de ciencia, no crees?

    @Joseantonio: naturalmente se dejarían de criar animales domésticos… so what? menos metano pa la atmósfera 🙂

    Vaya, me he leído los comentarios después de haber escrito la respuesta, y de nuevo me siento decepcionada ante la ausencia de respuesta al interesante comentario de danelolivaw que dice cosas parecidas a las mías, y que confíaba fueran respondidas por escépticos y racionalistas activos.

    Saludos.

  27. February 9, 2012 at 6:26 pm —

    Y por cierto, como eres una chica razonable (y sensible a las argumentaciones de los demás), declaro que mi única intención cuando digo esto de que me decepciona tal y cual es sólo picar un poco, no ofender. Y pido disculpas si ofende 😉

  28. […] originalmente publicado en Esceptica.org Visita Esceptica.org para leer más artículos interesantes. Share this:TwitterFacebookLike […]

  29. December 16, 2012 at 2:14 am —

    Sobre los argumentos de salud para adoptar el vegetarianismo, es cierto que muchas veces son magufadas puras y duras. No obstante, no olvidemos que igualmente gran cantidad de los argumentos para consumir productos animales no se quedan atrás en este sentido: se necesitan proteínas (ignorando la existencia de proteínas vegetales), “sólo la leche tiene calcio” (díganselo a los intolerantes a lactosa), “los peces no son carne” (sic), etc., etc.

    De cualquier forma, la discusión al respecto no me interesa, no así el debate en torno a la consideración moral de los animales no-humanos.

    En primer lugar, habría que aclarar que el veganismo, es decir, el respeto por los seres sintientes, incluye el ámbito culinario, aunque no se limita a este, abarcando todos los ámbitos de explotación animal: entretenimiento, recursos, experimentación, etc. Sin embargo, por alguna razón, esta entrada sólo se centra en el primero que mencioné.

    “Es una opción personal, basada en la empatía y la compasión que, aunque todos las sentimos en mayor o menor medida, son sentimientos irracionales. Por lo tanto es cuestión de opiniones, y no es tan fácil usar la razón o la ciencia para dilucidarlos.”

    Una opción personal es aquella que concierne a la propia persona (ponerme una camisa azul en lugar de una negra, por ejemplo), no aquella que daña a otros o atenta contra sus intereses. Cada quien es libre de hacer lo que quiera, en tanto no atente contra la igual libertad de los demás. La cuestión es que se suele entender que los animales no-humanos no son nuestros iguales, por lo que sus intereses no deben de ser tenidos en cuenta (o sólo han de serlo de forma secundaria). No obstante, no existe ninguna justificación racional para ello.

    En ética o filosofía moral los gustos, sentimientos, preferencias, intuiciones o prejuicios de cada quien no sirven para justificar absolutamente nada, y eso va tanto para quienes apelan a estos para incluir al resto de animales en la comunidad moral, como para quienes hacen lo mismo para excluirlos. Un juicio moral, si no está apoyado por buenas razones, es arbitrario y debe ser rechazado, sea cual sea. Así de simple.

    Una diferencia de trato, para estar justificada, debe estar basada en un hecho que sea relevante o pertinente para el asunto en cuestión. Caso contrario, se trataría de una discriminación injustificada. Así, si alguien afirmara, por ejemplo, que las mujeres no deberían poder votar porque en general no son tan fuertes como el hombre, se le podría cuestionar: ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? Pues nada, porque el derecho al voto no se relaciona con la fuerza física, sino con la capacidad de tomar decisiones políticas. Por ello es que excluir a los gatos de esto, o a los niños hasta que alcanzan cierta madurez, no supone una exclusión injustificada, aunque no así en el caso de las mujeres adultas, capaces de participar de tales asuntos.

    En el caso de la consideración moral, lo único que importa es la sintiencia, la capacidad de sufrir y disfrutar, precisamente porque es esto, no otra cosa, lo que determina que un ser posea intereses que puedan verse afectados por los demás. En este sentido, la especie resulta tan irrelevante como el genero, la “raza”, la nacionalidad, etc.

    “Yo estoy en contra del maltrato animal, por supuesto, como cualquier persona medianamente decente.”

    Todos (o casi todos) están de acuerdo en que se debe mejorar el trato que se da a los animales no-humanos cuando se les utiliza como meros recursos, pero pocos cuestionan la utilización misma, o si acaso sólo en algunos animales (como a veces se dice, “amamos a unos y comemos a otros”).

    Este tipo de inconsistencias llevan a situaciones como, por ejemplo, oponerse a la tauromaquia a la vez que consumir productos animales, a pesar del hecho de que el uso de animales para recursos es con seguridad el peor de todos, tanto en cantidad (los animales afectados por esto se cuentan en miles de millones al año), así como también muchas veces en forma (su sufrimiento es sistemático y puede prolongarse durante años).

    “Estoy totalmente en contra de matar por deporte o diversión, no soporto ver a alguien hacer sufrir innecesariamente a ningún animal, y sé que en muchas granjas y mataderos no se hacen las cosas de la manera mas ética posible, y creo que eso debería cambiar.”

    El uso de animales como recursos, al carecer de justificación racional, es un mal-trato en sí mismo, sin importar la forma en que se haga.

    Tanto la ciencia de la nutrición como la evidencia empírica de miles de veganos demuestran que se puede vivir y estar sanos sin productos de origen animal. Consumirlos es, pues, un capricho al paladar, así como el usar pieles es un capricho estético, por ejemplo. Se puede prescindir de estos.

    “Pero también creo que el ser humano es un animal más en este rico reino animal de nuestro planeta, y omnívoro a todas luces. Pienso que matar para comer no solo no está mal, sino que es biológicamente natural.”

    Del hecho que algo sea natural no se sigue que sea correcto, bueno o justificado. Existen muchas conductas que consideramos surgen de tendencias naturales, tales como la violencia, por ejemplo. Nadie justificaría, sin embargo, manifestarlas o ejercerlas sólo por este hecho. Pretender derivar el deber ser (prescripción) del ser (descripción) es un error lógico con nombre: falacia naturalista. Y es que la naturaleza no es ni buena ni mala, sino amoral.

    “Lo que no quiere decir que las plantas (los insectos o los moluscos) no tengas su propio mecanismo de detección de peligro y reacción ante él, aunque no lo llamemos “sufrir”.”

    Sufrir es una experiencia subjetiva experimentada en un cerebro/mente. Las plantas, aunque están vivas, carecen de un sistema nervioso central o un sistema análogo que les proporcione esta y otras experiencias. Lo que sí tienen son reacciones ante estímulos externos (tropismos), que no son equiparables a la sintiencia, de la misma forma en que tampoco lo son los sensores eléctricos que tienen respuestas al ambiente. Son acciones mecánicas, nada más.

    Además, incluso aunque las plantas fuesen capaces de sufrir y disfrutar, una alimentación vegana seguiría representando la mejor opción para causar el menor daño, dado que esta requiere una menor extensión de tierras de cultivo al ser dedicados estos para alimentar directamente a los seres humanos, en lugar de para la crianza de ganado, algo muy ineficiente.

    “Por otra parte, lo que a mí el sentido común me dice es que no comer animales no es una manera efectiva de evitar que se los maltrate.”

    Entre menos personas consuman productos animales, menor es la demanda, por lo tanto, la crianza o caza que se hace de los mismos. Simple ley de la oferta y la demanda.

    “También hay que tener en cuenta, como bien explica JM Mulet en esta otra entrada de su blog, que comer solo vegetales no te garantiza que no se haya matado o perjudicado a ningún animal en el proceso.”

    Claro que no, pero sí garantiza que los animales dañados son menos. Que no podamos evitar todo el daño causado a otros animales no significa que no debamos esforzarnos por disminuirlo, así como lo hacemos con los humanos. Nadie diría, por ejemplo, que no hay que ayudar a los niños de la calle porque de cualquier manera es imposible eliminar todo el daño causado a todos los humanos. Al contrario, entendemos que cualquier disminución siempre es buena.

    “Tambien he oido decir a varios veganos que no quieren comer nada que ellos mismos no sean capaces de matar.”

    Si se refieren a animales, entonces no son veganos. Creo que te confundiste aquí o se confundieron ellos.

    Saludos 🙂

  30. April 18, 2014 at 8:47 pm —

    hola a todos si bien este articulo esta ya un poco antiguo me detuve a leerlo ,tambien lei algunos comentarios ,quiero decir que soy vegana pero no me interesa convencer a nadie para que lo sea , ni nadie podra convencerme a mi de que el modo de alimentarme que adopte puede ser perjudicial para mi salud.
    Mi manera de alimentarme no es en defenza de los animales,no pretendo combatir el maltrato animal
    Creo fervientemente que yo soy lo que entra en mi por mis sentidos,por eso me cuido de lo que oigo, me cuido de lo que veo y tambien me cuido de lo que como por supuesto,. No es por salud es mas una cuestion almatica
    Asi de simple si me preguntan porq no consumo carne simplemente digo ;no consumo dolor ,tiene mal sabor ,no me agrada al paladar
    saludos a todos

  31. August 30, 2015 at 4:20 pm —

    La autora incurre en la falacia naturalista, ya que una cosa sea “natural” no significa que esté bien. Matar animales para comérselos forma parte de nuestro uso de los animales como diversión (placer gastronómico) ya que es perfectamente posible para los humanos, a diferencia del resto de animales, cambiar nuestra conducta “natural” por cuestiones éticas. Una dieta ovo-lacteo-vegetariana, vegetariana e incluso vegana es perfectamente posible con algunos complementos fáciles de conseguir.

    Si se quiere seguir siendo omnívoro o carnívoro, como en las nuevas dietas “paleolíticas”, desde el punto de vista ético y no caer en la hipocresía o en una contradicción performativa, lo que hay que hacer es admitir nietzscheanamente que los animales son jerárquicamente inferiores a nosotros por lo que estamos legitimados a usarlos en nuestro beneficio, el que sea (de la gastronomía a la investigación farmacéutica pasando por las corridas de toros), con la condición de hacer que su dolor sea el mínimo posible en cada circunstancia.

    Es muy interesante la condición de que uno tenga que matar a los animales que tenga que comer, porque mucha de la hipocresía acerca de los animales que matamos para comerlos viene dada de que no vemos su sufrimiento en los mataderos y en las granjas, lo que nos permite tener un falsa buena conciencia.

    Un saludo

Leave a reply