Alexia vs. Camino: las dos caras de la moneda

Alexia vs. Camino: las dos caras de la moneda

Hoy vengo a hacer algo así como una crítica de cine. Sucede que he visto -al fin- una película que me habían recomendado hace tiempo: “Camino”. “Camino” está inspirada en hechos reales: se basa en la vida de Alexia González-Barros, una niña española que está en proceso de beatificación, pudiendo así quizás llegar a convertirse en la primera santa del Opus dei.

Quizás ustedes y mis colegas españolas de Escéptica ya conocían la historia, pero yo nunca había oido hablar de ella y la verdad es que quedé bastante shockeada (he ahí la razón por la que decidí escribir al respecto). Lo que más me sorprendió, fue la forma en que la película retrata el modo de enfrentar la vida que tienen las personas tremendamente creyentes, en particular de esta secta que es el Opus dei.

La idea aquí no es arruinarles la película en caso de que quieran verla, pero hay ciertas cosas que me parece posible compartir sin matar mayormente la emoción ni la trama. La historia, para quienes no la conocen, comienza así: Camino (quien representa a Alexia) es una niña de 14 años nacida y criada en una familia Opus dei. Su hermana mayor incluso es numeraria. El tema es que Camino, como todas las niñas de su edad, disfruta bailando, poniéndose bonita y haciendo cosas que bueno pues, cualquier niña normal de 14 años haría. Incluso, se enamora de un niño y por eso decide unirse a un grupo de teatro. El problema, claro está, que su madre desaprueba todo esto, ya que cree que son cosas que la desvían del camino del señor.

Hasta acá nada nuevo, al menos para mi. El punto es que Camino se enferma gravemente. Al punto que se encuentra al borde de la muerte. Su familia llora, están todos destrozados, pero están felices. Porque ella va a morir y va a encontrarse con Jesús.

Una duda que siempre he tenido con la gente creyente, específicamente cristianos, es precisamente esa: si al morir uno va al cielo a encontrarse con Jesús (¿o es con Dios con quien se encuentran? la verdad no lo recuerdo), ¿por qué es la muerte tan indeseable? No me parece descabellado afirmar que la mayoría de quienes lean esto no quieren morir, a pesar de tener la conciencia de que así será algún día, ni mucho menos desean que muera algún familiar cercano o un ser muy querido. La certeza de la muerte está siempre, pero -casi- nunca esta es deseable. Sin embargo en este caso, la familia está tan convencida de que es lo mejor que le podría pasar a su hija, que lo desean para ella, y le señalan que cuando lloran es de envidia, porque ella va a encontrarse con Jesús. La pequeña incluso le dice a su hermana que rezará para que ella muera también.

¿Creepy, no? A mi nunca se me pasaría algo así por la cabeza. Podrían decirme que es porque soy atea, bien, pero después de conversar con mi madre -creyente- les aseguro que tampoco lo pensaría. Es dificil que alguien realmente llore de envidia porque otro se está muriendo.

Pero claro, la promesa de la santidad es más fuerte.

Y aquí viene mi problema, y por qué me gustaría contrastar la película con el caso real: mi conocimiento sobre esta historia se basa netamente en la película que acabo de ver, lo que claramente es una fuente altamente subjetiva y de la cual no me fiaría a ojos cerrados. Apenas terminé la película, lo primero que hice fue googlear el nombre de la niña para encontrar antecedentes más claros de cómo fue su caso. ¿El problema? Todos los sitios que encontré, descartando los de críticas sobre la película y wikipedia que sólo entrega algunos datos escuetos, corresponden a páginas del Opus dei dedicadas a la historia. Asi que, por un lado, tengo una película que demoniza al Opus y a todos quienes lo rodean y deja a la niña como víctima de algunos locos (suena un poco grave la acusación, pero vean la película y me van a entender) y, por otro lado, tengo www.alexiagb.org, una página Opus dei con testimonios de su familia y amigos que dejan claro que la pequeña poco menos había nacido para ser santa. Todos los otros sitios que encontré buscando el nombre real de la niña, o son enlaces de la misma página, o son páginas del mismo estilo; es decir, de subjetividad objetividad, no he encontrado nada.

Como atea y enemiga de las religiones en general, personalmente no me cuesta mucho ponerme, derechamente, de lado de quienes realizaron la película. Más allá de la historia de la niña, se ven aspectos del Opus dei, y de las personas que lo conforman, que en mi opinión corresponden, sencillamente, a ideas inhumanas. No me entra en la cabeza como alguien con una pizca de sentimientos por alguien puede llegar a actuar asi. Sin embargo, mi posición escéptica intenta no hacerme saltar de inmediato a alguno de los dos bandos, sin antes recopilar más información.

Que las religiones y el Opus dei sobretodo son para mi algo horrible, no tengo dudas. Mis dudas son si efectivamente esta gente llega a niveles tan extremos de creencias como se ve en la película.

¿Qué opinan ustedes? ¿Conocen la historia, han escuchado algo, han visto la película? ¿Conocen a alguien, fanático religioso u Opus dei, gracias al cual puedan corroborar que SI son así de extremos? ¡Déjame tu opinión en los comentarios!

(Les dejo el link al trailer de la película, para quienes quieran verlo: http://www.youtube.com/watch?v=WmpXX4IsU0I )

By Fran
Chilena, estudiante de astronomía; amante de la ciencia, el pensamiento crítico y la literatura. Me gusta difundir la ciencia y la razón, por sobre todas las cosas.

13 Comments

  1. Hola.Estuve estudiando la carrera unos años en la Universidad de Navarra.
    Y sí, me lo creo, a mi me da la impresión de ser una vivencia espiritual tramposa:
    – muy integrada en la unidad del Opus (incluso en Navidad, en la residencia de estudiantes, los numerarios se quedaban porque está antes la familia del Opus que la propia).
    – obtener beneficios tanto económicos como de poder (con partidos de derecha, tanto en época de Franco como del PP, por ejemplo Federico Trillo es del Opus)

    Y, en general, tiene estructura típica de secta.

    Para mison malos bichos, a mi me vendieron varias veces a mis espaldas y con una sonrisa en la cara.

    Pero ojo, también hay jovenes que realmente creen y lo viven inocentemente, cosa que me da lástima, porque se aprovechan mucho de ellos sus propios jefes.

    • Para mí, lo peor son los que de verdad creen, ya que están viviendo una ilusión… más allá de que uno piense que creen en un amigo imaginario, a lo que voy es que, como dices, la famosa “obra” les vende ilusiones y les engaña, para aprovecharse de ellos. Una lástima.

  2. No conozco a nadie del Opus, pero tu post me ha recordado esta web: http://www.opuslibros.org/

    Es una web de ex-miembros de la Obra, donde ofrecen recursos para irse o incluso para no entrar. La página está actualizada (la sección “Escritos”, de hecho, a día de anteayer) y en ella puedes encontrar cosas muy curiosas, como un documento de Access con los libros prohibidos del Opus, con un buen montón de obras numeradas desde 1 (apta para niños) a 6 (necesita autorización del prelado personal para leerse).

    No sé hasta qué punto su información es fiable, porque obviamente los ex del Opus no pueden ser neutrales, pero quizás te apetezca echarle un ojo.

    • ¡Excelente! Muchas gracias por el dato del sitio. Estuve leyendo un poco y me pareció muy interesante, apenas tenga tiempo leeré más testimonios.

  3. En mi semana de catecismo (mi única educación religiosa) me contaron una historia muy parecida de un niño muy bueno, muy bueno, muy bueno, que nunca había pecado. Sus compañeros de clase tenían envidia de su pureza y lo invitaron a una fiesta donde lo iban a obligar a pecar. Justo antes de la fiesta, el niño enfermó y murió. Y esto era una historia feliz.

    • Qué triste, y aún más triste cuando son niños. ¿Qué nivel de “pecado” horrible podría llegar a cometer un niño? Los estresan desde pequeños, haciéndoles pensar que cosas comunes y corrientes a su edad son pecados…

  4. Mi tía es agregada (con celibato pero un trabajo civil y viviendo en su casa) y a mí intentaron captarme de pequeña: con 11 años me invitaban a clases de equitación, piano… un montón de cosas que a mí me gustaban pero mis padres no podían pagarme, y he estado en varios pisos de numerarias. Las técnicas son de secta total, intentando captar nuevos adeptos con cosas que tú quieres y ellos tienen (suelen ser gente con mucho dinero), y los códigos de conducta son muy estrictos (no fumar ni llevar pantalones en público, sólo faldas por debajo de la rodilla, y cosas así).
    Sinceramente, no me parece peor que cualquier otro creyente en cualquier religión. Por ejemplo, he ido toda la vida a clase con un montón de kikos(los del movimiento neocatecumenal) y al final, todo es lo mismo.

  5. Ésto del Opus Dei es un cáncer que tenemos en España y que se extiende a varios países más, lo que pasa es que aquí infesta el mundo empresarial, el político y hasta la judicatura. Si te la juegan y te quieres defender, vas dado. Yo recomendaría el blog de una señora que se salió del Opus Dei, y la organización le intentó hacer la vida imposible por tierra, mar y aire. En el blog cuenta cosas interesantísimas, se dedica a desmontar mentiras, a contar experiencias y a desenmascarar a caraduras de la secta. El sitio es http://sinmiedoalopusdei.blogspot.com/

  6. Los Opus Dei son tremendos. La película los retrata de maravilla. Tanto en Chile como en España tuvieron un rol gravitante con sus respectivas dictaduras fascistas de ultraderecha (Pinochet y Franco). Son elitistas y les apoyaron gustosamente con su poder económico a cambio de obtener prebendas políticas y más poder económico. Son una secta integrista católica.

    Su fundador, (San) Josemaría Escrivá de Balaguer era un sicótico que poco tenía que envidiarle a cualquier imán musulmán de los que estamos acostumbrados. Leí su obra basal, “Camino”, de donde proviene el nombre de la protagonista, jugando magistralmente con numerosas evocaciones cruzadas entre la trama y el magisterio; es un breve manifiesto (de 1.000 “máximas”) donde queda en claro tanto su fundamentalismo como su estrechez intelectual, siendo leído asiduamente por sus devotos como libro de cabecera. Es demencial. Les recomiendo su lectura.

    El sitio Opus Libros que refirieron es puro filete.

  7. Vean el documental chileno “Opus Dei – Una cruzada silenciosa” para formarse una somera idea http://www.youtube.com/results?search_query=opus+dei+cruzada+silenciosa

    • Me fui a ver el documental y me encontré con el cura José Miguel Ibáñez Langlois y su justificación de la censura… creepy.

    • ¡Es muy bueno ese documental! En verdad es bastante creepy

      • Todo este asunto del opus dei es tremendamente creepy en realidad. La impotencia que siento ante tremendo oscurantismo es tremenda. Toneladas de rabia. Y bue, contra todo lo que signifique culto a fantasmitas también.

Add Comment Register



Leave a Reply