Anti-cienciaMedicina alternativaTeorías de la conspiración

Señales de peligro

El año pasado, Maki Naro, colaborador de Sci-ence y Mad Art Lab, hizo una estupenda guía visual de charlatanería y falsos remedios. La guía tuvo tanto éxito, que Maki prometío que continuaría construyendo sobre ella, reforzando los criterios y agregando más señales de peligro. Hace unas semanas, finalmente publicó la nueva versión. Y eligió a Escéptica para presentarla en español.

En ambas versiones de la guía, Maki incluyó una breve explicación de cada panel y aquí he hecho una adaptación de esos textos. Donde fue posible, incluí enlaces a artículos en español. En el resto dejé los enlaces originales en inglés.

Las señales de peligro de la charlatanería:

    Testimoniales:
    Los falsos remedios normalmente vienen acompañados de testimonios positivos de la abuela o mejor amigo, pero es importante recordar que son evidencia anecdótica. No significan nada.

    “Ayuda a tu cuerpo a….”:
    Cuando alguien te dice que “ayuda a tu cuerpo a sanar por sí mismo” es una forma astuta de decir que no hace nada pero que no dudes en agradecérselo cuando mejores. Ten en cuenta que si tu cuerpo realmente estuviera “desbalanceado” o necesitara ayuda para “eliminar toxinas”, estarías en el médico y no comprando hierbas porque tendrías la piel amarilla o no te podrías tener en pie.

    Doctor famoso:
    La apelación a la autoridad. Cuando alguien se ha convertido en famoso o ha ganado uno o dos premios Nobel, creen que pueden decir cualquier cosa y la gente cree que deben tener razón. Esto no es cierto. Puede ser que el Dr. Oz sea un gran cirujano, pero cuando decide avalar psíquicos y charlatanes, tienes que ver más allá de los reconocimientos que pueda haber recibido en el pasado.

    Sabiduría milenaria:
    La apelación a la antigüedad es una falacia lógica muy común que dice “si algo lleva mucho tiempo, claramente funciona”. Es usada para darle credibilidad a muchas prácticas antiguas, pero equivocadas. Muchas veces se disfraza con la excusa de que “es tradición”. Es una falacia lógica porque la única evidencia para su funcionamiento es su longevidad.

    Las prácticas antiguas ineficaces no tienen lugar en el mundo moderno, no importa cuanto cariño les tengamos. Los tiempos cambian y cuando alguien no quiere cambiar, pide que se respeten sus prácticas sagradas sin importar qué tan inverosímiles sean. Ten cuidado.

    Conspiraciones:
    Estas teorías se puede resolver pensando dos pasos más adelante. Digamos que un señor desarrolló un coche que funciona con pis de perro, pero la industria automotriz y la industria petrolera lo están ocultando. Ahora, solo TÚ te puedes beneficiar de este descubrimiento porque eres muy listo. ¡Qué bien! Aún suponiendo que “Big Auto” lo estuviera ocultando, ¿qué detiene al resto del mundo? ¿No crees que, por ejemplo, China, estaría utilizando esta nueva fuente de energía a tope? ¿Te das cuenta cómo esto juega con nuestros deseos de “saber el secreto”?

    “Compra mi libro”:
    Muy sencillo. Una forma fácil de evitar los protocolos de investigación médica es publicar un libro. ¿Para qué sufrir todo ese ridículo proceso de revisión por pares cuando puedes dirigirte directamente a tu crédula audiencia? Ten cuidado con los que dicen saber algo pero que es necesario comprar su producto para descubrirlo. Otra señal de peligro es cuando ese doctor publica su propia revista o sólo publica en revistas centradas en su charlatanería preferida.

    Burzysnki:
    Stanislaw Burzynski es un bioquímico y médico que tiene una clínica de tratamiento del cáncer en Texas, EEUU. Recientemente ha sido criticado cuando se extendió por los blogs la información de que parte de su “tratamiento” implica sacar mucho dinero a pacientes con cáncer que están desesperados, bajo la promesa de que los va a meter en los ensayos clínicos de su tratamiento milagroso. ¿¡Qué?! ¿¡Qué?! Las señales de alarma deberían estar saltando por todos lados. ¿Vendiendo la participación en ensayos clínicos? Así no es como funcionan. Esto invalida, contamina e inutiliza al experimento. Pero como si eso no fuera suficiente, ¿mencioné que su “tratamiento” fue declarado inefectivo desde 1983 y que los oncólogos lo han calificado de “tontería”? Para completar el panorama, después de que saca dinero a los moribundos, ni siquiera publica sus resultados.

    Sus tonterías fueron sacadas a la luz por la máquina escéptica que es Rhys Morgan y el efecto Streisand. Tras enterarse de la entrada en el blog de Rhys, Burzysnki mandó a un imbécil tras él, amenazándolo con demandas y hasta mandando fotos de su casa. Los partidarios de Morgan, incluyendo a Simon Singh y su asombroso equipo legal, contraatacaron y mostraron al mundo que Burzynsky no es más que un fanfarrón y, su clínica, peligrosa.

    Panacea:
    Esta es muy sencilla. No existe algo que cure todos los males. No hay algo que cause todos los males. Aplica esta regla y mira como saltan las alarmas en muchas pseudociencias. Nada es tan fácil.

    No es un doctor real:
    Simple. Los quiroprácticos se llaman a sí mismos “doctores” y lo pueden hacer. Maki es Doctor en Bellas Artes. No fue a la universidad cuatro años para que lo llamemos sólo “Maki”. El título le da un aire de legitimidad, pero no dejes que te engañe. No todos los doctores son doctores en medicina.

    Falacia naturalista:
    Esta también es sencilla. Natural=bueno. Pues, vale. Como el comediante Matt Kirshen dijo una vez: “La heroína es natural. La nicotina es natural. Una manada de lobos es natural.” Natural no significa necesariamente que algo sea bueno o saludable, de la misma forma que “no natural” no significa malo. De hecho, cuando estés defendiendo este punto con alguien, pide que defina “natural” y “químicos”. Después infórmale que el arsénico es natural y el agua es un químico.

    Cuántico:
    Las partículas subatómicas se comportan de formas alucinantes. Partículas entrelazadas responderán a cambios idénticos a través de distancias enormes. El efecto túnel permite a una partícula atravesar completamente una barrera antes considerada imposible por la única razón de que su energía cinética es menor que la energía potencial de la barrera. Pero de la misma forma que las leyes de la física se desmoronan al entrar el horizonte de sucesos de un agujero negro, estas propiedades cuánticas no funcionan a nivel macroscópico. El entrelazamiento nunca te va a permitir comunicarte telepáticamente y el efecto túnel no te va a permitir atravesar paredes. Aunque he oído que, si corres lo suficientemente rápido, el espacio vacío entre tus átomos pasa entre el espacio vacío entre los átomos de la pared. Haz la prueba. Aquí te espero.

    Mientras tanto, en la realidad, la física cuántica nunca afectará directamente tu vida*. Pero “cuántico” es una palabra simpática y, al igual que “energía”, la poca compresión del término por parte de la gente es aprovechado por los charlatanes. Prueba a salpicar alguna explicación con la palabra “cuántico” y fíjate el las caras de confusión y los gestos de asentimiento. Deepak Chopra es famoso por distorsionar la mecánica cuántica para promocionar charlatanería energética new age. Hace un par de años, un líder espiritual fue condenado por violación por, entre otras cosas, sanar a sus seguidoras con su “pene orgánico”. Uff. El único capaz de hacer eso es Dragon Boy Suade.

    * Esto no quiere decir que no haya avances tecnológicos basados en física cuántica. Los relojes atómicos y cualquier cosa que use superconductores son ejemplos de física cuántica afectando nuestras vidas.

    Toxinas:
    Aparentemente, el mundo en el que vivimos está tan contaminado y envenenado que no podríamos sobrevivir sin un fantástico aparato, parche o dieta detox. Patrañas. Este engaño lleva dando vueltas por años, alegando que elimina contaminantes dañinos del cuerpo por una módica suma. Lo comparan con cambiar el aceite del coche porque, dicen, el cuerpo no se puede cuidar por sí solo. En casos extremos, los charlatanes han llegado a poner objetos o aceites en píldoras. Cuando el cliente inspecciona sus heces tras tomar la pastilla, encuentran estos objetos y asumen que estaban en su intestino y que la pastilla lo limpió. En esta época esto es poco común. Ahora, las dietas detox de aceite de oliva hacen creer que los grumos verdes vistos en las heces son “toxinas”. En realidad, son las cantidades obscenas de aceite de oliva que están ingiriendo.

    Prueba esto. Pide a un defensor del detox que nombre algunas toxinas o, incluso, que defina toxina. La mayoría balbuceará algo ininteligible. Mátalos con el fuego de la ciencia basada en evidencia. Ahora, las cosas se complican un poco cuando un charlatán receta terapia de quelación para limpiar tu cuerpo porque es un procedimiento normal para casos de envenenamiento por metales pesados. El peligro es que la quelación no es un tratamiento suave y usarlo frívolamente puede causar más daños que beneficios. Tu hígado hace un buen trabajo limpiando la sangre y, si no estuviera haciendo su trabajo eliminando “toxinas”, lo sabrías perfectamente. La insuficiencia hepática es algo muy serio y no solamente te sentirías un poco mal o “sin energía”.

    Energía:
    La cultura pop quiere que creas que la energía es un campo que nos rodea, nos penetra y mantiene unida la galaxia. Claro, como en La guerra de las galaxias. Pero no es así como funciona la energía. No hay un campo de “energía” flotando por ahí. Energía es la medida de capacidad de trabajo, es decir, es la cantidad (ojo, ¡cuantificable!) de fuerza que actúa sobre un objeto. Puede presentarse en muchas formas, como energía cinética o eléctrica pero, de raíz, ambas son la misma cosa, el resultado de átomos interactuando unos con otros. No la puedes coger directamente del aire y tampoco es emitida por pulseritas mágicas. Estas son afirmaciones de charlatanes aprovechándose de un concepto científico poco entendido. Lo de “cuantificable” es una parte muy importante porque, muchas veces, los embusteros se inventan formas de energía y dicen que son indetectables pora la ciencia.

    (Malditos) imanes:
    Las pulseras magnéticas no hacen nada. Si un imán de nevera pudiera afectar tu salud, ¿qué hará el campo magnético terrestre? Este tipo de creencias están muy relacionadas con la creencia en “campos magnéticos vitales”, chi, Reiki y auras, en el sentido de que afirman que tienes algún tipo de energía que se puede manipular para beneficiarte. Ahora bien, hablar de estimulación magnética transcraneana es otra cosa…

    Hostilidad a la crítica:
    Esta aplica para muchos de los paneles anteriores. Nada dice “mal perdedor” como intentar demandar a los críticos que llaman la atención sobre tus tonterías. Como nota, si piensas demandar, que sepas que no vamos a quedarnos callados. Ver: Simon Singh y Rhys Morgan.

    Medicina occidental:
    Parte de una serie de falsas dicotomías creada por los defensores de la medicina alternativa. Diferenciando entre medicina oriental y occidental, dan la falsa impresión de que existe tal cosa. Esto es falso. Como dice la Declaración Minchin:

    Y por mucho que lo intento, una pequeña grieta aparece en mi dique de diplomacia. “Por definición”, empiezo. “La medicina alternativa”, continúo. “O no se ha demostrado que funciona o se ha demostrado que no funciona. ¿Sábes cómo se llama la “medicina alternativia” que se ha demostrado que funciona? Medicina.” – Tim Minchin, Storm

    Si has encontrado alguna inexactitud, deja un comentario. Si el error es mío, lo corrijo sobre la marcha, si es de origen, lo paso a Maki.

    Gracias a Maki Naro por hacer esta versión en español para Escéptica.org. Thanks, Maki!

Previous post

Alexia vs. Camino: las dos caras de la moneda

Next post

Tercer grado: ¡Santo ateísmo!

Daniela

Daniela

Born and raised in Mexico City, Daniela has finally decided to abdicate her post as an armchair skeptic and start doing some skeptical activism. She is currently living in Spain after having lived in the US, Brazil and Italy. You can also find her blogging in Spanish at esceptica.org.

6 Comments

  1. […] background-position: 50% 0px; background-color:#222222; background-repeat : no-repeat; } esceptica.org – Today, 3:31 […]

  2. February 4, 2012 at 12:12 pm —

    Buena guía! aunque hay referencias al mundo de internet que mis tías no van a captar. Tendré que hacer una guía para señoras sub 60…

  3. February 6, 2012 at 10:35 am —

    […] entre otras: Pseudociencias ¿cuáles son y por qué no son ciencias?. Pues nada mejor que la Declaración Minchin para responder: “¿Sábes cómo se llama la ‘medicina alternativa’ que se ha […]

  4. […] background-position: 50% 0px; background-color:#222222; background-repeat : no-repeat; } esceptica.org (via @Zoompack) – Today, 12:56 […]

  5. […] opciones para saber de qué trata un tratamiento que te suene sospechoso o que haga sonar tus señales de alarma son Science Based Medicine y […]

  6. […] Las señales de peligro de la charlatanería   […]

Leave a reply