NoticiasSpanish Inquisition

Tercer grado: ¡Santo ateísmo!

Alain de Botton es un autor ateo suizo, residente en el Reino Unido, que tuvo una buena idea. O, al menos, estoy seguro de que él piensa que es buena. Verá usted, al señor de Botton no le gusta el ateísmo practicado por gente como Richard Dawkins y Christopher Hitchens. Lo encuentra agresivo y destructivo. A tenor de lo que se le ha ocurrido, “agresivo” y “destructivo” significan, en su lexicografía particular, “diferente de la religión”. Así, pues, ha lanzado una propuesta que es casi, pero no del todo, enteramente distinta de un emprendimiento ateo.

El filósofo y escritor británico Alain de Botton, famoso en Reino Unido por su particular visión del ateísmo, ha presentado sus planes para construir un ‘templo ateo’ en la City de Londres, el corazón financiero de la ciudad. El “templo”, que tendrá forma de torre, costará un millón de libras y tendrá 46 metros de alto. El pensador británico ha anunciado esta propuesta como una celebración de la vida en la tierra, a modo de antídoto frente a la aproximación “destructiva” y “agresiva” del ateísmo de Richard Dawkins, el más reconocido activista y pensador ateo.

Lejos de atacar la religión, De Botton dice que quiere tomar prestada la idea religiosa de ofrecer edificios inspiradores que den a la gente una mejor perspectiva de la vida. El pensador aprovechó la presentación pública de su templo que ha coincidido con el lanzamiento de su libro Religión para ateos—, para atacar el ateísmo de Richard Dawkins y Christopher Hitchen [sic]. Según De Botton, “hay mucha gente que no cree, pero no son agresivos contra las religiones”.

De Botton llama a su postura “ateísmo 2.0”, lo cual debería ser suficiente para alejarse corriendo. En caso de que no lo fuera, he aquí lo que parece pensar que es necesario para darle al ateísmo una buena imagen: recaudar millones para construir enormes templos plagados de símbolos y alegorías.

El ‘templo ateo’, tal como explicó De Botton en su presentación pública, celebrará los 300 millones de años de vida en la Tierra. Cada centímetro del interior de la torre cónica ha sido diseñado para ilustrar el poco tiempo que los hombres llevan en el planeta y el exterior estará inscrito con un código binario que mostrará la secuencia del genoma humano.

De Botton indicó en la presentación que ya ha recaudado casi la mitad de los fondos necesarios para llevar a cabo el proyecto, gracias a una donación de un grupo anónimo de promotores inmobiliarios. El resto del dinero planea recaudarlo mediante donaciones desinteresadas de la ciudadanía. La construcción del ‘templo’ podría comenzar a finales de 2013, si el Ayuntamiento de Londres otorga los permisos correspondientes.

Sin embargo, no debe pensarse que estoy en contra de este proyecto. El movimiento ateo necesita diversidad y polémica. Y tampoco nos vendría mal un templo que llenar de pintadas sin que se nos tache de intolerantes.

¿Qué creen ustedes? ¿Están de acuerdo con de Botton? ¿En desacuerdo? ¿Creen que puede haber algo rescatable en su idea que a este cínico bloguero se le pasa por alto? ¡Comenten!

Previous post

Señales de peligro

Next post

Fugaces 06/02/12

Andrés

Andrés

Espécimen de Homo sapiens nacido en la Argentina del siglo XX. Bohemio de oficina, procrastinador multidisciplinario, autodidacta inconstante, cultor del nomadismo de sillón. En lo que encuentra un lugar cómodo donde la sociedad tenga a bien encasillarlo, se entretiene con cosas que se parecen un poco a la informática, a las artes y al humor.

3 Comments

  1. February 3, 2012 at 12:05 pm —

    El pelotazo urbanístico debe ser grande para que importantes promotores hayan decidido participar. El desvío de parte de los fondos aportados por la ciudadanía lo doy por hecho. La pregunta es, ¿una vez terminada la bonita torre de los grafitis ha dicho para qué servirá? ¿conferencias? ¿conciertos? ¿sentadas de indignados en contra de las religiones? ¿Especifica quién o quienes se harán cargo del mantenimiento de la torre?

  2. February 3, 2012 at 2:50 pm —

    Hay algunos líderes ateos que dicen que el ateismo tiene que debería ofrecer una alternativa a las funciones de creación de comunidad de la religión. Yo no lo veo.
    Para templos, ya tenemos museos y bibliotecas.

  3. February 7, 2012 at 1:55 pm —

    Normalmente me gusta dar una respuesta razonada sobre el tema a tratar, pero no le veo ningún sentido, ni por donde cogerlo al ateismo 2.0 y sus edificios,(compatible con apple o linux).
    Una palabara entonces: CHANANTE

Leave a reply