Anti-cienciaCienciaCosas que te van a interesar

Anticoncepción sin anticonceptivos

¿Qué pensarían de un producto que se declara "natural", que "trabaja en armonía con tu cuerpo", "no tiene efectos secundarios" o "no implica el uso de medicamentos"?
Si su escepticómetro no está estropeado habrá saltado una ruidosa alarma de detección de timos.

Cuando las palabras "natural", "armonía" o "sin efectos secundarios" se aplican a algún producto todo parece indicar que nos van a tomar el pelo, como ocurre con la homeopatía o algunos suplementos alimenticios, por poner algunos ejemplos.

 

¿Y si ahora les digo que esas cualidades milagrosas se han aplicado a un supuesto producto anticonceptivo?

 

Según ClearBlue, una línea de productos centrada en la planificación familiar, es posible que un anticonceptivo cumpla todos esos requisitos.
Con su Monitor de Anticoncepción aseguran un 94% de efectividad, además de estar exento de medicamentos, hormonas, efectos secundarios y ser natural y armónico con el cuerpo.

Lo que se olvidan de decir es que no tiene absolutamente nada que impida un embarazo, más que la buena voluntad de la usuaria y su abstinencia.

 

¿En qué consiste dicho monitor?

 

Vídeo.

 

El Monitor de Anticoncepción Clearblue está compuesto por un monitor de pantalla táctil y varillas de prueba. Las varillas de prueba detectan hormonas en la orina. El monitor lee entonces las varillas de prueba, guarda y utiliza esta información personal para indicar si puedes mantener relaciones sexuales sin usar anticonceptivos (día verde)* o si estás en riesgo alto de quedarte embarazada (día rojo).

Si quieres mantener relaciones sexuales tomando precauciones para no quedarte embarazada pero no quieres experimentar efectos adversos o los inconvenientes de otros métodos, entonces el Monitor de Anticoncepción Clearblue quizás sea una alternativa para ti. Es adecuado para parejas con una relación estable, sin embargo, si el embarazo es completamente inaceptable para ti, entonces no deberías utilizar este método.

 

Muchos ya se habrán dado cuenta a estas alturas de que este método no es más que una variación de los métodos del ritmo o del calendario, que establecen días verdes o rojos para mantener relaciones sexuales en función de los ciclos de fertilidad de la mujer.

Lo único que diferencia a éste de los tradicionales es que da la posibilidad de tomar muestras de orina para establecer los niveles hormonales que definen los días fértiles o infértiles.

Aunque en su web dejan bien claro que este método no protege contra enfermedades de transmisión sexual (ETS), no lo hacen así en su anuncio en televisión, el cual tendrá un mayor público y lo convierte en una gran irresponsabilidad.

Tampoco dicen en su anuncio (aunque, de nuevo, sí en la web) que el método no es del todo seguro (ninguno lo es al 100%) y que aún siguiendo las instrucciones al pie de la letra cabe la posibilidad de que haya un embarazo no deseado.

En datos de la Organización Mundial de la Salud, este tipo de métodos de anticoncepción tienen un 75% de efectividad en condiciones normales. Esto es que, de cada 100 mujeres que lo usan, 25 se quedan embarazadas en ese año. Siguiendo escrupulosamente el método (algo muy difícil de conseguir) la OMS indica un 97% de efectividad.

Por otra parte, varias búsquedas de este producto y similares en PubMed nos dan resultados de estudios que tratan sobre su efectividad en monitorización de fertilidad cuando se busca un embarazo, pero ni rastro de estudios que traten sobre su efectividad como anticoncepción.

 

¿Por qué es una irresponsabilidad anunciar este método como anticonceptivo seguro?

 

La principal y más importante razón para ello es que no protege frente a ETS.
Sólo los métodos de barrera (preservativos) protegen contra este tipo de infecciones, incluído el VIH. Su efectividad es del 85% (10% más) en condiciones normales de uso, llegando al 97% si se usa correctamente.

Teniendo en cuenta que un uso correcto del preservativo, además, es más fácil de conseguir que el de los métodos de calendario, que son imprecisos y necesitan un control muy estricto por parte de la usuaria, pudiendo también verse afectados por factores externos como otras medicaciones que harán variar la fertilidad de manera repentina y que alterará los análisis hormonales.

Nos indican que es un método ideal para parejas estables, aunque no debe utilizarse si de ninguna manera se desea un embarazo.
En este caso, los tratamientos hormonales (pastillas, anillos vaginales, parches y otros), aunque tampoco protegen contra ETS tienen una mayor efectividad: 92% en condiciones normales de utilización y 99,7% con un uso óptimo y controlado.

Aunque éstos métodos también pueden verse alterados por otras medicaciones, son más sencillos de seguir correctamente y no basan su efectividad en la abstinencia.

 

¿Quién apoya estos métodos anticonceptivos?

 

Principalmente colectivos religiosos como la Iglesia Católica, que se refiere a ellos como planificación familiar natural.

Todos ellos tienen en común que se basan en la abstinencia sexual como método anticonceptivo.
Son los únicos que la Iglesia Católica recomienda, por las siguientes razones:

  • son los únicos basados en la fisiología del cuerpo
  • no introducen objetos extraños (como los métodos de barrera)
  • no alteran procesos biológicos (como los métodos hormonales)
  • no están cuestionados por movimientos antiabortistas (como la píldora del día después)

En 2008 el Papa llegó a declarar que solo admite el método Ogino-Knaus como anticonceptivo para las parejas católicas.

 

Para terminar, les invito a disfrutar de su sexualidad de manera responsable (que no aburrida).
Está demostrado que los métodos anticonceptivos de barrera son los más efectivos en cuanto a prevención contra infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados.

El sexo no es nada malo, a pesar de que muchos se empeñen en lanzarnos ese mensaje. Con o sin amor, con alguien de su mismo sexo o del contrario, como quieran y donde quieran, pero por favor: practiquen sexo seguro.

 

La imagen de cabecera la pueden encontrar aquí, bajo licencia Creative Commons.

Previous post

Post invitado: ¿Quién eres tú?

Next post

Tercer Grado: Esencia de Ciencia

silvialba

silvialba

Minera, atea agnóstica, estudiante a ratos y escéptica a tiempo completo.

7 Comments

  1. April 26, 2012 at 10:04 am —

    […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Anticoncepción sin anticonceptivos esceptica.org/2012/04/26/anticoncepcion-sin-anticonceptivos/  por beosman hace […]

  2. April 26, 2012 at 11:10 pm —

    Yo estoy al 100% a favor de la promoción de estas políticas. Les veo más ventajas que inconvenientes, y me explico.
    Por un lado, la iglesia (y los otros promotores) se pone evidencia una vez más al apoyarlas (es lógico que lo haga, en coherencia con su idiotez y su idea de que el sexo es uno de los peores males que azotan la tierra).
    Por otro lado, si una pareja de XXXOOOXXX (poner el adjetivo que cada uno quiera) deciden seguir alguno de estos métodos, en el pecado llevarán la penitencia: ellos se pierden el disfrutar del sexo el día que les apetezca.
    Además dicha pareja, si quiere sexo, tendrá que resolver la disyuntiva de qué es menos pecado: usar un condón o el sexo anal. Esa me parece una buena consecuencia (me gusta agitar conciencias y que gente piense). Tal vez incluso vayan a consultarle la duda a su pastor de cabecera.
    En último extremo, si les falla el método (o más bien cuando les falle el método), casi que se tendrán merecido el embarazo no deseado; y eso les hará reflexionar también, y por tanto usar el cerebro si es que aún no se les ha quedado anquilosado.
    Lo único que me quedaría por hacer, de ser yo creyente, sería rezar porque su hijo no deseado, inocente él, no sufra las consecuencias de la imbecilidad de sus padres.

    • April 26, 2012 at 11:15 pm —

      Creo que al publicitar un producto con unas propiedades que no tiene se está engañando al consumidor.
      Debe promocionarse, ¿por qué no? Pero como lo que realmente es.

      • April 26, 2012 at 11:32 pm —

        Muy cierto.
        Mi tesis es simplemente que quien se deje engañar tiene un problema (igual que si te quieres gastar 2 EUR en 100g de Actimel para ayudar a tus defensas, o 15 EUR en un bote de Kalia Oxiaction porque lava más blanco – el escepticismo también se practica en el súper). Los publicistas harán lo que sea para vender, mientras no venga alguien que los denuncie por publicidad engañosa y un juez les meta un puro.

  3. April 26, 2012 at 11:13 pm —

    Ya nadie se acuerda del concepto: "Bebé Ogino". Corresponde al 20 a  25% de falla del sistema (según los estudios) de madres que confiaron en la "ciencia". Muchos de los que leen fueron "bebes Ogino".
    Me pregunto ¿qué nombre divertido le van aponer a estos niños nacidos a pesar de "tan seguro y científico sistema"?

  4. April 29, 2012 at 5:40 pm —

    Hace poco descubrí este tema y lo comenté con unos amigos que usan estos métodos "naturales" con mediciones humanas. Consideré que una medición maś precisa mejoraría al menos el procedimiento.
    Sólo un apunte, el anuncio no dice que sea un anticonceptivo seguro (no lo he visto al menos). Dice que es un buen anticonceptivo (habrá que verlo) y que es para parejas estables precisamente porque no previene las ETS (como tampoco lo hace la píldora anticonceptiva). En fin, que no veo tan claramente que el anuncio mienta.
    Por otro lado, si realmente existe una forma de monitorizar las hormonas para apurar los períodos fértiles de los que no lo son, no veo ningún problema en un método de este tipo: a día de hoy la píldora tiene efectos secundarios aceptados y en muchos casos inaceptables (modifican la flora y provocan hongos y otras enfermedades).

  5. […] si lo que quieres es quedarte embarazada, aunque para eso también existen métodos mejores. Una variante más tecnológica mide los niveles de hormonas en orina, pero sigue sujeto a la variabilidad de la supervivencia de […]

Leave a reply