Escepticismo

¡Cuídate del relativista ignorante!

Es difícil hablarle a un relativista ignorante, una de esas personas para quienes cualquier tipo de principio es discutible, pues no hay verdades universales. Sus ideas tienen la consistencia de The Blob, ese monstruo alienígena viscoso y amorfo que se dedica a alimentarse de incautos en una vieja película de terror. Y si uno se descuida, puede terminar engullido por la falta de firmeza y estabilidad que tienen los argumentos de un relativista a la hora de hablar de cualquier cosa: desde la dinámica de fluidos hasta la multiplicación de los virus, pasando tranquilamente por temas como la llegada del hombre a la Luna, los asesinatos de los nazis o la propagación del virus del sida. Te dirá que “todo es relativo” y se quedará tan pancho, mirándote con astucia, mientras lo observas con la boca muy abierta, incapaz de creer que haya gente así.

 

Lo curioso es que en ciertos casos, muy muy muy particulares, el relativismo tiene un valor importante. Como en las ciencias sociales, donde nos recuerda que la forma cómo las personas elaboran sus pensamientos cambia según la cultura a la que pertenecen. Algo que es muy relevante a la hora de analizar fenómenos como el lenguaje, el arte o la moral.

 

Esto los griegos ya lo habían intuido. Los sofistas utilizaron sus trampas dialécticas como una forma de demostrar que cada quien tiene su verdad, y con un poco de habilidad retórica puede defenderla. Sin embargo, fuera de las ciencias sociales y del pensamiento sofista, el relativismo al estilo griego usado como forma de entender el universo resulta absurdo: el hecho de que puedas demostrar con palabras que para ti no existe la gravedad, no va a hacer que salgas volando. Hay certezas que no son relativas, sino que están comprobadas por la ciencia, y permanecen así hasta que llegan otras a tomar su lugar, tal y como funciona el método científico.

El hecho de que Einstein utilizara el término para denominar su famosa y revolucionara Teoría, no ha servido más que para dar a los más ignorantes una falsa manera de sustentar su absurda posición relativista. Las complejas matemáticas de Einstein, que demuestran los comportamientos físicos de las partículas a grandes velocidades, no tienen ningún reflejo en la vida cotidiana de la gente normal, y menos aún en su percepción sobre la realidad. Y, por supuesto, no significan que “todo es relativo”, como nos quiere decir tan pancho nuestro relativista aficionado.

 

EinsteinNo obstante, el siglo XX con sus grandes avances científicos y tecnológicos (muchos de ellos derivados de las teorías de Einstein) hizo que el mundo se viera diferente. La atrocidad de las guerras mundiales, el peligro a un cataclismo nuclear, el contacto real con el vasto y desconocido espacio, los cambios en el rol de la mujer y la familia, y la consciencia de la diversidad cultural que proporcionaron los medios masivos de comunicación y de transporte, hicieron que de repente ya nada pareciera tan seguro como antes.

De esta incertidumbre nacida en el siglo pasado se alimentó ese relativismo que es la principal característica de las corrientes filosóficas y sociales de la posmodernidad, donde todo es válido, pero a la vez nada es del todo cierto. Si has leído a Paul Auster, escuchado a Michael Nyman o visto el cine de David Lynch entenderás un poco de qué va el asunto (aunque es probable que no entiendas mucho más: todo es relativo).

Las ciencias formales también sacaron ventaja de esa forma de ver el mundo donde nada era tan seguro como antes. Teorías científicas como el principio de incertidumbre de Heisenberg, la paradoja de Schrödinger o la muy mentada teoría del caos, se deben en parte a todo este proceso en el que la ciencia aprendió nuevas maneras de aproximarse a una mejor concepción del Universo.

Pero de nuevo hay que decirlo: no todo es relativo. Tal vez lo sea el olor de las flores en una tarde de primavera, o la interpretación del poema 20 de Neruda. No lo son, desde luego, los principios científicos sobre los cuales se basa la realidad de las ciencias modernas. No son relativos los ingredientes activos de los medicamentos, ni los cálculos que debe hacer un ingeniero para levantar un puente, ni la forma como fue asesinado Julio César. Millones de estudios, análisis, comprobaciones y dobles comprobaciones prueban que hay certezas sobre las cuales estamos construyendo nuestro progreso como humanidad en muchos niveles. Y los métodos utilizados para conseguirlo están siendo utilizados en la investigación de otras miles de futuras certezas en todos los campos, desde la secuenciación del ADN con nanotecnologías hasta la formación de agujeros negros a partir de las supernovas.

Nada de eso es relativo salvo en tu estrecha mente, querido relativista ignorante.

 

La imagen de Einstein viene de aquí, la del ignorante es de aquí y la de los sofistas de por aquí.

 

Previous post

Fugaces 18/06/12

Next post

Amores del corazón y cerebros musculosos

Juan Camilo Cano

Juan Camilo Cano

Blogger, periodista, lector, escritor, hablador, friki a medio tiempo (sobre)viviendo en Madrid. Cinismo y escepticismo a la carta.

24 Comments

  1. June 19, 2012 at 1:04 pm —

    Oh gosh! a veces creo que vivo rodeada de blobs. Recuerdo que una vez tuve una discución con alguien sobre lo relativo de la percepción de los objetos. Mi interlocutor decía que el objeto existe porque lo percibimos… En ese momento ambos estábamos muy cómodos sentados en sillas reclinables. Le dije que si se levantaba por un momento y se volvía sentar luego de que yo le sacaba la silla furtivamente el porrazo contra el suelo no iba ser nada relativo.

  2. June 19, 2012 at 7:33 pm —

    No acepto citas a Einstein cuando alguien habla de cualquier cosa que no sea física avanzada.
    Aparte de que las citas descontextualizadas hasta llevarlas a la falsedad (“todo es relativo”… ¿le preguntaron a Einstein qué significa la letra “c” de su ecuación?), hay una plaga de citas apócrifas (escuché una vez que le asignaban el ppio de conservación de la energía… al parecer no había física antes de einstein…) y una plaga de citas políticas (pésimo, usar para un argumento de autoridad a alguien que ni siquiera es una autoridad en el tema planteado).

  3. June 19, 2012 at 8:34 pm —

    Yo me niego a escuchar a nadie que cite a Einstein y no pueda definir un sistema de referencia inercial.

  4. June 20, 2012 at 5:48 am —

    uuufff, en mi área sí que se encuentran relativistas. Como que a alguien se le ocurrió que por ser psicología, valía cualquier cosa.
    He llegado incluso a discutir con personas que afirman que algo como 2+2=4 depende de la cultura. Sus argumentos oscilan entre la asociación arbitraria entre significante y significado (non sequitur), los sesgos cognitivos (descubiertos irónicamente, con el método científico), la incapacidad de percibir el_mundo_tal_cual_es (Hp infalsable) o un moralismo pro-diversidad cultural (cualquier idea es igualmente válida porque si no crees eso eres un dictador fascista).

    Quizás lo más difícil de el debate con el relativismo, es que salta de un nivel de debate a otro eludiendo contra-argumentos. A veces el debate es sobre si X es verdad o no, luego es sobre qué es la verdad, luego pasa a que si X es moral o no… en fin… una ensalada epistemológica D:

  5. June 20, 2012 at 12:25 pm —

    Este texto nace a partir de una respuesta al debate que se generó en la página de Escéptica en Facebook, cuando uno de estos personajes empezó a cuestionar un texto anterior con frases como éstas:

    “yo me pregunto: ¿qué autoridad moral pensáis que tenéis para decirle a la gente qué debe o no creer? … Una cosa es que intentéis dar respuesta, o poner en el buen camino para que cada uno las encuentre, y otra “obligar” a la gente a adoptar las respuesta que la ciencia DEL MOMENTO nos brinda. Por ponerte un ejemplo: si algún día la ciencia demuestra empíricamente la existencia de los chacras o que realmente la homeopatía funciona (lol), ¿qué cara pondríais? Menos mal que los científicos/genios de verdad son abiertos de mente, si no la humanidad estaría bien jodida. Si alguien es más feliz creyendo en cosas milagrosas, ¿quiénes sois para intentar arrebartarles esa felicidad?”

    Lo cierto es que es muy común encontrar gente así, que además exige que “se respete” su opinión frente a temas en los que son absolutamene ignorantes, bajo la premisa de que todas las ideas son igual de válidas. A esos relativistas me refiero.

  6. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos No todo es relativo: contra los argumentos del relativista ignorante esceptica.org/2012/06/19/cuidate-del-relativista-ignorante  por Hysbald hace […]

  7. June 20, 2012 at 10:51 pm —

    A día de hoy la ciencia es la que mejor explica la realidad, pero claro, cabe preguntarse que es la realidad, la existencia misma de la propia realidad, si la ciencia estudia la realidad como debería ser estudiada.
    Un cientifico que no es esceptico es un cientifico de mierda. El no estar seguro de que se esta seguro es un principio clave para emprender cualquier acto. Si la filosofia hubiera seguido basándose en dogmas incuestionables, como hacian los metafísicos, mi querido Cioran jamás habría hecho filosofía, ni hubiera existido Nietzsche, ni los empiristas. Nada.
    Si poner la duda como principio de cualquier acto es ser un ignorante entonces soy el más ignorante de todos y lo seguiré siendo.

    • June 20, 2012 at 11:30 pm —

      Nadie está negando la utilidad del pensamiento epistemológico, ni de los cuestionamientos que nacen desde la ontología. Pero las preguntas que surgen de los argumentos filosóficos no son las que se usan para cuestionar los esquemas de la ciencia formal.

      Es absurdo pasar de preguntarse si existe la realidad a decir por ello que las ondas hertzianas no existen. No es la duda lo que se pone en entredicho, sino el uso que se le da a esa duda. Incluso cuando se duda de todo, esa misma duda debe seguir un patrón válido para ser tenida en cuenta, como por ejemplo con la idea del filósofo Nick Bostrom (que aprovecha Mátrix), de que todo lo que vemos no es más que una simulación. http://es.wikipedia.org/wiki/Realidad_simulada#Argumento_de_Nick_Bostrom

      No se trata de una simple presunción de ignorancia sino de una estructura argumental creada con bases sólidas y puesta a juicio frente a la comunidad, para ser evaluada y discutida. Nada de esto se parece a la postura del relativista, quien de entrada niega cualquier posibilidad de certeza.

      • June 21, 2012 at 3:49 pm —

        el argumento de Nick Boston es legítimo pero se ha demostrado viola algunas leyes físicas importantes por lo cual tal argumento no puede quedar como esta, requiere modificaciones importantes como que la matrix no sea programable, lo cual le quita todo el sentido al argumento, por lo demás se entiende lo que explicas, pero eso de la realidad es un tema superado, la realidad se basa en principios que están fuera de la lógica formal, luego, se sabe desde la epoca de Kant que debe tenerse especial cuidado en llamar conocimiento a la extrapolación por pura deducción de leyes físicas.

  8. June 21, 2012 at 2:46 pm —

    Yo diría que hay que cuidarse del empirista o neopositivista ignorante. Esto ya lo demostró hace años Quine (1951) y hay muchas investigaciones que han rebatido los dogmas del neopositivismo. Lo curioso es que alguien que no se haya leído la suficiente bibliografía y sin ser un experto sobre el tema venga dando lecciones.

  9. June 21, 2012 at 3:09 pm —

    Me voy a imprimir este artículo y lo pienso llevar cuando me reúna con mis conocidos que me sacan de quicio con sus magufadas y sus “eres muy cerrado de mente”.

  10. June 21, 2012 at 3:29 pm —

    Que todo es relativo es una falacia, existen los que se llaman invariantes, las mas conocidas son las invariantes de lorentz, la velocidad de la luz es invariante y por lo tanto absoluta, las leyes de conservación son invariantes también, ciertas simetrías son invariantes.

  11. June 21, 2012 at 4:06 pm —

    Hay algo que también tiene poco relativismo asociado: la ortografía de un nombre propio como es el apellido Heisenberg (y no Heissemberg).

  12. June 21, 2012 at 4:49 pm —

    Muy bueno el artículo. También me he encontrado yo con alguno de estos y es absolutamente terrible.
    Es como si usara una serie de movimientos dialecticos pero que no son sustentados por ninguna informacion ni hecho.
    Y mira que, como bien has dicho, a la hora de comparar culturas o moralidad el relativismo es muy util… pero para cosas como la propia percepcion de la realidad me parece dialogo de besugos xD
    Un saludo!

  13. June 21, 2012 at 6:20 pm —

    No sé por qué pero he recordado imágenes de los fanáticos de USA en las pelis: siempre te saltaban con un párrafo de la Biblia aunque no viniera a cuento.
    Creo que hay que tener más cuidado con los fanáticos sea políticos, religiosos, futboleros…y, sobre todo con quienes creen que la dialéctca es un combate de boxeo. Por supuesto, también con los relativistas (así no te pringas).
    Graciás. Me ha gustado el artículo. Yo creo que cuando la gente no quiere entenderse, hablar, dialogar…acude a lo que sea: llámese sordera selectiva o autismo selectivo.
    La comunicación se reduce a algo muy simple: emisor+código (lenguaje)+receptor.
    Si no se cumplen no hay comunicación.
    Dándole la vuelta al calcetín, puedes encontrarte que un emisor o receptor no le da la gana dialogar. De esa forma no hay manera. Sin voluntad sobran los códigos, los idiomas, la educación, los intentos por integrar minorías a la sociedad. Todo sobra y los relativistas también.

  14. […] » noticia original Esta entrada fue publicada en General por admin. Guarda el enlace permanente. […]

  15. June 21, 2012 at 9:17 pm —

    El relativismo es millones de veces peor que el dogmatismo. El dogmatismo al menos es predecible, y a veces aceptable en relación a algunas costumbres sociales y morales (hablo de axiomas), pero el relativismo permite que mates al prójimo y sigas predicando que está mal matar.

    Yo pienso que el relativismo es responsable del siglo más sangriento que ha existido: el siglo XX. La ilustración trajo muchas cosas buenas, pero también revivió monstruosas ideas como el relativismo moral, que fue suficiente para que los gobiernos cometieran atrocidades por un “bien común”.

    Veo a la gente culpando las religiones y las ideas de todo mal, pero nadie parece ver el verdadero peligro que encontramos en el relativismo.

    • April 14, 2014 at 2:16 am —

      El dogmatismo rara vez es predecible, y aun mas rara vez es aceptable. El dogmatismo, como por ejemplo, el que llevo a la quema de brujas es totalmente contradictorio (viniendo de una religion de amor al prójimo). El relativismo por otro lado, no es contradictorio, por que, para empezar, no tiene dirección. El chocolate es una golosina para mi, y veneno para mi gato… no hay contradicción ahi, ambas cosas son verdad, lo que cambia es la perspectiva desde la que se ve al chocolate. El daño de los gobierno del siglo XX fue derivado del dogmatismo: “Somos la raza superior” y no del relativismo que seria: Todas las razas tienen algo bueno y algo malo.

  16. June 22, 2012 at 10:52 am —

    Que todo es relativo y no hay verdades absolutas es ¡ABSOLUTAMENTE CIERTO!

  17. June 23, 2012 at 6:04 pm —

    pretender explicar los principios fisicos con retorica barata, no es nada valido. todo es relativo, pero no perceptible, no oyo hablar de la funcion de onda?

    • December 12, 2012 at 5:29 pm —

      A ver pedazo de pendejo antes que hablar de la función de onda compre un diccionario.

      Escoria creacionista tenía que ser.

  18. […] sin unas básicas nociones del funcionamiento de la ciencia y con falsas creencias como que todo es relativo o todo es incierto usando la cuántica a lo Punset, es decir, como y cuando nos cuadra y viene […]

Leave a reply