Cosas que te van a interesarFugacesRecomendaciones

Fugaces 25/06/12

Tengo unas píldoras fugaces de 3 minutos llenas de ideas y conceptos ¡en vídeo! ¿Quieren disfrutar con divulgación científica traducida y subtitulada al español? Estén atentos a nuevas publicaciones del Canal Science in Spanish. De momento podemos ver Ciencia básica, ¿para qué sirve?, en el que Michio Kaku, uno de los padres de la Teoría de Cuerdas, nos enseña la relación entre la investigación en ciencia básica y su repercusión en la sociedad; y Somos polvo estelar, alcanzando el universo, un vídeo del proyecto Sinfonía de la Ciencia protagonizado por Neil DeGrasse Tyson, Richard Feynman y Lawrence Krauss. ¡Y en los comentarios del canal se aceptan peticiones para traducir!

 

 

 

  • Y más Ciencia pop con The Sagan Project: pósters con diseños basados en algunas de las citas más populares de Carl Sagan.

 

  • Esto tiene galaxias y tiene mensajes, y pueden crear el suyo propio y verlo hecho realidad en galaxias cual Fry, en MyGalaxies. Los más curiosos pueden saber qué galaxias se han utilizado en el texto.

 

  • Recordatorio importante: se acerca el Cook Jesus Day. No olviden preparar sus recetas para el próximo día 29 de junio, ¡pueden ganar un cameo en el webcomic La Pulga Snob de Andrés Diplotti!

 

  • ¿Sabían que “en el cerebro el amor funciona de la misma forma como cuando la gente se vuelve adicta a las drogas”? Lo sospechaba desde que fui usuaria de ambas cosas por primera vez pero ¿quién va a creer a una adicta como yo? Hallan el lugar exacto del cerebro donde se origina el amor.

 

  • La recomendación cinematográfica de la semana viene de parte de @kuikailer. Se llama Hysteria y es de 2011. Una steamcomedy (me lo acabo de inventar, pero es que es una comedia romántica de ambientación en época victoriana y salen máquinas de vapor y heroínas feministas, se merecía una palabra nueva) sobre cómo Joseph Mortimer Granville inventó y comercializó el primer consolador eléctrico o vibrador, con la intención de tratar la enfermedad-comodín que llamaban histeria femenina por aquel entonces. Un poco naif (es romanticona, no lo voy a negar) pero muy divulgativa. Eso sí, el sambenito de que las mujeres somos unas histéricas (histéricas del útero, me atrevo a decir) no nos lo quita nadie incluso hoy en día. Cuando me lo llaman yo no puedo evitar imaginar un útero agitando los bracitos de trompas de Falopio y chillando, por ejemplo, “¡endometrioooooooooooooooo!”. El aire del chillido ya se pueden imaginar por donde sale y lo que agita. En fin, un número. Para más información sobre la cultura de la histeria femenina y su tratamiento a lo largo de la Historia este timeline en inglés tan sorprendente como interesante: Female Hysteria and the sex toys used to treat it.

 

La foto de cabecera es el generador victoriano con el que se puso en marcha el primer vibrador cinematográfico de la historia.

Previous post

Tercer Grado: ¿Estamos solos?

Next post

Ciencia rosa

sovcolor

sovcolor

Tan escéptica que no me lo puedo creer.

No Comment

Leave a reply