Anti-cienciaCienciaEspañaSpanish Inquisition

Tercer Grado: Todas la Enfermedades Entran por los Pies

 

Todas la enfermedades entran por lo pies. Esta era la tesis central sobre salud e higiene de mi tatarabuela Petronila (no, no estoy de broma, así se llamaba). Temo admitir que la evidencia científica actual tiende a desmentir la credibilidad médica de Nila, que por otra parte me cuentan era una lindísima persona, a pesar de su total ignorancia sobre epidemiología.

Esta clase de “sabiduría” ancestral parece pasar de generación en generación sin el menor titubeo, ignorando casualmente estudio tras estudio que algún infeliz científico se quemó las pestañas por realizar. Algunos de estos mitos médicos son relativamente inofensivos y parecen haber sido concebidos principalmente como arma para hacer comportar a los hijos y corregir hábitos molestos: si te truenas los dedos te dará artritis, o si haces bizco te puede dar un “aire” y se te quedarán los ojos torcidos (o la versión para el adolescente lujurioso: si sigues viendo tanta pornografía te vas a quedar bizco).

Hay algunos cuantos cuyo efecto ha sido comprobado científicamente, por sorprendente que pueda parecer. Por ejemplo, parece que la sopita de pollo que te daba tu madre cuando tenías gripe en realidad puede actuar como antiinflamatorio y descongestionante.

Otros, como el de mi tatarabuela, son verdaderamente criminales. Si no lo creen, pregúntenle a un buen número de mis parientes, que se volvieron víctimas de la moda al verse forzados a usar sandalias con calcetines para evitar la transmisión de enfermedades. Bueno, bueno, quizá esto no es suficientemente grave, pero qué tal el mito que afirma que despertar a un sonámbulo puede provocarle un ataque cardíaco/estado de choque/daño cerebral, cuando en realidad lo verdaderamente peligroso es dejar deambular a una persona dormida.

¿Y a qué viene todo esto? Bueno, quizá se habrán enterado que la Ministra de Sanidad de España, Ana Mato, sugirió excluir ciertos fármacos para afecciones leves de la financiación pública, y sustituirlos por remedios naturales. Déjenme recalcar que esto viene nada más y nada menos que de la Ministra de Sanidad. Como muchos de los lectores de Escéptica son españoles, decidí hacer un servicio público y, con su ayuda, tratar de recopilar remedios caseros que dichos lectores probablemente se verán obligados a utilizar si este tipo de políticas de salud pseudocientíficas siguen tomando fuerza en España. Entonces, mi preguntas son las siguientes:

¿Qué mitos médicos o remedios caseros te sabes? ¿Te sabes alguno que creas que es cierto, por más improbable que parezca? ¿Cuál es totalmente falso? ¿No estás seguro de su veracidad? No importa; mándalo y trataré de averiguarlo. ¿Qué mensaje te gustaría mandarle a Ana Mato? Se vale una que otra palabra altisonante 😉


Previous post

Fugaces 29/06/12 ¡Blasfemia!

Next post

Fugaces 02/07/12

lucy

lucy

Nacida en México, Luciana siempre ha tenido interés por temas científicos, al grado de tener la osadía de navegar el circuito académico durante la última década. Sin visos de lanzar el ancla en un área específica, ha metido mano en temas que van de materiales, a nanotecnología y últimamente en biotecnología. La vida no corre prisa, y entre inmersiones a las obscuras aguas del trabajo experimental, esta rata de laboratorio tratará de subir a la superficie para tomar un poco de oxígeno y perspectiva al escribir para escéptica.

14 Comments

  1. June 29, 2012 at 2:09 pm —

    A mi el que más me gusta y estoy segura de que funciona* es el muy mexicano mito de que todas las enfermedades se curan con limón. Y las que no, con tequila y limón.
    (*)no debe tomarse como consejo médico.

  2. June 29, 2012 at 4:46 pm —

    Lo del tequila nunca falta, e inevitablemente viene acompañado de un “si no te cura, por lo menos se te olvida”… ba-dum-tshh 🙂

  3. June 29, 2012 at 5:33 pm —

    Jeje, en la universidad aprendí a combatir el resfrío con cerveza y jugo de limón (hay quienes también agregan miel a la mezcla)… no sé si funcione, pero por las dudas… XD

    Otro mito que he escuchado (éste es menos universitario) es que para sanar de un orzuelo hay que “pasarse el poto de una mosca por el ojo” (en español internacional: frotar el trasero de una mosca en el ojo) ¡Sí, eso mismo! Las versiones difieren en si la mosca debe estar viva o muerta, pero no creo que haya mucha diferencia en cuanto a efectividad u.u

    Oh! me acabo de acordar de otro: cuando yo era pequeño, mi abuelita me decía que siempre hay que comer sentado, pues comiendo de pie se me podía “descolgar el estómago”, aunque nunca tuve claro qué era eso :S

    • June 29, 2012 at 11:31 pm —

      Ahora que mencionas lo del orzuelo, yo me tenía que poner un chile serrano en el ojo para quitarlos. Sorprendentemente, sí aliviaba (por el frío y por rascarme con él, no porque se quitara más rápido).

  4. June 29, 2012 at 5:59 pm —

    Mi abuela paterna es enfermera de la cruz roja. Ella le enseñó a mi padre remedios caseros que mi padre siempre aplicó con nosotros. A veces me sentía como herido de guerra:

    – Gágaras de agua caliente con sal para aliviar la garganta y ayudar a “botar los bichos” A veces, mi padre llega al extremo de absorver agua de mar por la nariz para limpiar las vías respiratorias cuando estamos en la playa!
    – Si tienes eridas en las piernas y pies, picadas de mosquitos, etc… se aplica orina sobre las llagas (este remedio lo conozco solo en teoría)Supongo que la urea contenida en la orina ayuda a la piel.
    – Si te cortas o te haces una herida no muy grave debes aplicar sal para parar la hemorragia. Esto lo he hecho regularmente desde que tengo memoria. En el restaurant donde trabajo casi se murieron cuando me vieron aplicando sal sobre mis cortes de principiante.
    – Si te pica una abeja, aplicar lodo en la zona.
    – Si tienes los broquios congestionados, aplicar esperma de vela recién derretida y luego tapar con papel periódico para conservar el calor.
    – Según mi papá, las heridas, espinillas, granos y demaces se curan exponiendo la piel al aire libre y al sol. Así que cuando adolescente, en vez de usar cremas anti acné me lavaba bien la piel y me ponía un poco al sol…

    De esas cosas me acuerdo ahora…

    • June 29, 2012 at 11:37 pm —

      A mi también me decían que el lodo servía para las picaduras de abeja (y el ajo). Y para cortes pequeños en la piel, tela de araña.

      (si siguen comentando, me voy a seguir acordando de más tonterías).

    • June 30, 2012 at 6:09 am —

      En Estados Unidos hay unas teteras de cerámica que les llaman Neti Pot, y se usan precisamente para irrigar la cavidad nasal con una solución salina. Supuestamente esto ayuda con problemas de congestión, sinusitis, alergias y cosas por el estilo. Lo que es cierto es que hay que tener cuidado con que el agua que uses para preparar la solución sea destilada, esterilizada o recién hervida. El año pasado dos personas en Louisiana murieron por irrigarse la nariz con estas teteras, ya que el agua (de la llave) que utilizaron estaba contaminada con Naegleria fowleri, Esta amiba se les pasó al cerebro y les causó meningoencefalitis….En serio, parece mito, pero no lo es. Hasta lo discutieron en algún punto en Skeptics Guide to the Universe.

  5. June 29, 2012 at 6:12 pm —

    ¡Zumo de naranja/mandarina para prevenir los resfriados! y bebiéndolo bien rapidito no se le vayan las vitaminas… aunque está más que comprobado que no funciona, es algo que está muy extendido, al menos en valencia.
    Igual es por el exceso de naranjas y mandarinas, que nos salen por las orejas 😛

    • June 30, 2012 at 10:59 am —

      En Madrid también se dice lo de las naranjas y mandarinas: mi madre lo dice mucho, y achaca el que yo apenas me resfríe a que como mucha fruta.

      Otra superstición de la que me acuerdo, la decía mi abuela y era contraria a lo que da título a este post: que las enfermedades entran por el pecho, y por ello hay que cubrírselo siempre lo primero cuando uno sale de la ducha.

  6. June 30, 2012 at 5:45 am —

    El comentario de Lulú me ha recordado otra fórmula casera:

    – para las picadas de zancudo (mosquito) o de pulga, aplicar limón y sal en la zona inflamada. La sal alivia momentáneamente porque frotarla es como rascarse XD, pero dudo que ayude a sanar la picada.

    Ahora me acabo de enterar que un amigo conocía una variante con vinagre. Al parecer, la idea es aliñar 😀

  7. June 30, 2012 at 10:41 am —

    Mi abuela, y luego mi madre, me hacían infusiones de manzanilla para lavarme los ojos cuando tenía conjuntivitis (calmaba, no por mucho tiempo).
    Y también era muy común en el pueblo ponerse un ajo cortado por la mitad si te picaba una avispa o abeja (claro que luego tenías un olor a guiso todo el día).

  8. July 1, 2012 at 5:13 pm —

    Mi abuela insistía en acercar un cigarro encendido cerca de una picadura de mosquito para quitar la comezón.. :O

  9. July 3, 2012 at 9:49 am —

    Mi madre decía que para curar las heridas había que echar café en polvo directamente sobre ellas para curarlas, hacer que dejaran de sangrar y cicatrizarlas (tapaban la hemorragia por la cantidad aplicada pero no curaban ni mucho menos cicatrizaban)

  10. July 9, 2012 at 4:04 am —

    En México se considera muy importante evitar respirar aire frio pues se sabe causa resfriado. Por esto es muy común ver personas sosteniendo una prenda con la mano sobre la boca al salir de un edificio. Lo que mas me sorprende es que este mito es común en México done realmente no hace mucho frio. Conozco Mexicanos que han vivido en el norte de Europa por mas de diez anos y lo siguen haciendo, especialmente con los niños. Les he hecho notar que los locales no siguen esta práctica y sin embargo no parecen sufrir mas resfriados. La explicación que me han dado es que los europeos tienen del norte tienen una genética mejor adaptada al aire frio.
    También existe la creencia México de que tocar la nieve con las manos puede causar artritis. Una sola exposición puede ser suficiente para desarrollar la enfermedad. Afortunadamente en México hay muy pocas poblaciones donde nieva, por lo que solo es necesaria la precaución al viajar al extranjero.
    En Italia y supongo en muchos otros países el aire acondicionado se asocia con muchísimos males respiratorios. Me pregunto si asumen que los Tejanos tienen también alguna adaptación genética para no ser afectados por el excesivo uso de esta tecnología.

Leave a reply