Meta Stuff

940 millones de kilómetros y un bosón de Higgs después…

Hoy hace un año le dimos la bienvenida a Escéptica. Llevaba varios días sin dormir de los nervios y el estómago lo tenía con nudo marinero y más o menos a la altura del cogote. Y es que, además de los nervios de empezar un proyecto nuevo que no sabía si iba a ser capaz de sacar adelante, empezamos el blog en una época malísima: todas las colaboradoras veteranas de Skepchick a las que podía pedir ayuda, apoyo, consejos, o drogas duras un té de tila estaban en SkepchickCon, Rebecca Watson, la jefa-jefa del cotarro, estaba en pleno Elevatorgate y me iba de viaje dos días después, con dudoso acceso a Internet. La otra opción era empezar después de verano, pero no quisimos esperar más. Era ahora o nunca.

Este proyecto empezó con un inocente email. A través del formulario de contacto de Skepchick (nosotros también tenemos uno…¡úsenlo!), le pregunté a Rebecca si no había pensado en hacer un blog en español. No por nada, simplemente me pareció raro que hubiera un blog de la red Skepchick en sueco y no en español. Era una sugerencia. En su correo de respuesta ya me había encomendado la tarea de montar y dirigir lo que hoy llamamos Escéptica que, por cierto, yo quería llamar ESkepchick, pero rápidamente me convencieron de que Escéptica era mejor opción.

Reclutar a las primeras 4 personas fue relativamente sencillo. A todas hubo que obligarlas un poco, pero acabaron cediendo ante mis súplicas y, entre todas, nos pusimos a buscar más víctimas colaboradoras. La medida de reclutamiento que tuvo más éxito fue un tuit de Daurmith diciendo: “A ver chicas, ¿quién quiere meterse en un marrón?”. O algo similar.

Y nos lanzamos al ruedo.

Ahora, un año después, he pedido al equipo que tanto esfuerzo ha puesto en este proyecto que digan cosas buenas sobre mi sus impresiones, sentimientos, recuerdos o lo que quisieran sobre el aniversario del blog. Aquí están algunos de ellos, más o menos en orden de incorporación:

 


Lucy

Hace aproximadamente unas 60 semanas estaba teniendo la siguiente conversación con mi hermana que, por sí no lo saben, es la mismísima Daniela, la mandamás de esta operación.

Dan: ¿qué crees? He estado en pláticas con Rebecca Watson para hacer la versión de Skepchick en Español.
Yo: ¿En serio? Bien por ti.
Dan: Bien por nosotras. Tú me vas a ayudar.
Yo: Ehhh, no lo creo, estoy muy liada con el trabajo.
Dan: Anda, me tienes que ayudar, necesito una escéptica tan talentosa y carismática como tú en el equipo …OK, estas no fueron exactamente sus palabras. Fue más como: Anda, necesito reclutar gente ahora. ¿Tú no tienes vida social, o sí?
Yo: Bueno, no mucha, pero ese no es el punto. Lo siento, pero en serio no tengo tiempo, ya sabes como me traen en el trabajo.
Fin de la conversación.

Unas cuantas semanas más tarde recibo un correo de Daniela, dirigido a varias chicas que nunca había oído nombrar y a mi, dándonos la bienvenida a nuestro nuevo blog. Al parecer, la jefa no había aceptado mi negativa. Me dio cosita arruinar tantos magníficos planes que inmediatamente empezaron a tramar, y me resigné a hacer el esfuerzo temporalmente, pensando que en cuanto pudieran reclutar más gente y todo marchara viento en popa yo regresaría el gafete para dedicarme a lo que más me gusta. Imagínense mi sorpresa al darme cuenta que en realidad esto me gustaba, y mucho.

Esta es la deslucida historia de como terminé escribiendo para Escéptica: a regañadientes, con mi hermana jalándome de las orejas como cuando tenía cinco años. Inesperadamente, este se ha convertido en un año más de formación para mi, gracias a los posts de nuestros colaboradores y los comentarios de nuestros lectores. Espero que también lo haya sido para ustedes… Y finalmente, gracias también a la escéptica en jefe que se ha dejado el pellejo para crear este nuevo espacio para nosotros.

 


Daurmith

En realidad, nada ocurrió como os dicen. Sí, es cierto que hace un año Daniela vino con una idea loca. Pero la idea le fue implantada en el cerebro por alienígenas. Sí, es cierto que habló conmigo y me propuso participar, pero fue porque previamente amenacé con cubrirle la casa de nutrias marinas si no me hacía un hueco en este proyecto insensato de Escéptica.

Y es un proyecto insensato porque la tarea de cualquier grupo que quiera acercar el pensamiento crítico un poco más al sentido común es ingente, y muchas veces frustrante. En este año Escéptica ha tenido sus fiebres infantiles y sus estirones, hemos tenido errores de novatas, desacuerdos y una cantidad de spam que no os podéis ni imaginar. Os hemos ahorrado, también, muchos comentarios de gente que no se ha tomado muy bien que este sitio termine en “a”, y os garantizo que no os habéis perdido nada bonito. Daniela ha trabajado como sólo una escéptica trabaja cuando se enfrenta a la cesta de gatitos hiperexcitados que somos sus colaboradores y a la vez tiene que lidiar con las reacciones, muchas veces feas, que suscitan los temas que tocamos aquí. Porque si creéis que hablar de escepticismo es ingrato, probad a hablar de escepticismo y feminismo. Diversión asegurada.

En suma, han pasado cosas. Como primer año ha sido intenso, divertido, interesante y tremendamente instructivo. al menos para mí. El huequito que tenemos es pequeño, pero queremos ampliarlo, y divertirnos haciéndolo, y que os divirtáis mientras lo hacemos.

Así que feliz cumple, Escéptica, y que cumplamos muchos más.

 


Lulú

Hace un poco más de un año recibimos un mail en la Asociación Escéptica de Chile (AECH). Una persona quería contactar a la única mujer participante de esta asociación y convocarla a un proyecto de activismo escéptico. Esa era yo. En ese entonces llevaba unos siete meses involucrada en el primer proyecto de difusión del pensamiento crítico en Chile.

Cuando comencé a participar en la AECH ignoraba que existía una comunidad escéptica mundial organizada. Ni siquiera conocía Skepchick. Pensaba que nuestra asociación estaba más bien sola. Sentía que nuestra tarea era de alcance local y que seríamos exitosos si pudiésemos mantener nuestro blog a flote y juntarnos una docena de personas periódicamente a conversar y debatir. Yo pensaba que la AECH consistiría siempre en un pequeño grupo de amigos más bien aislados, sin mucha influencia.

Recibir el mail de Daniela fue una especie de epifanía. Había gente ahí afuera, en otro continente, siguiendo nuestros pasos. ¡Había más mujeres interesadas en el escepticismo! Había una mujer, en España, que consideraba que yo podría pertenecer a un proyecto internacional de activismo escéptico. Y aunque dudé sobre los motivos que justificarían un blog de mujeres escépticas, rápidamente me entusiasmé con la idea y reconocí que una iniciativa liderada por mujeres hispanas sería un aporte a la comunidad escéptica.

Y aquí estoy hoy, un año después, escribiendo en Escéptica. Nunca me lo hubiera imaginado en esas tardes en que paseaba por internet como una lurker sin siquiera dejar un comentario en las entradas que leía.

Luego de un año, mi idea es seguir escribiendo. Seguir con el activismo, aunque los quehaceres de la vida diaria muchas veces no me lo permitan. Aunque mi naturaleza procrastinadora me juegue malas pasadas y termine entregando los artículos la noche anterior a las dos de la mañana.

Quiero agradecer a Daniela por sacar adelante este proyecto. Por convocarnos y crear esta comunidad. Agradecer a todos los participantes y a los lectores. También agradecer, ¡como no! a la Tetera Voladora por hacer coincidir voluntades y tiempos.

Para terminar solo quiero decir dos cosas: Que, acorde a la tradición, este escrito fue entregado a la 1 de la mañana y “Ubi dubium ibi libertas” (Donde hay duda, hay libertad. Proverbio Latino)
 


Creareify

Un año no es nada y es mucho. ¡Muchisimo! ¡Mirad que grandes somos ya! Hemos aprendido a gatear, a balbucear, a atarnos los cordones solitas… Yo personalmente he aprendido muchísimo, he conocido gente genial y estoy deseando ver donde nos lleva el próximo año y los siguientes, que espero sean muchos.

Sólo se me ocurre decir que algo debemos estar haciendo bien. Así que sigamos así. ¡¡Feliz cumpleaños, Escéptica!!

 


Sovcolor

¡Un año no es nada! Enhorabuena a todos por el primero. Solo quería hacer una pequeña petición, por si se pasan por esta casa y quieren traer algo para felicitarnos…

 

Silvia

Pues qué faena, ahora tengo que hablar bien de Escéptica y no sé por dónde empezar.
¡Pero si salta a la vista que esta página mola más que un gatito cabalgando sobre un poni rosa con la cola de los colores del arcoiris!

Ah, ya sé, les contaré que no conocí la red Skepchick hasta que nuestra Amada Líder lanzó Escéptica. Pues eso, que no conocí la red Skepchick hasta que lanzaron Escéptica. Despistada que es una.

¿Lo bueno de Escéptica? El fantástico equipo del que se compone (y no me cuento a mí misma), que está creciendo a buen ritmo, tanto en número como en calidad.

¿Lo malo? Nada. O al menos nada destacable.

Antes de formar parte de Escéptica nunca me habían dicho feminazi con tanta asiduidad. ¡Gracias!

¡Feliz cumpleaños!

 


Juan Camilo

Un año es poco. Un año es mucho. En un ciclo de la órbita terrestre alrededor del sol pasan 365,242 190 402 días solares medios, o doce ciclos lunares, cuatro estaciones, un ciclo fiscal y uno académico. Un bebé humano tiene tiempo suficiente para aprender a parlotear, reproducir sílabas y asociar palabras a una imagen, empieza a gatear y a ponerse en pie. Un blog, en cambio, tiene para nacer, crecer y morir en menos tiempo que ése. De los (más de) 180 millones de blogs que existen actualmente en todo el mundo, de los cuales apenas un cuatro o cinco por ciento son escritos en español, más de la mitad mueren al nacer pues nunca llegan a tener ni siquiera una primera entrada. Algo así como un cuarenta por ciento fenecen con la primera entrada o quedan congelados antes de cumplir sus primeros seis meses de vida. Menos de la décima parte permanecen activos y subiendo información constantemente pasados doce meses. De todos esos que sobrevivien con constancia, muchos se dedican a esparcir basura, ruido, mentiras o cosas irrelevantes. Quedan pocos, muchos menos de los que parece, con información interesante, bien escrita, seria y con un contenido que vale la pena. Para un blog, para un buen blog como éste, un año es toda una vida. Feliz cumpleaños a Escéptica.

 


Elara

¿Ya ha pasado un año? Pues me ha pasado volando… parece que fue ayer cuando, trasteando por el blog de Las Penas del Agente Smith , me encontré una entrada donde daba la bienvenida a Escéptica, el nuevo blog sobre escepticismo escrito por mujeres. Tras leer los primeros posts (como mucho se habrían escrito cinco o seis), pensé “esta gente mola mil”.

Y aquí sigo. No puedo hablar de la experiencia como colaboradora porque llevo dos días, pero como lectora asidua del blog durante este año, tengo que dar las gracias por dejar de sentirme un bicho raro ¡hay más como yo! mujeres, frikis y escépticas.

¡Que cumplamos muchos más!

—-

Bueno, y como esto ya se alargó, sólo me queda agradecer a todos los colaboradores (actuales y pasados) por su esfuerzo, apoyo, paciencia y humor y, por supuesto, a los lectores por sus tuits, links, comentarios y por pasar por aquí día tras día, que es la razón por la que hacemos esto.

Previous post

Un año de fosas escépticas

Next post

Fugaces 06/07/12

Daniela

Daniela

Born and raised in Mexico City, Daniela has finally decided to abdicate her post as an armchair skeptic and start doing some skeptical activism. She is currently living in Spain after having lived in the US, Brazil and Italy. You can also find her blogging in Spanish at esceptica.org.

27 Comments

  1. July 5, 2012 at 11:17 am —

    Happy birthday to us! La juerga es luego en casa de Daniela, ¿no?

  2. July 5, 2012 at 11:41 am —

    Mil felicidades a Escéptica en su primer año de vida en el ciberespacio, espero algún día prestarles mi colaboración

  3. July 5, 2012 at 12:00 pm —

    ¡Felicidades a nosotras!

    P.D.: ¿En la fiesta habrá ositos de esos dopados con vodka, no? 😀

    • July 5, 2012 at 12:23 pm —

      Ositos con tequila, vodka, ron y orujo, por aquello de la globalidad.

  4. July 5, 2012 at 12:03 pm —

    ¡Pajarito Feliz, chicas!
    Estoy inenarrablemente orgulloso de teneros por compañeras y amigas en este proceloso mundo de atocinamientos descabezados.
    Ynomenrrollomas… solo despedirme con un
    “digameuste compañera, digameuste compañera y conteste con prudensia… cual es la magna presensia que puebla nuestras parderas.. y en melancolica espera y con abnegada pasiensia… nosdalimentoyabrigoooooo… fingiendo in-diferensiaaaaaaaa”

  5. July 5, 2012 at 12:35 pm —

    Gracias por este año, felicidades!!!

  6. July 5, 2012 at 12:39 pm —

    Yo llevaba ya cosa de un año leyendo Skepchick y otros blogs escépticos/ateos en inglés cuando nació Escéptica, y me hizo mucha ilusión tener una comunidad más local en la que poder participar, leeyendo y hablando de mis dos temas favoritos, escepticismo(/ateísmo/ciencia) y feminismo. ¡Feliz cumpleaños!

  7. July 5, 2012 at 12:45 pm —

    Muchas Felicidades!!

    Y mucho ánimo, pasa el tiempo y este blog se muestra más necesario que nunca.

    Un abrazo, Daniela!

    • July 5, 2012 at 12:49 pm —

      ¡Gracias! Parece que fue ayer que te mandé un tuit histérico diciendo que Rebecca se había vuelto loca en encargarme esto…

  8. July 5, 2012 at 12:50 pm —

    Ey, felicidades por aguantar a este ritmo todo un año y muchas gracias por tenernos al día de la “cosa escéptica”, lanzar debates interesantes sobre cualquier tema por disperso que fuera y sobre todo por aportar a la noble causa de llenar internet de gaticos. ¡Que no decaiga y ánimo escépticas!

  9. July 5, 2012 at 2:09 pm —

    Escepticismo, feminismo y gatetes. ¿Hay algo que no tenga este blog? Lo cierto es que tengo que felicitaros: en este año os habéis convertido en mi blog favorito en español ^^

  10. July 5, 2012 at 2:12 pm —

    Se me metió una basurita al ojo…

  11. July 5, 2012 at 3:35 pm —

    Conozco el blog hace solo un par de meses, pero ya se ha convertido en una de mis lecturas favoritas. Vale destacar lo necesario que es un espacio como este, sobre todo teniendo en cuenta todo el trabajo que aún hay que hacer para acabar con la peligrosa combinación de machismo y pensamiento supersticioso que lastimosamente sigue haciendo parte de nuestra cultura.
    Felicitaciones y continúen con este excelente trabajo.

  12. July 5, 2012 at 4:45 pm —

    Un año! =D Felicidades y felicitaciones!
    Llegué a Escéptica cuando había como 3 artículos publicados, y al cuarto ya lo había incluido en mis marcadores y lector de feeds, y lo he visitado periódicamente desde entonces :).
    Yo tampoco tenía idea de la existencia de la red Skeptchick, ni había notado lo unido que están el pensamiento crítico y el escepticismo científico con el feminismo. He aprendido mucho con ustedes 😀
    Feliz Cumpleaños! que sean hartos más!

  13. July 5, 2012 at 5:44 pm —

    ¡Feliz cumpleaños!
    Aparte de la red Skepchick, antes de conocer este blog desconocía de muchas otras cosas (como de lo divertido que puede ser mezclar ositos y vodka).
    Llegué aquí gracias a twitter, pasé mucho tiempo en la timidez de leer sin comentar, y en mi primer comentario me dieron la bienvenida.
    A quienes, como yo, se muestran tímidas, les recomiendo comentar, es divertido y sano creo yo, me ha servido para expresar algunos temas existenciales (la muerte, la vida extrarrestre y demás) que con pocas personas puedo platicar sin que me digan “Ya vas a empezar con tus ñoñadas…”
    No me queda más que agradecer por todo lo que me aportan y felicitarlas de nuevo por este maravilloso blog, que confieso, ¡es mi favorito!

  14. July 5, 2012 at 8:09 pm —

    Como decimos en Catalunya, per molts anys!! (por muchos años).
    Creo que con la magdalenita de la foto no nos va a llegar para todos. ¿O nos vamos a comer también al gatito??

  15. July 6, 2012 at 12:04 am —

    Muchísimas gracias a todos por sus comentarios. Siento que los quiero como a una familia! Snif!

  16. […] A mi todavía me cuesta, y no soy la única. Si le echan un ojo a los comentarios del post de ayer, encontrarán que varios de los que dejaron mensajes, e incluso una de las colaboradoras del blog, […]

  17. July 8, 2012 at 12:17 am —

    ¡Felicidades! Si algo le falta a este proyecto son dinosaurios. Los gatos están bien, que no digo que no, pero no tienen plumas. (︶︹︺)

  18. July 8, 2012 at 11:12 pm —

    De parte de todos en Escéptica, ¡muchas gracias por sus comentarios!
    Tomaremos en cuenta lo de incluir dinosaurios, ¿comen gatitos?

Leave a reply