CienciaCosas que te van a interesarEscepticismo

Olor a mí

“En la época que nos ocupa reinaba en las ciudades un hedor apenas concebible para el hombre moderno. Las calles apestaban a estiércol, los patios interiores apestaban a orina, los huecos de las escaleras apestaban a madera podrida y excrementos de rata; las cocinas, a col podrida y grasa de carnero; los aposentos sin ventilación apestaban a polvo enmohecido; los dormitorios, a sábanas grasientas, a edredones húmedos y al penetrante olor dulzón de los orinales. Las chimeneas apestaban a azufre; las curtidurías, a lejías cáusticas; los mataderos, a sangre coagulada. Hombres y mujeres apestaban a sudor y a ropa sucia; en sus bocas apestaban los dientes infectados, los alientos olían a cebolla y los cuerpos, cuando ya no eran jóvenes, a queso rancio, a leche agria y a tumores malignos. Apestaban los ríos, apestaban las plazas, apestaban las iglesias y el hedor se respiraba por igual bajo los puentes y en los palacios. El campesino apestaba como el clérigo; el oficial de artesano, como la esposa del maestro; apestaba la nobleza entera y, sí, incluso el rey apestaba como un animal carnicero y la reina como una cabra vieja, tanto en verano como en invierno, porque en el siglo XVIII aún no se había atajado la actividad corrosiva de las bacterias y por consiguiente no había ninguna acción humana, ni creadora ni destructora, ninguna manifestación de la vida incipiente o en decadencia que no fuera acompañada de algún hedor.

 
Habré tenidos solo unos quince años cuando leí El perfume, pero la biblioteca de olores entremezclados con ese vacío existencial que permea esta obra se instaló en mí, dejándome hasta la fecha con una vivísima memoria del relato.  Ya varias primaveras después esta desdicha historia de Patrick Suskind todavía me jode toda película de época; es difícil concentrarse en como el chico guapetón llega a la ciudad amurallada a rescatar a un pueblo oprimido cuando estas pensando en el hedor que debe de emanar de la cubeta que acaban de tirar por la ventana. Y ya que estamos en esto de los malos olores y la pantalla grande, alguien me puede explicar porqué en toda película romántica los protagonistas han de besarse al despertar, ¡con el aliento mañanero que deben de tener! Eso es tan ficticio como la ciencia de Armageddon.

Pero dejemos mis manías y mi trivialización de esta gran novela a un lado. Hoy quería hacer una especie de tributo a El perfume, tomando como inspiración el podcast de Skeptics Guide to the Universe. ¿Cómo? Sí, como lo leyeron. Para quien no lo conoce, el podcast de SGU tiene una sección titulada Ciencia o Ficción, en la cual Steven Novella presenta tres noticias o datos científicos, dos reales y uno ficticio, y su panel de escépticos debe de averiguar cuál de ellos es el falso. Este es justamente el ejercicio que quiero hacer con ustedes. Les voy a presentar tres titulares y ustedes deben de adivinar cuál es el falso, de preferencia dándome razones por las cuales creen que los datos son reales o ficticios. Si no tiene idea no importa, también se vale jugársela a la suerte. Lo único que no se vale es buscar la respuesta en Internet; créanme, la encontraría en dos segundos, pero ese no es el punto del juego. En mi siguiente post les revelaré cuál es el falso, dándoles una breve explicación de cada uno de los artículos, y develando al gran ganador del concurso, que será el primero que responda correctamente. Si conoces los artículos, no lo digas ni los enlaces. Elabora brevemente sobre tu raciocinio para elegir una respuesta u otra, pero hazlo de forma que las personas que lean este post después de ti no sepan si sabes o adivinas la respuesta. ¿Entendido? Bien, pues continuemos. ¡Ah, casi se me olvida! ¿Qué qué tiene que ver Patrick Suskind con SGU? Bueno, como verán en breve, todos los artículos que les presentaré están relacionadas con el olfato, y particularmente con las esencias y olores que despedimos los humanos. Ahora sí, ahí les van:

1)   Estudio sugiere que las personas de edad avanzada despiden un olor característico, distinto a aquel de las personas jóvenes.

 

2)   Un estudio reciente confirma la teoría de que la sincronización de los ciclos menstruales de mujeres que conviven cotidianamente se da gracias a la emisión de feromonas.

 

3)   Científicos encuentran que nuestra percepción del olor que despiden los hombres depende de un gen, que hace que algunas personas perciban un olor a vainilla, mientras otras a orina.

 

Bueno, pues, mucha suerte, y aquí les dejo otra cita de El perfume para limpiarles un poco el pestazo que les habrá dejado este post:

“El mar olía como una vela hinchada que hubiera aprisionado agua, sal y un sol frío. El mar tenía un olor sencillo, pero al mismo tiempo grande y singular, por lo que Grenouille no sabía si dividirlo en olor a pescado, a sal, a agua, al algas, a frescor, etcétera. Prefería, sin embargo, dejarlo entero para retenerlo en la memoria y disfrutarlo sin divisiones. El olor del mar le gustaba tanto, que deseaba respirarlo puro algún día y en grandes cantidades, a fin de embriagarse de él. Y más tarde, cuando se enteró de lo grande que era el mar y que los barcos podían navegar durante días sin ver tierra, nada le complacía tanto como imaginarse a sí mismo a bordo de un barco, encaramado a una cofa en el mástil más cercano a la proa, surcando el agua a través del olor infinito del mar, que en realidad no era un olor, sino su aliento, una exhalación, el fin de todos los olores, y disolviéndose en el placer de este aliento. “

La imagen de la cabecera es de esta página.

Previous post

Los talones de la herbolaria

Next post

Fugaces 13/07/12

lucy

lucy

Nacida en México, Luciana siempre ha tenido interés por temas científicos, al grado de tener la osadía de navegar el circuito académico durante la última década. Sin visos de lanzar el ancla en un área específica, ha metido mano en temas que van de materiales, a nanotecnología y últimamente en biotecnología. La vida no corre prisa, y entre inmersiones a las obscuras aguas del trabajo experimental, esta rata de laboratorio tratará de subir a la superficie para tomar un poco de oxígeno y perspectiva al escribir para escéptica.

15 Comments

  1. July 12, 2012 at 11:54 am —

    Hola Lucy, que difícil lo haz puesto, la respuesta me la invento:

    Verdaderos 1 y 2, Falso 3.

    Supongo que lo de los abuelos puede ser porque se atrofie y/o desarrolle alguna glándula al final de nuestra vida. Lo de la sincronización de los periodos, uff sólo por descarte, ya que siempre pensé que era un mito, pero lo del gen que para el mismo compuesto huele vainilla u orina lo veo un poco raro.

    Saludos,

    • July 12, 2012 at 3:58 pm —

      Hola Andreita,

      Ya para empezar te ganas una mención honorífica por ser la primera en atreverte a responder :).

  2. July 12, 2012 at 5:12 pm —

    Falso el 3.
    Si la memoria no me falla, leí algo de la noticia 1.
    Pero al igual que Andreita, el 3 se me hace algo extraño.

    • July 12, 2012 at 7:54 pm —

      Gracias por participar. ¡Me muero de ganas por darles la respuesta ya!

  3. July 12, 2012 at 5:13 pm —

    ¡Qué divertido!
    Mi opinión:
    1) Verdadero
    2) Falso
    3) Verdadero
    En qué me baso? En mis creencias menos racionales y menos fundadas: siempre creí en la existencia del “olor a anciano” y salvo excepciones nunca coincidí mis periodos con el de mis dos hermanas, además, creo que si existiese tal cosa, habría una semana al mes en que la humanidad entera tendría un humor insoportable.
    Lo del olor de los hombres, puede ser verdad, ya que lo que tengo entendido y leí por ahí es que los olores y sabores varían bastante dependiendo del observador (o del olfateador, en este caso).

    • July 14, 2012 at 11:37 pm —

      Jaja, qué bueno que te gustó. En el SGU muchas veces terminan hablando de experiencias personales, porque al fin y al cabo, si no eres experto en el tema y no se vale averiguar nada al respecto, tienes que basar tu selección en algo. Así que a mi me parece muy válido tu proceso 😛

  4. July 12, 2012 at 9:33 pm —

    Aunque me tienta ir a ver los estudios no lo haré sòlo por jugar… aunque a todas luces la 3 suena falsa, me tinca que la falsa es la dos ya que pareciera demasiado cierto para ser verdad… mmmh sospechoso que no sepa de estudios al respecto. Ah y coincido que es entrete el juego.

    • July 14, 2012 at 11:39 pm —

      No!!! Aguanta la tentación; prometo darles la respuesta pronto.

  5. July 12, 2012 at 10:30 pm —

    Antes que nada, reivindicar que El perfume está en mi Top 5 de las peores novelas, y desde luego con diferencia es la que tiene una relación calidad/expectativas más baja.
    También quiero romper una lanza en favor del olfato, un sentido que creo que está poco valorado, pero que proporciona momentos maravillosos.
    Esto del quiz me parece una buena idea. Me pongo a ello sin más dilación:
    1. Evidentemente es verdadero: todo el mundo sabe que las cosas nuevas huelen a limpio, y a medida que envejecen el olor va evolucionando hacia el rancio, el dulzón podrido, o directamente a sucio.
    2. Verdadero: cualquiera que haya leído cómics de superhéroes sabe que las feromonas son capaces de todo, incluso de eso que dices.
    3. Falso: un hombre-hombre huele a Varon Dandy, o en su defecto a sobaquillo; un hombre-hombre nunca huele a vainilla.

    • July 15, 2012 at 12:08 am —

      A mi me gustó mucho la idea detrás del libro, y la primera parte me pareció bastante buena. El final me pareció mucho más jalado y ordinario, pero seguiría dándole un balance positivo a la novela.

      Con respecto a la reivindicación del olfato, estoy totalmente de acuerdo. Para empezar, el gusto no es nada sin el olfato. No basta más que tener una gripe para que la comida pierda casi por completo el sabor. También es impresionante la relación entre el olor y la memoria. Hay olores que te transportan a un momento de tu vida, así hayan pasado decenas de años.

      Bueno y con respecto a tus respuestas (muy entretenidas, por cierto):
      1. 😀 Si es cierto en los carros, también debe de ser cierto en las personas.
      2. Otra vez, tu lógica es irrefutable. Aquí te va una lista de superhéroes con capacidad de controlar comportamiento con sus feromonas (por cierto, todas son mujeres): http://www.comicvine.com/pheromone-control/41-117/
      3. Supongo que el olor a vainilla no es de macho..

  6. July 13, 2012 at 6:59 pm —

    ¡¡Ahhhhh!! (grito desesperado) ¡¡No sé cuál pueda ser!! Será a caso la… la… grrrr… yo CREO que es falsa la… la 3.

    No sé.. ahhhhhhhhh…

    • July 15, 2012 at 12:13 am —

      Jajaja…no creas que por ser colaborador de voy a dar la respuesta antes.

      • July 15, 2012 at 10:31 pm —

        ¡Todas son falsas! Claro. Eso debe ser. Si.. esooooo… grrrrrr…

  7. July 15, 2012 at 2:59 am —

    La falsa el la 2, según entiendo los humanos no perciben feromonas… y también es un mito que las mujeres sincronicen sus ciclos menstruales.
    Así que si lo q recuerdo está bien, esa opción estaría mal por dos lados.

  8. July 26, 2012 at 11:41 am —

    La falsa es la 2.

    Hasta donde yo se, no hay feromonas en humanos.

Leave a reply