CienciaSpanish Inquisition

TERCER GRADO: ¡Tantas preguntas y tan poco tiempo para googlear!

¡Es un milagro! ¡La belleza del mundo es un misterio! ¡Hay tantas cosas que la ciencia no puede explicar!

Frases cómo estas me hacen reventar, claro, la última puede tener razón (aunque le agregaría un “aún”), pero que no vengan a ocuparla cuando hablamos del cielo o de las mareas, porque ¡Santos espaguetis voladores Batman! Ya sabemos cómo funcionan esas cosas. Y lo sabemos porque personas con curiosidad se dedicaron a buscar las respuestas mientras otros se quedaban embobados diciendo “Es un misterio”.

Aquellos que perpetran estas frases normalmente hacen esto, conocen las preguntas pero no les interesa buscar las respuestas, al menos no activamente, entonces escuchan la primera respuesta que les llega que suele ser del testigo de Jehová que pasa todas las semanas dejando un folletito por su casa y con esta respuesta se quedan, un milagro es mucho más fácil de digerir que las formulas matemáticas, la física o la química. O simplemente hay gente que no escucha ninguna, y prefieren mirar al mundo desde la postura del misterio, como estos payasos (No lo digo de modo peyorativo, de verdad son payasos).

Las preguntas de las que hablo son las mismas que todos nos hemos hecho sobre el mundo. Algunas nos las hacemos desde niños como “¿Por qué el cielo es azul? ¿Por qué la tierra no se cae del espacio? ¿De donde viene el viento?” y otras nos van surgiendo a medida que crecemos y vamos aprendiendo sobre ciencia, por ejemplo “¿Cómo se calcula la distancia a una estrella? ¿Cómo funciona la evolución? ¿Cómo saben cuál es la velocidad de la luz?”. Puede que ya sepan las respuestas a muchas de ellas o quizás que nadie les supo responder en el momento que las formularon o simplemente no se dieron el tiempo de buscar las respuestas en Google.

Por estas cosas he querido abrir este espacio, a mi me encanta descubrir el porqué de las cosas y me he encontrado con la sorpresa de que abrir Wikipedia por diversión no es tan común como yo me imaginaba. Así que les dejo la pregunta de tercer grado del día de hoy: ¿Que preguntas se han hecho ustedes? ¿Cómo conocieron las respuestas? ¿Tienen preguntas aún que no se hayan respondido? Si es así dejen sus inquietudes en los comentarios y haremos nuestro mejor intento para responderlas.

Para que se inspiren les dejo el meme de Keanu Reeves. Y, Hey! yo hasta hace poco me hacía esta misma pregunta.

Previous post

Fugaces 13/07/12

Next post

Fugaces 16/07/12

deemonita

Estudiante de tecnología médica, ciudadana de internet, gamer y escéptica.
Una vez vio volar a Santa Claus y nadie puede probar lo contrario.

11 Comments

  1. July 13, 2012 at 3:28 pm —

    Yo también me hacía esa pregunta a menudo. Y aunque objetivamente el azul queda definido por una longitud de onda cuantificada, a veces me gustaría ver con los ojos de otro para comprobar si su percepción (subjetiva) del azul es la misma que la mía. Pura metafísica.
    No me gusta la wikipedia (aunque las páginas de discusión no tienen precio!); pero soy de los que abre un diccionario o una enciclopedia (sí sí, en papel) para buscar algo y me puedo pasar 1 hora saltando de voz en voz curioseando (en una versión siglo XX de surfear por Google).
    No sé si sería capaz de contar las preguntas que me he hecho alguna vez y de las que he buscado respuesta. A bote pronto se me ocurren: por qué el cielo es azul (y rojizo al amanecer/atardecer); cuestiones sobre la teoría de cuerdas; qué son exactamente los fenómenos de El Niño y La Niña; cómo se nombra a los huracanes; los ornitorrincos; árboles monumentales en Europa; el jubileo de diamantes de Isabel II; qué es el “first flush” de un té.
    Algunas que no haya tenido aún tiempo de responderme:
    ¿Realmente te mueres si bebes agua destilada?
    Los Goonies se filmó en Oregón; ¿realmente hubo piratas en esa zona?
    ¿Por qué el Río de la Plata se considera un río, y no un estuario?
    ¿Cuántos libros ha escrito Stephen King?
    ¿Cómo consiguen las cámaras Lomo reproducir, expresamente, el error original de la sobresaturación de colores?

    • July 13, 2012 at 6:42 pm —

      ¡Yo también me hacía la pregunta de los colores!

      Todo surgió porque una vez me pareció que los colores de mis perros no se veían “exactamente iguales” con uno y otro ojo. En uno me parecía ver colores “más vivos”. Me pregunte si otras personas verían con sus ojos colores todavía más vivos o apagados con sus propios ojos… ¡¡O peor!! ¡Si lo que era para mi un color para ellos sería otro!

    • July 14, 2012 at 3:03 am —

      El agua destilada no mata porque muchos fisicoculturistas se hidratan con ella durante los días previos a los concursos para marcar más los músculos. Tengo entendido que produce muy baja retención, por la falta de sodio, con lo cual es probable que los muchachos se la pasen yendo corriendo al baño esos días.
      Obviamente esto no se puede sostener durante mucho tiempo, es sólo para las presentaciones.

  2. July 13, 2012 at 5:10 pm —

    A diferencia de los niños de ahora, yo no tuve una computadora con internet desde que nací, así que lo mío fueron los libros.
    En casa de mis papás lo que no nos falta son libros (y revistas de política). Mi papá, sabiendo que los niños están llenos de “Papá, pero…¿Por qué esto?, ¿Por qué aquello?”, estaba preparado y tenía libros como “Los porqués del cuerpo humano”, “Cómo son y como funcionan casi todas las cosas”, “El mundo y sus porqués”, “¿Sabía usted que…?”. Vaya que me divertía con esos libros (sí, de niña prefería leer que ir a clases de baile como mis amiguitas), sobre todo en sus secciones de ciencia y el universo. Eso es algo de lo mucho que le agradezco a mi padre, nunca me negó un libro (ni a mis dos años, cuando mis tendencias eran romper cosas o ponerle colores a todo), y me hizo aprender a encontrar respuestas a mis dudas y curiosidades.

    • July 13, 2012 at 6:52 pm —

      También tuve una suerte parecida. Recuerdo mucho una antigua enciclopedia que se coleccionaba por fascículos de mi padre, la cual me pasaba horas y horas leyendo. Y si, ahí me enamoré de los planetas y el universo… 😀

      • July 13, 2012 at 6:57 pm —

        Intento hacer lo mismo con mi sobrino, apenas va cumplir dos años y ya tiene su libro “Elmo estrellitas” y un Einstein de peluche, es como su Woody 😀

  3. July 13, 2012 at 8:48 pm —

    El otro día me tocó ir a una escuela a hacer exámenes de visión y en los ratos libres me puse a revisar la biblioteca, tenían unas enciclopedias hermosas que me dieron ganas de comprar si algún día tengo hijos o sobrinos. Se llamaban “Mi primera enciclopedia sobre…” Ahi tenían sobre la tierra, los animales y el cuerpo humano. Eran muy lindas y de estilo “Sabías que…” y lo que me mató es que la portada tiene esas imágenes que cambian. Jajaj la verdad me las compraría para mí.

    • July 13, 2012 at 10:35 pm —

      En cuanto a las bibliotecas escolares yo considero un pequeño logro mío el haber hecho que en la secundaria donde trabaja mi papá tuvieran la serie “Cosmos” de Sagan. Es una secundaria pública y en una comunidad rural, cuando se tuvieron fondos para ampliar el material de la biblioteca me ofrecí como asesora de compra 🙂

    • July 13, 2012 at 11:23 pm —

      Hace poco tiempo encontré un libro infantil títulado “El sentido de la vida”, que dije: “este se lo voy a comprar a mi hijo”. ¡¡Y lo compré!!! Y eso que ni tengo hijos, ni soy casado ni nada, jajaja.

  4. July 23, 2012 at 11:31 am —

    […] ¿Se acuerdan de la Pregunta de Keanu Reeves? […]

Leave a reply