CienciaCosas que te van a interesarNoticias

Adiós a Neil Armstrong

Hoy ha muerto Neil Armstrong y la noticia me ha puesto extraordinariamente triste.

Tenía 82 años, y nadie es inmortal, y tenía que pasar. Pero aun así, Neil Armstrong llevaba a cuestas mucho más que ese cuerpo que acaba de dejar de funcionarle. Llevaba una idea, un bagaje de heroísmo, de gestas que parecían imposibles, que se abordaban, como dijo Kennedy, no porque fueran fáciles, sino porque eran difíciles. Un paso para la historia de un planeta que el propio Armstrong pudo cubrir con su pulgar, desde nuestro satélite, y entonces no se sintió como el gigante que era. Se sintió muy pequeño. Como yo ahora.

Nadie como los astronautas para poner realmente en perspectiva la preciosa y solitaria canica azul en la que vivimos, la mota de polvo bailando en un rayo de sol que describió Carl Sagan. Y Armstrong era el astronauta. El hombre que nos hizo soñar que podríamos pisar otros planetas, volar a otras estrellas. Le debemos mucho, todas las generaciones que vinieron tras él y que soñaron con repetir, emular o superar las misiones Apolo. No lo hemos conseguido aún, no en el grado que lo hizo él junto a Aldrin y Collins y todo su equipo en tierra. Pero podemos hacerlo, si nos acompaña un poco de suerte y mucho valor y sentido común, cosas todas que Armstrong poseía a manos llenas.

Así que se ha muerto Armstrong, y aunque nada podrá borrar su huella en la Luna, a mí se me ha ido un cachito de algo, un pedazo del ancla que mantenía el sueño unido a la realidad. Ahora el sueño me parece aún más lejano, más imposible.

Hoy la luna está en creciente. Voy a salir a mirarla un rato y a decir adiós, y a volver a creerme que con Armstrong el sueño no se ha ido; simplemente, está un pequeño paso más allá.

Previous post

Fugaces 24/08/12

Next post

Fugaces 27/08/12

Daurmith

Daurmith

Daurmith empezó a jugar con esto de los blogs en 2001 y no ha parado desde entonces a pesar de las protestas. Pensó que así aprovecharía por fin los años que pasó estudiando biología molecular, y descubrió que le encanta hablar de la realidad tal como es; es más divertido.

A pesar de la evidencia fotográfica, Daurmith no es un gato.

4 Comments

  1. August 25, 2012 at 10:59 pm —

    El sueño está cada día un día más cerca. Yo creo que llegaremos a ver el ascensor espacial en nuestras vidas (y sin tener que llegar a la Singularidad).

  2. August 26, 2012 at 11:20 pm —

    Yo no soy nada mitómano, pero Armstrong personifica algunas de las cosas buenas que la humanidad puede conseguir cuando se lo propone.
    Este mediodía en Onda Cero le han hecho una curiosa entrevista a un ingeniero que estuvo encargado de las comunicaciones desde la base que (yo no sabía) había en España para el seguimiento del alunizaje. En este link.

  3. August 27, 2012 at 8:59 pm —
  4. […] fin de semana perdimos a Neil Armstrong, una de las personas más emblemáticas de la exploración espacial. Sin él, la tarea de inspirar […]

Leave a reply