Cosas que te van a interesarFugacesRecomendaciones

Fugaces 10/09/12

Reflexión sobre lo censurable, sobre la masturbación y sobre la ética de los políticos en España. Mientras la corrupción está de moda y peligrosamente normalizada, el sexo sigue siendo tabú, malo, censurable y, por supuesto, machista: Carta abierta a Olvido Hormigos Carpio. Lo censurable aquí, y además delito, es haber difundido ilegalmente un vídeo privado. Una vez más y sin decepcionar, esta semana en España, hemos visto el uso político del machismo y del sexo, perpetuar la creencia machista más profunda: que la vagina es de la sociedad y no de quien la lleva. ¿Queréis que hablemos de este “escándalo” en lugar del de la subida criminal del IVA? De acuerdo. Hablemos. Hablemos del escándalo que supone redescubrir (una vez más) la sociedad medieval en la que vivimos, los miles de prejuicios que hombres y mujeres tienen con el sexo y la sexualidad femenina, hablemos de que esto es usar a la masa rabiosa por la crisis y decepcionada con la política, con antorchas fáciles, como criticar a una mujer por lo de siempre: lo que hace con su coño.



 


  • No será tan eficiente el vuelo del murciélago que se me coló dentro de casa la pasada madrugada. El pobrecito se quedó a dormir todo el día hasta que volvió a ponerse el sol, momento en el que salió de su escondrijo y más asustado aún que yo, encontró la salida: Los secretos de la eficiencia de vuelo de los murciélagos.

  • Qué perlitas se encuentran en Retronaut, como esta serie de fotografías hechas durante el rodaje de la película Frankenstein Behind the scenes of Frankenstein, 1931-1939. Más allá de los momentos distendidos entre el equipo, lo mejor es observar el trabajo de maquillaje que llevaba el personaje del monstruo.

 

La imagen de cabecera pertenece a The beast of the city (1932). Pasen y juzguen a la rubia, es una mujer. Toda suya.

Previous post

Tercer grado: Prejuicios culinarios

Next post

La falacia del buen salvaje

sovcolor

sovcolor

Tan escéptica que no me lo puedo creer.

No Comment

Leave a reply