Divulgar, según y cómo

Divulgar, según y cómo

El otro día cayó en mis manos un artículo de Eduard Punset. Para quienes no lo conozcan, Punset es un prolífico autor de libros de divulgación que tiene, además, un programa dedicado a la ciencia llamado Redes. Un programa que lleva emitiéndose por la televisión española desde hace casi diez años. Así que, vamos sumando: divulgador científico que vende muchos libros, programa longevo en la tele, uno pensaría que vamos por buen camino en esto de acercar los descubrimientos científicos al público en general, ¿no?

No tan rápido.

No veo Redes a menudo y no he leído nunca un libro de Eduard Punset, de modo que no hablaré de ellos. Mi impresión de Redes es que es un programa donde se entrevista a gente en general muy interesante con poco interés en hacer entender realmente por qué son tan interesantes. El entrevistador es el propio Punset, que muestra un entusiasmo sincero y encantador por todos los temas que se tratan, pero que tiende a sacar conclusiones un tanto precipitadas a partir de lo que sus entrevistados le cuentan. En uno de sus programas entrevisó a Uri Geller con el mismo entusiasmo sincero y encantador con que le he visto entrevistar a célebres neurofisiólogos, cosa que me dejó bastante pensativa.

Pero como ya digo, he visto poco Redes y puede que me haya perdido lo mejor. Estaba dispuesta a enmendarme comprando quizá alguno de los libros de este señor, cuando cayó en mis manos el artículo que comentaba antes. Se llama “¿Por qué nos fascina la física cuántica?” y cuando lo leí a punto estuve de tragarme la lengua del susto.

Punset y su circunstancia

¿Por qué mi sobresalto? Este señor, del que muchos hablan con cariño y admiración, que “ha conseguido meter la ciencia en la programación televisiva”, empieza el artículo hablando de cómo se lleva el portátil a todas partes. Hasta ahí bien; ya digo que Punset es simpático, y a mí me cae bien. Pero luego enlaza, de manera algo brusca, con la física cuántica, y dice, a raíz de su descubrimiento, que

…desde entonces, se acabó para siempre la credibilidad del dogmatismo y se asentó en nuestra manera de pensar la incertidumbre.

Aquí Punset está cometiendo un error muy grave y muy típico… de los magufos. Mucha gente asocia “cuántico” a “incertidumbre” por el principio del mismo nombre de Heisenberg, y asume además, erróneamente, que lo que pasa en el contexto subatómico es perfectamente extrapolable al mundo macroscópico. Punset también lo asume, porque más adelante dice:

Una cierta incertidumbre –la del mundo cuántico– afecta también a las supuestas certidumbres del
mundo macro ya conocido.

Las certidumbres, o falta de ellas, del mundo macro no se ven afectadas por las incertidumbres cuánticas. No más que antes; ni menos tampoco. El mundo cuántico y el macro son el mismo mundo (quiero decir que existen ambas cosas en lo que llamamos realidad), pero sus características no son intercambiables. Ni los quarks son bolitas ni podemos decir que un señor está afectado por el principio de incertidumbre de Heisenberg, como bien decía El Nocturno en esta entrada que le ocasionó más de un disgusto. Porque criticaba a Punset.

La segunda en la frente. Y la tercera, también

No contento con dar una idea totalmente equivocada de qué es la física cuántica, Punset nos demuestra dos veces más que la ha entendido mal. La primera es de traca:

El concepto de dos bits afectados el uno por el otro, a pesar de estar en hemisferios distintos, ha dado lugar en física cuántica al llamado ‘entanglement’ o ‘compactación’; con toda seguridad, entendemos mejor desde entonces lo que ocurre en el alma compactada de los enamorados, así como la imposibilidad en que se encuentran de conseguir desprenderse del apego del otro para que su mundo no esté afectado por él o ella.

El entrelazamiento cuántico (Punset lo traduce como “compactación”, no sé muy bien por qué) no tiene nada que ver con “el alma compactada de los enamorados”. Es un absoluto desbarre pseudopoético, que ni explica el entrelazamiento cuántico, ni lo que pasa en el alma de los enamorados, ni nada. Punset está usando la física cuántica (mal) para escribir sobre unas ideas algo manidas que no aportan nada al conocimiento de la física cuántica, ni explican por qué nos fascina. Si Deepak Chopra hubiera dicho esto, estaría todo el mundo riéndose de él. Pero lo ha dicho Punset, que ya tiene firmemente encasquetada la aureola de “divulgador científico” pese a estas metidas de pata.

El mundo según Punset

El mundo según Punset. ¡Cuántico! ¡Entrelazado!

¿Y eso es todo? No. Porque nos guardaba Punset esta otra perla:

Ahora constatamos –gracias a la física cuántica– que las personas con muchos conocidos tienen más éxito que los que tienen pocos.

Puede que constatemos esto. Pero no lo constatamos “gracias a la física cuántica”. La física cuántica no tiene nada que ver con el éxito social (o de cualquier tipo) de las personas, salvo que seas un reduccionista absolutamente hardcore. Si alguien lee acríticamente este artículo, se llevará una idea muy equivocada de la física cuántica, y lo que es peor: escuchará las mismas cosas de la gente que vende pseudociencia vistiéndola con lenguaje científico. Y dos de cada tres usan, igual de mal que Punset, términos relacionados con la física cuántica.

Si algo nos ha explicado Punset en este artículo es que él no entiende nada de física cuántica y que es perfectamente capaz de malinterpretar una idea científica para hablar de otras cosas que le gustan, como los enamorados o el éxito de las personas. Esto no es divulgación científica.

¿Por qué te metes con Punset? Le tienes envidia, seguro

No creo haber malinterpretado este artículo de Punset en concreto. Mi sobresalto al leerlo, y mi incredulidad (creía yo que Punset era un divulgador competente) me llevó a leer más artículos de los que publica en El Semanal, por si lo había pillado en un mal día.

Pero no. Aunque tiene artículos normales que no contienen ningún flagrante error científico, los errores abundan en muchos otros. No son tanto errores como interpretaciones incorrectas, conclusiones que no se siguen de las premisas de las que dice partir. Su enfoque optimista y favorable a la ciencia, y su innegable simpatía personal, hacen que se lean sus escritos tan acríticamente como mucho leen los de Deepak Chopra o Iker Jiménez. En los artículos que le he leído, Punset se rodea de ciencia, se viste de ciencia, habla con los términos de la ciencia… Pero no la explica. No la divulga: la confunde, mezclando entre sí conceptos que no están relacionados, hablando de conceptos que claramente no ha entendido bien.

Un amigo, admirador de la obra de Punset, me reprochaba mis reproches diciéndome que viendo a Punset puedes ejercitar tu sentido crítico, diferenciando el grano de la paja, evaluando cuándo está transmitiendo clara y correctamente conceptos científicos y cuándo está columpiándose desde las nubes. Y eso es verdad, y es muy divertido hacerlo, y si gracias a Punset la gente se interesa por la divulgación más rigurosa que hacen otros, pues eso que tenemos que agradecerle a Punset. Pero eso no le exime de crítica cuando se equivoca. Y se equivoca a menudo, por más que sus más encendidos admiradores tomen lo que dice como equivalente a “esto es lo que dice la ciencia” sin pararse a pensar si el propio Punset lo ha entendido bien. Es posible que yo misma me encuentre juzgando favorablemente algún artículo de Punset sobre algún tema del que no sé lo suficiente. Pero como ya he visto a Punset meter la pata varias veces en temas que sí conozco un poco más, tiendo a mirar sus artículos con desconfianza, pese a que me gusten mucho algunas de sus ideas sobre la necesidad de que la gente tenga tiempo libre.

Divulgar no es fácil

No lo es en absoluto, y cualquier divulgador va a meter la pata en alguna ocasión; esto no lo convierte en un mal divulgador, y menos aún si reconoce y rectifica el error. Yo no he visto a Punset rectificar las burradas que dice sobre la física cuántica; si lo ha hecho me gustaría saber dónde, para rectificar yo.

Pero una cosa es equivocarse y otra cosa es un enfoque divulgativo que en vez de hacer entender conceptos científicos a los lectores, confunde, malinterpreta y pervierte esos conceptos creando una falsa idea de lo que el conocimiento científico dice. En España tenemos enormes cantidades de excelentes divulgadores, menos obsesionados con el optimismo y la física cuántica que Punset, y que saben mucho más que Punset de los temas de los que Punset no para de hablar. Pero el que más vende, el más conocido, el más querido, el más admirado, es Punset. Si esto es sintomático, me da un poco de miedo preguntarme de qué.

Daurmith empezó a jugar con esto de los blogs en 2001 y no ha parado desde entonces a pesar de las protestas. Pensó que así aprovecharía por fin los años que pasó estudiando biología molecular, y descubrió que le encanta hablar de la realidad tal como es; es más divertido. A pesar de la evidencia fotográfica, Daurmith no es un gato.

48 Comments

  1. Extrañamos a Sagan.

  2. Mucho, mucho, mucho. Pero mucho.

  3. Ciertamente Punset está bastante chocho y suele escribir cosas como esta.

    Por otro lado también fue el único que apostó por la divulgación científica en España cuando nadie daba dos duros por ella.

    Es totalmente cierto que el artículo de Punset es un despropósito detrás de otro y que tiene cierta tendencia a hacer este tipo de “divulgación”. Me parece esta crítica más acertada que la de El Nocturno en Amazings. Esta otra me parece simplemente coger un comentario jocoso, darlo por cierto y ponerse a despotricar. Yo también uso analogías de la física cuántica en mi vida diaria y si se sacan de contexto cualquiera puede decir que me invento las cosas.

    Saludos.

    • “Por otro lado también fue el único que apostó por la divulgación científica en España cuando nadie daba dos duros por ella.”

      No estoy yo tan segura. En España hay mucha gente que durante mucho tiempo lleva apostando muy fuerte por la divulgación científica. Gente que por falta de tiempo, dinero, oportunidades, o conocimiento de cómo funcionan las cosas para ser escuchado (o una mezcla de todo ello) no ha conseguido lo que Punset. Punset tuvo más repercusión ayudado (me parece) más bien por sus pasadas credenciales políticas, que le daban más visibilidad que a otros, que por su valía para la tarea.

      Punset consiguió un espacio para divulgar. Pero no fue el único que apostó por ello.

      • Bueno, consiguió un espacio que todos sabemos como trataron. A altas horas de la noche, con horario cambiante y demás. Aún así aguantó el tirón y siguió con el programa aunque casi nadie lo viera. Esa constancia tiene mucho mérito, sobre todo comparada con el modelo que hay hoy en día, en el que si algo no tiene un éxito pasmoso en poco tiempo se pasa a otra cosa.

        • Sí, la constancia es de admirar. No así el contenido, en mi opinión. Durar en antena es síntoma de perseverancia (cosa que no le discuto a Punset); pero no es necesariamente síntoma de calidad, que es lo que le discuto.

          • E insisto: hablo de sus artículos, que es lo que me estoy leyendo poco a poco y con creciente horror.

          • Los artículos son un horror, y los libros ya ni te cuento. Ahora, yo distingo dos etapas en Punset. La primera era cuando nadie le hacía ni puñetero caso. Entonces tenía un programa decente, hacía entrevistas razonables (sin contar la de Uri Geller), etc. El problema es que poco a poco se fue conviertiendo en el divulgador más popular, a la vez que fue haciéndose mayor. Entonces comenzó a mezclar sus opiniones con las cosas que aprendía, hace unas preguntas tremendamente raras y demás. Yo pienso que en un cierto momento ha confundido el ser el divulgador más popular con ser la voz de la ciencia en España. Eso y la edad lo han vuelto un poco insufrible y magufo, me temo.

            Y te digo que Redes, cuando lo veía yo hace siglos, era un gran programa de divulgación. Mi hermano, geólogo, y yo, físico, lo grabábamos todos los domingos para verlo después.

      • Pues ese es su mérito.Haber conseguido el tiempo,el dinero,el espacio…y haberlos conservado.
        Yo no tengo formación científica ni me rodeo de personas que la tengan así que valoro mucho que alguien hable de ciencia en la pantalla de mi televisor.La sinestesia!!Ni viviendo un millón de años me hubiera imaginado que existiera.Lo descubrí gracias a Punset!
        Es cierto que en los últimos años está siendo magufo malinterpretando temas que no conoce pero,la curiosidad por la ciencia que te lleva a buscar mejores divulgadores,muchos,se la debemos en parte a él.Ese es su mérito.
        Un saludo!

        • Es un mérito que también podemos atribuir a Iker Jiménez, Javier Sierra, Uri Geller o Von Daniken. Conozco no pocos escépticos que lo son gracias a que los trabajos de esta gente prendieron su interés por la ciencia. Lo cual no hace sus afirmaciones menos erróneas ni me va a impedir criticar todo lo que vea criticable en ellas.

  4. El otro día alguien dijo una frase en el “Zoo de partículas” de Bilbao muy llamativa: “Que bueno es recibir como respuesta “No lo sabemos”. Los economistas que todo lo saben deberían tomar nota.” Punset es economista. ;-)

    Y este artículo tiene un punto de partida mejor que el de Mauricio que fue lo que muchos, poco sospechosos de “punsetofans”, le afeamos.

  5. Muchas gracias por la parte que me toca :)

  6. A mí Punset me defraudó sobremanera cuando anunció el Pan Bimbo como “natural”. Que diga que está muy rico, es blando, dura mucho o cualquier cosa, pero que es “natural” me repatea. Odio cuando la gente dice despectivamente “bah, eso es química” o “es sintético” o “es transgénico”.

  7. Yo la sorpresa me la llevo ahora, leyendo que Punset tuvo un pasado decente.

    Siempre me ha parecido el típico gurú de la autoayuda, que se aprovechó de la ignorancia científica y la falta de divulgadores (por lo menos visibles para el público general) para secuestrar la ciencia y poder abusar de ella en el oscuro sótano que es redes.

    • Punset fue editor de “The Economist” y ministro en la época de CDS. Tiene un brillate pasado… como economista.

  8. Yo digo muchas veces que Punset es más peligroso que un vidente como Rappel porque el vidente lo ves y se ridiculiza él solo pero Punset ha conseguido rodearse de un halo de respetabilidad y de admiración por parte de gente que incluso posee cierta formación científica. Lo cual me preocupa y me deja pasmado y me cabrea también.

    Este señor habla sin tener ni idea de lo que dice. Eso no es malo en sí. El problema es que confunde divulgar con divagar. Cree que todo lo que se puede pensar, sirve en ciencia. Que la ciencia consiste en elucubrar y decir la primera cosa que se te viene a la cabeza y que todo vale porque en el debate racional nada es censurado.

    De aquí nace la especie de idea de que la ciencia es opinable y democrática y que por tanto todo el mundo puede tener una opinión. Cuando se dice que esto no es así rápidamente te sacan el cartel de dogmático. Cuando la ciencia lo único que pide es una metodología y unas pruebas que permitan disociar las afirmaciones de aquel que las enuncia.

    No creo que sea tan difícil de entender, la verdad. Pero este señor destroza entrevistas que podrían ser interesantísimas llenándolas de preguntas con verborrea científica al estilo del escándalo Sokal pero vacías de contenido totalmente. Porque de eso se trata. Quedar como intelectual pero vendiendo humo. Triste y lamentable que esto sea tenido por divulgación.

    Y lo que es más. Se dedica a difundir falsos mitos como por ejemplo que la cuántica es como una especie de saco mágico donde todo cabe y todo haya una explicación porque la cuántica es rara y azarosa y por ende lo explica todo.

    Habría que informar a este señor que la Cuántica tiene cien añitos a sus espaldas y que gracias a esta teoría marco se han desarrollado las teorías más precisas que conoce la humanidad. Así que esa chorrada de que todo puede ser y no ser a la vez y que la mente y el amor y los unicornios rosas, sobran en un debate científico serio.

    Yo creo que no se puede divulgar sin tener un conocimiento profundo de los conceptos. Porque únicamente cuando lo has asimilado eres capaz de explicar algo controlando hasta dónde llega la pérdida de rigurosidad a cambio de llegar a más gente sin que el mensaje pierda sentido. Y esto es la clave. Que el mensaje no pierda sentido. Y con este señor, eso obviamente, no ocurre.

    Saludos

  9. que gran artículo!!! me alegra saber que más y más gente se está dando cuenta de lo que hace Punset. No hay cosa mas ridícula que cuando Punset habla de Física Cuántica, el pobre hombre no sabe nada, Punset apenas maneja alguna que otra imágen que habrá mal leído en algún librito de divulgación de esos tipo: “Conoce la Mecánica cuántica con los personajes de Barrio sésamo” y con esas pequeñeces Punset llena todos los contenidos de su enorme complejo mediático sin que le asome una gota de sangre en la cara.

  10. ¿Cabe la posibilidad de que lo dicho acerca de “contactos sociales y almas de enamorados” no sea de su cosecha propia y forme parte de la vivaz imaginación de algún científico de los que conoce en alguna conversación en cierto modo off-the-record?

    No defiendo a Punset.
    (en realidad no defiendo a nadie)
    Tampoco lo que propone en su artículo.
    (no sé cómo va la física cuántica)

    Un texto contundente y de meridiana claridad.
    Un saludo.

    • Caber cabe, sin duda. No lo sé. Pero me suena bastante al estilo de Punset, que tiende a machacar algunas ideas que le son muy queridas.

    • Yo dudo mucho que ningún científico dijera algo que se asemeje a eso, por muy borracho que fuera.

  11. Se te olvida una cosa, que es lo más importante. Leer a Punset. Porque para los que no somos científicos, ni entendidos en el tema, ni tenemos mínima idea de lo que sucede Punset ha sido una buena forma de acercamiento. Probáblemente no sea el mejor, ni el más sincero, nisiquiera tendría que ser el más correcto. Pero lo que ha hecho conmigo (el imberbe que escribe) es acercarme a lo que no conosco. Es interesarme por saber más, es enamorarme, como bien dices, con su interés sincero y encantador por todos los temas que no me pican. Tienes razón también cuando dices que la divulgación es dificil, porque se te olvida que el 90% de las personas de este planeta no sabemos nada ni nos interesa saberlo. Y llega este hombre (y luego tu y también otros y otros) y por alguna razón hacen que volteemos… Y a veces (Punset lo ha logrado conmigo) me haga buscar más y más… y saber más… Eso hace un enamorador… Y Punset lo es… ya tu (y el tiempo) nos corregirán los errores, errores que cometimos por saber, por querer saber… y no por absoluta ignorancia…
    P.D. No soy un amante de Punset, no me pagan maldita regalía por hablar de él, no soy fan. Tengo 2 libros suyos que me han gustado a secas, pero uno de ellos me trajo hasta aquí, a esta página. Yo eso le agradesco.

  12. Yo no veo la televisión. Conocía a Punset como político. Soy muy aficionado a la divulgación científica y un dia cayó en mis manos el libro de Punset sobre el alma. Casualmente acababa de leer “La Tabla rasa” de S. Pinker (un libro fantástico que recomiendo a todo el mundo). Mi sorpresa fue encontrar párrafos enteros en el libro de Punset que eran una copia de Pinker sin citarlo. Es decir un plagio como la copa de un pino. Un autor que plagia para mi pierde toda, absolutamente toda la credibilidad. Es más, desde entonces este buen señor me da asquito.

    • Eso que dices es MUY interesante, Basilio. Merece la pena mirarlo más a fondo. ¿No tendrás a mano algún datito más sobre dónde buscar en el libro de Punset? Es por exponerme a sus escritos lo mínimo posible… ;-)

      • El título es “El alma está en el cerebro. Radiografía de la máquina de pensar”. Editorial Aguilar. Naturalmente el libro de Pinker aparece en la bibliografía que aparece al final, pero gran parte (la mejor) del libro de Punset no es sino
        una traducción de Pinker.

        • Ah, perdona. ¿Te referías a en qué partes del libro hace el plagio? Tendría que releerlo (fue hace un par de años) y, la
          verdad, me da una pereza enorme. Lo siento.

          • No te preocupes, ya lo miro yo. ¡Gracias de todos modos!

  13. [...] Divulgar, según y cómo esceptica.org/2012/10/04/divulgar-segun-y-como/  por Reduder hace nada [...]

  14. Creo que obvias una cosa en tu, muy interesante entrada, el factor importante del éxito de Redes: Vender libros.

    Hace unos años (2000 y poco),cuando el programa redes empezaba a emitirse, asistí a una conferencia de Punset en la UAB sobre ‘Ciencia y cultura’.

    Punset responsabilizaba en esta conferencia a los científicos de no interesarse por divulgar sus resultados y por hacerlos accesibles al público. Apelaba al sentido de responsabilidad social de los mismos.

    Creo que lo que mueve a Punset no es un verdadero afán de divulgación como herramienta para favorecer el espíritu crítico. Creo que lo que mueve a Punset y al programa Redes son los ingresos que el grupo Planeta genera cada Sant Jordi con la venta de libros de Punset y su familia. Creo que es éste interés económico el único que le motiva (como su aparición en el anuncio de Bimbo ha demostrado).

    En esa charla tuve el placer de poder, en el turno de preguntas, dirigirme a él y preguntarle si, dado que la cultura se ha convertido un elemento de consumo más (quizá por eso se han atrevido a subirle el iva) ¿por qué iba nadie a intentar vender un producto que genere incomodidad, que favorezca el espíritu crítico, que nos haga pensar y rompernos la cabeza?

    Es mucho más sencillo vender libros que nos enseñan un Universo amable y optimista que libros que nos inviten a cambiar la realidad usando la ciencia. Por que creo que el deber social del científico, el auténtico no es solo intentar explicar la realidad sino usar ese conocimiento para mejorar la vida de todos.

  15. [...] no voy a entrar a criticar la tarea divulgadora de Punset (otros y otras ya lo han hecho mucho mejor) sino en las motivaciones de esta ‘gesta’. Sospecho que el [...]

  16. Un gran post, gracias.
    Yo era de los que veía redes a las 2 de la mañana. Me parecía un gran programa y, aunque entonces yo no era tan escéptico como ahora, no recuerdo nunca haber pensado que me estuvieran colando un gol. Hace un par de años o tres, cuando apareció (o cuando yo encontré) la web del programa, y el blog y la revista asociados, ahí ya le empecé a ver el plumero… Mi conclusión fue que el hombre ya chochea, a su edad (las otras opciones serían la ignorancia o la mala fe).
    En cualquier caso, y esto no es culpa de Punset, los dos problemas básicos son (1) que la física cuántica se utiliza para cualquier explicación pseudocientífica; y (2) que a la gente en general le puede gustar la divulgación científica, pero la puntita nada más, con lo cual en realidad lo que se divulgan son medias verdades que hacen, por ejemplo, que poca gente sepa en realidad qué es la física cuántica, con lo que volvemos a (1).

  17. La confusión con la interacción de la física cuántica y el mundo macro me recuerda a un pseudodocumental del que me habían hablado bien y tuve que apagar antes de terminarlo se llamaba ¿¡Y tú qué sabes!?
    Fue bastante famoso, y es probable que Punset lo haya visto y se haya quedado algunas perlas.

  18. nada que objetar al texto excepto en el primer punto.
    es cierto que la “incertidumbre” cuántica no tiene nada que ver con la “incertidumbre” macroscópica creo que incluso Punset se da cuenta de ello.

    Pero eso no hace que Punset se equivoque en ese aspecto. El principio de incertidumbre y otros conceptos como la dualidad onda-partícula, la relatividad o la teoría de la evolución han influido en nuestra manera de ver(pensar) el mundo.

    Es algo parecido a lo que sucedió en la edad media. Antes se creía que la tierra era el centro del universo. Copérnico dijo que no era cierto y eso, que aparentemente, no tiene ninguna influencia en la vida cotidiana de la gente de la edad media cambió el modo de ver las cosas y de vernos a nosotros mismos.

    • Hola, xes. Estoy de acuerdo con lo que dices: lo que sabemos del mundo cambia nuestra manera de pensar. Pero eso es trivial. ¡Por supuesto que desde que existe la física cuántica cambia nuestra manera de ver el mundo y de pensar sobre él! Pero ese cambio se produce a varios niveles: uno es el científico, el que corresponde a la física de partículas. La física cuántica ha influido en un montón de otros campos científicos porque ha abierto nuevas vías de conocimiento que permiten desarrollar otras tecnologías e ideas.
      Otro, muy diferente, es el campo de la imaginería popular: el gato de Schröedinger tiene camisetas y chistes y a todo el mundo “le suena”. Muy poca gente te podrá describir adecuadamente el principio en el que se basa el experimento mental del dichoso minino.
      Si Punset, que se define como divulgador, elige usar la física cuántica en el segundo sentido (metafórico, pop, derivado), es muy dueño. Pero debe al menos dejarlo muy muy claro. Y si su referencia en la noticia sobre su fractura fue jocosa, las múltiples referencias del artículo que cito (y de otros) no permiten pensar esto. Si Punset toma sobre sí la responsabilidad de hablar de física cuántica, debería, en mi opinión, hacerlo bien, informándose, o dejar muy claro que lo usa como recurso estilístico. Y no veo que haga ninguna de las dos cosas, la verdad.

  19. Mi opinión es que toda tu crítica es acertada; considero que la divulgación de Punset no es en absoluto científica. Pero creo que el propio Punset tampoco quiere que sea una divulgación cien por cien veraz.
    Si analizas sus libros y sus programas televisivos, te darás cuenta de manera instantánea que su intención es captar al mayor número de seguidores, tengan o no conocimientos científicos.
    En su divulgación mezcla conceptos, y en ocasiones hace absurdas extrapolaciones para que todo el mundo tenga una idea de los que quiere transmitir. Y ¿Por qué tiene éxito?… porque utiliza un lenguaje ameno, sin usar demasiados tecnicismos y siempre intenta acercar sus palabras al comportamiento más humano (enamorados, éxito social, etc).
    La manera en que realiza su divulgación no sería equivocada si no se excediera tanto en el acercamiento ciencia-humano, pero reconozco que es improbable que personas no vinculadas con el mundo científico se decidieran a leer artículos publicados en revistas científicas, como si lo hacen de las divulgaciones de Punset.

  20. [...] » noticia original Esta entrada fue publicada en General por admin. Guarda el enlace permanente. [...]

  21. Felicidades, suelo defender a Punset de los que le critican porque lo hacen de una forma burda, jocosa, poco didáctica y diría que hasta imprecisa, todo lo contrario de lo que has escrito.
    Me ha encantado que sólo hayas escrito de lo que has leído, de lo que conoces, y has descrito claramente dónde están los fallos y los aciertos de Punset.
    Creo en definitiva que en tu crítica quedan plasmados el espíritu científico y una forma serena de abordar un tema complejo y controvertido como es el estado de la divulgación científica en España.
    Enhorabuena.

    • Muchas gracias, Antonio. Ese era mi objetivo, me alegra ver que me he acercado a él :)

  22. [...] » noticia original Comparte Comments comments /* [...]

  23. [...] El otro día cayó en mis manos un artículo de Eduard Punset. Para quienes no lo conozcan, Punset es un prolífico autor de libros de divulgación que tiene, además, un programa dedicado a la ciencia llamado Redes. Un programa que lleva emitiéndose por la televisión española desde hace casi diez años. Así que, vamos sumando: divulgador científico que vende muchos libros, programa longevo en la tele, uno pensaría que vamos por buen camino en esto de acercar los descubrimientos científicos al público en general, ¿no?  [...]

  24. Excelente artículo. Es un placer seguirte. Gracias.
    Si alguien quiere ampliar su conocimiento sobre Punset recomiendo leer http://cazadebunkers.wordpress.com/2011/12/23/desenmascarando-a-eduard-punset/

  25. [...] en Esceptica.org Si te gusta, compártelo:Me gusta:Me gustaSe el primero en decir que te gusta. This entry was [...]

  26. [...] El otro día cayó en mis manos un artículo de Eduard Punset. Para quienes no lo conozcan, Punset es un prolífico autor de libros de divulgación que tiene, además, un programa dedicado a la ciencia llamado Redes. Un programa que lleva emitiéndose por la televisión española desde hace casi diez años. Así que, vamos sumando: divulgador científico que vende muchos libros, programa longevo en la tele, uno pensaría que vamos por buen camino en esto de acercar los descubrimientos científicos al público en general, ¿no? No tan rápido.  [...]

  27. Lo has petado.

  28. Gracias a ti, Daurmith y a ‘Cazadebunkers’ por atreveros a publicar que ‘El Emperador Está Desnudo’. Y muchas gracias a todos los que participáis en esta aventura de ‘Escéptica’. :)

  29. [...] de la ciencia y con falsas creencias como que todo es relativo o todo es incierto usando la cuántica a lo Punset, es decir, como y cuando nos cuadra y viene bien, hasta para explicar el mundo macroscópico. Gente [...]

  30. Saludos!
    Soy físico, y comento este tema de hace unos meses porqué lo he encontrado Googleando después del escándalo del programa de Redes de ayer. Me alegra ver que hay gente, aparte de los propios entrevistados del programa vistas sus caras de asombro, que se da cuenta de las barbaridades que se llegan a decir en ese programa. Os dejo 2 perlas de la entrevista de ayer a Pedro Ferreira, hablando de Relatividad y Cosmología:

    Tal vez estaría bien empezar comparando la idea que teníamos del universo (la que yo tenía de niño de que era algo homogéneo, sin grandes interrupciones) con lo que nos dijisteis más tarde, que no es nada uniforme, que la estructura del universo es muy abrupta y que unas cosas colisionan con otras… ¿Sabemos ahora cuál es la estructura del universo?

    ¿Crees que estamos dejando atrás nuestras ideas del universo? Es decir, crees que cuando se habla de nuevas teorías como la teoría de cuerdas y demás… cuando se habla de nuevas maneras de entender el universo, ¿apuntan al futuro o apuntan a la nada?

    Realmente impagables…

  31. No sabía que el programa de Redes de ayer suscitó escándalo, pero por lo que comentas, no me sorprende. Y ciertamente, no estás solo. Somos pocos, al parecer, los que nos paramos a ver si las palabras de Punset realmente tienen algún significado y a reflexionar sobre por qué es tan respetado.

    Quizá podríamos montar un programa paralelo en el que llamamos a los invitados de Redes y les decimos que, ahora sí, vamos a interpretar bien lo que dicen. Si se echan a llorar de alegría es que lo estamos haciendo bien ;-)

Add Comment Register



Leave a Reply