Anti-cienciaDesahogosEscepticismoTeorías de la conspiración

Pensamientos sobre el fin del mundo

Me encanta que el fin del mundo esté tan cerca, bueno de hecho ya pasamos por uno, o al menos un fin de las máquinas y explosión de computadoras ¿se acuerdan? Oh, claro, verdad que eso no pasó.

Justo antes del cambio de siglo, los magufos del mundo se unieron bajo la misma premisa, las computadoras estaban programadas para funcionar hasta 1999 con 23 hrs, 59 minutos y 59 segundos, luego de eso, las máquinas de descalibrarían y/o explotarían dejando al mundo sin tecnología. Yo tenía 9 años cuando el 2000 llegó y ni en ese entonces me lo creía, y eso que me gustaba Britney Spears y hacía pasteles de barro.

Desde entonces, con un fin del mundo y un terremoto en el cuerpo (ya que los terremotos predichos para Chile por Pedro Gaete no ocurrieron) creo que estoy preparada para un nuevo apocalipsis. Mucho se dijo sobre el 21 de Diciembre de este año, empezó como un fin del mundo y ahora vamos por un cambio de mentalidad… vaya decepción. Incluso otros han dicho que no será un cambio repentino si no que el cambio ya viene ocurriendo desde hace años y se manifiesta con todas las protestas y conciencia social que han tomado principalmente los jóvenes.

Yo también podría decir que el cambio del que hablan viene ocurriendo hace años… incluso hace 7 millones de años cuando nuestra rama del árbol de la evolución se separó de su raíz común con los chimpancés. Claramente el cambio en este mundo no se detiene ni se detendrá y la conciencia que hemos tomado era simplemente esperable al estudiar la evolución y vida del hombre. A medida que desarrollamos inteligencia aprendimos a controlar nuestro entorno para hacer la vida mas cómoda, con esto nació la tecnología y con cada nuevo descubrimiento más descubrimientos son posibles, hemos mejorado y facilitado la vida. Los primeros hombres tenían una esperanza de vida de máximo 40 años, ahora ronda los 80 en los países más desarollados. Pero los avances de nuestra tecnología ha traído consecuencias, hemos enfermado al planeta y siendo parte de nuestro instinto la supervivencia es lógico que queramos enmendar lo que hemos hecho. La humanidad ha cometido errores, la esclavitud, el racismo, el machismo, el sexismo y lo más comentado actualmente la sobre-explotación de los recursos naturales, por nombrar algunas cosas. Siempre he pensado en la historia del hombre como la vida de un niño, claro que cometimos errores, pero a medida que descubrimos y aprendemos, los hemos enmendado, al menos en parte, porque aún nos falta, somos adolescentes o pre-adolescentes. Por esto, según mi punto de vista, el cambio de conciencia es algo inevitable más que algo mágico, no creo que necesitemos ayuda divina, soy positiva y creo que vamos bien encaminados.

Volviendo a lo del fin del mundo, en cuanto me contaron por primera vez lo del 21 de diciembre, me encantó, una nueva oportunidad para que a las personas crédulas les caiga la teja y se den cuenta que no hay que creer en todo lo que te cuentan, pero después, con la teoría de que seremos todos hippies o budistas, mis deseos se fueron al carajo, los que creen en las “profecías mayas” podrían sentirse renovados o que se yo, todo muy subjetivo. Pero no todo está perdido, ya que de los mismos creadores de “El rayo lavasesos del centro de la galaxia” presentamos “3 días y 3 noches de oscuridad”, este 22 de diciembre en su planeta más cercano.

Esto si es algo objetivo, creo que notaremos si no tenemos luz durante 3 giros de la tierra sobre su eje.

Esperaré con ganas y hasta con una fiesta, mi hermano está de cumpleaños el día 21 así que le pondremos temática apocalíptica, podríamos servir terremotos o sacrificios mayas. Y quién sabe, si no sale el sol la mañana siguiente, al menos será una buena razón para faltar al trabajo.

La imagen de cabecera es del poblado en las afueras de Ningún Lugar, hogar de Coraje el perro cobarde.

Previous post

Cuando el monstruo asoma la cabeza (a fin de mes)

Next post

La increíble y triste historia del GT200 y los estafadores desalmados

deemonita

Estudiante de tecnología médica, ciudadana de internet, gamer y escéptica.
Una vez vio volar a Santa Claus y nadie puede probar lo contrario.

2 Comments

  1. November 1, 2012 at 8:37 pm —

    ¡Que el dios de las excusas para faltar al trabajo te escuche!

  2. […] Justo antes del cambio de siglo, los magufos del mundo se unieron bajo la misma premisa, las computadoras estaban programadas para funcionar hasta 1999 con 23 hrs, 59 minutos y 59 segundos, luego de eso, las …  […]

Leave a reply