Introducción a los Desórdenes Alimentarios: Mitos

Introducción a los Desórdenes Alimentarios: Mitos

Posts desde Skepchick es una sección en la que semanalmente traeremos traducido un interesante artículo publicado originalmente en alguno de los blogs de la Red Skepchick: Mad Art Lab, Teen Skepchick, Queereka, Skepchick.se y, por supuesto, Skepchick.

Introducción a los Desórdenes Alimentarios: Mitos

Aquí en Teen Skepchick nos esforzamos por escribir acerca de cosas que son relevantes para nuestras vidas y, además (esperamos), relevantes para las vidas de otras mujeres jóvenes. A medida que nos hemos ido conociendo, nos hemos enterado de que un número sorprendente de nosotras ha luchado o está luchando con un desorden alimentario.

A menudo, los desórdenes alimentarios (DA) son vistos como trastornos que afectan a los poco inteligentes y a los vanidosos, a las porristas o a las chicas bobas de barrios de clase media. Pero se está haciendo bastante obvio para las Teen Skepchicks que incluso mujeres jóvenes extremadamente inteligentes (como mis colegas columnistas) son vulnerables de padecerlos. Debido a que tenemos mucho que decir sobre esta materia, este es el primero de una serie de posts sobre los DA y sobre nuestras ideas al respecto. Como una breve introducción al tema, este post abordará los mitos más comunes sobre los DA.

Mito 1: Los DA solo afectan a chicas/blancas chicas/ricas chicas/superficiales chicas/estúpidas.

Existen muchos mitos sobre quién es el típico sujeto que padece DA. Muchos de nosotros tenemos la imagen de una chica rica, blanca, de barrio acomodado, obsesionada con la belleza, bien bronceada, delgada y perfecta. Esta imagen está lejos de la realidad de quien padece DA. La gente con DA no se define por una determinada raza, género, orientación sexual, clase, ingreso, composición familiar, o cualquier otra variable demográfica.

Mito 2: Las personas con DA están buscando llamar la atención.

Hay un par de problemas con respecto a este mito. El primero es que no podemos hacer casi ninguna afirmación general sobre qué es lo que buscan las personas con DA, o para qué usan su trastorno. Muchas personas usan su DA para esconder algo, más que para buscar atención. Otros no tienen ningún interés en lo que otra gente piense. Como sea, el segundo problema es el mito yacente aquí: buscar atención o ayuda cuando estás luchando, sufriendo o desorientado es algo malo. Incluso, si una persona usa su DA para llamar la atención o pedir ayuda, eso solo significa que no tiene otros medios para expresarlo. Recibir atención es una necesidad humana y no deberíamos reprochar a nadie por eso.

Mito 3: Se puede detectar a alguien con DA por su apariencia.

Se pueden encontrar personas con DA en todo el espectro del Índice de Masa Corporal (IMC). Si bien un DA tiene un componente físico, es principalmente un problema sicológico, y es imposible ver una enfermedad mental en el cuerpo. Además, no todos los organismos reaccionan igual a la privación de calorías. Algunas personas nunca alcanzan un peso no saludable, aunque estén dañando sus cuerpos. La bulimia no tiende a generar una perdida de peso extrema, mucha gente que padece bulimia se mantiene en un “peso saludable”. No hay manera de identificar un DA solo por la apariencia.

Mito 4: Los únicos DA son la anorexia y la bulimia.

Hay varios tipos de DA. Son tan variados como las personas que los padecen. El trastorno por atracón y el trastorno alimentario no especificado son también diagnosticables. Además, existe la anorexia del tipo 2 (Anorexia purgativa) de la que poca gente sabe. Muchas veces, los síntomas de un DA no calzan exactamente en las casillas de la anorexia o la bulimia, pero eso no los hace menos peligrosos. Adicionalmente a los síntomas obvios de restricción, atracón y purgación, existen otros tales como el exceso de ejercicio, abuso de laxantes, atracones (sin purgación), masticar y escupir, acumular alimentos, y cualquier otro comportamiento compulsivo en torno a la comida.

Mito 5: Los desórdenes alimentarios consisten en tratar de bajar de peso.

Espero que la mayoría de la gente haya abandonado esta impresión, porque ha sido desmentida muchas veces, aun así, es importante de mencionar. Los DA son herramientas para hacer frente a algo. La gente los usa para manejar sus vidas de alguna manera, generalmente para manejar sus emociones. Esto significa que los DA pueden deberse a casi cualquier cosa: control, perfeccionismo, depresión, castigo, problemas familiares, problemas de pareja… Controlar el peso es generalmente una forma de manejar la propia vida, pero manejar la vida puede significar muchas cosas.

Mito 6: Los DA ocurren debido a la obsesión de los medios de comunicación y de los padres con el peso, a la cultura de las dietas, etc.

Muchas cosas causan DA, tratar de resumir la causa de los DA en una frase nunca será una empresa útil o informativa. Hay un importante componente genético en el desarrollo de un DA, pero, usualmente hay también algún tipo de factor ambiental. Estos factores ambientales varían. Muchas personas con DA tienen múltiples diagnósticos y desarrollan un DA para hacer frente a problemas de salud mental. Muchos DA tienen su origen en problemas familiares, otros surgen por presión en la escuela, en los deportes u otras instancias. Por su puesto que tener medios de comunicación obsesionados con la delgadez no ayuda a muchas chicas con su auto imagen, pero si los medios fueran la razón exclusiva de los DA, todo el mundo padecería uno. Los DA provienen de una complicada interrelación de una variedad de factores.

Mito 7: Los Desórdenes Alimentarios son una elección.

*Los DA son causados por un desbalance químico en el cerebro. Son enfermedades que amenazan la vida de quienes las padecen. La mayoría de las personas deben dedicar varios años de sus vidas y mucho tiempo y energía en su recuperación. No hay tal cosa como la libre elección de un DA, y es extremádamente ofensivo para cualquiera con una enfermedad mental sugerir que ha sido su elección mantener esa condición.

Mito 8: Si lo/la hacemos alimentarse, estará OK.

Si bien incrementar la cantidad de alimentos ingeridos es parte importante de la recuperación y vital para la salud de alguien con DA, forzarlo/la a comer simplemente no servirá. Esto no toca las cuestiones de fondo que empujaron a esa persona a sentir que debía maltratar su propio cuerpo. A menos que los problemas mentales subyacentes se hayan resuelto, la persona volverá inmediátamente a su comportamiento previo. Es siempre importante recordar que aunque un DA tiene síntomas físicos, es una enfermedad mental, y debería ser tratada como tal. Si conoces a alguien con un DA, se amable y demuestra tu apoyo, no le grites, forces o controles, y por sobre todo ESCUCHA porque cada DA es individual.

Mito 9: Los Desórdenes Alimentarios son solo una fase/dieta en adolescentes que se ha salido de control.

Los DA son enfermedades potencialmente mortales. La anorexia posee una tasa de mortalidad más alta que cualquier otra enfermedad mental. Los DA tienen serias consecuencias a la salud y no son algo de lo que una persona pueda salir porque “es solo una fase” o algo que puedan reemplazar con “pérdida de peso saludable”. El proceso de recuperación de un DA es increíblemente difícil y requiere de un alto grado de compromiso por parte del afectado así como de su círculo de apoyo. Descartar la gravedad de un DA es una manera de permitir que un problema muy peligroso quede sin tratamiento.

Sobre la Autora:

Olivia se ha obtenido recientemente un grado en Filosofía y Religión. ¡Ahora va por otro en Lingüística! Se interesó por el escepticismo y ateísmo luego de asistir a una escuela católica por 13 años y darse cuenta de que ninguno hacia el menor sentido. Sus intereses particulares giran en torno a los derechos de las mujeres, la religión (ya que es un elemento cotidiano en la vida de la gente) y política en relación al ateísmo y escepticismo.

*Como se ha mencionado en los comentarios del post original en inglés, esta es una sobresimplificación. Los DA son causados por una compleja relación entre el cerebro y el entorno. Puedes averiguar más sobre el tema acá (En Inglés)

Puedes encontrar el artículo orginal en Inglés acá.

"Escéptica gracias a Google, pasó su infancia discutiendo con sus profesores de Historia y Religión. Ahora que encontró amigos de su misma especie, dedica sus horas libres al activismo escéptico y a discutir con profesores de Historía y Religión (cuando no está perdiendo el tiempo en google) Es miembro entusiasta de la Asociación Escéptica de Chile."

5 Comments

  1. Qué bueno ver divulgación sobre estos temas… sobre todo para acabar con el mito de que los desórdenes alimentarios son “cuestión de voluntad no más”.

    Por otra parte, la frase “A menos que los problemas mentales subyacentes se hayan resuelto, la persona volverá inmediátamente a su comportamiento previo” no deja de sonarme a psicoanálisis, el dogma de la sustitución de síntomas y de los conflictos inconscientes subyacentes. No quedaría mejor decir que “para que haya un cambio duradero en el comportamiento se deben tomar en cuenta las múltiples variables ambientales y cognitivas implicadas”?

    • Creo que la autora no quiso sonar a psicoanálisis. Quizás hubiera sido mejor solo decir que a menos que se traten los trastornos mentales no hay posibilidad de rehabilitación, o algo como lo que sugieres.

      • Cierto, dudo que la intención sea sonar a psicoanálisis (a veces soy demasiado sensible en ese tema ;) ). El punto es que es difícil abordar temas de psicología equilibrando la terminología científica especializada v/s los términos de la lengua común, la cual lamentablemente ha sido profundamente infectada por el psicoanálisis.

  2. Me parece excelente el tema, en mi familia me ha tocado lidiar bastante con el asunto, mi mamá padeció anorexia (es un mito también que sólo las mujeres jóvenes lo sufren…) y es muy duro y difícil y muy complicado de tratar con la persona cuando existe poca información. A veces uno olvida que más que un problema físico, es uno psicológico y hay que tratarlo como tal.

    • Hola Fran, gracias por comentar. Es bueno saber que estamos abarcando temas importantes para los lectores. Si quieres agregar algo o hacer algún alcance eres bienvenida.

Add Comment Register



Leave a Reply