Resurgimiento de la Re-pasteurización

Resurgimiento de la Re-pasteurización

Para que no crean que tengo algún tipo de afición por la comida asquerosa,  en mal estado o algo por el estilo, les contaré la historia de por qué escribí este post:

Hace un par de meses fui a la casa de una amiga a tomar desayuno, para mi un desayuno sin leche no es desayuno y justamente ella no tenía, así que me ofrecí para ir a comprar al almacén de la esquina. Pero su respuesta fue que mejor no porque prefería ir ella y si iba se demoraría mucho revisando los envases.

¿La razón? Tenía que segurarse de que la leche no estuviera re-pasteurizada.

Con este episodio me di cuenta que el mito sigue vivo. Mi amiga es una mujer inteligente, pero se preocupa demasiado por lo que come y quizás confía en facebook más de lo que debería.

La Pasteurización

La pasteurización es un proceso para esterilizar los alimentos y así evitar su descomposición por algunos meses. Esto consiste en llevar al alimento a una temperatura que mate la mayor cantidad de microorganismos sin dañar las propiedades del producto, en el caso de la leche son cerca de 150ºC por pocos segundos, lo que es llamado UAT o procesamiento a temperaturas ultra altas.
Luego la leche se envasa en cajas de Tetra Pak, que en conjunto con la pasteurización de UAT permiten que el producto dure cerca de un año.

La re-pasteurización

Según los mail cadena que circulaban en el 2007, el proceso de pasteurización se podía volver a aplicar sobre la leche ya vencida haciendo que perdiera sus propiedades nutricionales y sabor con cada re-pasteurización.

En resumen el mito de la leche re-pasteurizada va así:

“¿Sabes que la leche de cartón que no se vende dentro del plazo de caducidad regresa a la fábrica para ser re-pasteurizada y vuelve al supermercado de nuevo?… Increíble ¿verdad?

Pues la Ley permite a las Centrales Lecheras repetir este ciclo hasta 5 veces, lo que termina dejando la leche casi sin sabor y con una significativa reducción de su calidad y valor nutricional…

Bajo la caja aparecerá un número del 1 al 5, este indica cuantas veces ha sido re-pasteurizada.

Es decir que si en la caja sale el número 4, la leche venció 3 veces antes de volver al supermercado.

Lo más que se debe tolerar es comprar leche hasta el número 3, es decir, leche que ha sido re-pasteurizada 2 veces, recomendándose no comprar cartones de leche cuyo número sea 4 o 5 ya que ello significa que la calidad de la lecha estará degradada

¡¡¡SI TIENES CONCIENCIA CIUDADANA, DIVULGA ESTE MENSAJE!!!”

En Chile este mito volvió a ver la luz este año cuando el programa de televisión “Dr. TV” intentó aclarar el rumor, pero el tiro le salió por la culata y el publico entendió todo lo contrario. El mail cadena que inició todo revivió de las cenizas utilizando como respaldo el programa de televisión y obviamente alegando por la avaricia de las grades empresas y que el gobierno nos oculta la verdad.

Incluso en los mensajes que se esparcieron por facebook se contaba la anécdota de alguien que fue al supermercado a ver si las cajas realmente tenían los números por debajo y claro que era cierto, además coincidentemente había una promoción de leche ¿y qué encontraron? Las cajas eran de los números 4 y 5, es decir, las que supuestamente estarían más recicladas.

Los números en la caja de leche

Cuando leí estas barbaridades en Facebook hice lo que cualquier escéptico haría, buscar información extra.
Fácilmente encontré la página de Tetra Pak Chile con la explicación de los números en la base. Les copio lo que dice ahí:

CONOZCA LA VERDAD SOBRE LOS NÚMEROS EN LA BASE DEL ENVASE DE LECHE LARGA VIDA

Los envases de Tetra Pak son producidos en grandes bobinas como ésta que tiene 1,60 mt de ancho. Esta bobina contiene varios rollos con secuencias de envases.
Cada rollo de una bobina recibe una numeración (1 al 5) que permite identificar en qué posición de la bobina fue producido un determinado envase.

Los números son impresos durante la fabricación de los envases en las fábricas de la firma Tetra Pak, empresa que produce los envases.

De esa forma, Tetra Pak:
• tiene un control de la producción de los envases y así
• garantiza la máxima calidad de los envases que llegan a usted, el consumidor.

NO hay ninguna relación entre los números en la base del envase y la calidad de la leche larga vida.

A mi me suena creíble, pero me imagino nos conspiranoicos dirían algo así como “¡Obviamente la empresa va a negarlo! ¡No les conviene que la gente sepa la verdad!”

Bueno, por si fuera poco, en Chile el SERNAC (servicio nacional del consumidor) aclaró el rumor haciendo incapié en la parte del texto que dice que “la ley” permite a las empresas realizar el proceso hasta 5 veces. El SERNAC responde explícitamente: “El Reglamento Sanitario de los Alimentos en su artículo 210, prohíbe expresamente la re-pasteurización de la leche devuelta o sobrante y señala que estos productos no pueden ser destinados a la elaboración de alimentos de consumo humano.”

Más claro imposible.

Estudiante de tecnología médica, ciudadana de internet, gamer y escéptica. Una vez vio volar a Santa Claus y nadie puede probar lo contrario.

3 Comments

  1. Para saber más, este artículo de Gominolas de Petróleo, lo aclara aún más. http://gominolasdepetroleo.blogspot.com.es/2012/04/el-mito-del-tetra-brik-y-la.html

    Todos los artículos de ese blog son, simplemente, sensacionales.

  2. Buen post!! Gracias por la info!!

  3. Lo que me parece más llamativo de este mito es que los que lo divulgan no se ponen a pensar es lo absurdamente anti-económico que les resultaría a las empresas que comercializan leche llevarse de vuelta toda la leche vencida (recogiéndola local por local), sacarlas de los envases, “re-pasteurizarla”, envasarla de nuevo y devolverla a los establecimientos que la venden…

    Por mi parte, ya me he visto en la situación de explicarles este mito a un par de conocidos… generalmente ponen cara de “mmm… no me convences mucho”. Pero bueno, se hace lo que se puede.

Add Comment Register



Leave a Reply