Fugaces 19/11/12

Fugaces 19/11/12
  • Invertir el sexo del protagonista de la historia (esta vez sobre cómics) como recurso para ver si nos pica algo. A mí sí. Esta entrada de junio, la vi en el Twitter de @undivaga: “En los últimos años la escena tebeística española viene experimentando un fenómeno que nunca se había dado con anterioridad y que está suponiendo una gran sacudida para el mundo editorial…” Así empieza ’Ser mujer hoy’.
  • Entre “un alto porcentaje de pacientes incurables no entienden que sus tratamientos son paliativos” y “los médicos engañan a los pacientes y la quimioterapia no funciona” existe un abismo de mentira que no debemos dejar que cale. Movidos por intereses económicos personales (porque prefiero no pensar en intereses sádicos), los que transmiten estos mensajes erróneos cada vez ganan más audiencia: Como funcionan los magufos: miente, miente, que algo queda.
  • Maruja Zorrilla, o cómo seguir el manual del buen tarotista Maruja Zorrilla se dedica a engañar a pobres incautos desde uno de los canales de la televisión  española. Aunque según mi opinión es de las más aburridas  que hay en cuanto a espectáculo y ocurrencias, su método es el manual perfecto del que todo aspirante a  caradura debería beber para cimentar su carrera en el mundo de los crédulos.
  • El grupo de control pasará 21 días en cama sin ningún tipo de contramedida, el segundo grupo seguirá un estricto programa de entrenamiento utilizando máquinas de ejercicio vibratorias y de resistencia, mientras que el último grupo también utilizará estas máquinas, y tomará suplementos dietéticos basados en la proteína de suero de leche: Voluntarios pasarán 21 días cabeza abajo para un experimento de la ESA. Bonito titular, pero lo que harán será permanecer tumbados con la cabeza inclinada 6 grados por debajo de la horizontal, y no durante los 21 días seguidos.
  • Este mono indignado espera su recompensa de pepino hasta que se da cuenta de que a su vecino le caen mejores regalos. No se pierdan su reacción (vía @inhigore).

En la imagen de cabecera, la eficiente recepcionista de un pequeño negocio de finales del siglo pasado (Annie Potts en Ghostbusters, 1984).

Tan escéptica que no me lo puedo creer.
Add Comment Register



Leave a Reply