Spanish Inquisition: ¿Consulte a su Médico?

Spanish Inquisition: ¿Consulte a su Médico?


La semana pasada, Daniela les pidió su ayuda para rebautizar nuestra sección de preguntas a la comunidad escéptica, y ustedes no nos defraudaron. La competencia fue cerrada, y el ganador inesperado. Así es, le pusimos Spanish Inquisition al niño.

Para reinaugurar oficialmente está sección, quiero hacerles una terrible confesión: tengo severos prejuicios contra los médicos. Ojo, no contra la medicina como ciencia, ni contra los medicamentos (aunque si quieren enterarse de todo lo malo de la industria farmacéutica, valdría la pena darle una leída al nuevo libro de Ben Goldacre), sino solo contra los médicos y los controles que el gremio tiene para asegurar la calidad de sus practicantes.

¿Qué me han hecho los doctores para guardarles tanto rencor? Bueno, más allá de las menores molestias ocasionadas por las horas perdidas admirando peceras y ojeando revistas de corazón en salas de espera, seguidas por una consulta de no más de 10 minutos, y por sus garabatos ilegibles en recetas médicas, tengo la impresión que algunos se comportan más como chamanes que como doctores (les recomiendo este artículo de Dr. Steve Novella a propósito del tema).

 

En muchas ocasiones dejan que su religión, sus creencias o ideología alteren su diagnóstico y/o el tratamiento al paciente. De ahí que puedas encontrar médicos hechos y derechos recomendado acupuntura, homeopatía, o remedios naturistas con poca credibilidad científica, simplemente porque se ajustan a su filosofía de vida. Otros recomiendan tratamientos cuestionables por no estar al corriente de las evidencia científica sobre dicho tratamiento, porque ponen su experiencia anecdótica por encima de la evidencia, o porque son incapaces de entender la evidencia. Comprender la evidencia clínica requiere cierta formación científica, y diría yo escéptica, que al parecer elude a muchos doctores. Tampoco se puede descartar a aquellos que recomiendan terapias pseudocientíficas simplemente por fines de lucro. En algunos lugares de Estados Unidos, por ejemplo, es difícil encontrar hospitales y clínicas que no ofrezcan servicios de medicina alternativa o complementaria a la par de la medicina tradicional (mejor conocida como medicina verdadera). Eso no significa que todos los doctores asociados a estas instituciones recomienden, ni crean en la eficacia de dichos tratamientos, pero al formar parte de ellas de alguna forma los están avalando.

¿Es justo formular tan severo juicio a todo el gremio por algunas (diría yo bastantes) ovejas negras? Después de todo, existen muchísimos doctores que hacen su trabajo como deben, pero como en cualquier profesión, existe alguno que otro incompetente, ¿no? Quizá, pero pocas profesiones tienen una responsabilidad tan directa de cuidar por la salud y el bienestar de otros seres humanos; el listón tiene que ponerse más alto para ellos. En mi opinión, todo médico tiene que ser, antes que nada, un científico.

¿Cómo ha sido tu experiencia con los médicos? ¿Algún doctor a tratado de recetarte un remedio/tratamiento de dudoso rigor científico? ¿Qué has hecho al respecto?

La imagen de la cabecera viene de aquí.

Spanish Inquisition, antes conocida como Tercer Grado, es una sección donde Escéptica pide tus opiniones, experiencias y comentarios sobre diversos temas de interés. ¿De interés para quién? Pues por lo menos para el autor del post, y esperemos que de vez en cuando para ti también. Nombrada en honor a los famosos sketches de la serie Monty Python´s Flying Circus, la podrás encontrar todos lo miércoles en nuestro blog.

 

 

 

 

By lucy
Nacida en México, Luciana siempre ha tenido interés por temas científicos, al grado de tener la osadía de navegar el circuito académico durante la última década. Sin visos de lanzar el ancla en un área específica, ha metido mano en temas que van de materiales, a nanotecnología y últimamente en biotecnología. La vida no corre prisa, y entre inmersiones a las obscuras aguas del trabajo experimental, esta rata de laboratorio tratará de subir a la superficie para tomar un poco de oxígeno y perspectiva al escribir para escéptica.

11 Comments

  1. Desde que sé reconocer pseudociencias, ningún médico me las ha recomendado (si un médico mencionó homeopatía o acupuntura antes de eso, no me llamó la atención y no lo recuerdo).

    Pero en la farmacia sí me han vendido e intentado vender homeopatía. Una vez fui con una quemadura leve y me vendieron una pomada. Al llegar a casa me di cuenta que era un “medicamento” homeopático de Laboratorios Boiron. Otra vez fui a pedir algo para una infección leve en la mano y me intentaron vender otra pomada homeopática. Le dije que no, que yo quería medicina de la que sí funciona y la respuesta de la farmacéutica fue: “a mucha gente le va muy bien”. Nótese que no dijo que funcionara. No entré en más polémica porque ella vio mi cara de furia y me vendió una pomada que sí era medicina.

  2. Hola, no muy contento por el nombre, mi experiencia tiene que ver con el nacimiento de mi primer hijo, en la clinica donde atendieron a mi esposa le ofrecieron “remedios” homeopaticos para disminur los dolores de parto, le dijeron que solo funcionaba si “realmente” creia en su efectividad. despues cunado nos visitaba la Hebamme “Matrona” tambien ofrecio pastillas homeopaticas calmantes, las cuales me las tome de un tiron para demostrar su “efectividad”, aca la pagina de la clinica http://www.helios-kliniken.de/klinik/schwelm/ihr-klinikaufenthalt/elternschule/homoeopathie-fuer-saeuglinge-und-kinder.html el titulo seria algo asi como “Homoepatica para niños y lactantes”
    El caso mencionado fue en una clinica en Berlin
    Saludos

  3. A mi sobrino de 4 años su pediatra le receto un jarabe homeopático para el bruxismo…, sigue rechinando los dientes la criatura.

  4. Soy colegiado del Colegio Oficial de Farmacéuticos de la provincia de Alicante, a principios de este verano publiqué en el facebook del colegio una consulta: ¿me podrían indicar alguna farmacia de Alicante provincia en la que NO se vendan preparados homeopáticos, flores de Bach, etc. y sólo dispensen productos con una mínima garantía científica?. Se supone que el farmacéutico (yo mismo) es un profesional con una formación científica de primer nivel. Pues bien, a día de hoy, todavía (nótese la ironía) nadie ha contestado.
    Es para mí muy triste ver esta actitud por parte de la mayoría de mis compañeros, porque su formación es, al menos, del mismo nivel que la mía. ¿malos profesionales? ¿estafadores? ¿ignorantes? quiero pensar que la respuesta a estas dudas es no, y que no se hacer la pregunta adecuada para entender esta situación, pero me cuesta.

  5. Y se me olvidó comentar que el otro día sufrí un traumatismo en el hueso frontal del cráneo al colisionar con el teclado (aka: head-desk) cuando mi único contacto de Facebook que es médico puso en su muro: “Alguien tiene un acupunturista que me recomiende?”

  6. Lamentablemente los médicos no son los dioses que todos creen, también son personas, no más ni menos que uno.
    Una amiga que estudia medicina estuvo mucho tiempo aprendiendo y practicando reiki , esto avalado por sus profesores que también son médicos.

  7. Un poco off topic, al leer el artículo con google reader en el pie de la noticia me sale la publicidad de un “Curso Superior de Naturopatía y Terapias Complementarias” por “sólo” 50 lerus al mes, ya es mala leche ¿no? :D

    • ¡Entra en el link para que les cueste dinero el anuncio que les va a traer CERO clientes!

  8. En alguna ocasión me toco escuchar a un doctor quejarse de que ahora, con Internet, todo el mundo se cree experto, no le respondi nada porque en ese momento estaba mas preocupado en otras cosas que ponerme a discutir.

    Por supuesto que Internet cambio el juego, ahora estamos mas informados, y si el doctor me receta un medicamento mínimo se merece una consulta en google para saber que me estoy tomando.

    Tal vez el problema sea que el con el paso del tiempo el conocimiento medico dejo de ser tan arcano y se les esta yendo de las manos su antiguo Statu quo

  9. ¡Qué grande el chiste que ilustra el post!
    Personalmente no he tenido ninguna experiencia de este tipo (aunque es verdad que soy poco usuario del colectivo, por suerte).
    Yo creo que es una simple cuestión de estadística: con la cantidad de médicos que hay (y farmacéuticos), es lógico que los haya crédulos, o sinvergüenzas, o los que recetan a golpe de comisión, o los vagos poco dispuestos a buscar y leer estudios sobre determinado remedio… Esperemos que, en porcentaje, sean pocos.

  10. La experiencia negativa que tengo últimamente con los médicos es que cuando no pueden diagnosticarte, en vez de mandarte más análisis o derivarte a otro especialista, te dicen que es estrés.
    Así, para algunos médicos supuestamente eran estrés mis mareos que se arreglaron con un par de anteojos nuevos, el rechazo a la comida que era la infección hepática de un compañero, los ganglios inflamados pero sin infección que eran el linfoma de hodking de mi hermana y el estreñimiento durante meses de mi jefe (sí, sí, el mismo que es fanático de “Caballo de Troya”) que ahora sabemos que es un tumor de colon.
    Estrés es la nueva pseudociencia, que se usa para explicar todo, cuando en realidad, puede explicar muy poco.

Add Comment Register



Leave a Reply