Fugaces 04/12/12

Fugaces 04/12/12

La rubia tonta y la femme fatale tienen mucho en común; y todas nosotras, en algún momento de nuestras vidas, seremos intérpretes forzosas de alguno de esos dos papeles, incluso de ambos. Para saber más sobre el tema, atención a las tres primeras recomendaciones de este martes.

  • Empiezo la semana con un descubrimiento (debe ser que no pierd… que no paso suficiente tiempo en Internet, dejaré de comer y así le gano unos minutos más al día) sobre violencia de género entre la juventud, relaciones, amor y malos tratos: Mi novio me controla lo normal. Un nombre genial para un blog cuyos artículos encuentro perfectamente aplicables a chicas, chicos, hombres, mujeres y cualquier persona que tenga relaciones en las que los celos, el control y las discusiones son “algo normal”.
  • “En nuestra sociedad, que te amen es sinónimo de éxito social, que un hombre te elija te da valor, te hace especial, te hace madre, te hace señora.” La violencia de género y el amor romántico me lleva a lugares en los que he estado muchas veces, como mucha gente. ¿Amamos patriarcalmente? ¿Crímenes de amor o de honor? Un artículo de Coral Herrera López en Pikara Magazine.
  • Un estudio analiza las diferencias psicológicas entre los hombres que pegan a sus mujeres y los que las asesinan: “La maté, pero nunca le puse un dedo encima”. La violencia es una herramienta para someter, y si está legitimada por el amor, cualquier acto puede parecer justificado para el maltratador.
  • Una leonesa de 26 años diseña una planta de biomasa sin residuos: Isabel Pérez ha diseñado una planta para el aprovechamiento integral de la biomasa forestal, en la que no se genera ningún residuo ya que las cenizas sobrantes del proceso se utilizan para la fabricación de hormigón y fertilizantes, por lo que “se parte de deshechos y además no se genera ninguno”.
  • Los regalos de Gagarin: la lista pormenorizada de los regalos que recibió Yuri Gagarin en agradecimiento por salir del planeta como héroe pionero. Regalos que no eran poca cosa en la sociedad soviética de 1961. Bueno, ni ahora.

 

En la imagen de cabecera, el fin del romanticismo y sus babas, encontrada en fuckyeahnewnewyork.

Tan escéptica que no me lo puedo creer.
Add Comment Register



Leave a Reply