Spanish Inquisition: Saludos desde la Tierra

Spanish Inquisition: Saludos desde la Tierra

Las sondas Voyager fueron enviadas al espacio 13 años antes de que yo naciera y unos veintitantos antes de que supiera de su existencia, esto puede ser poco para la ciencia pero es mucho para la memoria colectiva, por esto mismo creo que es importante que de vez en cuando les contemos a las nuevas generaciones y a las viejas que quizás no se acuerden, que existe esta sonda que sigue viajando, alejándose cada vez más de su hogar. Porque quiéranlo o no el Voyager habla en nuestro nombre, es decir en nombre de toda la humanidad, llevando un saludo a quien quiera que lo encuentre como un mensaje en una botella lanzado hacía un océano cósmico.

Las Voyager son dos sondas que fueron enviadas al espacio en 1977 con la misión principal de estudiar el sistema planetario de Jupiter y Saturno. Esta misión la cumplió en voyager 1 en 1979 y 1980 respectivamente. La Voyager 2 fue enviada unas semanas antes que el Voyager 1, alcanzó Saturno con casi 10 años de retraso. Al cumplir sus misiones iniciales estas sondas le dieron paso a sus misiones extendidas, la Voyager 2 siguió su viaje hacia Urano y Neptuno y actualmente ambas se encuentran en la misión VIM o Voyager Interstellar Mission, en la que exploran los márgenes del sistema solar llamado heliopausa, que se cree que estarían cerca de cruzar.
Pero los voyager solo tienen energía para funcionar hasta el 2020, entonces quedarán a la deriva en el mismísimo espacio interestelar… cargando consigo un mensaje.

    

Quizás reconozcan el Disco de Oro de la imagen de cabecera, esa de hecho es la cubierta del disco real que lleva imágenes y audios elegidos para retratar la diversidad de la vida en la tierra. El disco lleva una aguja e instrucciones (en lenguaje simbólico) para ser reproducido y una explicación de la procedencia de la sonda. Estas instrucciones que se ve en la cubierta del disco está explicada (en inglés) en esta imagen.

El disco contiene imágenes, sonidos, música y saludos desde la tierra.

Las imágenes que lleva el disco incluyen un mapa información sobre el sistema solar, definiciones matemáticas, fotografías de paisajes, animales y personas e imágenes anatómicas del humano. Una lista de ellas y sus nombres pueden verla acá y las imágenes en si las pueden ver acá.

Los saludos se encuentran en 55 idiomas y cada uno dice una frase diferente. En español por ejemplo el mensaje dice “Hola y saludos a todos”, pero mi favorito es el que está en griego y dice “Saludos, quienes quiera que sean. Venimos como amigos para quienes sean amigos.”, me parece que representa todo el sentido del Voyager.
La lista de los saludos la pueden encontrar aquí con las traducciones al inglés y pueden escucharlos acá en su idioma original.

No se ustedes pero me llegan a dar escalofríos al escuchar esas palabras que ni siquiera yo terrícola entiendo y pensar en que otros seres pudiesen algún día escuchar lo mismo sin entender tampoco, pero sabiendo que es un mensaje de amistad.

Los sonidos de la tierra son principalmente de la naturaleza como animales, lluvia, viento, etc. Y algunos sonidos de tecnología como una bocina de barco o un tren. Estos los pueden escuchar aquí y si no entienden lo que oyen pueden leer lo que dicen acá.

Finalmente llegamos a la música, un mensaje que no necesita traducción, algo tan importante para nosotros, que decidimos que fuese parte de nuestra presentación frente al universo. El disco contiene mucha música tradicional de diferentes países, también música clásica como Bach y Beethoven, rock and roll  y blues. La lista completa está aquí, pero si quieren escuchar las canciones deben buscarlas por separado, les recomiendo mi favorita del disco que es esta.

Al escuchar la música y todo en general, me parece que el disco es muy melancólico, aunque esto tiene sentido si pensamos que es muy poco probable que alguien encuentre el voyager y que si llega a suceder, no será hasta dentro de 40,000 años cuando la sonda se encuentre “cerca” de otra estrella, la  AC+79 3888 de la constelación Camelopardalis (Jirafa).
Los Voyager más que un real intento por comunicarnos, probablemente representan la esperanza de no estar solos en el universo.

Si de mi dependiera creo que una buena carta de presentación debería incluir “Killer Queen“, mi canción favorita de toda la historia, además el intro de Game of Thrones sería otra opción… ¡Si! ¡Definitivamente el intro de Game of Thrones! Y como extra agregaría la pintura “Noche estrellada” de Van Gogh.

Ahora a las preguntas para mi primera inquisición : ¿Qué te parece el contenido del disco? ¿Le cambiarías algo?
Si el voyager se lanzara hoy ¿Que imágenes, música u otra cosa incluirían? ¿Cuál sería tu saludo para los seres que lo descubran? ¿Agregarías algo más?

Pueden encontrar más información y noticias en la página de la NASA 

Estudiante de tecnología médica, ciudadana de internet, gamer y escéptica. Una vez vio volar a Santa Claus y nadie puede probar lo contrario.

1 Comment

  1. Siempre se me ha hecho difícil pensar que realmente alguno de los involucrados en el proyecto pensara, ni remotamente, que “alguien” encontrará la sonda y que además será capaz de interpretar los mensajes; y que por tanto los contenidos tuvieran alguna importancia.
    Hoy en día un disco así incluiría sin duda unos cuantos anuncios publicitarios; imágenes con cierta carga sensual, por supuesto; algunas palabrotas, que queda muy moderno; y algún libro de autoayuda. Pero sobre todo sería imposible ponerse de acuerdo en los contenidos, porque todas las minorías susceptibles de quejarse por discriminación querrían incluir algo: los ciegos el mensaje en Braille; los ecologistas una lechuga; las feministas algo (no sé bien qué); el gremio de mecánicos una llave inglesa; los dibujantes de cómic un ejemplar de “Contrato con dios” y otro de “El regreso del señor de la noche”; los toreros una banderilla; etc etc etc. Habría interminables sesiones en la ONU para acordar una lista; protestas en todos los rincones por parte de lobbies de lo más absurdo que nos podamos imaginar; volverían a aparecer todas las dicotomías habidas y por haber: norte-sur, ricos-pobres, católicos-musulmanes, negros-blancos, Barça-Madrid…; sería la chispa que haría estallar conflictos latentes y mal resueltos. La 3ª Guerra Mundial; el apocalipsis. Y dentro de miles de millones de años alguna civilización detectaría una perturbación en el espectro electromagnético proveniente de un rincón de una galaxia en espiral: el BUM! que hizo nuestro planeta al estallar.

Add Comment Register



Leave a Reply