El día en que vi volar a Santa Claus

El día en que vi volar a Santa Claus

Cuando yo era niña creía en un ser mitológico que quizás ya conozcan y puede que hayan creído en él también. En Chile le decimos Viejito Pascuero, pero a lo mejor lo conocen como Papá Noel, Santa Claus o San Nicolás, en fin, ese viejo gordo que viste de rojo.

Con respecto a él, a mi me pasó algo que probablemente a ustedes no. Cuando tenía cerca de 6 años de edad el Viejo Pascuero vino a mi casa, pero no como todos los años cuando entraba por la chimenea a las 12 de la noche dejaba los regalos y se iba sin ser visto, no, él tocó la puerta junto a los reyes magos y me entregó mi regalo directamente.
No recuerdo cual fue mi reacción en ese momento, por las fotos que tengo de ese día diría que no estaba muy impresionada, pero la historia de mi mamá dice otra cosa y debería creerle, porque el recuerdo que tengo después de eso es increíble.

2012-12-22 21.41.40

Una vez que me había entregado mi regalo y ya me habían saludado los reyes, salimos a despedir al viejito afuera. Al abrir la puerta vi su trineo rojo tirado por caballos y con un logo de Coca-Cola al costado. El viejito se subió a su trineo y partió. Con mi familia lo seguimos una cuadra y nos quedamos viendo como se alejaba por una calle larga y al llegar al final de esa calle, como si fuera una pista de despegue, se elevó. Vi a Santa Claus salir volando en su trineo.

Como sabemos, Santa Claus no es real, los caballos no pueden volar y los regalos te los compran tus padres (si no lo sabías, lamento que te hayas enterado así) por lo tanto debe haber una explicación para todo esto.

En mi ciudad había un caballero al que le decían “El negro de los tarros” porque era moreno… y algo habrá tenido con los tarros. Este caballero era conocido por querer mucho a los niños y cada año se vestía como Santa Claus y  le entregaba juguetes a los niños. El negro de los tarros murió hace varios años pero hay una pequeña estatua de un trineo que lo conmemora en la calle principal de la ciudad.

Probablemente mis papás le pidieron que pasara a mi casa a entregarme mi regalo. Además, su trineo no decía Coca-Cola a los lados, decía “Feliz Navidad”, pero como eran letras blancas cursivas sobre un fondo rojo y yo no sabía leer muy bien en esa época, debo haberlo confundido con el logo de la bebida, aunque no habría sido extraño ya que si Santa Claus no fuera parte de la cultura popular Coca-Cola ya lo habría patentado.
Y la parte más extraña, el trineo que salió volando. Resulta que hace 16 años no había buen alumbrado en el sector donde vivo y la calle larga por la que avanzó el trineo termina en una subida. Por lo tanto, lo que vi fue realmente el trineo subiendo por una calle poco iluminada.

2012-12-22 21.40.24

En mi mente por mucho tiempo tuve vívida la escena del viejito pascuero volando en su trineo y si no fuera porque el mundo entero sabe que es un invento para entretener a lo niños, yo podría jurar que lo que vi realmente fue un ser mágico que voló. Obviamente cuando cuento esto la gente se ríe y le echan la culpa a mi imaginación de niña, pero si lo que vi hubiese sido un fantasma o una nave espacial probablemente nadie diría que fue mi imaginación porque “Lo vi con mis propios ojos”.

En lo referente a fenómenos paranormales, criptozoología, etc, pareciera ser que las pruebas de más peso son los avistamientos, pero al menos para mi (y probablemente para la ciencia) “Lo vi con mis propios ojos”, “Yo se lo que vi” o “Lo recuerdo como si fuera ayer” no son pruebas ni remotamente suficientes para aceptar un hecho.

 

Estudiante de tecnología médica, ciudadana de internet, gamer y escéptica. Una vez vio volar a Santa Claus y nadie puede probar lo contrario.

2 Comments

  1. Una historia de navidad como pocas otras. Me ha gustado mucho =).

    No me había detenido a pensar en la reacción de los adultos ante la imaginación de los niños: algunos relatos se descartan de inmediato “porque sólo son niños”, mientras que otros se toman muy en serio “porque son niños, y los niños tienen una sensibilidad especial” (he escuchado esa frase tal cual respecto a historias de fantasmas…)

    Saludos!

  2. Que gracia, cursiva blanca sobre rojo… el mismo efecto ocurrió en casa cuando yo era pequeño: llamaba al Talgo el tren de la Coca-Cola

    http://3.bp.blogspot.com/_Y42s3da4e6Q/TGf5mekYLlI/AAAAAAAAADk/cFLIFdvPpVE/s1600/29.jpg

Add Comment Register



Leave a Reply