DesahogosFeminismoSpanish Inquisition

Spanish Inquisition: Feliz día de la mujer frivolizada

El pasado viernes 8 de marzo fue el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y hubo reacciones, comentarios y felicitaciones para todos los gustos (o disgustos). Si bien es cierto que en el momento en que se institucionaliza un día concreto para la mayor parte del personal pierde la razón de ser, el fondo, y se quedan sólo con el nombre o la imagen, el día de la mujer trabajadora supone la conmemoración de la lucha por la igualdad de las mujeres. Sacarlo de contexto y quedarse con que es el “día de la mujer” es frivolizarlo. En algunos casos, hasta límites (según mi punto de vista, ojo) vomitivos.

Así, nos encontramos con un montón de carteles y felicitaciones en plan “hoy es el día de la mujer porque son seres maravillosos”. En esta categoría entrarían las felicitaciones pastelosas, con flores, corazones, tonos rosas, mujeres guapas fotografiadas o dibujadas, y yéndose de compras, ¡muchas compras!

Por ejemplo, este estado que se fue compartiendo por facebook:

“Feliz día de la mujer!!! Poneros vuestras converse, vuestros tacones, ese vaquero que apreta el culito de una forma tan mona, vuestra mejor sonrisa y al ATAQUE!!!”

Ejem, vale. Voy corriendo.

O la colección de carteles conmemorativos que recoge Filósofa Frívola (@luzhilda) en su blog: Los peores carteles del 8 de marzo. Uno de los cuales ilustra la cabecera de este post. Precioso, ¿a que sí?

O la maravillosa idea de unir el concepto mujer con el de pseudociencia, y no, no hablo ahora del TEDxWomen Valencia. Aquí, un artículo de Eparquio Delgado (@eparquiodelgado) sobre los eventos de este día: Antología de actividades insultantes para conmemorar el día internacional de la mujer.

Pero la cuestión es que, aunque se ha frivolizado esta fecha hasta la náusea, es un día que debería ser recordado y luchado. Porque, vamos, hasta hace relativamente poco, la mujer no podía votar, tener un negocio propio, abrir una cuenta en el banco o tener la patria potestad de sus hijos. Y ya no hablamos del divorcio o el aborto, todavía ilegales en muchos países. Como curiosidad, podéis consultar qué derechos había en España en la década en que nacisteis en este enlace. Cuando yo nací, mi madre no tenía derecho a divorciarse, a abortar o a tener la patria potestad de sus hijos. Cuando nació mi madre, apenas 20 años antes, mi abuela no tenía derecho a trabajar fuera de casa, tener carnet de conducir ni cuenta bancaria propia (a no ser que su marido se lo permitiera), ni a ser protegida por ley contra el privilegio de sangre, es decir, un hombre tenía “el derecho” a matar a su mujer si la sorprendía teniendo sexo con otro hombre. Y tampoco hace falta irse 50 años atrás, aquí, hoy, seguimos aguantando lo inaguantable (Soy mujer y no tengo nada que festejar).

Así que os pregunto, ¿os felicitaron? ¿felicitasteis? ¿fuisteis a alguna celebración? ¿hubo algún cartel, comentario o actividad que os resultara especialmente insultante? Y sobre todo ¿qué podríamos hacer para frenar esta frivolización del día de la mujer?

Previous post

Murciélagoooos en el espacioooo

Next post

¿Seis de cada diez conductores drogados? Va a ser que no

Elara

Elara

Veterinaria, eterna doctoranda, lectora empedernida, rolera, gamer y friki hasta la médula. Intenté ser homeópata, acupuntora, naturista, lectora de manos, médium y católica, pero lo tuve que dejar porque no me creí nada. Y descubrí que lo que pasaba es que era escéptica.

3 Comments

  1. March 13, 2013 at 12:19 pm —

    Yo no felicité a nadie. Creo que en algún otro post ya he comentado que me parece una bobada tener días conmemorativos para todo, y los que pudieran estar justificados, como el de la mujer, quedan ridiculizados (más que frivolizados) al estar enterrados entre perlas como el Día del Hermano (4-marzo), el Día del Escultor (6-marzo) y el Día del Trabajador de la Alimentación (14-marzo).
    Como con (casi) todo, la solución está en la educación y el proselitismo en favor de la igualdad. Pero el problema es que, la igualdad, cada uno la entiende a su manera, y ni siquiera entre los grupos “feministas” hay consenso en qué quiere decir eso.
    Por desgracia, y tal y como evoluciona el mundo de la moda, el de la imagen, el empresarial…, y el mundo en general, creo que podemos darnos con un canto en los dientes (lo cual no quiere decir ni mucho menos conformarse) por cómo está la situación de la mujer en Occidente. Ojalá me equivoque, pero no creo que vaya a mejorar mucho más.

  2. March 13, 2013 at 4:29 pm —

    El link de Filosofía Frívola me parece bastante pobre. Sï, hay varios de los carteles que son muy ofensivos por su perpetuación de estereotipos y algunos son cuestionables, pero también hay otros que no veo que tengan nada de malo.
    El anteúltimo, por ejemplo (http://bit.ly/YaPpyH), es tremendamente ofensivo para un diseñador gráfico. La imagen evoca la idea de “igualdad” de forma tan literal que hace sangrar el cerebro y el hecho que las figuras humanas no tengan ojos se explica por el uso indiscriminado del Comic Sans. Pero ¿por qué sería ofensivo? El texto que acompaña la imagen (“Déjame, ya te empodero yo que tú sola no sabes”) no tiene relación alguna con el póster y parecería que el autor que la seleccionó cree que en el dibujo el hombre está ‘levantando’ a la mujer cuando, me parece a mí, está más que claro que están dándose los 5.
    Tampoco veo nada malo en la imagen anterior (http://i.imgur.com/Baw5Rah.jpg) aparte de insinuar que el Día de la Mujer es el 11 de marzo. Es un panfleto que no daña los ojos que muestra la cabeza de una mujer. ¿Y?
    Lo mismo me confunde por la inclusión del poster que invita a una marcha (http://i.imgur.com/pd0Axwe.jpg). Sí, es infantil, jovial y naíf pero, ¿por qué sería ofensivo? No tiene estereotipos y ni siquiera muestra un sesgo específico ya que también hay una gata.

    No sé, quizás no entiendo la finalidad de la recopilación.

  3. March 13, 2013 at 4:37 pm —

    Mi querido esposo tuvo la gran gentileza de no felicitarme ni regalarme nada más que el respeto con el que trata a cualquier ser humano. Como estaba de vacaciones en una playa paradisíaca, sin señal de teléfono ni acceso a internet, no tuve que interactuar con el triste espectáculo de la realidad.
    Al volver, lo que vi es que este año fue peor que nunca por estos lados. Con la desesperación por vender el uso de estas fechas es tremendo. Por ejemplo, hace 4 o 5 años, por acá no existía San Valentín, no se festejaba. Lo conocíamos por Friends y Los Simpsons. Este año no había restaurant donde puedas entrar sin reserva. Así con todo.
    Volviendo al tema, yo no me conformo con como estamos. Mínimo mínimo… hasta que no tengamos aborto legal en toda américa latina (y por qué no en todo el mundo!), desmantelamiento total de las redes de trata y femicidios cero, creo que no paro. Estoy un poco lejos, pero si lo pienso no es tanto lo que pido. Vivir sin que te violen ni te quemen ni te obliguen a parir. Es mucho?

Leave a reply