EscepticismoFeaturedFeminismoPregunta EscépticaRecomendacionesSalud

El olor a tía Ruby

La menstruación es el momento del mes donde somos un desastre, nos sentimos feas, sucias y no tenemos ganas más que de acurrucarnos a tomar helado de chocolate y ver Antes del Amanecer. Pero cómo no sentirnos así si, si por 5 días seguidos nuestro cuerpo expele fluidos desagradables y malolientes que no nos permiten realizar nuestras actividades comunes, como acudir al templo o compartir en la choza común.

Al menos esto es lo que nuestros chamanes y los anuncios de compresas nos han dicho toda la vida. Pero ¿Tienen razón?, esa es la pregunta que nos hizo una lectora hace algunas semanas. La pregunta dice así:

¿Tienen razón los anuncios de compresas y mi regla huele, y además huele tan mal y tan notoriamente, que debo camuflar ese olor o eliminarlo? ¿Algún estudio científico, algún libro recomendado, algún blog que hable sobre ello (desde una óptica feminista, por ejemplo)?

No encontré estudios científicos sobre este tema en específico, ya que al parecer los científicos no están muy interesados en el olor de la menstruación (lo que debería decirnos ya algo al respecto), pero si un par de libros que pueden ser interesantes y entretenidos.

El olor de la vagina

El olor de la vagina está dado tanto por el flujo vaginal como por sudor, pero no debiera olerse a menos que estés muy cerca, sí, me refiero a un cunilingus.
El olor a sudor se evita con una simple ducha, en cambio el olor del flujo vaginal (olor acre de ácido láctico producido por lactobacilos [1]), no debe eliminarse mediante lavados vaginales, ya que estos destruyen la flora del área que mantiene el pH normal y evita las infecciones.

Existe la creencia popular de que las vaginas tienen olor a pescado, este mito es fácilmente derribable, pero parece ser que nadie se ha dado el tiempo de comprobarlo. Es importante recalcar que de existir este olor fétido o a pescado, este indica una infección vaginal y debe ser visto por un ginecólogo.

El olor de la menstruación

Encontrar información sobre este tema es mucho más difícil, ya que toda la información real queda escondida entre compendios de medicina china y homeopatía, incluso entre otros mitos sobre la regla, como el que dice no hay que bañarse durante esos días, lo que claramente te haría oler mal de todos modos.

Dejo de darme rodeos y voy ya a la respuesta: Sí la regla tiene olor, pero la clave está en que no huele mal, si no al mismo flujo vaginal con el que está mezclado (y que se pone un poco más fuerte durante la regla), pero ese olor no es notorio y no se dispersa cada vez que abres las piernas o te bajas los calzones, para sentirlo debes tener tu nariz muy cerca de la fuente, nuevamente me refiero al cunilingus.

Entonces…

Ya que sabemos que la regla no despide olor que pueda ser percibido por otros o incluso por ti misma en situaciones cotidianas ¿por qué las compañías de toallas higiénicas se esfuerzan por aromatizar sus productos con ese horrible olor a manzanilla?

Lo que ocurre es que la menstruación despide mal olor sólo al entrar en contacto con el aire [2] [3], por lo tanto las compresas sí deben lidiar con este problema, aunque también basta con cambiarla cada 3 a 4 horas, lavarte regularmente o usar otros productos como tampones, copa menstrual, etc. 

En conclusión, los anuncios de compresas no nos estaban engañando, sólo estaban lidiando con un problema de su producto y nosotros lo hemos entendido mal… y bueno, ellos tampoco han hecho mucho por sacarnos del error.

Para más información:

  • Haciendo el post me encontré con un libro muy entretenido llamado “Periods in Pop Culture: Menstruation in Film and Television”, este libro critica la manera en que se representa a la menstruación en la T.V. y el cine. Lamentablemente está solo en inglés.
    Se puede leer gratis en books.google pero con restricción de páginas. O puedes descargarlo ilegalmente, quién soy yo para detenerte.
  • Sobre los diferentes métodos para contener el flujo menstrual pueden ver este video de Laci Green que también está en inglés.
  • Sobre la microbiota de la vagina Lucy escribió un post muy completo llamado “Los moradores de la vagina”.

 La imagen de cabecera es una captura de pantalla del peor anuncio de compresas y tampones de la historia.

Previous post

Fugaces 25/03/13

Next post

Spanish Inquisition: ¿Conservando la Santidad del Matrimonio?

deemonita

Estudiante de tecnología médica, ciudadana de internet, gamer y escéptica.
Una vez vio volar a Santa Claus y nadie puede probar lo contrario.

10 Comments

  1. March 26, 2013 at 12:29 pm —

    Tenemos quien esté dispuesto a testearlo: http://thedangerz0ne.tumblr.com/post/29413341345
    🙂

  2. March 26, 2013 at 12:45 pm —

    Compré un paquete de compresas marca Evax sin fijarme en que habían incorporado su novedosa tecnología antiolor. El resultado fue que pasé de no oler absolutamente a nada a dejar un rastro de olor como de muñeca de plástico recién estrenada. Cada vez que me bajaba las bragas para ir al baño, o incluso al sentarme, dejaba un rastro como de muñeca “Trata de Fresa” absolutamente insoportable en una mujer adulta https://www.google.es/search?q=tarta+de+fresa+mu%C3%B1eca&hl=en&client=firefox-a&hs=WLo&rls=org.mozilla:es-ES:official&channel=fflb&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ei=nolRUb36IazX7AaR-YC4AQ&ved=0CAoQ_AUoAQ&biw=1280&bih=666
    Así que de tecnología antiolor nada: perfumamos las compresas con olor a muñeca o a lo que sea, que las mujeres naturales apestan.
    No hace falta que diga que he dejado de comprarlas.

  3. May 2, 2013 at 10:18 am —

    Disculpen mi escepticismo (o, bueno, mejor no) pero… ¿entrar en contacto con el aire no es condición necesaria para “oler”? Quiero decir, siempre que percibimos algo mediante el olfato lo que hacemos es inhalar aire que ha entrado en contacto con “la cosa” y no meternos por la nariz la cosa misma. En fin, no sé si está muy bien explicado eso…

    En cualquier caso, creo que la polémica por las compresas que “eliminan el olor” (así, mágicamente, destruyen la materia) se debe a un error de interpretación. En el anuncio, por ninguna parte se menciona la menstruación (increíblemente, ningún anuncio de compresas lo hace). Desde mi punto de vista, se trata del primer producto en el mercado que te permite tirarte pedos con total impunindad. En el momento en que le añadan una fina capa anecoica, entonces sí, ¡seremos libres!

    • May 2, 2013 at 6:19 pm —

      Claro, necesitas del aire para movilizar las partículas, pero a lo que me refiero es que al contacto con el aire el olor normal se transforma en uno desagradable. No pude encontrar la razón para esto, pero *me imagino* que al mantener la sangre en las compresas puede comenzar el crecimiento de bacterias o quizás el olor se debe a oxidación.

      Y hey! Deberías patentar esa idea. Ya veo los anuncios: “Evax, meteorísmo sin culpa”

      • May 4, 2013 at 11:34 am —

        Es que no existe “olor normal” ANTES del contacto con el aire. Si no ha entrado en contacto con el aire, no existe olor. Es como hablar del sonido antes de pasar al aire: el sonido se produce (solo existe) en el aire.
        Lo que imagino que querrá decir (he visto los textos de referencia) es que empieza a oler raro, tras un contacto “prolongado” con el aire. Se producirán reacciones químicas (o crecerán bacterias, como dices) que requerirán cierto tiempo y los productos de las mismas serán los que llegan a la nariz. Por eso conviene tirar la basura cuanto antes en esos días del mes.

        Mi sugerencia iba por ahí, por añadir el factor temporal que en este caso, imagino, será el determinante.

  4. May 2, 2013 at 11:08 pm —

    Una cosa que yo encontré y que hizo la mentruación mucho menos desagradable son las copas menstruales: http://es.wikipedia.org/wiki/Copa_menstrual
    También eliminan cualquiera posibilidad para un olor malo, porque el líquido no entra en contacto con el aire. Y no hablamos de la basura. Son más barratas, buenas para el medioambiente, a mi me han reducido la fuerza de los dolores (comparado con tampones) y son mucho más confortables que todas las alternativas (una ventaja es que nunca sales de la casa durante la menstruación y unas horas después te das cuenta que has olvidado llevar tampones/compresas)

    • May 3, 2013 at 3:42 am —

      ¡Yo también la uso y mi vida cambió! Pero no lo quise decir antes para no sonar como vendedora por televisión.

      • May 3, 2013 at 5:06 pm —

        Jejeje.
        Como tan pocas mujeres saben que existen las mencino frecuentemente.

    • May 10, 2013 at 12:23 pm —

      La acabo de comprar, ya les contaré como me va 🙂

  5. November 19, 2013 at 8:50 pm —

    Lo escribí en otro comentario, pero aprovecho: existen unas toallas marca Natracare que, producto de no se qué magia, no hacen salir mal olor. Y son solo de algodón (son ecologicas, biodegradables, hipoalergenicas, etc) Mi hipótesis es que al ser de algodón “ventilan” mejor, al contrario de las super absorbentes con gel y perfumes y no se qué otro invento, son super “impermeables” lo que impide salir la transpiración, lo que hace un lugar humedo y tibio, lugar ideal para bacterias y otros.

Leave a reply