ChileReligión y espiritualidad

Censo, Religión y Educación

En Chile la religión católica es algo “importante”, pero no en el sentido de renunciar a todas las posesiones y seguir a Jesús (aunque un 17,2 % de los chilenos están por debajo de la línea de la pobreza, estoy segura de que no es intencional). Más bien en Chile, ser católico significa estar bautizado, rezar ocasionalmente, persignarse frente a las iglesias y dejar de comer carne para la pascua de resurrección. Confesarse y leer la biblia es opcional.

 

Calidad

En este país hacer las cosas “A la chilena” o “Al peo” significa hacerlas a medias y con el menor esfuerzo posible. Y así mismo son los católicos según la encuesta realizada por la Universidad Católica y la empresa Adimark.

Psst, hasta yo leo la biblia una vez al año y eso que no soy católica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Somos católicos al peo, pero católicos al fin y al cabo.

Cantidad

Hace poco se liberaron los resultados del censo realizado el 2012 y la verdad es que no mucho ha cambiado en 10 años. Casi el 90% de los chilenos tienen algún tipo de religión y entre estas, la católica sigue siendo la dominante, representando a un 67,37% de la población. Aunque con alegría en mis neuronas les cuento que disminuyó desde el censo del 2002 (69,96%) y aún más desde 1992 (76,7%).
Y así como baja el catolicismo aumenta el ateísmo, las personas que no declararon seguir ninguna religión son ahora un 11,58% en comparación con el 8,3% del 2002 y 5,82% en 1992.

Aunque algo me alegra el aumento del ateísmo, sigue siendo triste desde cualquier punto de vista, que en Chile existan más pobres que ateos.

censoimg

 

Tenemos para rato

Lento pero seguro dicen algunos, quizás muy lento para mi gusto, pero poco se puede hacer si el ente que moldea nuestras mentes desde niños, tiene incrustada como un parásito la educación religiosa. Por ley la asignatura debería ser impartida de manera opcional (sea o no religiosa la escuela, según entiendo) y para acreditar esto, la escuela debe proporcionar una forma o encuesta sobre las clases de religión, así como aplicarla oportunamente; la evaluación es sin notas y no deben influir en la promoción del alumno…  Y yo de esto me vengo a enterar recién.

Si en los colegios laicos pareciera ser imposible eximirse de religión, en los confesionales es un chiste.

El colegio al que fui hasta 4to medio, jamás supe que religión era opcional, pero no lo creí de otro modo ya que era un colegio de monjas y pareciera ser lo obvio. Además el promedio final de religión correspondía a una nota extra en historia y unos años después de que me gradué supe que el promedio pasó a ser una nota en matemáticas. Es decir, este ramo si incidía en las notas y por lo tanto en “pasar de curso”. Pero nadie alega, porque casi siempre los niños tienen buenas notas en religión y así se ganan un 7 en mate, salen ganando. Además el niño que se eximiera de religión estaría en desventaja con respecto al resto, lo que es casi obligarlo a tomar el ramo.

Pero no todo está perdido, en el caso de que se obligue a algún alumno a asistir a la clase de religión, se puede poner un reclamo en la página del ministerio de educación, en la sección “Ayuda mineduc” (donde te pedirán que te registres) y luego en “denuncias” en la sección 6, en “Clases de religión“.

En el fondo está todo dado para separar el estado de la religión, pero faltan personas a las que le importe lo suficiente para hacer algo.

Por mucho que Chile tenga el título de laico, para qué mentirnos, es claramente católico; los políticos legislan según este credo, las fuerzas armadas tienen iglesias en sus terrenos y los alcaldes celebran festividades religiosas con dinero municipal. Irónicamente el Estado practica pero no predica.

Más información:

Sobre la libertad de culto en la Página del Mineduc
Ordinario 645 sobre clases de religión y encuesta a los padres
Decreto 924 sobre clases de religión en escuelas

Previous post

Fugaces 08/04/13

Next post

Spanish Inquisition: El peor maestro

deemonita

Estudiante de tecnología médica, ciudadana de internet, gamer y escéptica.
Una vez vio volar a Santa Claus y nadie puede probar lo contrario.

1 Comment

  1. April 10, 2013 at 1:07 am —

    Yo recuerdo que el corto tiempo que pasé trabajando en una escuela municipal (pública), allí la idea de “religión optativa” se entendía como “tienes que optar entre religión católica o religión evangélica”. Así no más, no había opción para alguien que no quisiera que su hijo/a fuera adoctrinado cristianamente. Obviamente, las profesoras de religión eran pagadas con dinero municipal.
    También recuerdo que la directora se mofaba de los ateos (“son satánicos”), y que en octubre un niño de primero básico se acercó a mí muy preocupado porque le habían enseñado que halloween era una fiesta donde el diablo tentaba a los niños para que se portaran mal (disfrazarse y pedir dulces) y llevárselos al infierno.
    Viva mi país laico!

Leave a reply