Escepticismo

Posts desde Skepchick: Maguferío sangrante

Hay muchos tipos de magufadas que vemos a diario que parecen provenir o bien de tradiciones antiguas, o bien de culturas un poco extravagantes – lo que las hace místicas y naturales. A veces los nuevos tipos de magufadas parecen surgir de la nada. Pero no teman, porque todavía hay varios tipos de magufadas que aún no han salido de sus lugares de origen. Atacarlas puede parecer un poco ocioso, pero creo que es mejor hacer las cosas antes que después. Y también tenemos la oportunidad de ver que otras culturas progresistas tienen sus aspectos locos. Uno de ellos es la magufada del grupo sanguíneo japonés.

Japón es un país que suele ser muy secular y progresista, pero todos tenemos defectos. Hay una creencia muy extendida de que el tipo de sangre determina muchos aspectos de tu vida. Esta idea también se observa en otros países de Asia, pero en ninguna parte tanto como en Japón. La personalidad y temperamento, entre otras cosas, se ven afectados. Todo se reduce a si tienes A, B, O y AB. Hay muchas maneras de agrupar los tipos de sangre, pero en el sistema ABO de distinción entre los diferentes tipos tiene que ver con qué tipo de molécula (antígeno) está en tus glóbulos rojos.bloodtype

En otras palabras, la magufada del grupo sanguíneo es muy similar a la astrología, excepto que hay un menor número de opciones. La astrología también es mucho más antigua que la magufada del grupo sanguíneo – por lo tanto, más auténtica, obviamente – y de hecho el sistema de grupos sanguíneos ABO no fue descubierto hasta el comienzo del siglo 20. Poco después que se estableciera el sistema, un científico japonés de nombre Takeji Furukawa realizó un estudio sobre la distribución de los grupos sanguíneos de las personas étnicamente taiwanesas y de los ainu, los aborígenes japoneses. Llegó a la conclusión de que la diferencia observada en la distribución podría explicar la insurgencia de los taiwaneses contra sus ocupantes japoneses, mientras que los Ainu se consideraron más tranquilos y sumisos. La teoría cayó en el olvido, sobre todo porque era descaradamente anticientífica y falsa. La resurrección ocurrió algunas décadas más tarde, de la mano de, curiosamente, un abogado japonés, y el enfoque hacia la cultura popular, la convirtió en un éxito instantáneo.

Hoy en día, la magufada del grupo sanguíneo está en todas partes en la cultura popular japonesa, y, sorprendentemente, en un grado mucho mayor que la astrología está en la cultura occidental. Los libros sobre el tema son muy populares y los periódicos y programas de televisión ofrecen horóscopos de grupo sanguíneo. A la gente incluso se le aconseja no casarse o salir con gente que tiene “mala” personalidad debido a su tipo de sangre. El interés por el grupo sanguíneo también se destaca mucho en la ficción. Las celebridades y personajes de ficción en manga, animé y programas de televisión a menudo incluyen su tipo de sangre junto con otros datos personales.

Científicamente, hay muy poca base para todo lo que rodea la creencia en los poderes del grupo sanguíneo. Nada hace pensar que las personas con tipo O son más “agradables, sociables y vanidosos” que aquellos con el tipo A. Estas descripciones vagas de los rasgos de personalidad parecen ser otra cosa que se comparte con la astrología. Casi no hace falta decir que confiar en cualquier tipo de agrupación, ya sea por el tipo de sangre o signo astrológico, puede ser muy perjudicial cuando se trata de decisiones personales.

Una afirmación un poco más nueva derivada de un naturópata americano es que la gente debe comer de acuerdo a su tipo de sangre, la llamada dieta del grupo sanguíneo. La idea es que las diferentes moléculas en las células rojas de la sangre reaccionan de manera diferente a los diferentes tipos de alimentos. Esta dieta parece tener muy poco que ver con la creencia japonesa, pero de todas formas carece de cualquier base en la realidad y no tiene soporte científico.

Así que puedes oír a la gente hablando sobre cómo debes cambiar tu forma de vida de acuerdo con tu tipo de sangre. Por suerte, no hay razón para que tengas esa molestia adicional de controlar los tipos de sangre de tus amigos. El único momento en que tu tipo de sangre pueda tener algo que decir es si quieres ser donante, o si necesita un trasfusión tú mismo.

SOBRE LA AUTORA
ineIne es un estudiante de segundo año de universidad que pasa la mayor parte de su tiempo en el lejano norte y con muy, muy mal tiempo. Ha estado interesada en la ciencia la mayor parte de su vida, y el entusiasmo por el pensamiento crítico ha inevitablemente seguido, lo que significa que a menudo se queja del creacionismo y otros tipos de magufadas. Cuando tiene algo tiempo libre, Ine hace taekwondo, dibuja y lee.

Puedes encontrar el post original en inglés aquí.

—-
Posts desde Skepchick es una nueva sección en la que semanalmente traeremos traducido un interesante artículo publicado originalmente en alguno de los blogs de la Red Skepchick: Mad Art Lab, Teen Skepchick, Queereka, Skepchick.se, Skepchick.no, School of Doubt y, por supuesto, Skepchick.

Previous post

Post Invitado: Falsas medicinas - el imperio del descontrol

Next post

Fugaces 06/05/13

Daniela

Daniela

Born and raised in Mexico City, Daniela has finally decided to abdicate her post as an armchair skeptic and start doing some skeptical activism. She is currently living in Spain after having lived in the US, Brazil and Italy. You can also find her blogging in Spanish at esceptica.org.

1 Comment

  1. May 5, 2013 at 1:30 am —

    Ooooh, por fin entiendo por qué las descripciones de personajes de anime incluyen tipo sanguíneo XD… Había leído de esta tontera tiempo atrás, y lo peor es que está asociada al bullying, ya que algunos grupos de niños son discriminados y acosados en los colegios por tener el tipo de sangre que es considerada ‘mala’ (no recuerdo en específico cuál era).

Leave a reply