DesahogosEscepticismo

Y se cumplió la profecía…

“Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad” – Albert Einstein…

Eso dice un meme que últimamente se ha vuelto popular en redes sociales (lo he visto publicado en Facebook y me ha llegado a mi correo), que va acompañado de imágenes de personas ocupando sus móviles en diferentes contextos. Es cierto que ya han pasado unas semanas desde que hizo su boom mediático, pero pensé en retomar esto porque se sigue repitiendo, ya sea con ese mismo mensaje u otros equivalentes.

Lo cierto es que ni Wikiquote ni Proverbia.net recogen esta supuesta cita del físico estadounidense. Una búsqueda rápida en Google escribiendo la frase sólo me ha dado resultados de páginas que copian/pegan alguna de las versiones de este meme. Pero esta parte es sólo un detalle: que lo haya dicho Einstein o no, no me parece tan relevante…

Supuesta Profecía

Aquí una versión de la alarmante noticia, como llegó a mi correo.

Lo que sí me parece relevante es la aceptación que este mensaje de tono cuasi-apocalíptico ha tenido… Y también la forma de propaganda que tiene: estas “terribles” imágenes (completamente descontextualizadas) donde grupos de personas ocupan sus móviles. Lo que veo yo es media docena de fotos, pero lo que trata de darse a entender es que “así está el mundo hoy en día”.

Me explico: yo bien podría buscar 6 fotos de… no sé: ¿personas mirando al techo en su oficina? y decir “Ya nadie trabaja a consciencia si no lo están vigilando”; o 6 imágenes de niños con sus mascotas y subtitularlo “Ahora con padres ausentes, deben contentarse con su perro”… O si quiero ser optimista podría recopilar unas fotos de personas dándose la mano en la calle y poner “La amabilidad está en todas partes”… ¡oh, espera! ¡Se me olvidaba que verle el lado bueno a la vida no se convierte en contenido viral!

Ya, ahora, ironías de lado, lo que quiero dejar claro es lo siguiente: Esas imágenes están ahí sólo para causar un impacto emocional (lo que a veces es mal llamado “crear conciencia”). De ninguna forma son representativas de lo que realmente ocurre, están ahí por un proceso de selección sesgada (muy sesgada) con un propósito, a mi parecer, bastante claro. Una foto impactante no es prueba de que eso esté ocurriendo siempre, ni la mayor parte del tiempo, ni si quiera prueba que sea algo común (por ejemplo, vean esta foto y díganme si es algo común).

Y también cabe cuestionarse lo siguiente: ¿esas fotos son de lo que dicen ser? por ejemplo, en el correo que recibí yo había una de 4 personas en una banca sentados mirando sus móviles titulada “De vacaciones en la playa”. Yo me pregunto: ¿de verdad? ¿Los humanos de esa foto están de vacaciones? ¿No es más probable que estén posando para la foto? ¿o que estén tratando de contactar con alguien más que quedó de llegar? (esto sí me parece común en las reuniones entre amigos que llegan tarde 😉 )

Cuento corto, mi propuesta es esta: no te creas todo lo que aparece en Internet, sobre todo cuando intenta ser impactante. Detente a pensar un poquito. Si te interesa el tema, investiga un poco (que gracias a la horrible tecnología que ha sobrepasado nuestra humanidad, ahora es mucho más fácil leer sobre lo que te interesa). E intenta pensar en los sesgos de selección: es súper fácil buscar unas 6, 10, o hasta 30 imágenes que te den la razón; pero eso no significa que esas 30 imágenes representen realmente el comportamiento de toda la gente.

Repetir mensajes sobre lo terrible que está la humanidad no nos hace mejores, nos hace peores. Ver repetidamente una situación desagradable no hace que automáticamente “tomemos consciencia”, sino que probablemente nos habitúe, y luego terminemos por aceptarlo como algo normal. (Espero pronto darme el tiempo de escribir sobre las imágenes que ponen “Esto es horrible. Si estás en contra del maltrato animal comparte”)

Una última reflexión: se supone que la idea es advertirnos que la tecnología puede quitarnos nuestra humanidad. Pues bien, yo veo que el uso de tecnología es algo muy humano (somos pocos los animales que usamos herramientas), y en particular los teléfonos móviles no nos alejan de las personas, nos permiten contactar con quienes están físicamente lejos, mediante el lenguaje oral o escrito (¡cosa más inhumana no hay, oiga!).

…Aclaración necesaria: No estoy a favor de dejar de hablar con la gente para dedicar toda nuestra atención a las máquinas, no estoy haciendo una apología de un futuro cyborg ni nada parecido. Me molesta el sensacionalismo, y el hecho de que tanta gente se convenza con 6 fotos de que “ahora todo está mal”.

La imagen de cabecera es una composición propia sobre el horrible destino de la humanidad…

Previous post

Más allá del matrimonio homosexual

Next post

Fugaces 10-05-13

Pangui

Pangui es un homínido de los que prefieren dudar e investigar antes de creer y afirmar. Empezó a existir en un país llamado Chile y se ha quedado ahí hasta el momento. Interesado en comprender de manera científica el comportamiento humano llegó a ser psicólogo debatiendo con posmodernistas y religiosos varios.

1 Comment

  1. May 27, 2013 at 5:40 pm —

    Yo hago minicoraje cuando veo ese meme y como lo dije en mi facebook, habría idiotez con o sin tecnología. Que estés en una reunión y todo mundo esté con su teléfono, te da una idea de lo interesante que debe ser su plática o de lo educados que sean tú y tus amigos, porque se supone que cuando una persona habla se le escucha. Con mi grupo de amigos eso de las fotos no pasa, al contrario, se le puede sacar provecho a los teléfonos para una mejor convivencia. Aunque sí, si estoy en algún lado y todos están más pendientes de su teléfono, pues yo también hago uso del mío, que también tengo gente interesante qué leer.

Leave a reply