ArgentinaEscepticismoFeminismoFugacesLatinoaméricaNoticias

Fugaces 21/06/2013

–¿Qué vas a hacer cuando llegue el llamado de la naturaleza?

–No atender.

  • La escritora Mariana Dimópulos habla de las reacciones que suscita entre quienes se enteran de que prefiere perpetuar sus ideas y no sus genes. “Soy una mujer que no quiere tener hijos.” “Yo me quedaba a veces pensativa al ver que, en gente que quiero desde hace años, nuestra negativa a tener hijos era tomada como una ofensa hacia ellos, como si les estuviéramos haciendo algo malo, y a propósito.”
  • Se confirma que el American Dream es realidad: cualquiera puede ser millonario, independientemente de su capacidad intelectual. “Millonario acusa: las mujeres no deben usar pantalones.” El señor Demetri Marchessini parece estar convencido de que la única razón por la que las mujeres salen a la calle es para agradarle la vista a él, y se ha permitido publicar un libro para hacerles saber lo mal que lo están haciendo. Opina el caballero: “las mujeres se han vuelto cada vez menos atractivas, y el nivel de la vestimenta ha caído junto con el nivel de la civilización”. ¡Si las mujeres usan pantalones, los terroristas habrán ganado!
  • Religiosos ven la luz. “Organización cristiana dedicada a ‘curar’ gays cierra y pide perdón.” Alan Chambers, presidente de Exodus International, se disculpa por todo el sufrimiento que causó “ayudando” a gays y lesbianas a volver a la “normalidad” de la iglesia.
  • Tristemente, aún quedan abiertos muchos sitios que pretenden arreglar la homosexualidad, a veces en contra de la propia voluntad de las víctimas. “Ecuador: joven secuestrada y torturada a pedido de sus padres por ser lesbiana.” “Le daban de comer papas con gusanos, le hablaban hasta el cansancio de la Biblia, le decían que ‘Dios nos hizo hombre y mujer’, le aseguraban que la tendrían allí por ‘entre seis meses y un año’ y no la dejaban ir al baño más que por unos pocos segundos, siempre con la puerta abierta y observándola.”

En la imagen de cabecera, Mariana Dimópulos descansando de tratar de hacer entender al mundo que no es solo un útero.

Previous post

El disfraz verde de los magufos

Next post

Posts desde Skepchick: La pseudociencia de culpar a la víctima - introducción

Andrés

Andrés

Espécimen de Homo sapiens nacido en la Argentina del siglo XX. Bohemio de oficina, procrastinador multidisciplinario, autodidacta inconstante, cultor del nomadismo de sillón. En lo que encuentra un lugar cómodo donde la sociedad tenga a bien encasillarlo, se entretiene con cosas que se parecen un poco a la informática, a las artes y al humor.

1 Comment

  1. June 22, 2013 at 5:53 pm —

    Parece que lo tiene bastante claro. Yo hubiera contestado “no sé, ya veré lo que me apetece”. 🙂

Leave a reply