EscepticismoPosts desde SkepchickReligión y espiritualidad

Posts desde Skepchick: El académico ateo VIII – La esperanza es mi dios

Recientemente ha habido un pequeño aumento en el número de artículos sobre gente que va a la iglesia y que en realidad son ateos. Estos artículos apuntan que mucha gente que parece religiosa son ateos. Esta gente va a la iglesia por diferentes razones – el ritual, el efecto calmante de la oración, la aceptación social – pero realmente no creen. Los porcentajes indicados acerca de cuánta de la gente que va a la iglesia son realmente ateos, tienden a variar.
Es difícil decir cuánta gente cree realmente en el dios al que proclaman adorar.
Así pues, si más y más gente no cree en dios, ¿entonces para qué siguen yendo a la iglesia? Hay muchas respuestas, pero la que nos es más útil en un aula es la esperanza.
La esperanza es lo que, como humanos, nos hace seguir. Martin Luther King, hijo, decía que “si pierdes la esperanza, de alguna manera pierdes la vitalidad que mantiene la vida en movimiento, pierdes el coraje de ser, esa cualidad que te ayuda a seguir a pesar de todo”.
Creo que es seguro decir que, a mucha gente, la religión les llena esta necesidad. Seguramente los hechos tras la religión son, en el mejor de los casos, poco definidos e inciertos, pero si la religión ofrece el más pequeño rayo de esperanza de que haya vida después de la muerte, o de que alguien esté cuidando de nosotros, entonces parece ser un buen manto de protección para mucha gente.
¿Y cómo nos afecta esto como profesores? (*) Creo que necesitamos inculcar a nuestros alumnos la esperanza no religiosa. Si les damos una razón para mirar al futuro de una forma positiva, en ese caso no tendrán tanta probabilidad de continuar su educación religiosa después de su graduación. En un artículo de 2008, la autora de “Times Higher Education”, Rebecca Attwood, explora un artículo que afirma que “hay una fuerte correlación entre un alto coeficiente intelectual y la falta de creencias religiosas, y que la inteligencia media predice tasas de ateísmo en 137 países”. Si a nuestros alumnos se les dan los recursos para desarrollar su inteligencia, y se les enseña cómo tener confianza sobre su lugar en el mundo, entonces ellos podrán tener la confianza para declarar sus sentimientos no religiosos. Si tienen esperanza para su propio futuro, no necesitarán una figura imaginaria para que les susurre al oído y les guíe. Pueden sentirse seguros para guiarse a ellos mismos.
¿Cómo inculca esperanza un profesor? Depende del nivel en el que se esté enseñando, pero yo diría que, para la mayoría de estudiantes, pueden ser bastante útiles el establecimiento de metas y la resolución de problemas específicos. Me encanta enseñar a mis alumnos la correlación entre su propio trabajo y las oportunidades de entrar en la universidad. Nuestras acciones HOY tendrán un efecto en la vida PRONTO.
Lo que no se dice, pero va implícito en ello, es: Pero son VUESTRAS acciones – no algún dios abstracto. A todos los niveles, las lecciones sobre autoestima y sobre cómo hablar bien de uno mismo también llevan hacia un pensamiento independiente, no religioso. ¿A quién le importa si “dios” me ama? Tengo amigos y familiares que me aman, y yo me amo a mí mismo. La correlación entre educación y ateísmo no es chiripa – hay una razón por la que más ateos son gente con educación. La educación lleva al pensamiento crítico, a preguntarse cosas, lo que lleva al ateísmo.
¿De qué otras maneras habéis inculcado esperanza en vuestra aula?

(*) Este post apareció originalmente en School of Doubt, el blog de la red Skepchick dedicado principalmente a temas relacionados con la educación.

SOBRE LA AUTORA

Tori ParkerTori Parker
Soy profesora de inglés en un instituto. Soy de Ohio (insertar aquí unos movimientos de animadora). ¡Soy enérgica! ¡Soy escéptica! ¡Soy genial! Mi novio dice que algún día podremos tener un cerdito vietnamita y llamarle Panceta. Tengo un hijo llamado Alex. Cuando le pedí algún comentario para añadir a mi biografía, dijo: “¡Las gafas nuevas de mi mami molan mucho!” Pues ahí está.

Puedes encontrar el post original en inglés aquí.

—-

Posts desde Skepchick es una nueva sección en la que semanalmente traeremos traducido un interesante artículo publicado originalmente en alguno de los blogs de la Red Skepchick: Mad Art Lab, Teen Skepchick, Queereka, Skepchick.se, Skepchick.no, School of Doubt y, por supuesto, Skepchick.

 

Previous post

Fugaces 19/08/13

Next post

Fugaces 26/08/13

bruno

bruno

Ex-superhéroe atropellado. Escéptico, nihilista, ingeniero naval. Pensativo, vivo sin vivir en mí, buscando respuestas en los posos de mis Crunchy Nuts.

No Comment

Leave a reply