BiografíasCienciaFeminismo

Bios: Marie Curie

Hace un par de años comencé un post de esta manera:

 

Rápido, nombra a una científica famosa.





¿Ya?
Ahora nombra a una científica famosa que no sea Marie Curie




¿Demasiado fácil? Nombra a 5.

Si lo lograste sin problemas, felicidades, eres de los pocos. En este post, PZ Myers cuenta que a veces hace esta pregunta para puntos extra a sus estudiantes y la respuesta más común es Marie Curie. ¿La segunda respuesta más común? Dejarla en blanco.

 

 

Esta es la principal razón por la que no pretendía comenzar esta nueva sección de biografías con Marie Curie, de hecho, no estaba segura de querer hacerla en absoluto, me parecía demasiado obvio. Pero llegó la semana de comenzar la sección y veo que el calendario de festividades importantes de Escéptica indica que hoy es Día de Marie Curie.

¿Qué hacer?

Pues comenzar por el principio.

 

 

“Nada en la vida debe ser temido, solamente comprendido. Ahora es el momento de comprender más, para temer menos.”


Maria Salomea Sklodowska (Marie Curie) 1867-1934

 

Maria nació en Varsovia, la más pequeña de los 5 hijos de los profesores Sklodowski. Su padre era profesor de física y matemática, mientras que su madre era directora de un colegio privado. Sus padres insistieron en que sus 4 hijas tuvieran la misma educación que su hijo, así que, cuando Maria terminó el bachillerato a los 15 años (la primera de su clase), ella y su hermana Bronya continuaron su educación superior en la clandestina “Universidad Flotante*”.

En el centro, Maria, la más pequeña de la familia Sklodowski

En el centro, Maria, la más pequeña de la familia Sklodowski.

Deseosas de continuar sus estudios formales, Maria y Bronya hicieron un trato: Maria trabajaría como institutriz para ayudar a pagar los estudios de medicina de Bronya en París, y Bronya ayudaría a pagar los estudios de Maria a continuación. Marie, nombre que adoptó al registrarse en La Sorbona, pasó hambre y frío durante sus estudios, pero finalmente recibió su título en Física en 1893 (primera de su promoción) y un año más tarde, el de Matemáticas (segunda de su promoción)

Buscando un sitio dónde llevar a cabo la beca que recibió para estudiar las propiedades magnéticas del acero, Marie encontró espacio compartiendo el laboratorio con el físico Pierre Curie. Marie y Pierre contrajeron matrimonio un año más tarde en una ceremonia civil. Antes de casarse, Marie intentó volver a Polonia para ejercer su profesión, pero la Universidad de Cracovia le negó una posición por ser mujer.

Pierre  y Marie eran muy aficionados a la bicicleta.

Pierre y Marie eran muy aficionados a la bicicleta.

Para su tesis doctoral, Marie comenzó expandiendo las investigaciones de Wilhelm Roentgen sobre rayos-X y de Henri Becquerel sobre los “misteriorsos” rayos emitidos por el uranio. Utilizando un electrómetro construido por Pierre y su hermano, Marie midió la emisión de rayos de uranio tratado de diferentes maneras y se dió cuenta que la intensidad de los rayos dependía solo de la cantidad de uranio. Llegó a la hipótesis de que la emisión de estos rayos era una propiedad proveniente del interior del átomo a la que llamó radioactividad.

Pierre abandonó sus propias investigaciones para trabajar con Marie en la búsqueda de elementos radiactivos en otros minerales. Separando pechblenda en sus diferentes componentes químicos, los Curie descubrieron dos elementos altamente radioactivos: el Polonio (nombrado así por la Polonia natal de Marie) y el Radio.

En 1903, el año en que Marie obtuvo su doctorado, corría el rumor de que el trabajo de los Curie estaba entre los favoritos para recibir el Premio Nobel. Gösta Mittag-Leffler, profesor de matemáticas en Estocolmo y promotor de las oportunidades para mujeres, escribió a Pierre para informarle que los nominados para el premio eran Pierre y Henri Becquerel y que Marie no estaba mencionada. Al enterarse de esto, Pierre envió una carta abogando por el trabajo de Marie. En noviembre de ese año, los Curie, junto con Henri Becquerel, recibieron el Premio Nobel de física “en reconocimiento por los extraordinarios servicios rendidos en sus investigaciones conjuntas sobre los fenómenos de radiación descubiertos por Henri Becquerel”. Y, aunque fue Pierre Curie quien abandonó sus propias investigaciones para ayudar a Marie en las suyas, el presidente de la Academia Sueca en la ceremonia del premio citó del libro de Génesis: “No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él”.

Ganar el Nobel trajo fama a la pareja más allá de la que ya gozaban en la ciencia. Su condición de pareja y su arduo trabajo atrajo a la prensa mundial e incluso la prensa seria como Le Figaro, comenzó una nota sobre ellos con la frase Érase una vez… Esta atención no deseada obstruyó su trabajo durante años.

En 1906, Pierre murió atropellado por un carruaje. Marie rechazó la pensión que le fue ofrecida, pero aceptó asumir el puesto de catedrático y jefe de laboratorio que había sido de Pierre en La Sorbona. Sus hijas Irène y Ève tenían 9 y 2 años respectivamente.

Marie con sus hijas.

Marie con sus hijas.

En 1910, Marie Curie logró aislar radio y definió una unidad estándar de emisiones de radioactividad (más tarde llamado curio en honor a la pareja).

La creciente xenofobia en Francia y la misoginia estuvieron muy presentes en la vida de Marie en los años que siguieron. Marie fue nominada para su inclusión en la Academia de las Ciencias francesa en medio de una campaña de desprestigio de la prensa de extrema derecha que incluía bromas de mal gusto, rumores de que podría ser de origen judío** y de que sus investigaciones eran fruto del trabajo de Pierre. En una elección ampliamente cubierta por la prensa, Marie no consiguió suficientes votos. La primera mujer en ser miembro de la Academia de las Ciencias fue Marguerite Perey en 1962. Perey había sido alumna de doctorado de Marie.

 Marie Curie con Henri Poincaré en la primera Conferencia Solvay (1911).  Marie se enteró del escándalo por el affair Langevine estando aquí.

Marie Curie con Henri Poincaré en la primera Conferencia Solvay (1911). Marie se enteró del escándalo por el affair Langevine estando aquí.

 

En 1911, Marie Curie recibiría nuevamente un Premio Nobel, ahora en el área de química, por su descubrimiento del polonio y el radio, convirtiéndose en la primera persona en recibir el Nobel en dos disciplinas diferentes. Sin embargo, ese año comenzó con una nueva campaña de desprestigio contra Curie. Esta vez por su relación con Paul Langevin. Langevin, quien había sido estudiante de Pierre Curie, se separó de su mujer y los rumores señalaban a Marie como la causa. El escándalo impactó a las altas esferas universitarias y gubernamentales, y recrudeció cuando unas cartas robadas del domicilio de Langevin fueron filtradas a la prensa. Marie tuvo que soportar la narrativa de que una extranjera había ido a robar los maridos de buenas mujeres francesas y cuestionamientos de si se debía permitir que mantuviera su posición como profesora de La Sorbona. Contó con el apoyo de muchos amigos, algunos de los cuales ayudaron a su defensa en los tribunales contra los periódicos, otros que la rescataron cuando quedó atrapada dentro de su casa por una turba que le gritaba que regresara a Polonia. Marie y su hija Ève tuvieron que ir a vivir con sus amigos Émile y Marguerite Borel durante una temporada. El ministro de educación amenazó a Emile Borel con despedirlo si continuaba protegiendo a Marie, mientras que Marguerite tuvo que amenazar a su padre, decano de profesores en La Sorbona, con no volver a verle si continuaba con su plan de pedir a Marie que saliera de Francia. Un miembro de la Academia Sueca escribió una carta a Marie pidiéndole que enviara un telegrama informando que no podría asistir a la ceremonia de entrega de su segundo Nobel y que se rehusara a recibir el premio hasta que su inocencia fuera comprobada. Marie respondió que el premio se le había concedido por su descubrimiento del radio y el polonio y no podía aceptar que su trabajo científico fuera cuestionado por injurias sobre su vida privada. Langevin también escribió una carta de respuesta explicando que se trataba de una campaña de desprestigio perpetrada por ultra-nacionalistas. Con enorme esfuerzo, Marie se presentó a la ceremonia del Nobel, tras la cual cayó enferma y en una depresión que le impidió casi por completo trabajar por más de un año.

Marie-Curie-Lab-1910-2635894aDurante la Primera Guerra Mundial, Marie se dio cuenta de la necesidad de rayos-x en el campo de batalla y equipó ambulancias y hospitales de batalla con rayos-X. Ella misma, y más tarde su hija Irène también, condujeron algunas de las ambulancias y entrenaron enfermeras, médicos y a jóvenes voluntarias a utilizarlos. Se convirtió en la directora del servicio radiológico de la Cruz Roja, usó el dinero de su Nobel para comprar bonos de guerra e intentó donar el oro de sus medallas, pero no se las aceptaron. Nunca recibió un reconocimiento oficial por su ayuda durante la guerra.

Tras la guerra, Irène comenzó a asistir a Marie en el Instituto del Radio, el cual fue creado junto con La Sorbona y el Instituto Pasteur para las investigaciones de Marie. Años más tarde, fundó otro Instituto del Radio en Varsovia, ahora ambos llamados Institutos Curie.

Marie Curie murió en 1934 de leucemia, sin duda causada por su exposición a la radiación de sus experimentos. Sus cuadernos de notas se conservan en una caja de plomo debido a la radioactividad.

Dos años después de la muerte de Marie, su hija Irène Joliot-Curie recibió el Premio Nobel de química junto con su marido Frédéric Joliot-Curie por su descubrimiento de radioactividad artificial.

 

 

Una vez terminada esta (más o menos) breve reseña de la vida de Marie Curie, primera mujer en ganar un Premio Nobel, primera persona en ganar dos Premios Nobel en diferentes disciplinas y la única en ganarlo en dos ciencias diferentes, primera mujer en obtener un doctorado en Francia, primera mujer con un doctorado en ciencias en Europa, primera catedrática de La Sorbona, primera persona en utilizar la palabra radioactividad, pionera en el uso médico de los rayos-x y de la radioactividad, la primera mujer en ser enterrada en el Pantheòn de Paris por sus propios méritos***, te digo que no tengas complejos si quieres mencionar a Marie Curie en primer lugar si alguien te pide nombrar a grandes mujeres de la ciencia, porque sin duda tiene la fama más que merecida. Espero que no sea la única que conozcas, y también espero ayudarte a conocer a muchas más con esta sección.

 

Notas:

* La Universidad Flotante era una red de clases clandestinas creada por mujeres para promover la educación y para resistir la supresión de la cultura polaca bajo el imperio Ruso, bajo el cual las mujeres no podían matricularse en las universidades polacas.

**La familia Sklodowski era de origen católico y la madre de Marie era una devota practicante, pero su padre era ateo. Tras la muerte de su madre y una de sus hermanas, Marie se volvió atea anticlerical.

*** Sophie Berthelot fue enterrada en el Pantheon por ser esposa del químico Marcelin Berthelot. Los restos de Pierre y Marie Curie fueron llevados ahí en 1995. Ninguna mujer más ha recibido este honor.

Fuentes:

Livescience.com

nobelprize.org

Windows2universe.org

Biography.com

curie.fr

sciencemag.org

meganabigail – Flying universities

Womenshistory.about.com

egmnblog.wordpress.com

Wikipedia

 

Imágenes de aquí, aquí, aquí y aquí.

 

Previous post

001 – ASHERÁ

Next post

Fugaces 08/11/13

Daniela

Daniela

Born and raised in Mexico City, Daniela has finally decided to abdicate her post as an armchair skeptic and start doing some skeptical activism. She is currently living in Spain after having lived in the US, Brazil and Italy. You can also find her blogging in Spanish at esceptica.org.

2 Comments

  1. November 8, 2013 at 4:38 am —

    Lo de la universidad flotante me parece fascinante.

    • November 8, 2013 at 1:21 pm —

      A mi también pareció interesantísimo y me puse a leer un poco sobre ellas. En el enlace que puse al final hay un artículo interesante (y corto) sobre el tema.

Leave a reply