EspañaSpanish Inquisition

Spanish Inquisition: Pitágoras vs. Ovidio

El pasado viernes se aprobó en el Congreso español la LOMCE, Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa. Que la calidad de la educación debe mejorarse, es un hecho incontrovertible. Y esta ley debería mejorar la chapuza anterior, que a su vez debía mejorar la chapuza anterior, que a su vez debía… Así hasta 7 leyes en 35 años.

Como toda ley, tendrá sus cosas buenas y sus cosas malas. Aunque soy de los que piensan que ninguna ley es buena ni mala hasta que no tiene un reglamento de aplicación que la vehicule, o hasta que los presupuestos generales del estado no reflejen de cuánto dinero se dispondrá para su aplicación. Lo que sí tiene ya es una web en la wikipedia, con una larguísima página de discusión(*).

Un aspecto polémico que se discutió en semanas pasadas, y que felizmente se corrigió, era que con la fusión de los itinerarios de Humanidades y Ciencias Sociales en bachillerato, el latín quedaba como asignatura troncal y las matemáticas pasaban a ser optativas, con lo que un alumno podía llegar a la universidad sin haber estudiado mates en el instituto. Y no solo para estudiar filología eslava; también para ir a una facultad de Ciencias Económicas(**).

Confieso que, pese a haber leído unos cuantos artículos al respecto, no he terminado de entender cómo funciona lo de los itinerarios, asignaturas troncales, y optativas; probablemente soy una víctima de este nuestro sistema educativo… Pero cual tertuliano radiofónico, me permito opinar: me hubiera parecido una burrada. Ya me lo parece que no sea obligatorio ahondar (un poco) en las matemáticas hasta los 18 años, más aún si esto es por culpa de una lengua muerta. Somos analfabetos matemáticos; si no están convencidos de ello, pregunten al primero que pase si les puede decir los 20 primeros decimales del número Pi. A este respecto, les recomiendo este clásico, que además plantea una hipótesis: analfabetismo matemático y auge de la pseudociencia: ¿correlación o causalidad?

No tengo nada contra el latín, pero enseñarlo en los institutos me parece una cosa retrógrada, y no diré que inútil (saber algo nunca es inútil), pero sí se me ocurren unos cuantos campos que deberían pasar por delante de una lengua muerta, y dedicárseles más horas: educación física; informática; inglés; aikido; micología… Los típicos conocimientos que una persona necesita para enfrentarse al mundo.

Y a ustedes, ¿les parece bien la (poca) presencia que tienen las matemáticas en los itinerarios formativos? ¿Están de acuerdo en la preeminencia del latín sobre otras asignaturas más funcionales? ¿Estudiaron en el instituto alguna asignatura que les pareciera superflua? ¿Se lo sigue pareciendo, unos años después? ¿Hay alguna asignatura que les hubiera gustado, o convenido, estudiar?

(*) La discusión política, casi mejor dejarla para otros blogs. Pero siéntanse libres de comentar a su gusto.
(**) La discusión de si la Economía es una ciencia, también la podemos dejar para otra ocasión.

Spanish Inquisition, antes conocida como Tercer Grado, es una sección donde Escéptica pide tus opiniones, experiencias y comentarios sobre diversos temas de interés. ¿De interés para quién? Pues por lo menos para el autor del post, y esperemos que de vez en cuando para ti también. Nombrada en honor a los famosos sketches de la serie Monty Python´s Flying Circus, la podrás encontrar todos los miércoles en nuestro blog.

Imagen de portada: Pitágoras firmando autógrafos; Ovidio, exiliado. Obtenidas aquí y aquí. Montaje por el autor.

 

Previous post

Bios: Cecilia Payne-Gaposchkin

Next post

Fugaces 06/12/13

bruno

bruno

Ex-superhéroe atropellado. Escéptico, nihilista, ingeniero naval. Pensativo, vivo sin vivir en mí, buscando respuestas en los posos de mis Crunchy Nuts.

4 Comments

  1. December 4, 2013 at 11:11 pm —

    A mí me resultaba curioso el latín. Era obligatorio para todos, el curso anterior a dividirnos en ciencias y letras; yo hubiera preferido dedicar esas horas a otras materias. Y pondría obligatorias las mates cada año hasta el último curso de la secundaria. Máxime viendo, día sí día también, el sonrojante analfabetismo matemático que nos rodea, incluso entre gente cultivada. Eso sí, no digas que no has leído el Quijote, que te fustigan…

  2. December 6, 2013 at 4:40 pm —

    Concuerdo con lo que sugiere el artículo y, definitivamente, hace falta *mucho más* y mejor entendimiento de las matemáticas en las escuelas. Sólo un comentario, que precisamente viene al tema y habiendo yo estudiado matemáticas como profesión, haber o no memorizado dígitos de pi *no* es un buen indicador de que tanto sabes de matemáticas! Las matemáticas no son sobre memorizar números, ni siquiera son sobre saber cómo hacer cuentas o sobre cómo manipular números rápidamente! Alguien bueno en matemáticas debe ser capaz de: crear modelos y conceptos abstractos del mundo que nos rodea, generalizar esas ideas y conceptos, y después—en el mejor de los casos—reflejar esas abstracciones para resolver problemas concretos en el mundo real! Al menos eso es lo que intentamos! 🙂

  3. December 7, 2013 at 12:29 pm —

    100% de acuerdo; por eso en las ingenierías nos machacan tanto con el álgebra y el cálculo.
    Lo de PI era el chiste del post; pero veo que no me ganaré la vida como cómico… Lo triste del caso es que la mayoría de gente ni siquiera sabe, o se plantea, que haya números con infinitos decimales. Les debe parecer irracional, jajaja (perdón por el chiste malo).

  4. December 7, 2013 at 1:07 pm —

    En psicología del aprendizaje existe un concepto clave que es “generalización de estímulos”. Hace referencia a poder ejecutar la misma conducta (por ejemplo, analizar matemáticamente) en diferentes situaciones, distintos ambientes y ante cosas distintas; y se logra (como cabe esperar) variando las situaciones donde se enseña dicha conducta. Si sólo ponemos más horas de mates, pero siguen consistiendo en escribir números en un papel para responder a una fórmula, es un flaco favor a la educación.
    ¿Quieres envolver un regalo de navidad cilíndrico? ahí vale la pena recordar el 3,141592 para no cortar el papel “al ojo”. A eso me refiero con generalizar los aprendizajes: a saber ocupar el “conocimiento” de forma efectiva en tu día a día.
    ¿qué tal si se enseñara a usar Excel en las horas de mate, aplicadas, por ejemplo, a contabilidad básica?
    ¿Y si vinculamos las clases de mate con biología y arte, y salimos a observar fractales en la naturaleza para luego dibujarlos?

Leave a reply