ArgentinaEscepticismoEspañaFugacesLatinoaméricaMedicina alternativaNoticiasReligión y espiritualidad

Fugaces 06/12/13

 

La imagen de portada ilustra la reacción típica de un pato de la especie Cairina moschata (llamado Anas barbarie por los homeópatas, que lo usan con fines inconfesables) al enterarse de la nueva regulación. (Imagen de Tiffoter, bajo licencia Creative Commons.)

 

Previous post

Spanish Inquisition: Pitágoras vs. Ovidio

Next post

Posts desde Skepchick: Mi tributo a Nelson Mandela

Andrés

Andrés

Espécimen de Homo sapiens nacido en la Argentina del siglo XX. Bohemio de oficina, procrastinador multidisciplinario, autodidacta inconstante, cultor del nomadismo de sillón. En lo que encuentra un lugar cómodo donde la sociedad tenga a bien encasillarlo, se entretiene con cosas que se parecen un poco a la informática, a las artes y al humor.

1 Comment

  1. December 6, 2013 at 12:04 pm —

    Las personas que no quiere tomar sustancias químicas o biológicas, se llaman anoréxicos y necesitan ayuda.
    Lo del papa en cualquier momento me empuja al exilio al Uruguay.

Leave a reply