EscepticismoEspañaPsicología

Héroes del mes: Jimmy Wales y Eparquio Delgado

Este mes estoy generoso y de buen rollo. Así que vamos a conceder dos premios de Héroe y ninguno de Charlatán.

El primero es para Jimmy Wales, fundador de Wikipedia, por el palo que ha propinado a la Asociación para la Psicología Energética Comprensiva —quién sabe qué demonios quiere decir el nombrecito—, que le pidió a través de una petición en Change.org1una verdadera discusión científica sobre los enfoques holísticos de curación“.

La respuesta de Wales fue, sencillamente, maravillosa (fuente Luis Alfonso Gámez):

No, tenéis que estar bromeando. Cada persona que ha firmado esta petición tiene que volver a revisar sus premisas y pensar más sobre lo que significa ser honesto, los hechos y la verdad.

La política de la Wikipedia sobre este tipo de cosas es clara y correcta. Si usted consigue publicar su trabajo en revistas científicas respetables —es decir, si puede presentar pruebas a través de experimentos científicos repetibles—, entonces la Wikipedia lo cubrirá adecuadamente.

Lo que no haremos es pretender que la obra de charlatanes lunáticos es equiparable al “verdadero discurso científico”. No lo es.

El otro premio es para alguien muy relacionado con la lucha contra la pseudociencia, tanto en el campo de la política como en el de la divulgación: Eparquio Delgado. Creo que merece el premio por la reciente publicación de su libro “Los libros de autoayuda, ¡vaya timo!”. El hecho de que yo deteste los libros de autoayuda y de que Eparquio sea amigo mío no ha influido para nada en la concesión del premio.

Bromas aparte, podéis leer parte del primer capítulo aquí, para ver si os interesa.

El mes que viene tendré que otorgar dos charlatanes para compensar…

1A propósito de Change.org, recomiendo leer la entrada del mes pasado, Charlatán del mes: las páginas de recogida de firmas.

Previous post

Fugaces: Semana Santa, libros, abducciones y caracoles

Next post

Fugaces: Nessie, vacunas, banderas demasiado laicas y gobernantes ejemplares

Camarada Bakunin

Camarada Bakunin

Mi padre me enseñó a dudar de todo —incluido él mismo, provocando que cayerá de cabeza al suelo haciéndome creer que me iba a sujetar a la edad de 3 años—, y así sigo. No tengo claro si fue la educación o algún trastorno neurológico derivado de aquel golpe.

No Comment

Leave a reply