Religión y espiritualidad

Post desde Skepchick: ¿Luis Suárez rompió el ayuno? Una actualización sobre el Ramadán y el Mundial

Nota de traducción: Este post se publicó el lunes 30 de junio.

Este es un Mundial Ramadán, el primero desde 1980. Es algo así como una blanca navidad. Excepto que el Ramadán es más como la cuaresma que como la navidad.

No importa.

Hoy se cumple el tercer día del Ramadán, el mes islámico de ayuno. Este fin de semana se expandió por internet la preocupación por los jugadores musulmanes del Mundial. Me topé con los posts en Vox y Mashable y observé mucha especulación y cuestionamiento respecto a las reglas de ayuno durante el Ramadán, así como sobre las exenciones al ayuno.

De hecho, existen excepciones al ayuno, al igual que hay excepciones a cualquiera y todas las prácticas islámicas, en aras de la supervivencia. Abstenerse de toda comida, bebida, y medicina a menudo no es médicamente viable para personas con problemas de salud, personas embarazadas, y / o ancianos, quienes son considerados exentos del ayuno. A la gente menstruando o experimentando sangrado post-parto no se les permite ayunar (pueden quedarse con hambre y sed durante todo el día, si quieren, pero no cuenta como un día de ayuno de Ramadán) y se supone que tienen que compensar esos días de ayuno posteriormente.

Uy, se me olvidó que estoy ayunando

Uy, se me olvidó que estoy ayunando

Los viajeros también se nombran explícitamente como exentos del ayuno. En base a eso solo, yo había asumido que todos los jugadores musulmanes del Mundial se habrían considerado a sí mismos exentos. Al parecer, algunos de todas formas han elegido ayunar.

Algunos musulmanes afirman que, dado que los jugadores están haciendo su trabajo, y sus puestos de trabajo requieren, cuando menos, hidratación, a los futbolistas musulmanes se les permite compensar el ayuno después. Cuando yo era una musulmana viviendo en un mundo dominado por los no musulmanes, entendía que era mi deber encontrar un empleo que cumpliera con mi religión en lugar de alterar mis creencias para adaptarse a mi empleo – a menos que estuviera en una situación de vida o muerte, que, como se mencionó antes, otorga exenciones de cualquiera y todas las prácticas religiosas. Por otro lado, encontré un estudioso cuya opinión es que se conceden exenciones de ayuno para los que participan en el trabajo manual duro.

photo3¿Y lo de Luis Suárez? Hay un precedente real de la cuestión de si su mordida rompería su ayuno o no si él fuera musulmán. Si hubiera tragado piel o sangre como resultado del bocado, habría anulado su ayuno. Si no, su ayuno todavía contaría. Por supuesto, si no crees que su versión de que “perdió el equilibrio, desestabilizando su físico, cayendo por encima del oponente” que mordió, entonces él estaba demostrando claramente agresión deliberada, lo que está en contra de la reglas de ayuno.

*No se me ocurre un mejor término para ellos que “moderados”, bero no me gusta porque pinta a los musulmanes más literales como “extremistas”, lo que para los seguidores del islam, a menudo implica terrorismo y violencia. Además, hay musulmanes que dicen que que su versión del islam menos literal sigue siendo islam “real”, mientras que otros que no practican islam literal dirán que son muslmanes imperfectos en lugar de seguidores de una interpretación menos literal pero igualmente válida.

SOBRE LA AUTORA
HeinaHeina Dadabhoy pasó su infancia siendo una musulmana practicante, y nunca en su cabeza habría creído que crecería hasta ser una atea feminista humanista secular, o, en otras palabras, una Escéptica. Ha sido participante activa en organizaciones y eventos ateos dentro y en los alrededores del condado de Orange, California (EEUU), desde 2007. Actualmente escribe la Guía Escéptica del Islam. Puedes seguirla en Facebook, Twitter, o Google+.

Puedes encontrar el post original en inglés aquí.

—–

Posts desde Skepchick es una sección en la que semanalmente traeremos traducido un interesante artículo publicado originalmente en alguno de los blogs de la Red Skepchick: Mad Art Lab, Teen Skepchick, Queereka, Skepchick.se, Skepchick.no, School of Doubt , Grounded Parents, Skeptability y, por supuesto, Skepchick.

Previous post

Fugaces: yetis, religión y otras creencias del montón

Next post

La imagen de la semana: la mina de uranio de Rössing

Daniela

Daniela

Born and raised in Mexico City, Daniela has finally decided to abdicate her post as an armchair skeptic and start doing some skeptical activism. She is currently living in Spain after having lived in the US, Brazil and Italy. You can also find her blogging in Spanish at esceptica.org.

No Comment

Leave a reply