CienciaEscepticismoMitosPosts desde Skepchick

Posts desde Skepchick: Mitología moderna – Enciende tu cerebro

“Mitología moderna” es una sección de Teen Skepchick en la que se intentan desmontar creencias irracionales, de manera que podáis tomar decisiones informadas. Si tenéis cualquier pregunta, podéis contactar con nosotros aquí.

El otro día, mientras trabajaba con algunos estudiantes del instituto, una se giró hacia mí y empezó a hacer una pregunta:

– ¿Sabes que al utilizar solo el 10% de nuestro cerebro…?

La interrumpí justo ahí. Si la suposición de que solo utilizamos una parte pequeña de nuestro cerebro era una premisa para su pregunta, entonces la pregunta era imposible que fuera válida.

El mito del 10% es increíblemente omnipresente, considerando cuán tonto es si se investiga un poco. ¿Alguna vez habéis escuchado a un neurocirujano decir algo como “oh, bien, el tumor está en la parte inactiva de su cerebro, o sea que no vamos a preocuparnos de él”? Por supuesto que no, porque no es así como funciona el cerebro.

Primero de todo, en proporción con el tamaño del cuerpo, los humanos tenemos el mayor cerebro del mundo animal, con una proporción de 1 a 50 del peso del cerebro respecto al del cuerpo. Como todas las características físicas, esta fue esculpida por la selección natural. Nos adaptamos para tener más inteligencia, disponiendo de córtex cerebrales (la región de la mente usada para la resolución de problemas, el lenguaje y el pensamiento abstracto) más y más grandes. El coste de esto es que se usa mucha energía. Los humanos tenemos que comer mucho para dar energía a nuestros grandes cerebros, o moriríamos. Si solo usáramos el 10% de esta materia gris, la selección natural rápidamente se desharía de ella.

30-2 brainTambién podemos ver cuánto cerebro usamos (fuente). Usando escáners tipo PET (tomografía por emisión de positrones) o fMRI (resonancia magnética funcional), podemos ver trabajar un cerebro. Aunque no todo el cerebro está activo todo el tiempo, está bastante activo incluso realizando las tareas más sencillas, como comer o dormir. Incluso aunque no todas las neuronas vayan a todo trapo, las células gliales y otras células de apoyo están activas, y ellas forman un alto porcentaje del cerebro también… mucho más del 10%. Además, un daño en el cerebro mucho menor del 90% es incapacitante o fatal. Algunos de los que defienden el mito sugieren que esto es porque solo se usa el 10% del cerebro para funciones conscientes, mientras que el resto es del subconsciente. Sin embargo esto tampoco está refrendado por datos; esos mismo escáners muestran que, cuanto más complejo es el trabajo que se está haciendo, más cerebro “se ilumina”. Además, la idea de que solo el 10% del cerebro sea consciente o activo implicaría que el cerebro está muy compartimentado, que un trozo de materia gris A realiza única y exclusivamente la tarea A, y que un trozo B hace algo diferente. Esto tampoco es exacto. Mientras que alguna función cerebral está más o menos centrada en puntos específicos (el centro del lenguaje o el centro de la visión en el cerebro), no es tanto una cuestión de blanco-y-negro.

Además de ser simplemente un gran tema de desinformación, el mito del 10% es importante porque es uno de los argumentos principales de psíquicos y mediums. Esta gente intenta expandir esa idea de que el cerebro tiene un enorme potencial sin explotar, y que los científicos no saben cómo funciona. Obviamente si simplemente pudieras aprender a encender esa parte no usada, tú también podrías tener habilidades psíquicas o superpoderes. Es una idea reconfortante pensar que podrías tener más poder cerebral en caso de emergencia. Pero, desde una perspectiva científica, eso simplemente no va a suceder. El cerebro evolucionó para ser utilizado, no para quedarse aletargado hasta que alguien mágicamente lo desbloquee. La pretensión del 10% es un mito al 100%.

Imágenes de Wikimedia Commons.

SOBRE LA AUTORA
AliMarie Ali Marie es una estudiante de Magisterio de 21 años, y una autoproclamada geek de los museos. Su escepticismo y su interés en cómo funciona el mundo a su alrededor empezó siendo una niña que no podía parar de preguntar “¿por qué?”. Ahora, su objetivo en la vida es difundir la ciencia, el escepticismo, el pensamiento crítico y la racionalidad a cualquiera dispuesto a aprender. Puedes encontrar a Ali en Twitter, @ascientifica, y en Google+.

Puedes encontrar el post original en inglés aquí.

—–

Posts desde Skepchick es la sección en la que semanalmente traeremos traducido un interesante artículo publicado originalmente en alguno de los blogs de la Red Skepchick: Mad Art Lab, Teen Skepchick, Queereka, Skepchick.se, Skepchick.no, School of Doubt, Grounded Parents, Skeptability y, por supuesto, Skepchick.

 

Previous post

Fugaces: Víctimas, muñecas y Satán

Next post

El video de la semana: Visitando Pyongyang

bruno

bruno

Ex-superhéroe atropellado. Escéptico, nihilista, ingeniero naval. Pensativo, vivo sin vivir en mí, buscando respuestas en los posos de mis Crunchy Nuts.

No Comment

Leave a reply