EscepticismoPosts desde SkepchickReligión y espiritualidad

Posts desde Skepchick: Enseñanza religiosa 101, en la que presentamos al superhéroe invisible que lo controla todo

Somos ateos. Todos en mi familia son ateos (por lo que yo sé), y de pequeña nunca me llevaron a la iglesia, ni rezábamos ni nada parecido. El padre de Mou es un católico no practicante (lo que sea que eso quiera decir), y su madre era una seguidora de San Mat.

Y nuestra hija va a una escuela anglicana.

Hasta hace poco, ella no tenía ni idea de qué eran Dios o el cielo o Jesús o la Biblia. Cuando oía a alguien cantar en la tele “Dios salve a la reina”, me preguntaba “¿quién es Dios y por qué debe salvar a la reina?”.

Y os preguntaréis por qué la hemos mandado a una escuela anglicana. Bien, porque es una escuela excelente y realmente tampoco teníamos muchas opciones, ya que no la aceptaron en ninguna de las otras escuelas en las que echamos solicitud (hay una enorme demanda de plazas en las escuelas de calidad en Sudáfrica).

Afortunadamente, la escuela a la que ahora va es increíble, y no podría gustarme más. Ella es feliz, y se ve estimulada y aprende mucho. Está lo bastante cerca como para resultarnos cómodo ir, y solo nos lleva a la quiebra de una manera marginal. Pero es un escuela abiertamente cristiana y, como tal, ella se ve introducida en la religión, especialmente la cristiana, por primera vez.

Y así nuestra vida anteriormente libre de angustias se ha visto salpicada con conversaciones como…

Rosa: Mami, ¿yo qué soy?
Mami: ¿Qué quieres decir?
Rosa: ¿Soy musulmana?
Mami: No. Mami y papi son ateos, pero tú puedes escoger lo que quieras ser.
Rosa (mostrando agitación): ¿Pero yo QUÉ SOY?
Mami: Diría que eres atea.
Rosa: ¿Como tú y papi?
Mami: Sí.
Rosa: Bueno, está bien pues.

Lo hemos planteado de manera que exponemos claramente nuestras creencias (o más bien la falta de ellas) y explicamos por qué no somos religiosos cuando es apropiado, y damos a Rosa su propio espacio para que ella ordene su mente a medida que crezca. Por supuesto, con todo el énfasis en el racionalismo y el pensamiento crítico, esperamos que el resultado sea su ateísmo, pero si por la razón que sea ella va por otro camino, supongo que seremos capaces de aceptarlo (¡o al menos eso es lo que nos decimos a nosotros mismos ahora!).

Mientras tanto, tenemos algunas conversaciones muy divertidas.

Rosa: ¡Parad! Tenemos que decir gracias antes de comer.
Papi: De acuerdo, puedes decir gracias si quieres.
Rosa: “Gracias padre por nuestra comida”.
Papi (maliciosamente): ¿Quién es ese padre a quien das las gracias?
Rosa: Dios.
Mami (fulminando con la mirada a papi): ¿Sabes lo que es Dios?
Rosa: Em, no, ¿qué es?
Mami: Bueno, alguna gente cree que Dios lo hizo todo… (sin saber bien qué decir) … Es una especie de, como un superhéroe invisible.
Rosa (me mira como si estuviera loca): … No me gustan las zanahorias.

Estoy un poco preocupada por que ella no conozca todas las historias que sí que les suenan a sus compañeros de clase: la historia de la Navidad, el arca de Noé, la crucifixión. Incluso he pensado que podría comprar una biblia para niños y leérsela de vez en cuando como cuento para ir a la cama. Pero lo voy retrasando debido a la naturaleza sádica de muchas de las historias, y como resulta que (irónicamente) la mayoría de los niños en su clase son musulmanes, he decidido no preocuparme. Ya lo pillará todo con el tiempo, y como la escuela tiene una política de integración, dudo que la hagan sentir fuera de lugar por no saber esas cosas.

Así que al fin y al cabo estamos bastante relajados sobre todo esto. Y de vez en cuando nos echamos unas risas sanas a costa de ella.

Rosa: Ya sabéis, Dios tiene un hijo: Niño de Jesús.

¡Y mi mayor preocupación ahora mismo es asegurarme de que su fiesta de cumpleaños sea totalmente Halaal!

Créditos de la imagen: cidinha28.

SOBRE LA AUTORA
MombotMombot
Madre de dos niñas (Rosa, 5, y Fynn, 7 meses), Mombot es una feminista y activista por los derechos humanos en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Se toma la maternidad con mucha tranquilidad, si no tenéis en cuenta sus habituales peroratas sobre la proliferación del color rosa, la falta de diversidad entre los juguetes “para niñas”, los escasos modelos adecuados para chicas en los medios, etc. etc. etc.

Puedes encontrar el post original en inglés aquí.

—–

Posts desde Skepchick es la sección en la que semanalmente traeremos traducido un interesante artículo publicado originalmente en alguno de los blogs de la Red Skepchick: Mad Art Lab, Teen Skepchick, Queereka, Skepchick.se, Skepchick.no, School of Doubt, Grounded Parents, Skeptability y, por supuesto, Skepchick.

 

Previous post

Fugaces: Bombas, parabenos y predicciones de pollo frito

Next post

La imagen de la semana: Desde arriba

bruno

bruno

Ex-superhéroe atropellado. Escéptico, nihilista, ingeniero naval. Pensativo, vivo sin vivir en mí, buscando respuestas en los posos de mis Crunchy Nuts.

No Comment

Leave a reply