FeminismoPosts desde Skepchick

Posts desde Skepchick: Ciencia académica y sexismo

Un artículo reciente del New York Times declaró que la ciencia académica no es sexista. El artículo ya ha sido fuertemente criticado, y con razón. Sólo pensé que me gustaría añadir mi granito de arena desde la perspectiva de una profesora de ciencias en una universidad solo para mujeres. Permítanme resumir lo que está pasando, basándome en mis observaciones ciertamente anecdóticas.

A las niñas y a las mujeres no se les anima a entrar en la ciencia. De hecho, a muchas se les desanima activamente.

Muy pocas de mis alumnas están en mis clases por amor a la ciencia y casi ninguna (sólo puedo pensar en una estudiante) piensan buscar un título en ciencias. La inmensa mayoría está tomando la clase en su camino hacia una carrera relacionada con la salud o porque es un requisito obligatorio en nuestra escuela (y sí, ¡odian tener que estar en la clase ciencia!).

Por supuesto “… las mujeres pueden y prosperan ciencias basadas en matemáticas, si deciden entrar en estos campos en primer lugar” (aunque sin duda discrepo en que se desarrollan igual – ver el documento en sí, un pdf vinculado en el post de Emily Willlingham). Cuando casi todas mis estudiantes odian y temen las matemáticas y entraron a la universidad con esa actitud, ¿por qué iba alguien a esperar que ellas elijan ese camino? Cuando me dijeron de mil maneras, incluyendo directo a la cara, que yo no era buena en matemáticas, aún después de obtener el cuarto lugar en mi escuela en una prueba nacional de matemáticas (nuestra foto salió en el periódico de la escuela, ¡muy emocionante!), ¿Cómo puedo creer que el campo está remotamente nivelado?

Lo que me preocupa es la forma en que mucha gente quiere desesperadamente creer que esto es cierto, que las mujeres pueden desarrollarse igual de bien en una carrera de ciencias y que todas esas tonterías acerca de las disparidades de género se basan en anecdatos. Que las mujeres se están inventando los problemas todavía existentes y muy reales con la igualdad de género en esta y cualquier otra disciplina académica. Esta idea de que hemos resuelto de alguna manera el sexismo en la ciencia va a perseguirnos. Este artículo se va a ver como señal de progreso a pesar de que tan claramente no se basa en la realidad.

Las discusiones constantes y los debates sobre si existe o no sexismo en cualquier campo en realidad desvían la atención del precio que las mujeres tienen que pagar por el sexismo que efectivamente existe en estos campos. Me gustaría poder decirle a mis estudiantes que tienen las mismas oportunidades que cualquier otra persona si entran en los campos de la ciencias, pero no puedo. A estas mujeres se les ha dicho una y otra vez que necesitan entrar en un campo en el que vayan a ser buenas, como los de la salud, y muchos creen que la ciencia no es necesaria para eso (!). Ellas no quieren hacer ciencia porque les han dicho que es difícil, les han dicho que es aburrido, les han dicho que no es para ellas. He trabajado en escuelas mixtas también, y sé que este no es el mensaje que se les da a los niños. Mis estudiantes entendieron el mensaje. La ciencia no es para ellas.

SOBRE LA AUTORA
ApostrophobiaApostrophobia es profesora en una universidad para mujeres en EEEUU. Enseña biología, hace investigación pedagógica en cochinillos de indias (también conocidos como estudiantes), y tiene un miedo existencial a los apóstrofes perdidos.

Puedes encontrar el post original en inglés AQUI
—–

Posts desde Skepchick es la sección en la que semanalmente traeremos traducido un interesante artículo publicado originalmente en alguno de los blogs de la Red Skepchick: Mad Art Lab, Teen Skepchick, Queereka, Skepchick.se, Skepchick.no, School of Doubt, Grounded Parents, Skeptability y, por supuesto, Skepchick.

Previous post

Fugaces: lavadora espacial, comunión a la fuerza y abejas que mueren más de una vez

Next post

El video de la semana: El paso de las estrellas

Daniela

Daniela

Born and raised in Mexico City, Daniela has finally decided to abdicate her post as an armchair skeptic and start doing some skeptical activism. She is currently living in Spain after having lived in the US, Brazil and Italy. You can also find her blogging in Spanish at esceptica.org.

No Comment

Leave a reply