EscepticismoEspañaFeminismoFugacesNoticiasSalud

Fugaces: Le Guin sobre la santidad, jóvenes posesivos y sarampión en Disneylandia

Los santos institucionales son personas elevadas oficialmente por encima del sentido común y la decencia, por encima de la razón y el respeto por los demás, que actúan y son alabadas por actuar por convicción místico-intelectual de la rectitud de sus creencias y de su derecho a ejercer el poder con que la institución que les enseñó esas creencias las ha investido.

En otras palabras, un santo puede ser un terrorista.

 

Previous post

Charlatán del mes: Juan Manuel de Prada y el papa Francisco

Next post

Posts desde Skepchick - Pregunta Química: ¿Qué hay en mi maquillaje?

Andrés

Andrés

Espécimen de Homo sapiens nacido en la Argentina del siglo XX. Bohemio de oficina, procrastinador multidisciplinario, autodidacta inconstante, cultor del nomadismo de sillón. En lo que encuentra un lugar cómodo donde la sociedad tenga a bien encasillarlo, se entretiene con cosas que se parecen un poco a la informática, a las artes y al humor.

No Comment

Leave a reply