Feminismo

Posts desde Skepchick: 5 razones por las que salir con una feminista es difícil

Algunas noches, cuando estoy bebiendo de mi taza de lágrimas masculinas y escribiendo posts sobre la cultura de la violación y el derecho al aborto, pienso en lo difícil que debe ser salir con una feminista. ¿Por qué intentarlo? ¿Vale la pena? Parece muy engorroso.

 

Cinco razones por las que salir con una feminista es difícil:

  1. Tienen opiniones. Opiniones fuertes. Acerca de cosas como la igualdad, los roles de género, la política, la cultura de la violación, el consentimiento, la sexualidad, los métodos anticonceptivos, la autonomía corporal, el aborto, el racismo, la crianza de los hijos, y una variedad de otros temas difíciles. Les gusta discutir estos temas hasta la saciedad, y tienen algunas creencias, opiniones y valores sobre los que no están dispuestas a ceder en absoluto.
  2.  

  3. Usan palabras grandes y a menudo disfrutan discutiendo temas complejos como la cultura de la violación, el consentimiento entusiasta, la autonomía corporal y la apropiación. Ellas no sólo disfrutan de aprender sobre el mundo y tener discusiones académicas e intelectuales, sino que están motivadas para tratar de cambiar las cosas de ese mundo que son perjudiciales, en lugar de cambiarse a sí mismas para dar preferencia a otros o para encajar.
  4.  

  5. Ellas no tienen miedo a desafiarte a ti o a tus ideas sobre el mundo o a decirte algo que no quieres oír. No están dispuestas a quedarse mirando cuando ven una injusticia y te dirán que tu chiste sobre la violación no es graciosa, incluso cuando todos los demás presentes estén riendo. Ellas no tienen miedo a ser impopulares o a decepcionar o desafiar el estatu quo. Son honestas y contundentes. Qué rollo
  6.  

  7. Hablando de consentimiento entusiasta, tienen esa extraña idea de que el sexo que implica consentimiento entusiasta es la manera más excitante que el sexo con una pareja que es ambivalente, que no comunica sus necesidades, o que ha sido coaccionada, convencida o rogada. Que es divertido aprender lo que tu pareja desea, quiere y no quiere, y que respetar esas cosas significa la verdadera intimidad o que al menos algo de diversión se puede lograr. Ellas esperan que cuando se establecen límites, los límites serán respetados y honrados. Ellas respetan los límites de los demás, incluso cuando están decepcionadas.
  8.  

  9. Son activistas que no pueden dejar que las cosas como están. Llaman a programas de radio, participan en las protestas, bloguean, escriben en redes sociales y hablan públicamente sobre los temas que les importan. Son críticas de los medios de comunicación y la cultura pop que refuerza las cosas que no les gustan en el mundo como cultura de la violación, el sexismo y el racismo. Participan en eventos como La marcha de las putas. No se avergüenzan de hacer esto. No les importa si son la única persona con una pancarta frente a 50 personas con un punto de vista opuesto. Están orgullosas de su activismo, incluso cuando es impopular.

 
Pensándolo bien, salir con una feminista suena absolutamente genial. De ahora en adelante, solo saldré con feministas.

Imágenes: Taza Male Tears, camiseta Feminist as Fuck

SOBRE LA AUTORA
stephSteph
Steph es una madre trabajadora con los dos niños más maravillosos del planeta. Viven una feliz vida secular en una pequeña ciudad del medio oeste americano. Cuando no está ocupada dirigiendo una ONG, a Steph le gusta hacer tartas, debatir en internet y hacer ejercicio. Steph se considera a sí misma una madre semi-sobreprotectora (del tipo que da el pecho, usa pañales de tela, colecho, pero confía en la ciencia, la evidencia y el sentido común para guiar su camino. Ha estado activamente involucrada con el movimiento por los derechos reproductivos de las mujeres por casi 20 años.
Puedes encontrar el post original en inglés AQUÍ
_____
Posts desde Skepchick es la sección en la que semanalmente traeremos traducido un interesante artículo publicado originalmente en alguno de los blogs de la Red Skepchick: Mad Art Lab, Teen Skepchick, Queereka, Skepchick.se, Skepchick.no, School of Doubt, Grounded Parents, Skeptability y, por supuesto, Skepchick.

Previous post

Vídeo de la semana: Bosques de moho

Next post

Fugaces: eclipse solar, Josefina Castellví y apretones de manos

Daniela

Daniela

Born and raised in Mexico City, Daniela has finally decided to abdicate her post as an armchair skeptic and start doing some skeptical activism. She is currently living in Spain after having lived in the US, Brazil and Italy. You can also find her blogging in Spanish at esceptica.org.

No Comment

Leave a reply