FeminismoPosts desde Skepchick

Posts desde Skepchick: No quiero ser especialmente feminista

Soy feminista, pero preferiría no serlo. No es que buscar la igualdad sea particularmente divertido, y la etiqueta feminista viene con muchos estigmas interesantes y divertidos que hacen que identificarse como tal sea desagradable. Me encantaría dejar de ser feminista, y andar despreocupada por un mundo que fuera amable con todos. Pero:

  1. Acoso callejero
  2. Que me den una charla condescendiente sobre por qué no me debería importar el punto 1
  3. Que me den una charla condescendiente sobre cómo no ser violada
  4. Vivir con miedo de que me asalten cuando voy sola de noche por los puntos 1 y 3
  5. Irritarme sobre estar condicionada socialmente para temer una violación cuando voy sola de noche, cuando es más probable que si alguna vez realmente sufro una agresión sexual sea por parte de alguien a quien conozco y en quien confío. Por descontado uno de mis problemas habituales es un mal análisis de riesgos
  6. Que me confundan con una contable en el trabajo (ahora mismo soy la única ingeniera a tiempo completo en plantilla)
  7. Que me den una charla condescendiente sobre mi campo hombres que no saben nada del tema
  8. Que me metan mano cuando voy sola a una fiesta
  9. Que me entren constantemente cuando estoy sola en lugares públicos
  10. Que me digan que tengo que ser maleducada si quiero evitar el punto 9
  11. Estar socialmente condicionada desde pequeña para no ser nunca maleducada en combinación con el punto 8
  12. Que me den una charla condescendiente sobre cómo, por ser mujer en un campo tecnológico, debería ser más asertiva cuando sé jodidamente bien que nadie dice nunca a los hombres que sean más educados
  13. Una preocupación ridícula acerca de cuándo será la primera vez que practique sexo en la variedad pene en vagina
  14. Como ejemplo del punto 13: en mi primera citología en la seguridad social, la practicante dándose cuenta de que aún no había tenido un amante y diciéndome cuánto le gustaban las vírgenes, y que le enseña a su hija de 14 años desagradables fotos de enfermedades de transmisión sexual a modo de “terapia para vírgenes”; y luego me enseña espéculos gigantes y me dice que usaría uno de esos si no fuera virgen. La citología más humillante y terrorífica del mundo
  15. Los camareros en los restaurantes siempre entregando la cuenta a mi novio cuando salimos, sin ni siquiera preguntar
  16. Los hombres diciendo que no puedo ser feminista si sonrío y digo “gracias” a los hombres que me abren la puerta
  17. Los hombres que se toman como un insulto personal el que no reconozca alborozada su maravillosa caballerosidad si me abren la puerta
  18. Crecer asumiendo que tendría que casarme y que el matrimonio debe querer decir jurar obedecer a algún hombre
  19. La gente que te da su apoyo sin realmente sentirlo en caso de otras quejas que responden a quejas sobre sexismo, con charlas condescendientes acerca de cómo no hay para tanto sobre un incidente en particular, y además el sexismo no existe en EEUU

O sea que soy feminista. Podría seguir, pero 19 es un número primo.

¿Vuestras razones en favor del feminismo, queridas?

Imagen de portada: María Callas como Medea.

SOBRE LA AUTORA

ElizabethElizabeth es una bailarina del vientre profesional, extraña informática y ex-voluntaria del Peace Corps. Vive en Georgia (el estado de EEUU, no el país) pero de alguna forma no es la combinación de estereotipos de Lo que el viento se llevó y Deliverance. Su blog personal es Coffeefied. Operafied. Fluffified. Beglittered.

Puedes encontrar el post original en inglés aquí.

—–

Posts desde Skepchick es la sección en la que semanalmente traeremos traducido un interesante artículo publicado originalmente en alguno de los blogs de la Red Skepchick: Mad Art Lab, Teen Skepchick, Queereka, Skepchick.se, Skepchick.no, School of Doubt, Grounded Parents, Skeptability y, por supuesto, Skepchick.

Previous post

Fugaces: Vacunas, abortos y semáforos

Next post

Fugaces: otra vez Don Juan, Alucinadas y aborto en Marruecos

bruno

bruno

Ex-superhéroe atropellado. Escéptico, nihilista, ingeniero naval. Pensativo, vivo sin vivir en mí, buscando respuestas en los posos de mis Crunchy Nuts.

No Comment

Leave a reply