FeminismoPosts desde Skepchick

Posts desde Skepchick: La mesa de la mujer chef

Al parecer todavía tenemos que hablar sobre el hecho de que las mujeres chefs sean mujeres, porque el hecho de que sean mujeres sigue siendo importante.

Hay una nueva serie artístico-documental producida por Netflix llamada “La mesa del chef” que pone el foco en esforzados chefs innovadores. Acabo de ver el episodio sobre el restaurante n/naka de Niki Nakayama (el único episodio que he visto hasta ahora), y tengo un montón de comentarios contundentes sobre lo que acabo de ver.

Imagen de www.n-naka.com

Imagen de www.n-naka.com

En primer lugar, vale la pena verlo aunque sea solo por lo artístico de su comida (y viniendo del director de Jiro Dreams of Sushi, no es ninguna sorpresa que la serie esté magníficamente rodada, editada y musicada). La atención hacia los clientes de n/naka es igualmente sorprendente: se lleva un registro de lo que cada cliente ha comido y disfrutado, y por lo que se ha sentido atraído, de manera que Nakayama puede proporcionarles una experiencia única cada vez (hay una escena destacada con una intensa conversación entre Nakayama y su ayudante de chef Carole, quien también es su pareja, sobre un menú especial, en la que se descubre durante su diálogo que el invitado en cuestión es un niño de ocho años). Sus expresiones culinarias son de extraordinaria belleza, y espero tener la oportunidad de probar un kaiseki como el suyo algún día.

Gran parte del episodio gira alrededor de lo duro que Nakayama ha trabajado para llegar a donde está ahora, incluyendo los desafíos a los que se ha enfrentado debido al sexismo en la industria (cocineros yéndose de una entrevista cuando se enteran de que ella es una mujer, un crítico que cambia la forma en que habla de su comida después de enterarse de lo mismo), en su cultura (chefs japoneses para los que trabajó y proveedores con los que trabaja que hablan despectivamente de ella, aunque al mismo tiempo la alaben), en su familia (sus padres que nunca tuvieron aspiraciones de que sus hijas hicieran carrera, su hermano mayor TODAVÍA incapaz de reconocer su éxito).

Imagen de www.n-naka.com

Imagen de www.n-naka.com

Nakayama habla de kuyashii, una palabra japonesa que describe esa sensación de cuando alguien te menosprecia y tú tienes que demostrar que está equivocado. Una y otra vez nos dice cómo este sentimiento ha sido una fuerza impulsora a lo largo de su carrera, siempre necesitando mostrar a los demás que podía tener éxito, y es esa tenacidad la que le ha llevado a donde está hoy. Pero alguien que no tuviera ese fuego, que respondiera de manera diferente a las expectativas de los demás, habría sido aplastada mucho antes. Con eso en mi cabeza, algunas partes del programa se hacían realmente difíciles de ver, y me dolía físicamente, sobre todo porque las dudas que ella combatió no tenían nada que ver con sus habilidades, sino solo con su aspecto y/o el hecho de ser mujer.

Al principio me sentí frustrada de que el único episodio de esta serie de seis episodios que tenía como protagonista a una chef (y persona de color, los otros cinco son todos hombres blancos) pasara tanto tiempo hablando sobre el tema del género. En ese sentido corre en paralelo con esas ponentes en conferencias de las que siempre, y solamente, se espera que hablen de lo que significa ser una mujer [rellena el espacio en blanco]. Pero en otros aspectos no sería realista entrar tan al detalle de una mujer en esta industria y no sacar el tema del género. A medida que el episodio se desarrollaba, me di cuenta de que no era Nakayama la persona que sacaba el tema o la que hacía de ello un problema, eran los demás. Y la historia sigue siendo muy personal: los retos específicos a los que se enfrenta y la forma en que los vence son exclusivos de ella, incluso aunque se trate de experiencias ampliamente compartidas por otras.

Imagen de www.n-naka.com

Imagen de www.n-naka.com

Por si sirve de algo, el director David Gelb dice en una entrevista a Los Angeles Times que se preguntó a otras mujeres chefs, pero que simplemente no estaban disponibles cuando se las necesitó para el rodaje; también reconoce el ratio desproporcionado entre chefs hombres y mujeres en el mundo. Y por lo que pude ver, cada episodio trata sobre un chef que es particularmente obsesivo y esforzado, y la negativa de Nakayama a fracasar y la necesidad de expresarse es algo más que una simple respuesta a las pobres expectativas de los demás. Pero no puedo dejar de sentir que “La mesa del chef” habría sido más útil a Niki Nakayama si no hubiera forzado su historia particular para sustituir a la de todas sus colegas femeninas igualmente únicas. Su género no es lo más interesante de ella, incluso aunque haya tenido un impacto innegable a la hora de dar forma a su carrera.

Imagen de www.n-naka.com

Imagen de www.n-naka.com

Imagen destacada recuperada de aquí: “En esta foto del miércoles, 15 de abril de 2015, la chef Niki Nakayama (a la izquierda), y la ayudante de chef Carole Lida trabajan emplatando su menú kaiseki, la práctica culinaria tradicional japonesa en el restaurante n/naka de Nakayama en Los Ángeles. Nakayama es una de los seis chefs que aparecen en la primera serie documental de cosecha propia de Netflix, “La mesa del chef”, que cuenta con algunos de los chefs más innovadores de hoy. (Foto AP / Damian Dovarganes) ”

SOBRE LA AUTORA
AnneSAnne Sauer es una atea con apetito por la ciencia, la buena comida y hacer conexiones entre ambas. Actualmente estudia un MBA en Administración Sostenible en la Presidio Graduate School de San Francisco. Sus comidas favoritas son el helado de dulce de leche salado y el pollo tikka masala. Puedes encontrarla en Twitter @aynsavoy.

Puedes encontrar el post original en inglés aquí.

—–

Posts desde Skepchick es la sección en la que semanalmente traeremos traducido un interesante artículo publicado originalmente en alguno de los blogs de la Red Skepchick: Mad Art Lab, Teen Skepchick, Queereka, Skepchick.se, Skepchick.no, School of Doubt, Grounded Parents, Skeptability y, por supuesto, Skepchick.

Previous post

Fugaces: Cosmética, dificultades para inmolarse y Feminist Mad Max

Next post

Vídeo de la semana: Ardilla voladora rusa

bruno

bruno

Ex-superhéroe atropellado. Escéptico, nihilista, ingeniero naval. Pensativo, vivo sin vivir en mí, buscando respuestas en los posos de mis Crunchy Nuts.

No Comment

Leave a reply