Biografías

Bios: Maria Goeppert-Mayer

 

Ganar el premio no fue ni la mitad de emocionante que hacer el trabajo en sí.

 

Maria Goeppert Meyer fue la segunda mujer en ganar un Premio Nobel en Física, después de Marie Curie. Sin embargo, no obtuvo una posición de profesora a tiempo completo con paga hasta los 53 años. Al ganar el premio, un periódico local anunció que “Una madre de San Diego gana el Premio Nobel”.

 

Maria Göppert nació en Kattowitz, Alemania (ahora Katowice, Polonia) en 1906. Hija única de Maria y Friedrich Göppert, Maria siempre quiso dedicarse a la academia. Su padre era profesor de pediatría, la sexta generación de académicos universitarios de la familia, y Maria siempre estuvo decidida a continuar esta tradición.

Cuando Maria tenía 4 años, Friedrich obtuvo trabajo de profesor en la universidad de Göttingen y la familia se mudó a esa ciudad. Esto resultó determinante en la vida de Maria, ya que en esa ciudad se estaba realizando importantes avances en física y mecánica cuántica. Entre los amigos de la familia se encontraban Niels Bohr y Max Born, quien más tarde sería su profesor.

En 1921 entró a un colegio privado manejado por sufragistas, el único de la zona que preparaba a chicas interesadas en entrar a la universidad. Sin embargo, el colegio cerró por quiebra antes de que ella pudiera cursar su último año escolar. De cualquier forma, hizo el examen de acceso a la universidad y en 1924 entró a la Universidad de Gottingen a estudiar matemáticas.

mayerTras ir a un seminario sobre mecánica cuántica de Max Born, Maria se interesó más por la física que por la matemática y eligió hacer su doctorado en esta disciplina. En su tesis doctoral calculó la probabilidad de que un electrón orbitando el núcleo de un átomo emitiera dos fotones de luz al saltar a una órbita más cercana al núcleo. Sus examinadores fueron Max Born, James Franck y Aldolf Windaus, todos futuros premio Nobel. En 1961, tras la invención del rayo láser, fue posible confirmar sus cálculos de forma experimental.

En 1930, el mismo año en el que obtuvo el doctorado, Maria Göppert se casó con Joseph Mayer, un químico americano que, mientras trabajaba como asistente de James Franck, se hospedó en casa de los Göppert. La jóven pareja se mudó a Estados Unidos, donde Mayer había obtenido una plaza de profesor asociado en la universidad de Johns Hopkins. Maria Göppert cambió su nombre a Maria Goeppert-Mayer.

Las reglas contra el nepotismo eran muy estrictas en Johns Hopkins, lo que impidió que la contrataran mientras su marido fuera profesor. Sin embargo, le dieron una oficina y le permitieron trabajar sin salario (algunas fuentes dicen que recibió alguna paga simbólica) en el departamento de física de la universidad. Durante los veranos volvía a Alemania a trabajar con Born pero, tras la llegada del partido nazi al poder, Born y Franck perdieron el trabajo y Goeppert-Mayer se involucró en la ayuda a refugiados. Durante sus años en Johns Hopkins, Goeppert-Mayer publicó 10 artículos, un libro de texto y tuvo a su hija, Maria Ann.

En 1938, estando Maria embarazada de su segundo hijo, Joseph fue despedido de Johns Hopkins. Joseph atribuyó este despido a que el decano de ciencias físicas odiaba a las mujeres y no quería tener a Maria en su laboratorio. El físico Karl Herzfeld, con quien Maria trabajaba, suscribió esta teoría y agregó que a algunos dentro de la universidad no les gustaba que hubiera tantos alemanes dentro de la institución.

Ebbe Curtis Hoff, Madeline P. Grant, Henry K. Miller, Jr., Maria G. Mayer, Mary Ann Allen, in 1943 Yearbook

Ebbe Curtis Hoff, Madeline P. Grant, Henry K. Miller, Jr., Maria G. Mayer, Mary Ann Allen, in 1943 Yearbook

Joseph Mayer obtuvo trabajo en la universidad de Columbia, donde nuevamente dieron a Maria trabajo y oficina sin compensación económica. Ahí trabajó e hizo amistad con Harold Urey y Enrico Fermi. Bajo Urey, Goeppert-Mayer trabajó en la separación de isótopos de uranio. Entre 1941 y 1945 dio clases de ciencia a tiempo parcial en la universidad Sarah Lawrence, entonces exclusivamente femenina. Este fue su primer trabajo profesional pagado.

En 1942 comenzó a trabajar en el Proyecto Manhattan con Urey y más tarde con Edward Teller, en sus intentos de desarrollar armas termonucleares. A principios de 1945, su marido fue enviado a la guerra en el pacífico y Maria decidió dejar a sus hijos en Nueva York para ir a abajar con Teller al Laboratorio Nacional de Los Alamos. La separación fue breve y, ambos volvieron a Nueva York con sus hijos en julio del mismo año.

En 1946 Joseph consiguió una posición de profesor en la universidad de Chicago, y Maria fue nuevamente aceptada como trabajadora voluntaria, esta vez como profesora asociada de física. Al poco tiempo, sin embargo, se fundó el Laboratorio Nacional Argonne, donde ofrecieron a Maria una posición a tiempo parcial de física senior en la división de física teórica. Este fue su primer trabajo pagado que correspondía a su nivel académico, aunque fuera a tiempo parcial.

Maria no tenía experiencia en física nuclear, pero pronto se puso al día. Trabajando con Edward Teller en un proyecto para determinar el origen de los elementos, se dieron cuenta que los núcleos con 2, 8, 20, 28, 50, 82 o 126 protones o neutrones eran particularmente estables. A estos números se les denominó “números mágicos”.

(… y para no malinterpretar la ciencia, cito a The Science Watcher)

“Esto le llevó a formular un modelo nuclear en capas, semejante al modelo de electrones en capas alrededor del núcleo. En el modelo electrónico, al ir llenándose las capas se va estabilizando la capa electrónica y exactamente en lo mismo se basaba el modelo nuclear.

En este modelo cada nucleón (protón o neutrón) se movía en una posición condicionada por la interacción con el resto de partículas del núcleo y cada capa estaría a un nivel energético superior. Goeppert-Mayer, que tenía poca formación en física nuclear, había encontrado varias pruebas experimentales que apoyaban su modelo pero aún no había encontrado una explicación teórica. Y no la encontró hasta que otro grande, Enrico Fermi, le preguntó sobre la posibilidad de un emparejamiento de spines entre las partículas del núcleo. Y se hizo la luz, y fue capaz de encontrar los niveles energéticos y los números mágicos.”

Fermi y Goppert-Mayer

Fermi y Goppert-Mayer

Goeppert-Mayer publicó sus pruebas experimentales del modelo de capas en la revista Physical Review en 1948, pero al enviar su siguiente artículo sobre la explicación teórica, supo que otros científicos alemanes, Hans Jensen, Otto Haxel y Hans Suess, habían llegado de forma independiente a la misma conclusión. Maria pidió a la revista que retrasara la publicación de su artículo para que fuera publicado en el mismo número que el artículo de Jensen, et.al., pero terminaron publicando el artículo de Goppert-Mayer en el siguiente número, en junio de 1949.

Goeppert-Mayer y Jensen, quienes no se conocían previamente, acabaron siendo amigos y colaborando en un libro sobre la estructura de capas nuclear. En 1963, Goeppert-Mayer y Jensen recibieron el Premio Nobel de Física “por sus descubrimientos relacionados con la estructura nuclear de capas”, junto con Eugene Paul Wigner, “por sus contribuciones a las teorías del núcleo atómico y de las partículas elementales y, en particular, el descubrimiento y aplicación de estas mediante los principios fundamentales de simetría.

En 1960, Maria y Joseph se habían ido a vivir a San Diego, donde ambos fueron profesores de tiempo completo en la Universidad de California de esa ciudad. Al anunciarse el Nobel de Goppert-Mayer, el periódico local publicó el siguiente titular: “Una madre de San Diego gana el Premio Nobel”.

María Goppert-Mayer murió en San Diego en 1972.

En la ceremonia del Nobel con el rey de Suecia

En la ceremonia del Nobel con el rey de Suecia

Fuentes:
http://www.aps.org/publications/apsnews/200808/physicshistory.cfm
http://www.famousscientists.org/maria-goeppert-mayer/
http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/physics/laureates/1963/mayer-bio.html
https://en.wikipedia.org/wiki/Maria_Goeppert-Mayer#CITEREFDash1973
http://www.sdsc.edu/ScienceWomen/mayer.html
http://thesciencewatcher.blogspot.com.es/2013/06/los-numeros-magicos-y-la-isla-de-la.html

Imagines:

http://archives.slc.edu/exhibits/maria-goeppert-mayer-exhibit/#slide5

http://lincolnphysics.blogspot.com.es/2015/01/maria-goeppert-mayer-nobel-prize-winner.html

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Maria_Goeppert-Mayer_%283321963421%29.jpg

 

Previous post

Fugaces: mujeres con diversidad funcional, On The Roofs y la Asociación Trans Cuirgénero Estatal

Next post

TBT: Los Productos Naturales, ¡vaya timo!

Daniela

Daniela

Born and raised in Mexico City, Daniela has finally decided to abdicate her post as an armchair skeptic and start doing some skeptical activism. She is currently living in Spain after having lived in the US, Brazil and Italy. You can also find her blogging in Spanish at esceptica.org.

No Comment

Leave a reply