Cosas que te van a interesarFugaces

Fugaces: Dorothy Levitt, Papusza y la guerra contra las mujeres

“Por suerte las niñas no estaban solas, por suerte era un juego y no viajaban solas por el mundo, su madre estaba allí. Y su madre vino, llamó pedazo de mierda al tipo, le hizo levantarse de allí y el hombre se cambió de vagón mientras emitía balbuceos cargados de razón. La madre creyó entender entre esas arrastradas palabras: histérica, enferma, confudida, me gustan los niños, sólo charlar.”

Patricianuro en “Trenes”.

 

 

 

 

 

 

Imagen de cabecera: el tour virtual por el museo no da como para subirse a un esqueleto de dinosaurio, pero mejor, así no rompemos nada.

Previous post

Posts desde Skepchick: Las vacunas son una opción - Hay una buena opción y una mala opción

Next post

Bio: Frances Kelsey y la talidomida

sovcolor

sovcolor

Tan escéptica que no me lo puedo creer.

No Comment

Leave a reply