EscepticismoMedicina alternativa

Introducción a las pseudociencias: Agua de mar ¿Remedio infalible?

Hoy voy a empezar mi primer post de introducción a las pseudociencias hablando de la moda de beber o incluso inyectarse agua de mar como sustitutivo de transfusiones sanguíneas.

 

El “responsable” de esta idea es Réne Quinton (1867-1925), fisiólogo francés que consideraba que el agua de mar presenta propiedades curativas llegando a usar un suero de agua salada diluida con agua destilada tanto por vía oral como intravenosa para curar enfermedades de todo tipo: deshidrataciones, hemorragias, cólera… Llegando a publicar los resultados de sus numerosos experimentos:

http://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k746094

 

 

 

Y si el agua de mar es la panacea de la medicina (barata, fácil de conseguir, sin efectos secundarios, etc.) ¿Por qué no se usa?

Pues bien si os metéis en páginas que apoyan esta práctica os encontrareis, además de como se debe beber sin morir en el intento (esta frase es literal) pues los mismo argumentos de siempre: que si no interesa curar solo cronificar, que las farmacéuticas son malas malísimas y no dejan salir a la luz las pruebas, y un largo etc. Aquí os dejo algunos enlaces:

https://elaguademar.wordpress.com/2012/10/21/como-beber-la-saludable-agua-de-mar/

https://joseppamies.wordpress.com/2010/08/10/como-beber-agua-de-mar-sin-morir-en-el-intento/

https://www.youtube.com/watch?v=SCdk82bxRtM

A día de hoy se ha montado un negocio alrededor del “Suero Quinton” con la creación de dispensarios marinos y la venta de sus productos a precios completamente desorbitados, como por ejemplo la empresa Plasma Quinton. http://www.plasmaquinton.com/en/homepage

¿Por qué no podemos beber agua de mar o utilizarla para realizar transfusiones sanguíneas?

Podemos tomar pequeñas dosis de agua de mar (como por ejemplo cuando estás en la playa y una ola te pilla con la boca abierta), sin consecuencia alguna más que el sabor salado y las ganas de beber, gracias a la homeostasis (Interacción entre los distintos procesos reguladores del cuerpo  que responden frente a cambios modificando el punto de equilibrio dentro de unos límites estrechos compatibles con el mantenimiento de la vida).

Pues bien el agua de mar presenta una concentración de sales minerales disueltas de un 3,5% frente al 0,9%  de la sangre. Con lo cual el agua de mar es una solución hipertónica que provocaría de la deshidratación de las células sanguíneas para intentar equilibrar la concentración llegando así a una solución isotónica.

 

 

Glóbulos rojos en soluciones de distintas concentraciones de sales.

 

 

Cuando ingerimos una cantidad por encima de los limites a los que nuestro cuerpo puede hacer frente el riñón no va a ser capaz de eliminar la suficiente cantidad de cloruro sódico mediante la orina con lo cual además de la deshidratación celular este aumento en la concentración de cloruro sódico interferiría en la conducción del impulso eléctrico pudiendo llegar a causar una parada cardíaca y la muerte.

Para terminar los  “pro agua marina” dicen que al usar esta en vez de transfusiones sanguíneas estimula a nivel medular la formación de glóbulos rojos, leucocitos, etc. pero no especifican mediante que mecanismo consigue hacerlo (misterios de las pseudociencias) y nombran un estudio realizado en la Universidad de Laguna en España en los años 70 en el que tampoco se concreta nada de nada.

http://dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=1816

Si alguien conoce algún artículo sobre este mecanismo, por favor pasádmelo. Mientras tanto si me tienen que hacer una transfusión, que sea sangre.

 

Previous post

Fugaces: educación, empatía, chocolate y culpabilidad canina

Next post

TBT: La vie en rose

nuskis

nuskis

Farmacéutica y Biotecnóloga.... Suena a villana de película, pero no.

No Comment

Leave a reply