Cosas que te van a interesarFugaces

Fugaces: este 8 de marzo quiero ilustrar la pirámide de la violencia sexual

“Te serví un paquete hace unos días y además de repartir paquetes doy masajes relajantes a domicilio y era para ofrecerte mis servicios por si estabas interesada.”

— Un repartidor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Un silbidito por la calle, es poco. Un azote en el culo es un poco más, pero si estás en una discoteca, tampoco es tanto. Si tu jefe te invita a cenar, es raro, pero tampoco es que vaya a matarte, deja el trabajo y ya está. Pues no, traigo noticias: el acoso sexual es violencia. El acoso callejero, los insultos en una discoteca, ese jefe que te ofrece ir a un hotel al salir de la oficina, un desconocido que roba tu número de teléfono para enviarte mensajes: todo forma parte de lo mismo. Todo forma parte de una violencia estructural contra las mujeres que, en el peor de los casos, acaba en muerte: ¿Cómo se vive la violencia contra la mujer?

 

 

Extra: Si crees que también debería celebrarse el Día del Hombre, te voy a dar la razón, tienes mucho de lo que quejarte y muchos derechos por conquistar aún: 19 situaciones que prueban lo difícil que es ser hombre, blanco y hetero.

 

Imagen de cabecera: There’s no place like feminism.

Previous post

Bios: Alice Hamilton

Next post

INTRODUCCIÓN A LAS PSEUDOCIENCIAS: FITOTERAPIA ¿SON REALMENTE INOCUAS LAS PLANTAS?

sovcolor

sovcolor

Tan escéptica que no me lo puedo creer.

No Comment

Leave a reply