Anti-cienciaPosts desde SkepchickSalud

Posts desde Skepchick: ¿Hace daño el WiFi?

Apoya más videos como este en http://patreon.com/rebecca
Transcripción (más o menos):

Recientemente, la revista científica Reviews on Environmental Health publicó unas directrices para el diagnóstico y el tratamiento de la sensibilidad electromagnética, un trastorno por el cual las personas experimentan una amplia gama de efectos secundarios cuando se expone a las señales de internet inalámbrico o teléfonos móviles. Este era un informe muy necesario teniendo en cuenta que entre cero y cero personas experimentan sensibilidad electromagnética todos los días. A veces este número puede llegar hasta … cero.

Hay mucho escepticismo sobre los supuestos peligros del WiFi, por varias razones. La primera de ellas es que todos los estudios a gran escala, con revisión por pares, examinando los supuestos efectos negativos de los campos de radiofrecuencia en la salud humana no han mostrado absolutamente ninguna conexión. Algunos estudios han sugerido que los usuarios de los teléfonos móviles a largo plazo pueden tener un mayor riesgo de cáncer de cerebro, pero la evidencia es débil y apenas mayor que lo que uno esperaría encontrar por pura casualidad. A medida que el uso del teléfono móvil ha crecido exponencialmente en las últimas décadas, el número de casos de cáncer de cerebro no ha igualado ese crecimiento.

Todo esto no ha impedido a gente alegar que los teléfonos móviles y las señales de WiFi les causan mareos, náuseas, apatía o superpoderes como los del increíble Hulk. Espera, espera … que eso era la radiación gamma, no los campos de radiofrecuencia no ionizantes.

Así podrías pensar que una revista científica aprovecharía la oportunidad de hablar acerca de cómo tratar esta supuesta enfermedad en términos de que lo más probable es que sea un problema psicológico, no un peligro ambiental real. Pero no, Reviews on Environmental Health afirmó que “hay pruebas sólidas de que la exposición a largo plazo a ciertas exposiciones de campos electromagnéticos es un factor de riesgo para enfermedades, como ciertos tipos de cáncer, Alzheimer y la infertilidad masculina” y recomendó que el WiFi sea retirado de lugares públicos como escuelas, hospitales y bibliotecas.

No sólo no obtienen ni o citan ninguna nueva evidencia convincente de esta recomendación, sino que el artículo ya ha sido retractado, no por ser completamente frívolo, sino por ser un plagio de un informe anterior que ya había sido ampliamente desacreditado.

El BioInitiative Report de 2012 era una mezcolanza de tonterías de docenas de colaboradores diferentes, no todos ellos científicos. Asumía que cualquier estudio que mostrara algún efecto de los campos electromagnéticos, sin importar cuán pequeño o qué tan mala fuera la calidad del estudio, se debe utilizar para establecer directrices. Por ejemplo, se hace referencia a un estudio del año 2000 que encontró que la RF podría causar que unos pequeños gusanos produjeran proteínas de “choque térmico”, a pesar de que el estudio se retractó unos años más tarde debido a que no había controlado por el aumento de la temperatura producida por la RF.

Entonces, ¿cómo es que este nuevo informe pasó la revisión por pares de Reviews on Environmental Health cuando era un artículo tan fuertemente plagiado de una sarta de tonterías? ¡No lo hizo! Reviews on Environmental Health admitió que no se molestó en pasar este nuevo informe por revisión por pares. ¡Cha-chán!

En resumen, probablemente no hay peligro en el uso de teléfonos móviles o WiFi, pero hay mucho peligro en confiar ciegamente ciertas revistas científicas.

 

SOBRE LA AUTORA
Rebecca2Rebecca lidera un grupo de mujeres escépticas activistas en Skepchick.org. Ella viaja por todo el mundo dando charlas entretenidas sobre ciencia, ateísmo, feminismo y escepticismo. En la actualidad existe un asteroide que orbita el sol con su nombre. Puedes seguir cada uno de sus movimientos en Twitter: @rebeccawatson
Puedes encontrar el post original en inglés AQUÍ.
—–

Posts desde Skepchick es la sección en la que semanalmente traeremos traducido un interesante artículo publicado originalmente en alguno de los blogs de la Red Skepchick: Mad Art Lab, Teen Skepchick, Queereka, Skepchick.se, Skepchick.no,School of Doubt, Grounded Parents, Skeptability y, por supuesto, Skepchick.

Previous post

Posts desde Skepchick: ¿Te puede hacer enfermar el Wi-Fi?

Next post

Fugaces: dos pelis, ¡Hazme el paro! y la ciencia de los pedos

Daniela

Daniela

Born and raised in Mexico City, Daniela has finally decided to abdicate her post as an armchair skeptic and start doing some skeptical activism. She is currently living in Spain after having lived in the US, Brazil and Italy. You can also find her blogging in Spanish at esceptica.org.

No Comment

Leave a reply